La Santísima Trinidad de Zahara en La Riviera

Delicadeza, sensualidad y naturalidad descarada. Estos podrían ser los vértices de la trinidad Zahara. La andaluza se coronó el pasado 24 de noviembre en la sala de La Riviera, a orillas del Manzanares. Era el último concierto de su gira La Santísima Trinidad Tour: 3 ciudades para 3 formatos distintos en los que homenajear a su último disco, «Santa«.  Alicante, Barcelona y Madrid fueron las afortunadas que albergaron un acustísimo, un trío y un eléctrico.

Lucía un híbrido entre diadema, corona y aureola y un vestido que combinaba el azul y el plateado con los brillantes que la cita merecía. Así, la de Jaén se hizo dueña y señora del lugar en cuanto salió al escenario y empezó a menear sus cascabeles al ritmo de Tú me llevas. Y corrió por las líneas de la mano de su público improvisando trayecto y bailes con algún que otro agraciado.

zahara-2Fueron casi dos horas alternando canciones de sus tres álbumes. Olor a mandarinas o Funeral nos llevaron siete años atrás, a la Zahara que empezaba a salir del cascarón. Camino a L.A., sin embargo, mostraba ese lado salvaje de la rubia-verdosa. Para General Sherman y cómo Sam Bell volvió de la luna, la banda cambió y los componentes de Mucho se hicieron con el escenario y los instrumentos. Allí se quedaron para deleitarnos, también a dúo, con Nuevas Ruinas, de los toledanos.

No fueron los únicos invitados. Unas pocas canciones después, ya con la banda inicial, sonó Hágase tu voluntad junto a Miguel Rivera, de Maga. El deshielo, Crash o Int. nochecon la que Zahara saca su lado monologuista, dejaron a «Santa» en lo más alto. La guinda del pastel vino con Caída libre y el elenco protagonista del videoclip. No faltaron las pelucas rubias ni la súper coreografía, acompañada de una lluvia de confetti; pero lo que no esperábamos, y sucedió para nuestro disfrute, fue la aparición estelar de uno de los personajes de la historia: Yola Berrocal y su melenaza.

Así y entre los synthes del Like a Virgin de Madonna, la santa del indie español despidió su cuarto álbum de estudio entre la ovación de sus fanes entregados en cuerpo y alma a la causa. Porque, Zahara, tú sí que molas mil.

Jorge Drexler: «El rango del acto creativo depende del silencio creativo»

El pasado viernes 4 de noviembre, arrancó la gira de Los Cómplices de Mahou en la Sala Galileo con unos invitados maravillosos: Jorge Drexler y Marlango. El cartel ya daba por sentado que la noche sería muy especial. Pero por si esto fuera poco, tuvimos 10 minutos para charlar con el uruguayo antes del espectáculo.

Soy muy fan de este hombre. No lo voy a esconder. En mi habitación de estudiante, hace como 100 años, me pasaba horas, horas, colgada como una computadora con su voz de fondo. Así que al «tengo un hueco, ¿quieres entrevistar a Jorge Drexler?» mi cuerpo, en ebullición, contestó un sí rotundo y activó la maquinaria de supervivencia de alguien que no es periodista y tiene que actuar como tal. Es decir, echar mano de buenos amigos que sí lo son para unos consejos de última hora.

Con este trasfondo os podéis imaginar mis nervios al sentarme cara a cara con él. Y bueno, así se lo hice saber:

Si fueses tú el que tuviera que hacerte la entrevista, ¿cómo la empezarías?

Diciendo que estoy muy nervioso (risas). El periodismo es una profesión preciosa, pero incluye todas las sensaciones del diálogo humano, del intercambio, incluidos los nervios. Los nervios no son lo peor que le puede pasar a una persona. Lo peor para mí es la desidia, el desinterés, digamos. Los nervios es la señal de que por lo menos la persona está involucrada en lo que está haciendo, está dentro. ¿Cómo empezaría yo la entrevista? Eh…no lo sé.

Alguna pregunta que enganche al lector.

No lo sé. Estoy tentado de decirte que no lo sé y que me alegro de no tener que hacerlo. (risas)

¿Qué hay al otro lado del río de Jorge Drexler?

A veces hay una tendencia a pensar que la persona se corresponde con lo que uno ve de ella en el escenario o escucha en las canciones. Por más que el personaje que yo asuma sea aparentemente cercano de mí; o sea tiene mi nombre y es la misma persona y no es Ziggy Stardust de David Bowie, por ejemplo. Por más cercano que uno mismo crea que su personaje está de sí mismo, nunca está suficientemente cercano.

Al otro lado de esa persona siempre hay cosas que uno se cuida mucho de no llevar al escenario. Y cosas en el escenario que amplifica. Uno elige amplificar una parte de sí.

Yo creo que una persona es como una bola de espejos multirreflectantes, digamos. Que devuelve la luz en todas las direcciones. Y el artista son tres o cuatro espejitos de esa bola.

Que se van moviendo, van cambiando. No es lo mismo lo que uno contaba cuando tenía 25 años que lo que cuenta con 52, por ejemplo.

Ayer , en otra entrevista que hice, me trajeron un vídeo mío de cuando tenía 29 años, que recién estaba empezando a tocar en vivo. Y me llamó mucho la atención porque era yo, evidentemente, me identifico totalmente, pero estaba totalmente desplazado de lo que yo mostraba. Era otra cosa de lo que yo mostraba y era otra cosa lo que ocultaba.

¿Y ahora?

Ahora sigo estando desplazado de lo que yo soy pero muestro otras fases, digamos. Por eso te digo que uno elige mostrar al público sólo un pedazo de la bola de espejos. Y hay otra cosa atrás. Hay una versión que tiene de uno mismo su público, otra su exmujer y no suelen coincidir (risas).

Estudiaste Medicina y llegaste a trabajar de ello.

Sí, trabajé tres años como médico.

Tanto la medicina como la música son algo muy vocacional. ¿Qué fue lo que te hizo dar el paso hacia la composición?

Sinceramente creo que se pueden tener muchas vocaciones. Y yo he tenido la suerte de sentirme también en casa en la medicina. Hubiera estado encantado si hubiese seguido trabajando como médico, pero se produjo el curioso fenómeno de que tenía otra vocación además, que era la música. No solo además, sino de mucho antes. Yo empecé a estudiar música con 5 años y Medicina con 18. Las hice juntas durante mucho tiempo. Pagué mis dos primeros discos con la Medicina, pero en cuanto pude vivir solo de la música, me di cuenta que había venido al planeta a dedicarme a eso y no a lo otro, más de lo que yo creía.

Pero me di cuenta tarde, a los 30 años. Soy una persona de desarrollo sumamente lento, que demora mucho en aprender. Espero todavía estar aprendiendo. Pero recién a los 30 tuve mi gran crisis vocacional. Dejé Uruguay, dejé la Medicina, dejé todo mi mundo allí y me vine a vivir a España, a empezar de nuevo cuando tenía la vida realmente resuelta allá. Vengo de una familia de médicos con muchas vinculaciones, entonces estaba trabajando muy bien.

Da vértigo, ¿no? No es fácil cuando estás en una situación acomodada…

Te mentiría si te dijese que fue difícil. Fue tan claro que fue como un estallido. Es como cuando estás buscando casa y de repente entras a una y dices «es ésta». Es más, eres imprudente y se lo dices a la inmobiliaria y ya no consigues ninguna rebaja en el alquiler.

Pero cuando lo ves, lo ves. Es un flechazo, es igual que el amor. Cuando dices «es esto y no tengo ninguna duda». Te pasa pocas veces en la vida.

Has sentido el miedo, el temor, a quedarte sin ideas, a que compongas una canción y no cumpla tus expectativas y digas, ¿y ahora qué?

Unas 240 veces que es el número de canciones que tengo escritas. Cada vez que voy a escribir está ese miedo. Hasta el punto de que pienso que ese miedo es la materia prima de escribir. De verdad. El acto de la creación es el acto de hacer algo a partir de la nada. Es una cosa rarísima. A partir de una hoja en blanco y una guitarra silente que agarrás y de golpe aparece una estructura que es una especie de microcosmos con cierta coherencia interna y con ciertas normas.

Aparece como una especie de cultivo de bacterias organizadas que tiene una vida propia, que tiene un centro, un núcleo, que tiene una periferia que cumple funciones de golpe; o sea se crea una estructura no preexistente. Entonces es muy importante empezar desde cero porque el rango del acto creativo depende del silencio creativo, de la nada. Es cuando se nota más. Igual que se nota más la letra negra cuanto más blanca sea la hoja.

Ese cero creativo sí que produce vértigo, produce mucho miedo y ahí uno aprende en realidad a componer. Aprende a saber que no va a aprender a componer. Y que no pasa nada.

Y que está ahí bien y que siempre le va a dar el mismo trabajo, pero hay que sentarse porque tarde o temprano va a pasar y a tener fe de que va a pasar.

Lo mismo pasa en el escenario. Estás ahí y si estás suficientemente tranquilo aparece de golpe…muerdes la situación y te quedas ahí agarrado. Como si mordieras una manzana y dices «ya la tengo».

Aprovechado que practicas surf, si hacemos un símil mar-música, cuando estás en tu tabla con el mar en calma esperando a que la ola llegue, ¿podría asemejarse esa ola a la inspiración?

Yo soy una persona muy sencilla en la manera de razonar, entonces intento establecer paralelismos entre todas las cosas que hago; y no veo muchas diferencias entre el surf y la composición.

En el sentido de que cada vez que entro al agua, siento un momento de miedo y de desazón. De no conseguirlo, de que no va a pasar. Siempre se lucha contra la rompiente y si tienes suerte llegas atrás de ella que es un lugar tranquilo. Es como la luna, donde flotas y ondulas hasta que viene la ola y ahí vuelve a entrar el vértigo de vuelta.

dsc7804Es un lugar al que sólo se puede ir solo. Igual que la composición. Te pueden acompañar hasta la puerta, te pueden agarrar el cuaderno, pueden estar contigo al lado; pero en el momento íntimo de la escritura, aunque estés con otra persona, en el momento de escribir estás solo.

Y en el surf, te pueden llevar hasta ahí pero hay un momento en que tú decides ponerte arriba de pie y nadie te lo puede explicar. Lo tienes que aprender solito. Llevar a un hijo a una clase de surf es darte cuenta de que lo puedes ayudar a todo, pero en el momento está solo.

Bailar en la cueva, tu último disco, es un disco de celebración, de bailar y de disfrutar. Siempre buscas retos,salir de tu zona de confort. ¿Qué idea tienes para el próximo?

La verdad es que sí, soy un yonqui de la incomodidad. Me gusta salir de mi zona de confort. Estoy siempre escarbando, siempre buscando. Luego intento estar cómodo, pero me gusta mucho moverme de manera pendular.

El disco anterior es muy expansivo. Éste probablemente vaya hacia el otro lado. Hacia el lado más intimista, más minimalista. Un disco para mediados o finales de 2017 opuesto a Bailar en la cueva. Un disco más hacia dentro.

¿A qué poeta te gustaría poner música?

Es difícil poner música a una poesía. Muy difícil de hacer, que no me animaría a hacer. Hay como una especie de redundancia que se vuele muy complicada para mí. Pero no sé…Garcilaso de la Vega. Tiene mucha musicalidad.

En una entrevista dijiste que la nostalgia es una endemia en la sociedad actual.

Sí, cierto. Lo pienso.

Pienso también en la incoherencia, la contradicción. Cada vez hay más cursos de meditación, de yoga, de estar con uno mismo, y sin embargo es en la actualidad cuando más dispersos estamos.

También es un indicador de salud. Hay que ser consciente con toda la sensación de que el mundo va horrible, va espantoso. Esto es cierto en el área ecológica. Pero desde el punto de vista de las sociedades en donde vivimos, la gente va adquiriendo más salud, más años de vida; va extendiendo sus actividades y va entrando en algunas que son un premio para una persona, como estudiar meditación y yoga.

Yo a veces llego a poder ir a la clase de yoga y a veces no. Cuando puedo, voy y me gusta mucho. Lo mismo con la meditación, me gusta mucho, pero no siempre llego a poder incorporarlo a mi vida. Lo considero como un premio. Es una señal de que la sociedad en algunas cosas va mejor. Pero también es un contrapeso, porque vivimos en un mundo de enorme dispersión mental. Donde la gente no va ni al baño sin el móvil. Es muy difícil concentrarse.

Está el libro «Superficiales» (The shallows: What the Internet Is Doing to Our Brains) de Carr, que dice que el cerebro humano está volviendo a la época en que vivía en los árboles y estaba todo el tiempo mirando para un lado, mirando para otro, como un pájaro. Con la cabeza todo el tiempo en movimiento, listos para el multitasking y que hemos perdido la capacidad de concentración. Pero bueno, también hemos ganado muchas cosas.

No quedó tiempo para preguntarle sobre cómo se sentía al compartir escenario con su mujer y su amigo. Pero la respuesta la tuvimos un rato después cuando la complicidad se hizo carne y hueso entre los tres artistas.

Leonor Watling y Alejandro Pelayo, Marlango, hicieron gala de su exquisitez, su dulzura y su buen humor. La actriz y cantante se atrevió además con el italiano y el portugués. Junto con Jorge, nos regalaron momentos únicos con versiones de Radiohead, Leonard Cohen, The Beatles o José Alfredo.

Terminar como trío cantando Todo se transforma tuvo más sentido que nunca aquella noche, en la madrileña Galileo, donde hace años tuvo lugar el primer contacto entre los dos enamorados.

Fotos de Thomas Canet extraídas de la web de Jorge Drexler.

Querido mundo, las mujeres tienen algo que decir

Por lo visto, en pleno siglo XXI, todavía no queda del todo claro cuál es el significado del término «feminismo», por lo que creo que es fundamental despejar dudas antes de seguir con el tema de hoy. Según la Real Academia Española es…

«La ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres»

Manda webs que tenga que existir siquiera una ideología para algo tan básico y de sentido común. Pero, bueno, vamos a aparcar esto para otra ocasión.

gif-lady-gaga

Una vez aclarado este tema, para que ninguna persona se sienta amenazada o discriminada, pasemos a lo que hoy nos concierne. Hace una semana despedimos a la sección Dale al play y dimos la bienvenida a Let’s Indie. Éste será un espacio más abierto, con o sin listas, donde escribir lo que nos dé la gana, enmarcado siempre en el contexto de la música alternativa, independiente, menos conocida, menos comerciLO QUE NOS APETEZCA. Y a mí hoy me ha apetecido hablar de mujeres que cantan, tocan, componen, actúan y demás acciones artísticomusicales con cierto toque reivindicativo a todos los niveles.

 

Concha Buika

Empezaré por la española Concha Buika, una mallorquina de padres guineanos afincada en EEUU. Su estilo, como su vida, apuesta por la libertad en todos los sentidos. Una libertad bien entendida, la de permitirse ser uno mismo en todo momento. Hace poco, en una entrevista para El Espectador decía «…si no soy capaz de amarme y honrarme, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, hasta que la muerte me lleve, no voy a ser capaz de amar a otro. […] Antes de entregarnos a alguien hay que entregarnos a nosotras.»

[arve url=»https://youtu.be/ZLjXxTyocK0″ mode=»normal» align=»center»]


 

Rebeca Lane

Rebeca Lane es una cantautora, poeta, actriz, activista y socióloga nacida en Guatemala hace 32 años en medio de una guerra. Desde joven, ha estado involucrada en proyectos de recuperación de la memoria histórica, de personas desaparecidas y de lucha por las tierras de los pueblos indígenas. Poco a poco, se involucró en grupos de mujeres a través del arte. A través del teatro, la poesía y su rap, defiende la igualdad de sexos y el empoderamiento de la mujer. Esta canción es parte de una campaña feminista de Radio Progreso en Honduras. Estará actuando el próximo 06/11 en la madrileña Sala Maravillas.

[arve url=»https://youtu.be/0iZ-luiLRDg» mode=»normal» align=»center»]


 

Anohni

Anohni fue Anthony hasta 2015. Es cantante, compositora, artista visual y líder de la banda Anthony and The Johnsons. En mayo lanzó su primer disco firmado con su nuevo nombre y sin The Johnsons. Se llama «Hopelessness» y navega por la electrónica experimental con la profundidad de las letras que caracterizan a esta mujer. Un disco cargado de crítica social, sobre todo hacia Occidente. Habla de los drones, del exceso de vigilancia, del ecocidio, del cambio climático y de la pena de muerte; pero también es una reflexión sobre su propia complicidad con todo esto.

[arve url=»https://youtu.be/aUEoic7ro_o» mode=»normal» align=»center»]


 

M.I.A.

M.I.A. lanzó su último disco, «AIM», hace casi 2 meses. Esta británica es compositora, pintora, cantante y directora. Sus controvertidas letras son una crítica directa hacia la política internacional y los valores de la sociedad occidental. Una mano hacia los refugiados, temas que nos sitúan en la frontera entre México y EEUU o en la polémica con Fly Emirates. Musicalmente hablan de una pérdida en su frescura y su innovación, pero lo cierto es que no se calla.

[arve url=»https://youtu.be/kGDhHxgY6uo» mode=»normal» align=»center»]


 

Camila Moreno

Camila Moreno nació hace 31 años en Santiago, Chile, y el año pasado publicó su tercer disco de estudio bajo el nombre de «Mala Madre». Una mezcla íntima de rock, pop, folk y electrónica. Según la artista, este es un disco que «refleja la marginación de la mujer o un aspecto de la humanidad que tiene que ver con lo femenino (…) La mujer que ya no quiere ser más sumisa». Como en la portada del álbum, Camila se ha desnudado, ha perdido el pudor y se muestra tal y como es.

[arve url=»https://youtu.be/Nv_8l0xklbs» mode=»normal» align=»center»]

10 canciones para bajar el ritmo

Pues así a lo tonto y sin darnos cuenta, ya nos hemos comido medio mes de septiembre. Y, ¿qué has hecho además de quejarte porque ya se han acabado las vacaciones, la jornada intensiva en el trabajo y las calles vacías en Madrid? Ya te lo digo yo: nada. Y bueno, al fin y al cabo es normal. Uno vuelve en ese estado zen, con cara de tonto y quemada y coger otra vez el ritmo, pues oye, cuesta.

Instagram lleno de imágenes con tratamientos detox para que resetees el cuerpo después de los excesos. Promociones en los gimnasios para eliminar esos michelines que te ha regalado la buena vida de los últimos meses. Inicios de cursos para los que tienes que hacer YA la matrícula; y así un sinfín de bombardeos constantes que te obligan a despertar y espabilar porque si no, estás sentenciado a muerte o algo así. Pues BASTA YA, ¿no? No sé, un poquito de calma, chico. Que uno se estresa y sufre tal presión que el efecto es mucho peor; y vienen las canas, y las ansiedades y los gimoteos en cuclillas en un rincón del salón mientras los compañeros de piso observan atónitos.

Pero ya estoy yo aquí para arreglar el asunto. ¿Cómo? Pues como siempre, con la mejor medicina: música. Aquí van 10 canciones que te ayudarán a facilitar el paso a un estado más liviano, mas tranquilico, vaya.


Cuento Animal – Nadia Álvarez

Abre la lista esta leonesa que publicó en 2015 su primer disco, Salto al vacío, y que sin duda va a dar mucho que hablar. Un estilo particular que va desde el indie folk al pop melódico con influencias rock. Sus canciones están hechas de sensibilidad y melodías delicadas.

Escucha en YouTube


El Pensamiento Circular – Iván Ferreiro

Hace casi una semana que el gallego nos presentó el primer single de su nuevo disco, Casa, que verá la luz a finales de octubre. Esta joya te sumerge en una nube de nostalgia y cierta tristeza que se vuelve adictiva. Deseando escuchar el resto.

Escucha en YouTube


I’ll Be Fine – Cèlia Pallí

Es de Girona y fue corista de Nelly Furtado, además de haber colaborado con otros artistas como Paulina Rubio. Hace un par de años que publicó su primer trabajo, I’ll be fine. El sonido del ukelele y las cuerdas que lo acompañan en esta canción, facilitan la transportación al lado del mar.

Escucha en YouTube


Oleada – Julieta Venegas

Parece mentira, pero ya hace trece años que la mexicana publicó su disco , donde se incluía este tema. Una invitación a dejarse llevar, a fluir con la vida y dejarse sorprender. Una carretera sin final que se abre ante tus ojos. Ahí te lleva.

Escucha en YouTube


Voldria Que Fossis Aquí – Judit Neddermann

Aunque en marzo de este 2016 ya publicó su segundo largo, nos hemos quedado con este corte del primer dicos de esta joven barcelonesa, Tot el que he vist. Se fusionan el jazz y folk con una voz muy personal.

Escucha en YouTube


Will – Núria Graham

También catalana, de padre irlandés y con disco en la calle desde el pasado 2015.  Su voz, sensual y cautivadora, capitanea una música intimista y suave con un gusto exquisito.

Escucha en YouTube


Tú Atacas – Carla Morrisson

Hace casi un año que llegó a nuestros oídos el segundo trabajo de esta cantautora mexicana. Una voz y estilo muy personales con los que nadar en un mar de emociones con un toque dramático.

Escucha en YouTube


Dare – Lucia Scansetti

A principios de este año parió, como ella misma nos contó, su primer EP, Dimensions of dialogue, del que rescatamos esta delicia de canción. Su voz susurrada, guiada por el ritmo vaporoso, ingrávido, pero a la vez decidido, nos invita a atrevernos. Hazlo.

Escucha en YouTube


Scars – James Bay

Es británico, tiene 26 años y ha triunfado con su primer disco. Este tema empieza con timidez, pero va subiendo de intensidad acompañado de la potente voz de su compositor, que acepta el momento de dolor, pero le pueden las ganas de curar esas cicatrices.

Escucha en YouTube


Vengas Cuando Vengas – El Kanka y Carmen Boza

Una canción suave, a medio tiempo, con la que el malagueño nos invita a deshacernos de todo lo que sobra, a quedarnos con nuestra esencia, a bailar como nos dé la gana. Por si fuera poco, lo hace acompañado de la dulce voz de Carmen.

Escucha en YouTube


10 canciones para cantar con tus padres

¿Qué tal, bfacers? ¿Cómo van esos cuerpazos? A los que seguís tostándoos al sol, o bien, recorriendo maravillosos lugares, felicidades, seguid disfrutando, malditos. A los que como yo, os toca pringar, tranquilos, no estáis solos. Juntos podemos luchar contra el calor que viene directo del centro de la Tierra y brota en el asfalto como una bella flor en primavera (¡ay, la primavera!).

En verano, llevados a veces por el aburrimiento, nos da por hacer cosas que en otro momento nos resultan demasiado tediosas. Volvemos unos días al pueblo, nos invade la nostalgia y nos da por abrir baúles olvidados repletos de reliquias de nuestra infancia; o, mejor aún, de la juventud de nuestros amados progenitores.

Algo así hemos hecho en Bface. Nos ha entrado la melancolía y hemos confeccionado una lista con 10 versiones de temazos de ayer, hoy y siempre para cantar a grito pelao con tu abuela y con tu padre.


Ese hombre – Fangoria

Uno de los muchos éxitos de la más grande. Allá por el año 79, Rocío Jurado interpretó esta balada llena de odio y resquemor. Algo más de 20 años después, Fangoria se atrevieron a poner su sello personal al tema.

Escucha en YouTube


Nada de nada – Amaral

A principios de los 70, la madrileña Cecilia publicaba su primer LP en el que se incluía esta canción; y hace 16 años que el dúo Amaral se decidió a versionarlo en su álbum «Una pequeña parte del mundo«.

Escucha en YouTube


Abrázame – Iván Ferreiro

También setentero, este tema pertenece al galán español por excelencia, Julio Iglesias. Fue el gran Ferreiro quien, allá por el 2005, decidió dar un vuelco a esta balada con distorsión y su característica voz desgarrada.

Escucha en YouTube


La caza – Lori Meyers

En la segunda mitad de la década de los sesenta, los que fueran Los Brincos, formaron el dúo Juan y Junior con el que solo grabaron 6 sencillos. Uno de ellos fue este gran éxito que hemos bailado en más de una nochevieja. Los granadinos Lori Meyers fueron los encargados de darle el toque indie.

Escucha en YouTube


Estando contigo – El niño de la hipoteca

Fue Conchita Bautista quien, con traje de cola, se fue a Cannes y presentó esta canción a Eurovisión en el 61. Unos años más tardes Marisol la versionó; y ya en los 2000, El niño de la hipoteca desde Barcelona se arriesgó a darle aires de rumba.

Escucha en YouTube


Como yo te amo – Niños mutantes

Gracias a esta canción, uno de los duetos más recordados de la canción española es el de Raphael y Rocío Jurado. Hace nueve años que la banda de Granada, Niños Mutantes, incluyeron su particular versión en su disco «Grandes éxitos de otros«.

Escucha en YouTube


Frente a frente – Bunbury

En 1981 Jeanette fue la primera en interpretar esta triste balada. Casi treinta años después, el que fuera vocalista de Héroes del Silencio, le dedica un espacio en su álbum «Las consecuencias«.

Escucha en YouTube


Por qué te vas – Presidente

Seguimos con Jeanette, pero en este caso han sido los barceloneses Presidente los encargados de darle un toque más rock a este tema de la cantante hispano-británica.

Escucha en YouTube


Eres tú -Pecker

Otra canción eurovisiva que triunfó, quedando en segundo puesto, en el festival del 73 celebrado en Luxemburgo fue la interpretada por Mocedades. El pasado marzo, el aragonés Pecker la incluyó, junto a otras reliquias, en su disco «Perversiones«.

 Escucha en YouTube


Pena, penita, pena – Vinila von Birmark

En el año 1953 se estrenó la película hispano mexicana ¡Ay pena, penita, pena! protagonizada por Lola Flores, donde además interpretaba esta canción entre otras. Ahora, la bailarina de burlesque, cantante y DJ, Vinila Von Bismark la ha transformado a su antojo.

Escucha en YouTube


El yin y el yang del Festival Charco

El yin y el yang, esas dos energías que se necesitan y se complementan y cuya interacción genera el equilibrio. Algo así se vivió el pasado fin de semana en el Jardín Botánico de la Complutense bajo una luna casi llena.

Como os adelantábamos, el Festival Charco sería una celebración de la unión cultural entre España e Iberoamérica. Y así fue. Una celebración continua de baile, colores, música y pequeños desastres organizativos.

Este año era la segunda edición del evento y, quizá, fue esa falta de experiencia la que provocó alteraciones en los horarios, acortamientos de las actuaciones como consecuencia y la dolorosa cancelación de Juana Molina; frustrada abandonó el escenario en su segunda canción por culpa de unos monitores que no cumplían su función. Todos echamos de menos alguna explicación por parte de la organización, que se limitó a publicarlo en su página de Facebook.

Juana Molina
Juana Molina

El sol abrasaba y cualquier rincón sombrío nos valía para guarecernos. El suministro de refrigerios no estuvo a la altura, pues al final de la tarde ya no quedaba agua ni cerveza sin alcohol fría. ¿Qué pasa con los que no quieran consumir bebidas espirituosas? La falta de previsión quedó patente una vez más. Pero bueno, tampoco queremos ensañarnos, que nadie nace sabiendo. Al final el objetivo de esta fiesta de la música latina, en su amplio abanico, se cumplió: nos dejamos felices las caderas y las piernas en el césped artificial.

Los Nastys y Toundra abrían la tarde del sábado con su fuerza y contundencia. Entretanto, entre el mini mercadillo y los food trucks muchos aguardaban la llegada de uno de los cabezas de cartel de esa noche. Los mexicanos Molotov hicieron que el sudor tuviera una razón de ser. Nos dieron todo el power en un directo arrasador.

Sólo había un escenario, por lo que los cambios de equipos y escenografía no pasaban desapercibidos. Pero ahí estaban Chancha Vía Circuito y Los Guacamayos Djs para amenizar, y de qué manera, la espera. Ritmos tropicales y eléctronicos que creaban una atmósfera buenrollera en la que dejar de bailar estaba mal visto.

Chico Trujillo
Parte de Chico Trujillo en acción

El cierre de este primer día corrió a cargo de los colombianos Bomba Estéreo. Su vocalista, Liliana, se atrevió a salir con un abrigo de plumas blancas con el que nos hizo sufrir por su salud. Pero también nos hicieron gozarlo a base de bien con su peculiar mezcla de electrónica, cumbia, rap, reggae y pop.

El domingo la cosa se torció. Las puertas abrieron más tarde de lo previsto, lo que, junto con los numerosos problemas técnicos, hizo que todas las actuaciones se retrasaran y sufrieran recortes de tiempo. La peor parte, como sabéis, se la llevó la argentina Juana Molina. Por su parte, Tulsa intentó capear el temporal y consiguieron encandilar al público en los apenas 30 minutos que les dejaron estar ahí arriba.

La fiesta llegó con Chico Trujillo y su nueva cumbia chilena. Duró poco, pero su rock, ska, reggae y hip hop en las manos y bocas de 10 músicos, nos levantaron el cuerpo y las ganas de darlo todo en un segundo. Una lástima que la indignación cubriera de nuevo el recinto cuando se hizo evidente la descompensación entre espera y conciertos. Esta vez no hubo DJs para contrarrestar.

DSC_0094

Pero todavía quedaba lo mejor. El gallego Xoel López demostró, una vez más, ser uno de los músicos más importantes de nuestro país. Presentó, junto a su banda, su último disco, «Paramales». Nos llevaron a bailar y de viaje a la Patagonia cuidando cada detalle, dejándose la piel y demostrando la conexión y complicidad que les une en el escenario; y de la que también goza Drexler, quien salió como anticipo de lo que vendría después para cantar Hombre de ninguna parte.

Y entonces llegó él. Jorge Drexler. Uruguayo, músico, médico y creador de momentos mágicos. Esta vez, además de su banda, le acompañó Luciano Supervielle y juntos metamorfosearon cada una de las canciones. Haciendo, por ejemplo, una cumbia de Deseo (aquí una muestra).  Hicieron arte en cada acorde, pero también en cada gesto. Como el de prestar parte de su tiempo a Juana Molina para que nos hiciera, en la más estricta intimidad de su guitarra y su voz, un regalo en forma de canción.

Con La luna de Rasquí fue Xoel el que volvió a subirse a las tablas y con Todo se transforma fueron los técnicos los que cortaron de un plumazo la actuación. Esto no impidió que acabaran el tema sólo con el sonido de los monitores y el de las voces del público cantando a coro eso de cada uno da lo que recibe, luego recibe lo que da…

Drexler y Xoel Lóez
Xoel López y Jorge Drexler

10 canciones para disfrutar del Festival Charco

Es verano y en Madrid el calor ya es sofocante. Puedes tostar pan en las rejillas de las alcantarillas e incluso calentar la cera en el asfalto para esas depilaciones de última hora. También puedes estar sin dormir toda una noche, como no seas de los afortunados que tienen aire acondicionado. La buena noticia es que hay millones de planes que te harán olvidar todo este sufrimiento.

Uno de ellos es el ciclo de conciertos «Noches del Botánico» con una programación más que apetecible para refrescar nuestras noches de verano en el Real Jardín Botánico Alfonso XIII. En este espacio tan especial, celebrará su segunda edición el Festival Charco los próximos 16 y 17 de julio. Dos días en los que se darán cita algunos de los artistas más importantes de la escena iberoamericana; donde se celebrará la riqueza multicultural de la música nacida a ambos lados del Atlántico; dos días para disfrutar de la electrónica, el rock, el pop o la cumbia.

15 nombres son los que forman el cartel de Charco y 10 canciones las que forman esta lista a modo de aperitivo para el próximo finde.


A Serea e o Mariñeiro –  Xoel López

Un homenaje a la tierra que le vio nacer es esta canción que encontramos en el último disco del gallego. Llena de mestizaje con un sonido que nos transporta a los bosques de meigas.

Escucha en YouTube


Lunes – Club del Río

Son siete, son de Madrid y viven felizmente en comuna en el campo. Esto sin duda se transmite en su peculiar estilo, una mezcla del folk de los sesenta con trazos del sonido propio de cantautores latinoamericanos

Escucha en YouTube


Universos Paralelos – Jorge Drexler

Pocos consiguen transmitir con sus letras algo tan complicado como las emociones, de una forma tan liviana y directa como lo hace el uruguayo. De su último trabajo, «Bailar en la cueva», hemos recuperado este canto al anhelo.

Escucha en YouTube


Caderas – Bomba Estéreo

Con su mix de cumbia, rock, electrónica, rap y reggae llegan los colombianos a subir (más) las temperaturas. Difícil es contener el movimiento al darle al play.

Escucha en YouTube


Jardines – Chancha Vía Circuito

Artista argentino que consigue fusionar ritmos brasileros y paraguayos con sonidos místico andinos y del floklore argentino envueltos en una atmósfera electrónica.. ¿Recordáis cuando Walter White enterró en el desierto sus millonacos? Pues el groove que acompañaba esa escena era de Chancha.

Escucha en YouTube


Fumar, Beber y Romper – Los Nastys

Son una banda madrileña y hacen punk-rock-garaje. Sus letras hablan de sexo y fiesta, pero también tiran de sarcasmo para criticar este sistema tan incoherente en el que vivimos.

Escucha en YouTube


Reina de Todas las Fiestas – Chico Trujillo

Vienen de Chile y se definen como una de las orquestas más importantes de su país. Su  música es una síntesis de cumbia clásica, bolero, música latinoamericana, balcánica y reggae. Sin duda su directo será todo un espectáculo.

Escucha en YouTube


Ferocísimo – Juana Molina

Cantautora argentina con un estilo un poco difícil de definir. Encontramos folk, ambient, electrónica, indie pop y experimental. Poco conocida en nuestro país, pero con un público fiel que va desde Los Ángeles hasta Tokio.

Escucha en YouTube


Sastre del Diablo – Nortec Collective

Desde Tijuana, México, nos llega esta banda considerada uno de los máximos exponentes de la música electrónica latinoamericana. Estarán presentando su último trabajo «Motel Baja». Actualmente también trabajan con el Cirque du Soleil para el que componen el soundtrack de Luzia.

Escucha en YouTube


Oda al Amor Efímero – Tulsa

Miren Iza forma y lidera el universo de Tulsa. Cuenta con varias nominaciones a los Grammy Latino y con el premio a Mejor Música en el Festival de Cine de Málaga. Indie pop, folk y rock que cautiva gracias al magnetismo de sus letras.

Escucha en YouTube


10 canciones para arder en la hoguera

Hoy es un día muy especial, señoras y señores. Hoy, después de la broma climática de la semana pasada, empieza oficialmente el verano con la noche más corta del año; además, es el día internacional del yoga y dentro de dos estaremos celebrando otra de las noches más especiales, la de San Juan. Ese momento mágico en el que el fuego es el protagonista.

Porque como hace frejquico, pues encendemos unas hogueras y, de paso, aprovechamos para quemar to lo malo y pedir cosas bonitas al agua con todo tipo de fiestas, rituales y celebraciones. Como los alicantinos, que ya llevan varios días con sus mascletás y pronto bailarán y beberán como posesos a la llum de les fogueres (¡ay, qué tiempos aquellos de posesa!).

Así que, como cada martes, hemos hecho una selección de 10 canciones para que juntos festejemos tanta magia. Aquí en la capi el mar nos queda un poco lejos, pero eso no nos impide montar nuestra propia hoguera, aunque sea en el salón de casa a ritmo de esta playlist.


San Juan – Xoel López

Una de las canciones paganas del gallego tejida con una bonita y romántica leyenda que nos transporta a una de esas noches cálidas con aroma a sal y brisa azul.

Escucha en YouTube


Burn the Witch – Radiohead

En esa magia nos mantienen los británicos con las cuerdas que guían este tema que capitanea su último y esperado disco: «A Moon Shaped Pool«.

Escucha en YouTube


I See Fire – Ed Sheeran

Incluida en la banda sonora de El hobbit: la desolación de Smaug, esta canción permitió que el también británico Ed Sheeran copara las listas de éxitos europeos.

Escucha en YouTube


Fuego – Bomba Estéreo

Damos un giro de 180º y viajamos hasta Bogotá para darlo todo a ritmo de reggae, cumbia y folclor en una especie de oda a uno de los cuatro elementos.

Escucha en YouTube


Fire – Kasabian

Volvemos a Reino Unido con el indie rock de los de Leicester. En esta canción sobra el fuego y el calor con los que ponerte bien a tono.

Escucha en YouTube


El Verano del Incendio – Luis Brea y el Miedo

Primer corte del último disco de los madrileños que se publicó el pasado 2015. En él habla de los festivales de verano, tan llenos de emoción y de ilusiones, donde, al menos por unos días, tu única preocupación es disfrutar.

Escucha en YouTube


Incendio Suicida – Rufus T. Firefly

Hace 6 meses, la bfacer Paloma de la Fuente ya nos descubrió el rock alternativo de los de Aranjuez. Hemos recuperado esta canción, un tanto trágica, de su disco «Ø», publicado en 2012.

Escucha en YouTube


Rómpase en Caso de Incencio – Álex Ferreira

De República Dominicana vienen Álex Ferreira y su pop rock. Este tema, del disco «Un Domingo Cualquiera«, habla de arder para renacer.

Escucha en YouTube


Incendio #3 – Nadadora

Hace cuatro años que los gallegos anunciaron su separación, pero hoy hemos querido recuperar esta canción, de su disco «Todo el Frío del Mundo«, que habla de incendios, miedos e imperfección.

Escucha en YouTube


Incendio y Saqueo de un Corazón – Fangoria

Nos despedimos con este corte instrumental, del disco recopilatorio «Dilemas, Amores y Dramas«, con el que menearnos sin ningún pudor alrededor del dios fuego.

Escucha en YouTube


10 canciones para darle a tu cuerpo alegría

¿Cómo están ustedes? Os imagino contestando al unísono con un «¡¡¡bieeeeeeeen!!!». Claro que sí. Porque ya es martes, parece que por fin la primavera ha llegado a la ciudad y no sabes lo bien que me sienta, papá. Se empiezan a planear vacaciones, se cuentan los días que quedan para empezar la jornada continua en la oficina, etc.; pero sobre todo y más importante es que el lunes pasó. Esa oscuridad al amanecer que se pega a ti como una sanguijuela y te  va quitando la energía hasta que vuelves a casa, se desvaneció. Murió. Dejó de existir.

Ha nacido un nuevo día, señores, y le vamos a dar la bienvenida como se merece. Bailando. Porque de eso va este post, de darnos un chute de buenro, de menear nuestras caderas, de cantar como si no hubiera un mañana, de celebrar la vida, vaya. Vamos a hacer un ejercicio de visualización ahí mismo. Sí, según estás frente al ordenador. En la oficina, en la biblioteca o con el móvil por la calle (cuidado con la caca de perro).

¿Notas esa brisa en tu cara? ¿y la arena que acaricia las plantas de tus pies? Ese olor a sal mezclándose con la hierbabuena del mojito que llevas en la mano. Quizá una pequeña ola alcanzó tus dedos. Con esa sensación vamos a recibir este temazo que no pasa de moda y que nos servirá para introducir los siguientes diez.

[youtube id=»McV4pBRb-Sg» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Las Transeúntes – Jorge Drexler

Una de las múltiples virtudes del uruguayo es la de transmitir calma y esa energía especial como sólo él sabe. Así, a medio ritmo, nos vamos despojando de abrigos y nos dejamos florecer.

Escucha en YouTube


De Oriente a Occidente – Diana Fuentes

También desde el otro lado del Atlántico, de una isla única, Cuba. Diana Fuentes nos hace mover la cintura de una forma más primitiva: cógelo con calma, yo no sé pa qué te apuras, no hay censura pa tus movimientos.

Escucha en YouTube


Bye Bye Paris – Ray Collins’ Hot Club

A ritmo de swing, esta high performance orchestra nos recuerda que París, además de ser la ciudad del amor por excelencia, es un lugar para bailar.

Escucha en YouTube


Ready for summer – Eme Dj y Klein

Canción fresca y bailable que nos va preparando para esas noches de verano en las que el mundo parece pararse y solo importa dejarse llevar.

Escucha en YouTube


Lunes – Club del Río

Son siete, vienen de Madrid y se definen así: En el desierto es gota de agua y en el inmenso mar, trozo de tierra. A nosotros nos transmiten ganas de fiesta continua.

Escucha en YouTube


Cómeme – Paz Court

Con esta chilena llega la sensualidad y el aroma primaveral. Sonido latino con una letra sencilla que incita a movimientos suaves y compartidos.

Escucha en YouTube


Labios – Jenny and The Mexicats

Esto es lo que surge de mezclar a una británica trompetista, un español percusionista y unos mexicanos con guitarra y contrabajo. Algo así como indie-folk-flamenco para no dejar de moverse.

Escucha en YouTube


Salvaje – Fuel Fandango

Siguiendo el hilo de las fusiones, el canario Alejandro Acosta y la cordobesa Nita, son los reyes de la electrónica-funk-flamenco. «Salvaje» es el single de su nuevo álbum «Aurora».

Escucha en YouTube


Best Fake Smile – James Bay

Tiene casi 26 años y viene de Hitchin, Inglaterra con un rock indie soul pegadizo. Con esta canción nos ponemos las pilas por la mañana para entrar rompiendo la pana en la oficina.

Escucha en YouTube


Bom Começo – Suricato

Bajamos revoluciones para despedirnos con estos brasileños y su pop folk blues. Un atardecer de mayo volviendo a casa a paso lento.

Escucha en YouTube


10 canciones para adorar a Muse

«Ir a un concierto de Muse» debería ser un must en vuestra lista de «cosas que hacer antes de morir». Os pueden gustar más o menos, ahí no me meto, pero os aseguro que no saldréis indiferentes tras casi dos horas de su directo arrollador. Se han convertido en los dueños indiscutibles de la palabra espectáculo. Si no me creéis, basta con que preguntéis a alguna de las 15.000 personas que llenaron el Barclaycard Center la noche del jueves o la del viernes.

Con siete discos a sus espaldas, es posible que los británicos estén empezando a autoplagiarse en lo que a composiciones se refiere, pero en los directos siempre van un paso más allá. Esta vez se les quedaba corto un escenario rectangular de los de toda la vida, con sus 180º, así que como hicieron en 2009 los irlandeses U2, han duplicado grados y al centro giratorio y circular le han añadido dos pasarelas a los lados, ocho pies de micro para que Matt Bellamy despliegue todo su potencial vocal, unos paneles móviles, unas proyecciones y unos drones en forma de burbujas. Todo esto acompañado de un juego de luces, confetti en forma de hombrecillos y un sonido apabullante fruto del virtuosismo de la banda que hace que sea algo épico.

Drones World Tour es el nombre de la gira que comenzó en 2015 tras lanzar su séptimo álbum de estudio «Drones« y que continuará por toda Europa hasta agosto. Yo les seguiría, la verdad, pero mi sueldo no da pa tanto y mis vacaciones tampoco, así que me doy por satisfecha después de lo vivido el pasado jueves. El resultado es la lista de esta semana, 100% dedicada a los inglesitos. Un recorrido por toda su carrera resumida en 10 temazos de los de volverse loco.


Plug in Baby

Mítico tema de su segundo disco, allá por 2001, con ese inconfundible riff de guitarra al principio que te va preparando para que no dejes de saltar hasta el final.

Escucha en YouTube


Psycho

Canción del último álbum y elegida para abrir el espectáculo y dejar claro quién manda porque our asses belong to them now.

Escucha en YouTube


Time Is Running Out

Otra de las inconfundibles del trío británico, de su disco «Absolution«, que cuenta ya 12 añitos y que tantas y tantas veces hemos coreado.

Escucha en YouTube


Uprising

Ésta fue la encargada de abrir «The Resistance«, quinto largo, sentando las bases de lo que significaba este trabajo. Resistencia, levantamiento y reivindicación.

Escucha en YouTube


Starlight

Con una intro de teclado más que reconocible, dejando al descubierto entre sus versos el nombre del álbum al que pertenece, nos baja un poco las pulsaciones.

Escucha en YouTube


Knights of Cydonia

También incluida en «Black Holes and Revelations«, este tema te pone a cabalgar desde el principio creyéndote uno más de Game of Thrones coreando «you and I must fight for our rights, you and I must fight to survive«.

Escucha en YouTube


Madness

Un poquito de calma con este canto a la locura que conlleva el amor. Uno de los temas más Queenianos con ese solo de guitarra que nos recuerda a Freddie con su aspiradora.

Escucha en YouTube


Supermassive Black Hole

Como un súper agujero negro que crece y traga todo lo que hay a su alrededor, así se comporta un amor perdido cuanto más lo quieres olvidar.

Escucha en YouTube


Mercy

Sigue a Psycho en su último álbum y habla de fuerzas oscuras, de las máquinas asesinas de su predecesora, de perderse a uno mismo.

Escucha en YouTube


Follow Me

Ponemos la guinda al pastel con estas bonitas palabras que Matt dedica a su primogénito. Habla de valentía, confianza, protección y amor, mucho amor.

Escucha en YouTube


 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies