Las 10 canciones más fashionistas

La música también se ha rendido ante el impacto de la moda. ¿No lo crees? Aquí puedes descubrir algunas de las canciones más fashionistas de la historia.

La música y la moda no son elementos diferentes sino que se dan muchas veces la mano. Cantantes que se convierten en prescriptores de moda o imagen de las diferentes campañas de moda o bien que ponen de moda una tendencia; cantantes que se convierten en diseñadoras, o al revés, modelos que deciden sacar un disco.

Aunque hay muchísimas más canciones que han impactado en el mundo de la moda, aquí repasamos algunas de las canciones que han supuesto un antes y un después por ser iconos fashionistas en sus letras

Vogue – Madonna: La canción fashionista por excelencia no podía ser de otra persona que no fuera Madonna, musa e icono de música y moda a partes iguales. Esta canción de 1990 se ha convertido en un himno con su famosos «Strike a pose». El vídeo musical de «Vogue» fue dirigido por el luego famoso cineasta David Fincher y la canción ocupa el puesto número 64 de las canciones con más ventas de todos los tiempos.

The Look – Roxette: Un buen look es fundamental en el mundo de la moda, y así lo cantaba el grupo sueco Roxette indicando «she´s got the look«. Además, su cantante, Marie Fredriksson se convirtió en icono de estilo por su corte de pelo. El dúo es considerado como uno de los grupos suecos más importantes y de mayor éxito, desde los días de ABBA. Esta canción fue editada en Suecia en 1988. En 1989 un estudiante estadounidense que se encontraba de intercambio, llevó la canción a Mineapolis, desde donde, inesperadamente, se convirtió en un éxito nacional

Fashion – Lady Gaga: Lady Gaga tiene que estar en todo, eso es así. Y su incursión en el mundo de la moda no podía faltar, ha colaborado siendo imagen de firmas como Versace – incluso dedicó una canción a su directora creativa Donatella Versace – y ha marcado su estilo monster propio siempre jugando con la moda a su favor. Ha llegado incluso a dedicar dos canciones a temas de moda, como «Fashion» en su primer disco y posteriormente en ArtPop otra canción titulada igual.

Échame una mano prima – Niña Pastori: La moda también ha copado la música con ritmos flamenquitos, como demuestra esta canción en la que lo verdaderamente importante es «el vestido que ponerse» para esa esperada cita. Sin duda la prima de Niña Pastori podría ganarse la vida como Personal Shopper, sobre todo si al final consiguió que triunfara en ese esperado reencuentro.

That Don’t Impress Me Much – Shania Twain: En este caso, pasa justo al revés, aunque esta canción se convirtió en un icono de moda, hablaba justo de lo contrario, de que da igual el aspecto si no tienes algo de química con esa otra persona. Como dice la letra de la canción, da igual que seas guapo o que tengas dinero, si no tienes ese feeling, algo más, no hay nada que hacer… Sin duda, esta canción se convirtió en una especie de himno en pro de la liberación de la mujer y su poder de decisión.

Freedom – George Michael: Parece que 1990 está directamente relacionado con la moda y la música, también esta canción es de este año. La canción Freedom de Geroge Michael nos lleva directamente al mundo de la moda por su videoclip. En aquella época Geroge Michael hizo publicidad diciendo que no saldría nunca más en un vídeo y por eso se realizo este videoclip con 10 de los mejores modelos de la época haciendo playback (Naomi Campbell, Linda Evangelista, Tatjana Patitz, Christy Turlington, and Cindy Crawford fuero las chicas / John Pearson, Mario Sorrenti, Peter Formby y Jean-Ange Chiappini los chicos).

Blank Space – Taylor Swift:  No sólo por su letra, sino por el interminable listado de looks espectaculares que Taylor sacaba en el videoclip, Blank Space se ha convertido en un ejemplo de la unión entre moda y música actual. Aunque con un look un tanto pijo – o preppy, que es como se dice pijo en cursi – nos demuestra que el estilo no se puede comprar, pero vestirse de firmazas ayuda. Taylor también se ha rodeado del mundo fashionista en sus canciones «Style» y en «Bad Blood» con su ejercito de supermodelos.

Maquíllate – Mecano: El mundo de la moda se compone también del área de maquillaje y estética, y en España tenemos la mejor canción del mundo para hablar de ellos ¿No creéis? Mecano revolucionaron la música patria con este temazo en 1982 y a día de hoy sigue sonando en la cabeza de mucha gente y no podía faltar en nuestro listado de canciones fashionistas.

https://www.youtube.com/watch?v=tO4gEBIR0xI

Fashion – David Bowie: David Bowie también ha sido un icono de moda inconmensurable y de cualquier modo no podía faltar una canción dedicada a ella en su trayectoria. La canción es de 1980 incluida en su album «Scary Monsters (and Super Creeps)» y reflexionaba sobre las indicaciones, muchas veces contradictorias, que nos manda el mundo de la moda.

https://www.youtube.com/watch?v=GA27aQZCQMk

Supermodel – RuPaul: El grito de guerra de cualquier supermodelo – y cualquiera que nos lo queramos creer en el pasillo de casa – es esta canción de RuPaul que, con un toque petardo, consigue levantarnos a todos de nuestros asientos para bailar. Esta canción de 1993 se ha convertido en un himno y ha marcado muchísimas veces el paso que las modelos tenían que seguir en la pasarela. En su video también se reflejaba ese mundo glamouroso y un tanto irreal de las sesiones de fotos y los desfiles.

¿Conoces alguna otra canción que respire moda por los 4 costados? ¡Déjala en comentarios!

Tu bañador te delata

Las elecciones estilísticas demuestran (parte de) nuestra personalidad, incluso con la ropa de baño.

Cuando llega el calor (no, no voy a linkar a Sonia y Selena), todos acudimos (o intentamos) ir a la playa. Los que nos ponemos en ese crucial momento también delata nuestra personalidad y nuestro estilo. Si, incluso con tan poca tela, podemos definir más o menos cómo es una persona en función del modelo que elija.

Chica

chica bañador

Bañador: Cuando vemos una chica – en este caso vamos a hablar de gente joven – con bañador, puede bifurcarse las posibilidades en 2 opciones. O bien ha pensado más en un estilismo que parezca de editorial y piensa que Peter Lindbergh está agazapado tras una duna intentando fotografiarla; o tiene cierto complejo con su cuerpo y quiere taparlo lo máximo posible. Sea como fuere, ver en bañador a una chica joven normal, en una playa normal, en un día normal… no es muy normal.

Trikini: Eres la reina de las tendencias, la más atrevida, la más moderna, la que más likes tiene en instagram y la que lleva más marcas del sol dispares en el cuerpo .¿Compensa? ¡Si es que si! A tope de power con trikini antes de que se pase de moda.

Bikini: Sin duda el indispensable protagonista de los estilismos femeninos en la playa. Da igual si es bandeau, de triángulo, enterizo, asimétrico o con flecos; aunque con gran variedades, todos demuestran que la chica pretende ir cómoda, favorecida, discretita (aunque hay diseños que son verdaderos puñetazos en el ojos) y segura.
Está la opción bikini-tanga: Estamos en la clara y marcada eral de culete ¿Porqué no enseñarlo bien en la playa si es digno de enseñar?

Top Less: Libres domingos y domingas. No digo más.

Chico

chico bañador

Bermudas: La prenda estrella para chico de cualquier playa son los bañadores bermudas. Para chicos que no buscan complicarse más allá de la comodidad y la funcionalidad. Eso si, pueden darte idea de las ganas de exhibirse si el chaval que los lleva no deja de subirse la pernera – haciendo un horrible efecto pañal. Como en la vida, por exceso y por poco interés, consiguen camuflarse perfectamente entre los estilismos menos sonados.

Boxer: Marcar sin exagerar y lucir sin relucir, los boxer se encuentran en esos términos medios tan socorridos en los que pasar desapercibido es un plus. Eso si, son lo mejor para los chicos que pretenden marcar culazo.

Slips – Speedo: En esta ocasión, como ocurría con el bañador femenino encontramos dos vertientes. Por una parte está el chulazo capaz de ponerse un speedo y dejarnos a todos boquiabiertos de gusto, o el señor que pasa de todo y sólo busca comodidad y que el agua no le moleste. Como veis, es cuestión, casi, de extremos.

Tanga: ¿En serio? ¿Tanga de chico para ir a la playa? Tu mismo, no seré yo el que censure nada en este mundo donde la libertad está incluso para estos bochornos estilísticos, pero ¿Lo ves necesario y definitorio? Si es así y eres capaz de defenderlo con la cabeza bien alta, nadie mejor para lucir el tanga masculino en la playa.

Extra

Nudismo: Si te gusta el nudismo, se presupone que eres una persona con toques liberales, desenfadada, natural y que valora ante todo el contacto con la arena, el sol y el mar. No le importa demasiado lo que piensen los demás y sobre todo no le importa mostrar su cuerpo – sea como sea – al mundo.

Los colores que mejor combinan con el verano

En verano el uso de color en nuestros estilismos debe ser un «must», por eso aquí te doy algunas combinaciones para sorprender.

En esta época, tenemos tres meses no sólo para relajarnos estilísticamente, sino también para disfrutar de looks a todo color, proponiendo nuevas combinaciones. Debemos redimirnos de esos grises, negros y marrones inviernos y cargarnos las pilas de energía vitaminada… Da igual si es para ir a la playa o a algún sitio más formal, y también da igual si eres chico o chica o joven o mayor, lo importante es disfrutar del color con estas combinaciones aptas para alegrarnos – aún más – el verano.

combinacion azul amarillo

Azul y Amarillo

El azul es el color por excelencia de cada verano, mientras que el amarillo este verano se propone como una tendencia total. ¿Por qué no juntar lo atemporal con la novedad? La fuerza y «elegancia» del azul con la excentricidad y diversión del amarillo pueden conseguir looks muy compensados y perfectos para cualquier momento del día. Además, con el moreno, el amarillo consigue favorecer aún más. ¿Te atreves?

combinacion verde tierra

Verde y Tierra

Aunque cada vez menos, gracias a marcas que proponen abrigos de colores, quizá el verde y los colores tierra sean de los colores menos usados en el invierno por su matiz cálido y natural. Nada mejor que hacer uso de ellos en verano, ¿no? Sobre todo para buscar esa esencia terrenal en nuestro aspecto y demostrar cómo en verano es mucho más fácil estar apegado a la tierra, sobre todo en la playa o el campo.

combinacion rosa naranja

Rosa y Naranja

Si la combinación Rosa y Rojo ya parecía imposible en estilismos cotidianos (y que no recuerden al toreo), cuando digo Rosa y Naranja habrá mucha gente a punto de decir, ¡que loco estas! Pero considero que dos colores tan fuertes pueden conseguir un efecto brutal y llamativo consiguiendo vitamir a tope cualquier look. Sobre todo para buscar impresionar y no pasa desapercibida/o.

combinacion rojo gris

Rojo y Gris

En este caso, lo que se pretende es conseguir pacificar un color tan fuerte como el rojo. Siempre se suele vincular al rojo con el blanco o el negro pero, ¿has probado con el término medio? El gris, como color neutro, consigue tranquilizar el look pero sin quitarle fuerza. Y seguro que sorprende esta combinación ya que está poco explorada en la moda de calle.

combinacion vaquero negro

Blanco y Negro y ¡Todos!

Vale, estos dos son colores comodín, pero ya sabéis que hay que revindicar el blanco y el negro en todas sus vertientes, y mucho más en verano. Un vaquero blanco combinado con cualquier camiseta, o al revés, una camiseta blanca y sencilla con cualquier parte de abajo puede solucionarte uno y mil estilismos. (Tanto monta, monta tanto, el negro como el blanco). No estamos inventando nada nuevo, pero vamos favorecidos. ¿Qué más queremos?

El antes y después de los presentadores de TV

¿Quién recuerda las Olimpiadas o la Expo del 92? ¿Quién se acuerda ya del efecto 2000? ¡Nadie! Pero tenemos que recordar estos cambios de nuestro presentadores de TV favoritos.

Con las redes sociales nuestro concepto del tiempo y del pasado se amplía muchísimo. Hace ni más ni menos que 15 años ya de esa magnífica entrada en un nuevo siglo, y el tiempo no pasa en balde…. A parte de verlo a nuestro alrededor – todos estamos mucho más avispados – también hemos querido recordarlo en el look de nuestros presentadores de entretenimiento y actualidad favoritos. ¿Cómo les ha sentado el paso de los años? ¡Echemos un vistazo!


Mariló Montero: Una de las presentadoras más queridas y odiadas a la vez de nuestro país. Mariló Montero se ha ganado el título indiscutible de reina de los escándalos tuiteros con sus comentarios, y es que su estilo personal y propio es inconfundible… y siempre lo ha sido.

Marilo Montero Antes y despues


Jorge Javier Vázquez: Un icono de las tardes televisivas en ese corrala show –como ellos mismos se definen en Twitter- que engancha a propios y extraños como es Sálvame (y su versión Deluxe los viernes). Jorge Javier no tiene miedo a los cambios.

Jorge Javiez Vazquez antes y después


María Teresa Campos: «La Campos» se ha convertido en un icono de estilo maduro gracias a su personalidad y sobre todo al buen uso del color. Esta presentadora emblemática, con su cercanía, ha sabido ganarse el aprecio y la admiración del público y ha mejorado enormemente su interés por la moda.

antes despies maria teresa campos


Ana Rosa Quintana: La reina de estilo de las mañanas, Ana Rosa Quintana se ha convertido en una muestra de que la elegancia no está reñida con las tendencias. Adicta a los zapatos, consigue imponer su estilo a través de su programa y de su revista.

antes despues ana rosa quintana


Jordi Hurtado: El denominado «presentador inmortal». Jordi Hurtado nos acompaña cada mediodía en uno de los programas más queridos de la televisión española. Tanto su estilo como su imagen, poco han variado en estos años. ¿Será esa la razón de que siempre parezca joven?

antes despues jordi hurtado


Susanna Griso: A medio camino entre los informativos y el entretenimiento, Susanna Griso ha sabido ocupar un hueco con simpatía y cercanía. Su característica imagen la ha encumbrado como una de las presentadoras más elegantes con un toque de sencillez. ¡Sorpresa! No siempre fue rubia.

antes despues susan griso


Jesús Vazquez: Uno de los hombres más deseados de nuestro país y con seña de identidad propia –sus estilismos en los programas son siempre objeto de estudio–, Jesús Vázquez ha refinado su estilo a lo largo de los años, sin olvidar las tendencias masculinas, para convertirlo en el sexy symbol que es.

antes despues jsus vazquez


Emma García: La «viceversa» más famosa de la televisión. Emma García también ha evolucionado en sus rasgos de estilo, pero siempre muy apegada a la cultura popular y a la moda «urbana», dejándose llevar por las tendencias más marcadas. Eso hace que se vea un cambio brutal en sus estilismos a lo largo de las épocas.

antes despues emma garcia


Andreu Buenfauente: El presentador catalán, a través del humor, ha conseguido un hueco no sólo en la televisión, sino también en todas nuestras casas. Su estilo, un tanto sobrio, se ha mantenido así a lo largo de los años para demostrar que las palabras pueden tener tanta fuerza como la estética.

andreu buenafuente antes y después


Arturo Valls: El histriónico presentador que «nunca cae» nos acompaña desde hace años. Dio el salto de actor a presentador con esa estética desenfada que lo caracteriza y lo acerca al espectador como si de un «cuñao» se tratara, con sus chistes y bromas pesadas incluidas.

arturo valls antes y después

5 estilos para ir a la oficina

Da igual si trabajas en un banco o en medio de la naturaleza. Sea cual sea tu estilo, puedes ir con clase.

¿No sabes qué ponerte para ir al trabajo? (Si lo tienes). ¡Ni tú, ni nadie! Decidir qué nos ponemos para ir a trabajar es algo que siempre nos agobia en el día a día, porque, el verdadero problema de vestirte para el trabajo es la repetición. ¿Quién inventó esto de trabajar 5 días a la semana y sólo descansar dos? Todos tenemos claros nuestros estilismos cuando son puntuales – algo que quieres estrenar, un conjunto que siempre te funciona para ligar, o esa prenda que sólo te pones los días de fiesta – pero en el trabajo debemos sacar nuestros recursos primarios para elegir un look diario.

Aquí te daremos unas claves de estilo y algunas ideas para variar en función del tipo de look que quieras conseguir y el entorno laboral que domines… pero recuerda, ¡en la variedad está el gusto! Así que no dudes en mezclar conceptos y conseguir tu propio estilo personal.

El serio

Hay puestos que requieren demostrar toda la seriedad de la que disponemos… pero eso no quiere decir que nuestros looks tengan que estar inspirados en las cumbres del G20. Si decides usar traje, para mostrar un toque de modernidad, no olvides escoger uno que te siente bien – que sea de tu talla exacta – y se adapte a la silueta actual, un poco entallado y con colores actuales. Que no te dé miedo usar el gris o el azul, y dejamos el negro para ocasiones más especiales.

Recuerda que también se puede ser muy serio sin traje, acude a los clásicos masculinos como pantalones chinos y camisas con toque tailored. ¡Nunca de manga corta! Si refresca, una rebeca o blazer puede completar el look sin elevarlo a la categoría de traje y seguir manteniendo el «status».

look oficina

El técnico

¿Tu trabajo requiere de una implicación física? En ese caso lo mejor es acudir a los tejidos y cortes técnicos. Muchas marcas han democratizado la ropa técnica y adaptado sus cortes, patrones y tejidos a un estilismo cotidiano. Pantalones con toque cargo y varios bolsillos, camisetas transpirables, cazadoras con piezas para mejorar la movilidad en los brazos…

En este caso las zapatillas serán tu primordial aliado, y si necesitas «guardar un poco las apariencias», hay marcas como New Balance que hacen zapatillas cómodas y con un toque trendy muy interesante.

El fashion

Eres un poco víctima de la moda, ¡reconócelo! Y quieres que eso se note en tu estilo diario en la oficina. Además, si trabajas en un entorno donde se valore esa creatividad, tus looks de oficina pueden darte ese momento raseee (¡Hola Josie!) que todos necesitamos.

En este caso puedes lanzarte con ropa de diseño o combianciones un tanto arriesgadas aunque sean del mismísimo Zara. El estampado será un buen compañero de oficina, pero cuidado, ¡que no se te vaya la pinza! Porque puedes acabar con un empacho estilístico…. o siendo conocido en la oficina por «el colorinchis».

look oficina 2

El bohemio

Tienes la suerte de que tu trabajo permite un look relajado y casual, incluso con un puntito bohemio. Eso está genial, pero como decíamos al principio, la repetición puede cansar hasta al más pintado. Por eso puedes acudir a jugar con los colores y buscar tu lado tribal.

Pantalones de lino – sin ser demasiado bombachos, que no dan aspecto tan profesional – camisetas y camisas con corte caftan. Es importante los complementos en este caso, recuerda que por mucho karma que te aporte, ese collaraco de coral verde puede llamar mucho la atención de tu interlocutor y quitarte cierta seriedad en el discurso.

El normcore

Lo tuyo es pasar un poco de la moda y las tendencias. ¡Pero amigo!, sin saberlo, has caído en una nueva tendencia, el llamado Normcore, que básicamente consiste en «vestirse normal», sí hijo, tenemos nombre para todo.

Los vaqueros básicos – Lee o Levis de toda la vida – y una camiseta standard serán tus prendas aliadas para ir cómodo a trabajar. La idea es, cómo minimo, que no resulte una combinación desafortunada, que vale que te dé igual, pero tampoco hay que ir hecho un cuadro, ¿no? No te la jueges demasiado con el color y acude a los básicos.

4 estilos masculinos para ir a la playa

Cuando llega el calor los chicos se enamoran apetece volver a disfrutar de la playa. Si tienes la suerte de vivir cerca del mar, formará parte de tu cotidianidad, pero si vives más retirado, ir a la playa puede suponer un evento a considerar. No sé si os pasa como a mi, que cuando voy a la playa termino haciendo un pastiche de estilos para intentar ir cómodo sin perder la dignidad… y al final, ese eclecticismo playero es de todo menos consecuente.
Por ese motivo, este año he decidido aclararme las ideas y proponerme 4 estilos definitivos para ir a la playa – dependiendo del lugar, el momento, la ocasión y la compañía – para tirar de lugares comunes y poder disfrutar del buen tiempo sin perder el estilo y la personalidad

BOHEMIO. El estilo bohemio es un must en las playas. ¿Dónde se puede ser más bohemio que en un entorno natural de ese calibre? Por ese motivo es el momento de ponerse camisetas de algodón con cuello panadero, caftanes de colores, pantalones harem o vaqueros holgados, chanclas de rafía o las famosas Birkenstock. En cuanto a bañador…. ¿Es necesario? ¡Vamos a una playa nudista a disfrutar 100% de la naturaleza!

masculino playa 1

CLASSY. La playa también tiene espacio para ser clásico y elegante. Una camisa de tonos claros como beige, blanco o rosa combinado con un bañador clásico y unas alpargatas pueden conseguir un look formal incluso entre la arena. En la cabeza se puede recurrir a un sombrero Panamá o cubrirse el cuello con una pashmina sin olvidar gafas de sol grandes.

SPORTY. El estilo sporty para ir a la playa se define bajo una máxima «vamos a disfrutarlo a tope sin parar de movernos». Da igual si es con una palas y tu primo pequeño, o si vas a hacer deportes de aventura; lo importante es que sea una actividad frenética. Puede haber diferentes vertientes, como el lado más surfero con bañadores anchos y llenos de estampados, camisas hawainanas, chanclas flip flop, gorras y sombreros… o el lado más técnico con bañadores deportivo, trajes de neopreno, zapatillas acuáticas, etc.

FUNNY. Si tienes una personalidad que busca ante todo la diversión, también la playa puede ser tu lienzo sobre el que imprimir tu estilo. No tienes que diluir tu «rollete» y puedes echar mano de camisetas con colores vivos o mensajes divertidos; gafas de sol de colores brillantes; bañadores con estampado gráfico, etc.

masculino playa 2

El blanco es más que un color

La ausencia de color nos conquista la mirada y el corazón.

Aunque cada vez está más democratizado, el blanco es el color por excelencia del buen tiempo. Estamos deseando que suban un poco las temperaturas para lanzarnos de lleno a su uso y disfrute.

Da igual si eres chico o chica, el blanco puede elevarte al Olimpo del estilismo. Quiero indicaros cuatro momentos en la vida de todo el mundo en los que el blanco puede ser el gran protagonista a través de nuestros estilismos.

blancoLaboral

¡No hay nada más propio para una entrevista de trabajo que una buena camisa blanca! Pero cuidado no caer en el efecto “azafata/o” que está súper desfasado. El uso del blanco en tus estilismos para trabajar aportarán fiabilidad y claridad, además de un toque aséptico que puede venirte genial a la hora de adaptarte a las circunstancias.

Social

Sin duda un estilismo en blanco muestra un aspecto capaz de ser cercano pero con un toque de sofisticación – es un color que no todo el mundo puede permitirse en sus salidas sociales, no por estética o morfología, sino por usabilidad (manchas, etc.). Unos vaqueros blancos son la señal inequívoca de que eres una persona cuidadosa.

También puede ser nuestro aliado cuando queremos reclamar un poco de atención ya que un estilismo en este “no color” – sobre todo si no somos asiduos – puede convertirnos en trending topic en el grupo de amigos. Incluso para lucir ese bronceado que tanto te ha costado conseguir.

De relax

Nada más cómodo y sencillo que una camiseta de algodón blanco, un vestido ibicenco, un jersey de punto fino… Dependiendo del tejido y sobre todo del interés, puede convertirse en un aliado para nuestra comodidad y para no tener que pensar en nada más a la hora de vestirnos. Junto con el negro, es quizás el color más recurrente.

Celebración máxima

Aunque lo he dejado para el final, sin duda es una de las presencias más importantes. ¿Qué sería de una boda clásica sin una novia blanca y radiante? Sin duda el blanco para las celebraciones encaja perfectamente en estos estilismos de novia. En el caso de los chicos, entiendo que un traje de chaqueta blanco también requiere un carácter de celebración máxima como para lucirlo con garbo.

5 estampados que nos roban el corazón

¡Cómo nos gustan los estampados! Y si no, desmiéntemelo.

Hay para todos los gustos, y precisamente esa es una de las claves para que los estampados nos roben el corazón. Aquí­ selecciono las 5 clases diferentes y te explico por qué nos enganchan y no podemos vivir sin ellos.

Animal

Estampado animal

El estampado por excelencia. ¿Qué serí­a de marcas como Cavalli sin este estampado? Da igual que sea de cebra, de leopardo o de jirafa, el gusto de los humanos por vestirse «como animales» no conoce lí­mites. Además, es el estampado más polivalente, ya que lo mismo puede asociarse al pijerí­o de cualquier ciudad, como con la estética punk. Nadie puede rendirse ante un buen animal print que a veces incluso puede marcar una seña de estilo, y si no, que se lo digan a Belén Esteban y su icónico pijama.

Marinero

Estampado marinero

¡Tierra! ¡Tierra! No hay campo sin grillo, ni verano sin estampado marinero. Las rayas son las protagonistas de muchí­simos de nuestros looks durante el periodo estival y ha sido revisitado de inigualables formas. Sin duda las rayas verticales no dejan indiferente a nadie y conquistan nuestro corazón por lo favorecedoras y sencillas que son. Pero el mundo marino va más allá y no debemos olvidarnos de las anclas, las conchas, los timones o los peces.

Geométrico

Estampado geometrico

Aunque lleva toda la vida con nosotros, está de total y absoluta tendencia desde hace años (tanto el revival setentero como su vertiente más moderna), el estampado geométrico (cuadros, rombos, triángulos) nos transporta a armarios capaces de combinar con mil y una prendas y sobre todo muy interesantes a la hora de conseguir profundidad e interés en cualquier look. Y aunque así­ a bote pronto te resulte un concepto extraño, estos estampados los vemos más de lo que crees…. Desde los cuadros escoceses hasta los lunares. ¡Todos son geométricos!

Naturaleza

Estampado flores

Si las rayas nos acompañan cada verano, sin duda las flores nos cubren cada primavera. ¿Quién no tiene una prenda con flores estampadas? ¡Incluso han conseguido conquistar el armario masculino! Sin duda una opción divertida, original y que se puede mostrar de muchas maneras. Además cuentan con gran historia, como el famosí­simo estampado liberty con flores pequeñitas creado en 1939.  Bien sea con toques más naif o inspirado en el ambiente tropical, todo lo que sea colocarse naturaleza encima es siempre para morir de amor.

Fotográficos

Estampado fotografico

Bajo este nombre tan genérico, podemos encontrar todos aquellos estampados que reproducen fotografí­as (o gráficos)  y que se han apoderado actualmente de los armarios de los más modernos. Fotos con elementos irresistibles. También se enmarcan aquí­ aquellos que simulan el aspecto de paredes o madera, o incluso los que reproducen obras de arte… es tal la variedad que seguro que hay alguno de estos capaces de conseguir que se te enamore el armario.

4 claves para enamorarnos de unas gafas de sol

Hay que tener en cuenta 4 principios básicos para escoger, disfrutar y dejar que unas gafas de sol nos lleguen al corazón.

Aunque en España durante todo el año podemos lucir nuestras gafas de sol favoritas – incluso aunque esté un poco nublado, siempre podemos sacar nuestro lado diva/o – es en primavera y verano cuando se nos hacen indispensables y resurgen con todo su esplendor. ¡Es cuando nos enamoramos de ellas!

Aquí­ os doy 4 claves para escoger y enamorarte de unas gafas, en función de lo que necesites y sobre todo de cómo te sientas; porque recuerda, unas buenas gafas de sol no son solo un complemento, se pueden convertir en un perfecto mensaje que queramos transmitir al mundo. Y más aún cuando con las redes sociales seguro que salimos en más de una (o cien) fotos con ellas puestas. ¿Quién mejor para hacer este artí­culo que El Señor de las Gafas Amarillas? (Guiño guiño).

gafas de sol cabecera 2

1. La importancia de la protección

Lo primero que tenemos que pensar no es en el diseño o en la tendencia o en cuantos likes conseguiremos con ellas, sino en que cumplan realmente su función. No sólo deben filtrar y reducir la luz que llega al ojo, sino también protegerlo de los rayos ultravioleta y de los infrarrojos. Así­ que esas gafas baratunis tan monas pueden ser más perjudiciales que otra cosa. Y si hablamos de usos concretos de las mismas, por supuesto, adaptarnos a las necesidades ya que no serán lo mismo una gafa para dar un paseo por la ciudad a media tarde que para ir a la playa.

2. La importancia de que sean favorecedoras

Vale que vayamos con las últimas tendencias si nos apetece pero a veces se radicalizan y claro, si queremos subirnos al carro, tenemos que perder puntos que nos favorezcan. Al fin y al cabo, y para evitar el efecto Ladygagero, lo mejor será velar por estar guapas/os con las gafas de sol – que además incrementan la sensación de belleza según estudios morfológicos. Además, esto asegurará que nuestro idilio con nuestras gafas de sol sea más duradero y no nos cansemos tan pronto.

gafas de sol favorecedoras3. La importancia de la variedad

Hoy en dí­a, que hay marcas y productos muy asequibles, nunca está de más tener diversas gafas de sol rondando por casa. En este caso si está permitido ser un poquito infiel… Para ese dí­a que te levantas rebelde y un poco tirando hacia los ochenta, pues te colocas las de forma de aviador; o si por el contrario tienes el dí­a un poco hipster, te coges las más redondas. Al fin y al cabo, no todos los dí­as queremos llevar el mismo estilo.

4. La importancia de explorar

Aunque gracias al marketing – y a la historia – siempre nos vienen a la mente las mismas marcas de gafas, hoy en dí­a existen infinidad de empresas y firmas que son capaces de sorprendernos y cubrir incluso mejor nuestras necesidades y gustos. Pueden sorprendernos tanto en formas como en materiales o caracterí­sticas. Por eso, un poco de bicheo online o en las tiendas de tu ciudad seguro que fortalece ese enamoramiento de tus gafas.

3 prendas (y 1 complemento) para salvar el entretiempo

Da igual si eres chico o chica, con estas 4 prendas estarás perfectamente equipado/a para el entretiempo y la primavera.

Hay épocas del año que, aunque nos encantan, son difí­ciles de gestionar en cuanto a estilo. En España que tenemos muchas sorpesas en entretiempo y primavera es fundamental estar preparado para cambios bruscos de temperatura a lo largo del dí­a y no caer en el fallo de congelarte a primera hora y asarte de calor a mediodí­a.

Por eso he decidido escoger 3 prendas (y un complemento) que están de total actualidad – sin perder su conciencia básica – y seguro que te ayudan a salvar el entretiempo.

Gabardina clara

Una elección clásica que nunca abandona nuestros armarios y que cada entretiempo nos alegra los estilismos puesto que no hay nada más favorecedor que una gabardina de algún color clarito. Abriga lo justo para pasar el dí­a sin agobiar y puede ser usada con muy diferentes estilos. Además, desde el potente relanzamiento de Burberry se han colocado como prenda de total tendencia.

prendas salvar primera

Vaqueros rotos

Tras el boom que vivieron a principios de los años 2000, vuelven con fuerza los vaqueros rotos. Estamos ya cansados de lavados a la piedra o vaqueros de colores… ¡Ahora queremos destrozarlos! Ya se han visto en muchos blogs de vicios y fotos de streetstyle, así­ como las marcas masivas ya se animan a destrozar los vaqueros, así­ que se convierten en una prenda estupenda para combinar en entretiempo.

Zapatillas blancas

¡Están más de actualidad que nunca! Si ya se han visto pisando en invierno, esta primavera y verano se van a convertir en un completo imprescindible. Su virtud es que son capaces de animar cualquier look sin perder el clasicismo y sin renunciar a la comodidad. Eso sí­, no olvidéis que hay que llevarlas relucientes.

El complemento: Mochila

No cabe duda de que la gran revelación en el mundo de los complementos son las mochilas, que abandonan su estatus de utensilios de estudio o trabajo para pasar a ser complementos de diario. Y para el entretiempo pueden ayudarnos bastante ya que en ellas podemos echar un jersey o pañuelo por si refresca más de la cuenta o incluso una camiseta de repuesto si prevemos que podemos sudar más de la cuenta. La gente no se dará cuenta de que llevas la mochila como algo útil, sino que seguro que piensan que es sólo porque eres el/la más guay del barrio. Double Win!

¿Y sabéis qué es lo mejor? ¡Que se puede llevar todo a la vez!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies