Tipos de amigos que puedes hacer en un festival

Terminas un festival y te viene toda la bajona. Pero toda, muy grande. Tan grande que ni una pizza del Domino´s puede ahogar tus penas. Ni medio kilo de Ben & Jerry´s parará la morriña que hay en ti. Tienes la serotonina por los suelos y ellos tienen parte de culpa de ello, TUS AMIGOS DE FESTIVAL. 

Es necesario que sepamos diferencias entre los colegas que jamás irán a un festi contigo, los que te acompañan siempre y los que haces en el propio festival. Hoy vamos a hablar de los terceros. Os contaré como he vivido en mi propia piel esa promesa de amigos forever, después de algunos festis. 

 

Amigos de botellón, «Parking Friends»

Puedes encontrártelos justo cuando aparcas el coche, cuando ya llevas media hora plantando el cuartelillo o en mitad de la noche. Seguro que alguno de vosotros empieza con las peticiones. «¿Tienes hielo? ¿Os sobra un vaso? ¿Tus colegas llevan? ¿Eso es una garrafa de vodka caramelo? ¿Lleváis un tupper con croquetas?».

Y es que los parking friends suelen surgir a la raíz de «por el interés, te quiero, Andrés». Pero después te sientes como un vecino de toda la vida, ojo, que igual los amas, o igual los odias.

Tú entras a ver los conciertos, haces cola en los baños, sigues dándolo todo en la carpa… Pero cuando sales, ellos siguen ahí. Se han empadronado en su Seat Ibiza y nadie los moverá de los aledaños al parking. Serán los nuevos protas de tu Equipo de Investigación, y quién sabe si os haréis la foto de rigor y la subirás a Facebook. Estarán también cuando llegues a las 6 de la mañana y, por motivos que no contaré, te caigas al suelo y te reboces como una croqueta por culpa de un tal Aurelio. Además, como eres responsable y te mueves en taxi, vuestros coches estarán juntos todo el festival, ¡TAN BONITO!

 

Los groupis por excelencia

Ellos se saben los temas mejores que Pucho. Alguno afirmará haber vivido los inicio de la banda y te asegura que han salido de fiesta. Se saben los bises de memoria y seguramente canten por encima de todo el mundo, como las señoras que van a la misa de las cinco. Algunos querrán matarlos, pero tú, que eres todo love, acabarás por simpatizar con ellos.

Lloran a moco tendido en su canción favorita y gritan, qué sé yo, «¡Valiente, te quiero!». Son intensos como ellos solos, eso sólo puede alejarte o unirte definitivamente a ellos. Sin darte cuenta, estás recordando el primer concierto de Standstill al que fuiste y, vaya, también fue el primero de tu nuevo mejor amigo.

 

Tu camarero staff favorito, un amigo necesario

Decimos staff porque puede ser desde un portero, un camarero o nunca se sabe, el propio Gabi Ruiz. Hacerte amigos que te faciliten cualquier tipo de logística mola, porque en los festivales a veces las cosas te tocan un poco los cojones.

Entonces, tú llegas a la barra, le echas una mirada furtiva (el nivel de furtivismo depende de la noche) y él (o ella, ella también puede ser) se salta la cola de sedientos y te sirve a ti esa cerveza. Todos te odian, pero tú te sientes especial entre los asistentes, te ha elegido a ti como su nuevo amigo. Consérvalo, que igual el año que viene es jefe de barra. 

 

Tu nuevo novio; os vais a casar, pero él todavía no lo sabe

No es la primera ni la última vez que lo digo. En los festivales (sobre todo en el PS) se ofician más bodas por metro cuadrado que en todo el año en total. Todo el mundo quiere quererse, y no sabes si detrás de la puerta de que Poliklyn puede estar tu nuevo amor.

Puede que le pidas fuego, que se acerque a ti con una foto de Instagram y te pregunte: «¿Oye, eres tú la de esta foto?». Entonces ya está, ahora además de un amigo, tienes un nuevo amor. Puede que acabes dándote la mano, haciéndolo ojitos mientras suena CHVRCHES o compartiendo taxi de camino al after.

No penséis por encima de vuestras posibilidades, que no he hablado de sexo. Esto es mucho más filosófico, más platónico; es algo que se te queda ahí dentro. Cuando termina el festival, no sabes qué será de ti, pero como le dijiste anoche, «si he pasado todo este tiempo sin ti, seré fuerte». La intensidad, siempre por bandera. 

 

Los ex-enemigos

No, no estoy hablando de un ex como tal. Estoy refiriéndome a los ex-enemigos. Con la noche y la graduación de los refrescos, igual alguien tiene malentendidos con otro alguien. Tú, que a veces lo sabes todo, defiendes tus ideas como si fueran la Teoría de la Relatividad. 

Puede que acabes discutiendo con un desconocido o incluso con tus propios amigas, ellas que solo querían defenderte a capa y espada. Pues aunque parezca muy tróspido, que lo es, quizás acabas siendo BFF de ese con el que casi te lías a guantazos. ¿Qué es lo más bonito de discutir? Pues reconciliarse, porque discutir no tiene NADA de bonito.

Ahora te mandas DM´s de Instagram con tu nuevo mejor amigo. Estás deseando que llegue el próximo festival para recordar ese momento en el que fuisteis enemigos por unos minutos.

 

Airnbn es la nueva ONU de la amistad

¿Eres de los que pillan hotel siempre?  Entonces no entenderás lo bonito que es tener una nueva casa. Porque tú, cuando vuelves del after, vuelves A CASA. Eso ya lo aprendiste cuando te tocaba dormir en los campings, tu casa está donde te lleves las bragas. Ahora con el tema Airbnb hay muchas ofertas varias. 

Puede que te toque una casa desastrosa, con gente que igual no aparece por ella. Y luego esta lo que nos pasó a mis amigos y a mí en el WAM del finde pasado. Te toca un Airbnb de unos murcianos que son más majos que las pesetas. Compartes espacio y todo lo tuyo es suyo. Al revés también, ojo. De repente, alguien se está haciendo chorizos en la cocina, y la cerveza del congelador es de todos.

Les has dejado la casa hecha un pequeño desastre… Se han encontrado tus calcetines debajo del colchón, un pendiente que nadie sabe de quién es, ahora tienen para llenar un contenedor de reciclaje… Sea como sea, ahora sabesque tienes una casa en Murcia, y ellos allá donde estés (y te lleves las bragas).

 

Como conclusión definitiva, el amor por esos colegas que puede que duren minutos o años puede medirse. ¿Habéis creado un nuevo grupo de WhatsApp? ¿Le habéis puesto un nombre que solo vosotros entendéis? ¿Estáis #ToELRato recordando que guay ha sido el finde? Pues sí, querido, tienes unos nuevos mejores amigos. 

Desmontamos las leyendas urbanas musicales más inverosímiles

Leyendas urbanas de ayer y hoy. Si hay algo que se le da bien a cualquier hijo de vecino, es hablar por los codos. Las noticias falsas a veces venden más que las reales, por el simple hecho de ser como algunos quieren.

Cuanto más sensacionalistas y descabelladas mejor, ¡todo muy locote! Pero, vaya, tenemos que admitir que mucho de los grandes artistas destacaban por ser «raritos», así que cualquier parecido con la realidad puede serlo, aunque no en los siguientes casos.

Hoy me salgo un poco de la rama indie para irme al famoseo, lo que todos conocemos. Apuesto mi abono del Primavera Sound que conoceréis casi todas las historias. ¿Y si os la cuelo y creo una nueva leyenda urbana? ¿Seréis capaces de encontrarla entre tanta mentira difundida?


No estaban muertos; estaban de parranda

Creo que, sin duda, las leyendas urbanas más extendidas son los asesinatos a sangre fría. ¿Han matado alguna vez a vuestro cantante favorito? De verdad que entre mis conocido aún hay gente que piensa que Lorna, la del Papi Chulo, murió de sobredosis. Creo que a Jose, de Estopa, también lo han matado un par de veces sin miramiento. ¿Os acordáis de Porta? Éste, bueno, es menos conocido, pero a mi hermana casi le da un parraque cuando se extendió el bulo de su muerte. ¿Y el clon de Paul McCartney? Hay una canción desde el más allá… Y, claro, tú no sabes cómo alguien puede creerse eso, pero, oye, así sucede.


Ricky, el perro y la mermelada

Ésta es la leyenda urbana que más me gusta. Además es una de las que más rápido se extendió. Quiero recordaros que, para sumarle mérito, las redes sociales no existían por aquel entonces.

Todo sucedió supuestamente en el programa Sorpresa, SorpresaRicky Martin (un milagro de Dios Padre) iba a darle una sorpresa a una fan, escondiéndose en su armario. La chica, que tenía un perro que se llamaba Ricky, entró en tu habitación con bote de mermelada en mano. Se dice que se puso la mermelada en el parrús y después llamó a su perro para que lamiese. Todo torridísimo, inverosímil. ¿A quién no le contaron esta historia al día siguiente en el colegio? Desde aquí, quiero decirle a la persona que se inventó la historia; ERES MARAVILLA; ESPERO QUE TE HAYAS DEDICADO AL MARKETING. 


Marilyn Manson, ¿qué dices QUÉ?

Aún hay algunos que discuten sobre las distintas cosas que se han dicho sobre cantante. He de admitir que nunca ha sido santo de mi devoción, así que jamás me molesté demasiado en descubrir el pastel. De él se comentaba que se había extirpado las costillas flotantes para chuparse el calabacín, ¿esto era verdad o qué? Pero a eso no iba.

La leyenda urbana más conocida sobre el ex de la embrujada es otra. ¿Os acordáis de Aquellos Maravillosos Años? Ya sé que mucho se vosotros no superáis la veintena, así que quizás no os suena. Pues se extendió el rumor, obviamente FALSO, de que el cantante era el amigo del prota. Pues eso, mentira cochina.


El poder divino de la resurrección

¿Cuántas veces se ha divagado sobre si Elvis está en una isla pegándose la vida padre? ¿Nunca os han dicho que Lennon está vivo? Según algunos crazy fans, lo de Michael Jackson fue para huir de la prensa. Este tipo de bulos, al igual que el de matar a los vivos, hace algo menos de gracia. Pero esta claro que siempre estará ahí, que media España piensa que Jesús Gil está vivo… ¡Ya me salgo del amplio rango musical!


Me gustaría saber, a estas alturas del juego, ¿cuántos artistas tendrán muertes falsas? jalá la muerte de Bowie, Prince o Amy fueran una leyenda urbana. Ahora nuestro mejor método de contrastar los hechos es buscarlo en Twitter, pero, ojo, que por ahí también te la pueden colar.

Ahora nos queda esperar a la próxima maravilla del cotilleo falso, los bulos fantásticos que están por llegar… Ojalá una entre yo y Ryan Gosling, o no, bueno, Tom Hardy también me vale.

El indie tiene la culpa de mis expectativas en el amor (Vol. II)

Es un hecho que mis desgracias venden. El indie es mi síndrome de Estocolmo, definitivamente; él tiene la culpa de mis expectativas en el amor. Os suena esta historia, ¿verdad?

Os presento un volumen II de un cuento que se perfila interminable. ¿Por qué tropiezo siempre con la misma piedra si me la sé de memoria? Supongo que soy masoquista, que me gusta, que lo veo venir, pero me hago la loca.


Hace unos días me han ofrecido ser parte de una exposición de la que no quiero dar muchos datos. Yago, el creador de todo, va a escribir un libro sobre historias de amor, o de desamor. Expondrá objetos sobre esas historias, y las contará en el libro. Esto, muy a grandes rasgos, para resumir bastante. Espero que él no quiera matarme por simplificar tanto su obra maesta.

Pues, bueno, un vinilo de Stereophonics formará parte de este proyecto. Uno que yo le iba a regalar a una persona especial que, bueno, es como si nunca hubiera visto. Cada vez que suena Dakota es como si él estuviera apoyado en mi espalda. Tantos años que ya ni lo recuerdo.

A Stereophonics no he conseguido verlos todavía, es una de esas bandas que se me resisten. Siempre pasan por Madrid, y siempre a mí me pilla muy lejos. Tarde o temprano los veré, pero lo que me dicen las malas lenguas: acabaré decepcionada con su concierto. Nada, que lo comprobaré yo misma y ya os contaré la experiencia religiosa.


Hace poco que ando haciendo la imbécil en un asunto. La imbécil, como siempre. Un lío de esos de falda y pantalones que tanto me dan la vida. Dentro de poco estaré viviendo mi fin de semana favorito del año en el Primavera Sound. Es el imperdible del año, sin duda alguna, el fin de semana en el que se ofician más bodas por metro cuadrado.

El Fòrum se convierte en una capilla gigantesca, llena de música y amor, mucho amor. Yo suelo oficiar alguna de esas bodas y, cómo no, protagonizarlas. El chico en cuestión es el culpable de que mis playlist estén aumentado últimamente. Si además de encantarle la cerveza, tiene un gusto musical genial, ¿qué puedo hacer yo ante esto? A Retirada! me los ha descubierto él; la nuestra, quizás, sea mi primera boda programada del PS. Que si, que ya tengo 30 y tengo que asentar la cabeza.

Retirada! son uno de mis nuevos vicios, de ellos os hablaré más a fondo en otro post. Por ahora catadlo, suavecito y sin prisas; disfrutadlos bien fuerte.


Antes de seguir, espero que nadie se enfade conmigo. Voy a meter a Foo Fighters en el saco indie… ¡a la hoguera con ella! No seáis tiquismiquis, a lo largo del día se cometen muchas más atrocidades a nivel musical; si no, escuchad Los 40.

He de decir que mi vuelta de Barcelona a Elche fue jodida en algunos aspectos. A pesar de que encontré el trabajo que lo encarriló todo, en cuanto a salseo la cosa estaba complicada. Acostumbrada a una ciudad que veía y callaba (casi siempre), volví a otra muy distinta que proclamaba a los cuatro vientos lo que en ella sucedía. Con él fue algo distinto. Empezamos a hablar, supongo que por casualidad; así suelen sucederme las cosas. Sin darme cuenta estábamos viéndonos un par de veces por semana. Me escapaba unos 60km a en su dirección, pasábamos el tiempo que podíamos y volvía a casa con ganas de quedarnos junto toda la noche.

Antes de que todo se terminase, creo que por mi culpa, me grabó un CD para el coche. Una de las primeras canciones era Walk, de Foo Fighters. Cada vez que la escucho, cada vez, viene a mi cabeza la certeza de que metí la pata por completo. Dejando el drama sentimental, paso al drama festivalero. Eso de que los Foo estén programados para el jueves del Mad Cool, eso sí que es un drama. Me voy a quedar compuesta y sin concierto, ¡viva las responsabilidades!


Radiohead me recuerda a varios chicos por motivos muy algo diferentes. Una de las imágenes que me viene a la cabeza es bastante menos dramática que todo lo que os he narrado. Sucedió en un ático de Barcelona y es el motivo por el que una parte de mí adora a los italianos. Si suena 15 Stepsse me ríen los huesos, es una canción que evoca al sexo en mi vida, y hasta aquí puedo leer.

La parte más ñoña de todo esto se protagonizó una madrugrada de marzo. En esa época la corriente era la que empujaba a las casualidades. En esta historia no hubo amor, supongo que ahora lo hay, pero no de la manera que todos pensáis. Una de esas charlas que te abren los ojos y te hacen pasar página. Eso se encarga de recordarme No Surprises, de Radiohead.


Y, claro, no hace falta que os diga que la historia no se acaba aquí. Seguramente pueda hacer más entregas hablando sobre el indie y mis expectativas en el amor. Casi tantas como festivales de música hay en España. Bueno, tanto no, que algún día encontraré el true love. 

Mamá, ¡me voy al Festival de Les Arts!

Oye mamá, no se que será de mi en Junio, pero me voy al Festival de Les Arts. Mi madre la pobre ya está hasta los mismísimos de tanto festival. Pero claro, este es de esos que no puedes perderte. Y aquí estoy recordaros los motivos por los que el finde del 9 y 10 de junio estaremos en Valencia. Un año más, creando tradición.

Mi primer Festival de Les Arts fue un drama, acababan de romperme el corazón. El segundo fue un cúmulo de mil emociones. ¿Qué nos deparará esta tercera edición?


PLACE TO BE

¿En serio no se le había ocurrido a nadie? Aunque unos amen y otros odien a Calatrava, la Ciudad de las Artes y las Ciencias es preciosa. Esta ubicación para un festival, es sin duda uno de los grandes pros de Les Arts.

El encanto de las estructuras que envuelven al festival, pone ese «queseyo». Ese toque mágico que es tan dificil de conseguir en algunos recintos.


VALENCIA MOLA

Y es que yo soy una defensora de la capital del Turia. Valencia mola y eso lo sabemos todos. Empezar con un vermut en Ruzafa. Comerte unas bravas delicatessen en el Bermúdez, postre en el Dulce de Leche. Ir a la previa del jueves en La Rambleta. Disfrutar del festival, seguir en los locales de Valencia. Quemar Play, La3 o Picadilly. Abrir el día en la puerta del Brillante entre conversaciones filosóficas.

Si sabéis de que hablo, me daréis la razón. Si no os suena lo que os cuento, tenéis que vivirlo en vuestra propia carne pecadora.


THE NEW RAEMON & MC ENROE

No se seré yo la que se pierda el concierto de Ramón y Ricardo. No me importan ni las horas intempestivas, ni el «mal de cap». Este último trabajo fusión de ambos artistas me hace quererlos mucho más. Raro es que no haya rayado el vinilo de escucharlo tantas veces.

Es curioso como un trabajo que esperaba con bastantes diferencias me haya sorprendido tanto. El muro que imaginaba a nivel musical es inesxistente. Disco como homogéneo, como si ambos artistas llevasen años trabajando en el. No me quedo con ninguno, me quedo con los dos. Es como elegir entre mamá y papá, acabaría en tragedia.


JAKE BUGG

Las veces que he visto a Jake Bugg en directo han sido tan felices para mi. En serio, no exagero. De verdad que no me lo suelo poner en casa. De hecho no era santo de mi devoción. Puede que haya sido alineación de planetas. Seguramente es que el chico sabe lo que se hace. Aunque el último disco del británico no me aprezca una maravilla, el espectáculo no me lo pierdo. Lo folk y country se repite correctamente. Sea como sea, el sello Bugg es auténtico.


WAS

Perderme a WAS en el Festival de Les Arts sería un MEC. MIs amigos nunca me lo perdonarían, me desterrarían, seguramente. Perderme a WAS no es una opción, es imposible. Creo adivinar que programarán a la banda en el cierre de alguna de las dos jordanas. ¿Cómo no hacerlo? La fiesta que llevan consigo la banda es el colofón perfecto a cualquier día lleno de músico. Juegos de luces que ayudan a sentir la noche valenciana dentro del pecho.

Los vizcainos han encontrado en este último un sonido todavía más suyo. Acertadamente premiados a principios de año en los Vicious Music Awards. Me queda deciros que quemaré zapatillas, no es un aviso.


Y si aún quieres venirte al Festival de Les Arts, es que no tienes claras muchas cosas en la vida.

Estoy segura que desde la organización nos traerán nuevas noticias. Además de nombres que sumarse al cartel, jugarán con sus programaciones previas. Aciertos agridulces, ya que muchos no podemos dejar las responsabilidades para estar el jueves tempranito en Valencia.

Podéis comprar vuestra entrada en su web. Nos ofrecen un abono general, el VIP y un «Oasis» en el que nos perderemos encantados el próximo junio.

Celebremos San Valentín con la BSO de una historia que no es de amor

Esto es una artículo de chico conoce a chica y su banda sonora original. Pero más vale que sepas de entrada que sí hablaré de amor. Si habéis visto 500 days of Summer, habréis entendido el chascarrillo. Que os haya hecho gracia o no ya no puedo asegurarlo.

Probablemente, lo que más me gusta en este mundo es hablar de música, de pelis y de sexo. El último punto del tridente hoy lo dejaré en segundo plano, creo.

Me apetece divagar sobre la BSO de esta película tan maravillosa. La he visto unas cuantas veces, y se que la veré otras tantas más. Por si no lo sabéis, tiene una selección genial de temas. Y, bueno, no hace falta que diga que esta BSO lleva la etiqueta de «indie». 


Regina Spektor

Tenemos razón doble de Regina en esta BSO. Sus temas Hero y Us forman parte de 500 días. Una es la encargada de abrir la historia, y la otra casi de cerrarla. Conocí la música de Regina Spektor gracias a mi amigo Borja. Acababa de empezar la universidad y era una puta esponja, me encantaba, me parece TAN VISCERAL. Aunque a pesar de tocarme el corazoncito, le perdí la pista algo rápido. Suerte que esta BSO me recordó su preciosa existencia.


Daryl Hall & John Oates

Entonces Tom Hansen se siente el puto rey del mundo y suena esta canción. Todo es maravilloso, la vida le sonríe y nada puede salir mal, hasta sucede. He de admitir que cada vez que la escucho me invade una energía positiva tremenda. Me encanta cuando la música puede borrarte las mierdas del día a día. A Daryl Hall y John Oates me los descubrió madre cuando era una cría con el pelo a tazón. Le debo tanto a mi madre en cuanto a lo musical.


Black Lips

Está entre los temas más moviditos de esta película. ¡Qué grandes estuvieron los Black Lips cuando los vi en Barcelona! A ver, no quiero tachar a Summer de loca, no sería justo. Yo siempre digo que la gente no quiere hasta que quiere. Las cosas no te van bien hasta que lo hacen. Y uno no se enamora nunca, hasta que se enamora. Aún así, es evidente me solidarizo con Tom, será porque siempre acabo in love de algunos Bad Kids.


The Smiths

Supongo que The Smiths es una de las bandas más importantes en esta historia. Parece que la chispa que enciende la mecha para que Tom se fije en Summer la encendió Morrisey. Cabe indicar que a Hansen tampoco le hace falta mucho para encontrar la casualidad de su vida. Ya sabemos que la personalidad del personaje que encarna Gordon-Levitt tiene tanto que ver con los artistas indies.

https://www.youtube.com/watch?v=LD2FEXm4noc


The Temper Trap

Me los he dejado para el final porque son mi ojito derecho en esta BSO. Sweet Disposition es de esas canciones que te abre en canal. Tiene el poder de entrar muy dentro de ti. Me atrevería a decir que, cuando la escuché por primera vez, fue casi reveladora. Recuerdo perfectamente aquel concierto en el FIB 2010. Estábamos en unas cómodas primeras filas, ¡quiero volver! En la película es la canción clave, esa que te hace creer que todo irá bien…


Ya sé que me he dejado algunos temas aparcados. De verdad, no tengo nada en contra de Feist. Debéis saber que si hablo de Simon & Garfunkel,  todo desembocaría en un drama… Y, bueno, lo mío con Carla Bruni es largo de contar, pero esa os juro que lo haré otro día. La historia de cómo me enamoré de un chico que se arrancaba botones de las camisas. Habéis acertado, lo nuestro tampoco terminó demasiado bien.

Los Guilty Pleasures de tus artistas indies; todos pecamos

Que los guilty pleasures existen es un hecho. Y todos los tenemos, desde Tom Hardy hasta Jota de Los Planetas. A ver, no he hablado con ninguno de ellos, aunque con Hardy me podría pasar horas comentando sobre temas musicales o la guerra fría si hace falta.

Este artículo será más movidito. Así no os hablaré yo sola de mi vida. Me he tomado la libertad de preguntarle a algunos amigos músicos y artistas (artistas son un rato grande) cuáles son sus guilty pleasures. La verdad que el resultado es una maravilla, todos escondemos algo. Y, bueno, a veces es algo, es un tema con videoclip bizarro y letra pegadiza.


Bearoid

El Canto del Loco – A Contracorriente

Vaya tabarra le di al pobre Dani cuando lo conocí en el PS13. Tan solo le pedía que me cantase Right Now una y otra vez. Bearoid está de enhorabuena, su vídeo Enemy está nomida a mejor clip en el Festival Cara-B. Además de molar bastante, Dani nos regala un Guilty Pleasure maravilloso. Porque yo también fui a un concierto de El Canto del Loco e hice cola durante horas. Además, Bearoid me ha dicho en petit comité que, cuando se viene arriba, toca este tema de ECDL con la guitarra.  ¿Cómo no lo voy a querer?


Bubby Sanchís, de Full

Camela – Sueño contigo

Seguimos fuerte. Fuerte y surrealista. Creo que Bubby (Full) me ha tomado el pelo. Voy a confiar en él. ¿Por qué no va a gustarle Camela? A un tío tan salao como a él le tiene que venir la gracia de algún sitio. Vosotros no sé, pero es que yo soy de un barrio entretenido, y los sábados por la mañana te ponen el Junco, Camela o Camarón de hilo musical. De estos últimos va a ser que no, pero en concierto de Full sí que podréis encontrarme. A tope con su gira y confirmando en festivales nacionales, NON STOP!


Luis Brea

Modern Talking – You’re My Heart, You’re My Soul

Aunque hayamos etiquetado este temazo de Modern Talking como un guilty pleasure, ya me ha dicho Luis que no le da ninguna vergüenza admitir que le gusta esta canción. Yo me he criado con Modern Talking y los casettes de mi madre y he salido muy normalita. Yo puedo predicar a los cuatro vientos que Luis Brea me flipa. Él debe de pensar que estoy un poco pirada, pero es que su música se me hace tan real. Celebrando que acaban de confirmarlo en el Sansan Festival y que también estaremos recibiendo todo su amor en el 11º Festival Vinilo Valencia. 


Bravo Fisher

Natalie Imbruglia – Torn

¿Nunca os he contado de cuando me enamoré de Bravo Fisher? Pues se ve que él hizo lo mismo unos años antes con Natalie Imbruglia. Gracias a Los 40 Principales y a un vídeo muy naive, igual he escuchado estás canciones tantas veces como visto capítulos de Los Simpson. Bueno, vale, igual me he pasado un poquito. Después de echarle un vistazo al look noventero de la Imbruglia, apuntad. Obligado escuchar el nuevo trabajo de Bravo Fisher; «SOLOS«. Investigad, que tiene muchos concis programados y seguro que os encanta.


Lander Zalakain, de Belako

Mariah Carey – Without You

Todavía no me lo creo. Me parece que estás es una de las respuestas que más me ha dejado en shock, BOOM. Bah, en realidad me encanta que una persona que puede tocar la batería tan tremendamente haya pensando en Mariah Carey para su guilty, ¡es lo más! A mí es que Mariah nunca me ha caído demasiado bien, con o sin playback, con o sin Luis Miguel. Todo lo contrario que me pasa con Belako, que cada día me flipan más. Eso sí, su canción «villancico» hace que en fiestas me posea el espíritu navideño como a la que más.


Vicente Illescas – Varry Brava

Spice Girls – Viva Forever

He de admitir que de él no me esperaba menos. Formar parte de Varry Brava te dota con espíritu canalla que muy pocos pueden lograr. Después de debatirse entre un par Vicente, Illi, como yo lo llamo, ha elegido Viva Forever, de las Spice. Casi me da un Stendhal cuando he visto el videoclip. En serio, no sé si podré dormir esta noche. ¿Qué tipo de fan eras de las Spice, Vicente? ¿Tú también hacías coreografías? Estoy segura de que sí y, probablemente, bailabas mejor que yo. Aprovechad, indies de buena mesa, Varry Brava están de gira y sus conciertos siempre son un PLEASURE, a secas .


Y hasta aquí puedo leer hoy. Si la cosa ha salido bien, este artículo tienes muchos shares y visitas… Entonces me marcaré las ediciones necesarias de guilty pleasures, pero, ojo, sólo por vosotros.

 

Alguien tenía que decirlo… ¡Que le fuck al Blue Monday!

Aunque pensemos lo contrario, no está todo inventando. Hace unos años surgió aquello del Blue Monday y a mí, personalmente, me la colaron. El día más triste del año, sin más. Cliff Arnall, profesor en el Centre for Lifelong Learnin de la Universidad de Cardiff quiso poner marca al lunes más triste ever. El estudio que debió de quedarse en un artículo de El Mundo Today se extendió. El invento se ha convertido en un nuevo movimiento en el que acabar gastándonos las perras y el aguinaldo navideño (si es que lo tenéis).

Para combatir esta patraña consumista, estoy aquí. He querido traer algunos momentos del mundo indie que fueron mucho más tristes. Pero, tranquilos, que además del drama que me caracteriza, también traigo armas musicales para combatir los llantos y las penas. 


Separaciones, c´est fini

Seguro que recordáis la separación o disolución (como se le llama ahora) de alguno de vuestros grupos prefes. ¿Hay mayor tristeza que el fin de Standstill? Ya os lo digo yo: NO. Por si fuera poco, algunos de sus fans fans suelen destacar por ser blanditos e intensos; sí, como yo. Pero a la pena imborrable de que el camino de Standstill termine, podemos darle la medicina que ellos mismos nos regalaron en su despedida. Estaría Muy Bien es, para los que amamos a la banda, el regalo perfecto para decir adiós, o hasta luego, que soñar sigue siendo gratis.



CANCELADO

Después, de manera más superficial, están las típicas cancelaciones de gira, de concierto, de cabeza de cartel en un festival. A veces por motivos de respeto, como Foo Fighters. Tras el atentado de Bataclán cancelaron sus conciertos en París y Barcelona. Otros por enfermedad de algún miembro de la banda o por falta de entradas vendidas (sí, es así). Algunos son menos sonados, pasan más desapercibidos, pero, claro, si el Primavera Sound descuelga de su cartel a Band of Horses puede darte un parraque más que momentáneo. La verdad es que no recuerdo ni el motivo… Sólo que, desde entonces, todavía no he podido verlos. Siempre me quedarán los vinilos, YouTube, incluso Spotify. 



Pérdidas, de las reales

Después está cuando se van de verdad. Cuando nos dejan con o sin previo aviso. Después de un 2016 que se ha llevado a tantas voces y genios, esperamos que 2017 no sea tan trágico este sentido. Nos queda el consuelo de que no se irán para siempre. Por muchos Blue Mondays que se nos acumulen, ellos no fallarán. Y si alguna de estas pérdidas me encogerá el pecho, aunque pase el tiempo, son las de Amy Winehouse y David Bowie. Memorables lágrimas en el closing del PS16 con Dj Coco en el escenario Rayban, y lágrimas futuras en el concierto que este 2017 dará Seu Jorge en el festival barcelonés. La banda sonora de «The Life Aquatic», en la cual se incluye Life on Mars

https://www.youtube.com/watch?v=N4d7Wp9kKjA



Ya no son lo que eran

Otra de esas que te duelen, aunque no tanto como las anteriores, es cuando tu banda favorita se vende, cuando simplemente cambio o cuando «ya no es lo que era«. Obviamente, el derecho a su transformación o no es de ellos mismos, eso faltaba. Pero seguro que alguna vez habéis sentido esa traición. Pongo la mano en el fuego a que no os ha molado nada. Como el eterno deseo con que The Killers vuelvan a tener un disco como «Hot Fuss», pero ni tú ni Brandon Flowers vais a volver a 2005, por ahora. Después está lo de Polock, y tus ganas porque no intenten sonar como Phoenix. Pero tú no vas a tomar sus decisiones, aunque ellos a veces pongan el ritmo a las tuyas.


Por estas y otras cosas más yo grito un QUE LE FUCK AL BLUE MONDAY. Demasiadas hecatombes protagonizamos a lo largo del año, para que a otra más le pongan fecha. NO olvides tu manual del buen indie pegado al pecho. En él, tan sólo puede existir un Blue Monday, y obviamente, sabéis de que hablo. Que seáis muy felices, lunes, martes o domingo de resaca.

Sexy Zebras: «Nos divierte dejar a la gente descolocada»

Sexy Zebras están recién llegados de México y tienen preparada una tremenda para este jueves 14 de diciembre en Madrid. Con las pilas muy cargadas y cerca de estrenar trabajo (esto será en 2017), han contestado a algunas preguntas de esta mujer, que allá por 2013 les robaba los setlist en los conciertos.

Se raparon todo el cuerpo (hasta donde yo conozco) para la promo de su disco «Hola, Somos los Putos Sexy Zebras», también han conquistado México y han estado en mi querido SXSW (Austin).

Tengo que decir que esta es ese tipo de entrevista que me hubiera encantado hacer cara a cara, entre cervezas… Pero las horas del día no me dan en esta vida, y Elche-Madrid es un pateo considerable.

La primera vez que os vi en directo fue en 2012, ¿qué es lo que más ha cambiado desde entonces? ¿Hay un antes y un después?

Joder… Ha llovido mucho, no hay un antes y un después, ¡hay muchos! Somos los mismos tres amigos, pero ahora somos hombres.

En el mundo de la música es inevitable, ¿cómo lleváis las comparaciones?

Antes nos frustraba mucho que la gente no nos entendiera y nos metiera en sacos raros, ¡ya nos da igual! Nos divierte dejar a la gente descolocada… Somos genuinos y es lo que hay.

Si tuvierais una varita mágica, ¿con quién os gustaría colaborar en un tema?

Con Taylor Swift (aquí es cuando me han pegado un vacile de los buenos por hacer preguntar absurdas. Yo es que a Taylor ni con un palo).

¿Qué es lo más bizarro que os pasado estando de gira?

Jajaja, muchas… Una de glamour; hace un tiempo coincidimos con Eva Longoria en el avión, hubo un cruce de miradas, hubo amor… Y otra de calle tocando en un mercado en México, había un yonki fumando en plata. Se levantó y nos pidió que le firmáramos en los vaqueros… También hubo amor, pero no le jodimos el vaquero.

¿Pensábais al inicio de 2016 que el año iba acabar tan bien?

Ni de coña.



A los que dicen que el rock «ya no es lo que era», ¿qué le contestariais?

Lo que pasa es que el rock que «ya no es lo que era» o no es rock o el que lo dice no tiene ni puta idea. El rock y las circunstancias cambian, pero hay algo inmutable en el rock, y nosotros tenemos de esa mierda, que vengan a verlo.

Pregunta topicazo, ¿influencias en Sexy Zebras?

Nuestra puta vida.

Desde hace un par de años el rock y garaje nacional parecen estar de moda, ¿ayuda o toca los cojones?

Ayuda, pero la moda es pasajera y cuando la gente hace las cosas por moda no hay verdad. Hay que saber donde está el límite y el público debería tener más criterio. Nosotros estamos fuera de todo eso, hacemos nuestra movida y punto.

Le habéis pillado el gustillo a México, ¿firmamos para una gira cada año?

En los últimos 12 meses hemos estado 4 veces… Allí la gente nos quiere mucho y nosotros amamos ese país, hay algo fuerte que nos une.

Las redes sociales, ¿pandemia humana o medio de comunicación importante?

Buff… El otro día hablábamos con un taxista en México, la conversación llevó a una gran revelación: sin comunicación entre las personas nos vamos a la mierda… Y las redes sociales, es triste, pero nos incomunican, sólo se hablan tonterías y se fingen más tonterías, nadie sabe cómo está nadie… La gente no habla, no se profundiza en nada.

Parece que el número de festivales suma y sigue, ¿alguno en el que tengáis ganas de formar parte del cartel?

Amamos todo festival si nos ponen a la hora que hay que ponernos… Nos hacen mucha ilusión los festivales internacionales, ¡a ver si este año caen más! Volver a Madrid en un gran festival también. No diremos nombres…

Por pedir, ¿qué le pedis al 2017? No vale decir que ya lo tenéis todo, mojaos.

Que siga el amor y la salud y MÁS MONEY PAPI, ¡que nos vuela de las manos!

Yo también pido amor, saludo, money y por supuesto, ¡MÁS SEXY ZEBRAS!

A todos los que os encontréis por la capi este jueves o queráis hacer un viaje que merezca la pena, como os he contado, estarán en el ciclo Escenario Eslava (Joy Eslava) junto a Kitai. Pillad las entradas y disfrutad de mi parte malditos.

Yo espero verlos en los mejores guateques y festivales nacionales. Pero como dicen ellos, a la hora buena, a esa en que el Jäger posee nuestros bellos cuerpos.

sezy-zebras

Tenemos que hablar, o la historia de un novio que jamás será indie

Tenemos que hablar, Toni. Llevo un tiempo pensando que creo que es necesario que pongamos algunas cartas sobre la mesa, y no voy de farol, la cosa va muy en serio.

Llevamos mucho tiempo juntos, y que han sido años maravillosos, aunque hay obviedades que no pueden esconderse más tiempo. Creo que hace falta que me remonte a los primeros meses juntos para que puedas entenderme con más claridad. Anda, siéntate si todavía estás leyéndome de pie.

¿Te acuerdas de aquel primer SOS 4.8 al que te llevé? Era tu primer festival, y no entendías cómo podía gastarme semejante dinero yendo de concierto en concierto. Aun así, aceptaste venirte conmigo, aunque, claro, te regalé la entrada. Tuve que llevarte a rastras a ver a Grupo de Expertos Solynieve. ¡Qué curioso! Ahora, cuando te llaman al móvil, suena Fandango a la Libertad



Nunca olvidaré aquella noche en la que descubrimos ese japo escondido en el Barrio Gótico. Mientras nos debatíamos entre la vida y la muerte con el picante, te contaba cómo me flipaba lo nuevo de The Strokes. Tú no sabías quiénes eran, y puse el grito en el cielo; creo que se enteró todo el restaurante. Fue necesario hacerte una pequeña introducción a esas bandas que siempre sonaban en mi cabeza. Hasta hace poco tu contraseña del MacBook era Casablanas, parece que fui una buena maestra. Después de todo, logré que los vieras en concierto; eso sí, esa entrada del Primavera Sound me la compraste tú a mí.



Siempre hemos sido un poco geeks de las series, repetir esos capítulos favoritos entre palomitas y litros de Ben & Jerry´s. Menuda sorpresa cuando me contaste que JÁMAS habías oído hablar de The O.C. y su maravillosa BSO. La Navidad en que hicimos la mayor maratón nunca contada me di cuenta… Nunca te lo he dicho, pero te vi llorando con la muerte de Marissa.  A los pocos días, misteriosamente, aparecieron en tu coche un par de cd´s de Death Cab for Cutie y The Weight is a Gift de Nada Surf. Sin quererlo, te estaba convirtiendo en mi Seth Cohen particular.



Creo que ese mismo verano fue cuando te rompí el diente en Altafulla, mientras te obligaba a bailar Helicopter, de Bloc Party. Supongo que todavía siguen sin gustarte, siempre has cedido estoicamente a mis cd´s en los viajes. El FIFA me allanó bastante el camino, la lucha fue mucho más fácil cuando jugábamos con tus colegas los domingos. Bastaba que Pedro dijera que le gustaba algún tema y tardabas tiempo récord en buscarlo por YouTube.

A Placebo ya los conocías. Estuvimos en ese MTV Summer en el que abandonaron el escenario. Aquel día tuvimos una de nuestras peores crisis. Suerte que la cerveza y la cama del hotel se alinearon para reconciliarnos. Esa madrugada se te ocurrió la maldita idea de tatuarnos juntos… Si Brian Molko estuviera al tanto de nuestras subidas de azúcar, nos daría de hostias.



A veces hasta he pensado que lo nuestro era incorregible, sin darme cuenta de quizás esos tachones nos han unido mucho más. Los descubrimientos estivales bajo la sombrilla, las canciones after-sex y las discusiones sobre mi mal gusta en el ámbito nacional.

Teníamos que hablar. Tenía que decirte que a pesar de no ser el novio indie que pensaba que necesitaba, eres el que quiero. El que vendrá por enésima vez conmigo a Vetusta Morla, el me acompañará en mi primera vez con los Foo Fighters… Ese mismo novio que pensó que jamás tendría una novia indie.

Te quiero, imbécil.

Frases que cualquier buen indie te ha dicho alguna vez

  1. Las frases indies existen desde antes de Cristo. Quizás tu no seas indie, puede que no te consideres uno de ellos, pero seguro que conoces a alguno, aunque sea de lejos #DiLaVerdad.

En los siguientes párrafos os contaré algunas cosillas que quizás os resulten familiares. Son esas típicas frases y afirmaciones que alguna vez han salido de la boca de todo buen indie. Esos descubrimientos que algún indie nos hizo en aquella charla intensísima. Frases 0,60 en el universo de la música indie. ¿Nos reímos un rato?

Para no soltar las frases en frio, os pondré un poquito en situación para no ir tan al grano. Espero que si no os sentís identificados, al menos os riáis un rato.

Yo fui una fan acérrima de The Killers, los amé durante mucho tiempo. Todavía les guardo mucho cariño y tengo mis canciones especiales. ¿Conocéis a alguien cómo yo? Estoy segura de que sí. Si es así, lo que también sé es que os habrá dicho aquello de «THE KILLERS NUNCA HARÁN UN DISCO COMO HOT FUSS», y es que, claro, razón no les falta.


[arve url=»https://youtu.be/sZTpLvsYYHw» mode=»normal» align=»center» promote_link=»no»]


No recuerdo con exactitud la primera vez que escuché a Love of Lesbian, perdí la cuenta de los conciertos que vi y, bueno, los tengo bastante dejados de lado. Lo que nunca olvidaré será esa revelación que me han hecho como un millón de veces; «¿Sabes que LOL cantaban en inglés? YO YA LOS ESCUCHABA ENTONCES». El buen indie siempre presume de su faceta descubridora; es así.

Ese «YO YA LOS ESCUCHABA» es como la patria indie, la premisa. Yo ya escuchaba a Vetusta Morla antes de que fuera conocidos, yo ya escuchaba a Los Planetas antes que tú, incluso antes de nacer. Es el #Yoyaismo, siempre.

Con los Crystal Fighters siempre se lo pasa uno bien, son buenos conciertos para pegarse unos bailes y bautizarte con cervezas, probadlo. Algo que cualquier indie sabe y, por supuesto, te hará saber, es que «UNO DE LOS CRYSTAL ES VASCO, ¿LO SABÍAS?». Si no lo sabías, es normal, porque es básicamente mentira.


[arve url=»https://youtu.be/IVzyErnSnFI» mode=»normal» align=»center» promote_link=»no»]


Si me habéis leído con anterioridad, seguramente sabréis de mi amor incondicional por The New Raemon. De hecho, creo que pronto me pondrá una orden de alejamiento. Pues bueno, hay dos verdades que todo indie deseará contarte si es que no conoces al anteriormente conocido como Madee. Suelen empezar con «¿SABES QUE LA CANCIÓN DE TE DEBO UN BAILE NO ES SUYA?», la primera en la frente. Aunque ahora también se ha extendido el siguiente dato patriarcal: «ES EL PADRE DE DOS COMPONENTES DE MOURN». Si nadie te lo ha dicho todavía, será que no has mentado a Ramón Rodríguez jamás.

De Arctic Monkeys también se dicen muchas verdades, muchas mentiras y muchas cosas en general. Podemos incluir al club del #Yoyaismo, cualquier indie escuchaba a los Arctic antes que tú, FIJO. Después viene el descubrimiento: «¿SABES QUE ALEX TURNER FORMÓ «THE LAST SHADOW PUPPETS CON» MILES KANE?». Pero es más: «¿SABES QUE MILES KANE ESTÁ ENAMORADO DE ALEX?», y es que, claro, «ALEX TURNER NUNCA FUE EL MISMO DESPUÉS DE ROMPER CON ALEXA CHUNG». 


[arve url=»https://youtu.be/6366dxFf-Os» mode=»normal» align=»center» promote_link=»no»]


Con The Strokes, los indies son bipartidistas, están los que aman a Julian Casablancas por encima de todas las cosas, y los que son de Albert Hammond Jr. ¿Tú de que lado te pones en este caso? Dependiendo de tu posicionamiento, y obviamente, si eres indie, tendrás una frase asignada. Los del primero siempre te dirán que «LA AUTÉNTICA CABEZA PENSANTE EN THE STROKES ES JULIAN CASABLANCAS, TODO EL MUNDO LO SABE». Si por lo contrario eres de los segundos, no dudarás en decir que «JULIAN ES EL CANCER EN THE STROKES. VA DE ESTRELLITA Y SACAR ALGO BUENO CON ÉL DE POR MEDIO ES IMPOSIBLE». Y es que claro, los indies a veces pecamos de ser haters, ¿a que sí, Rolo Tomassi?

Pero, además de todo esto, quedan muchas joyas de la corona, muchas.

Sobre Joy Division:

«¿Sabes que el cantante se suicidó?». «Deberías de ver la peli «Control», es sobre la vida de Ian Curtis, solo está en VO, pero merece la pena».

aplause-gif

Sobre Jero Romero:

Pues Jero Romero era el cantante de The Sunday Drivers. ¿Los has escuchado alguna vez?

friends

Sobre Xoel López:

Era el cantante de Deluxe. Sí, el tema QUE NO era suyo (y te la cantarán, claro).

sorpresa-gif

Sobre Carlos Sadness:

Pues antes era rapero, se llamaba Shinoflow.

sorpresa-herm

Y así podríamos estar hasta el infinito y más allá. Yo admito que he dicho estas frases alguna vez, por eso las conozco tan bien.  Y es que, queridos, admitirlo es un logro; no todos los indies lo harán.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies