Las noches eternas del Low Festival

Las noches eternas, las noches de incendio. Eternas porque el Low Festival nos dio motivos para apurar las madrugadas, de incendio por la flama que emanaba del público alborotado. Qué electricidad, vaya conexión, Benidorm.

Un año más saltamos al césped a darlo todo, sin número en la camiseta pero dispuestos a jugarnos las cuerdas vocales. Habíamos llegado y Ángel Stanich lo celebraba en el escenario, ¡qué forma de arrancar un festival! Casi en volandas nos reencontramos con el poeta de Santi Balmes y Love of Lesbian para recordarnos que 1999 no fue un mal año si de él surgieron canciones sublimes y que los cometas también hacen escala en el Levante.

noche_eterna_low_festival_bface_magazine

La primera noche tenía mucho que decir y Hot Chip era nuestra apuesta segura. Teníamos tantas ganas y tanto hot que estábamos completamente Ready For the Floor. Los británicos hablaban nuestro idioma: queríamos gastar la suela de las zapatillas en el césped.

Y lo conseguimos, tanto que con Belle and Sebastian tuvimos que tumbarnos a consolarle mientras escuchábamos el Get Me Away From Here, I’m Dying. Poco le duró la pena, porque Elyella Dj’s repitieron en el mismo escenario que el año pasado para poner el cartel de ‘vuelva usted mañana’ cuando ya casi se veía el sol.

Segundo asalto y segundo premio. El sábado los Planetas encontraron su hueco en el cartel para sentar cátedra con sus temas legendarios. Jota se portó y juntos pudimos celebrar un Cumpleaños Total con toda la nostalgia de los ‘granainos’. Nostalgia que habían sembrado los Niños Mutantes, que recorrió el siguiente escenario con la Habitación Roja y que recogió Suede. Mención especial a su vocalista, Brett Anderson, que se cayó en mitad de la actuación.

¿Y qué fue de la noche que la luna salió tarde?, que diría 091. Pues esa noche, la última y la más esperada fue la más espectacular. Ya lo notamos al empezar con la electricidad de Carlos Sadness y su melena al viento al ritmo del ukelele.

Vetusta Morla nos lo confirmó. Ese directo fue un Golpe Maestro que por momentos nos dejaba petrificados. Sin duda, la expresividad de Pucho y esas letras son lo que hacen a este grupo (tan) grande.

noche_eterna_low_festival

Aún con la flojera en las piernas corrimos para ver a la señorita Miss Caffeina, que llenó de audios los Whatsapps de nuestros amigos con Capitán o Mi Rutina Preferida.

Casi sin darnos cuenta, vimos aparecer a Javiera Mena y a sus bailarinas y tuvimos que guardar el móvil para poder bailar sus temazos. ¡Qué coreografías! Nos quedamos embobados hasta que nos atravesó su Espada

Como bien sabéis, un festival es mucho más que música así que hemos calificado otros aspectos con una nota para que is hagáis una idea de cómo se las gasta el Low Festival:

  • Cartel  ▶️ 8
  • Comida  ▶️ 9
  • Baños  ▶️ 5
  • Forma de pago (tokens)  ▶️ 5
  • Instalaciones  ▶️ 8
  • Transporte hasta el recinto  ▶️ 6
  • Acciones marcas  ▶️ 8

Y así, vigilados por decenas de rascacielos y embriagados por la brisa marina, nos despedimos hasta el año que viene. Hasta entonces, no dejéis de bailar.

A ti, que trabajas tras el mostrador

¿Qué te he hecho? Perdona, pero no recuerdo haber disparado a nadie de tu familia ni haber usado el apelativo jodido esclavo del infierno al pedirte la carta del bar. Trabajar detrás de una barra o un mostrador no debe ser fácil, pero he visto adolescentes en Hermano Mayor haciendo menos méritos para ir a la cárcel que tú.

a ti que trabajas detras del mostrador

Camarero, dependiente, funcionario en ventanilla… Alguien te ha puesto ahí para dar un servicio y tú has elegido hacerlo mal. Lo he intentado con hojas de reclamaciones e incluso con mi fulminante mirada-onda vital. Lo siento, has dado con una clienta que es capaz de cantar Marifé de Triana en la cena de empresa: no me importa dar el espectáculo.

a ti que trabajas tras el mostrador

Que el cliente no siempre lleva razón, correcto. Que hay clientes que despiertan tus ganas de enfrentarlo con tu Charizard a un combate, correcto; pero no lo pagues conmigo, porque me he visto todos los capítulos de Ally McBeal y tienes todas las de perder.

a ti que trabajas tras el mostrador bfacemag

La malafollá te hace irascible. Preguntar si se puede pagar por separado o si hay una talla más de una camisa no es una provocación, guarda esa pistola. No llegas a caer en el delito pero sabes cómo poner ese tonito que me enciende la Sálvame Deluxe atitude.

a ti que estas detras del mostrador bface

Si trabajas de cara al público y odias al público dedícate a otra cosa, no sé, fabrica quesos en Los Alpes.

Y a vosotros, os pido que no calléis:

Nos manifestaremos como hicimos ayer, el mostrador es suyo pero nuestro el poder.

Descubre ahora mismo cuál de las cuatro profesiones más conflictivas te pega más.

 

¿Dónde está mi telenovela de verano?

Las telenovelas se echan en la primera, el gazpacho sí lleva pepino, la crema solar factor 6 es más engaño que las galletas Digestive y si te mojas la nuca para entrar al agua no vas evitar un corte de digestión pero vas a tener la nuca fresquita.

5+lies+all+runners+tell

Desmontados estos mitos, desgranemos el segundo más importante (el primero es el de las Digestive 😔).

tumblr_ma81ml1Enq1qcg1glo1_500

Había veranos en lo que existía algo más placentero que tener un amigo con piscina: ver la novela después de comer. Duraba hora y media y daba igual que te sudaran los muslos, que tu madre se pasara con el fli-fli antimoscas o que llamaran los de Jazztel, tú te entregabas a Carlos Alfredo sin ni quiera haber hecho match.

Pero ya no está y mi tía Trini está triste y mi padre también aunque diga que no las veía, porque no es lo mismo una telenovela en La Primera que una en Nova, como no es lo mismo una foto echada desde abajo.

Selfie-GIF

La historia pierde glamour barriero; mudarla a Nova es como ponerla en la segunda página de resultados de Google: yo hasta ahí no voy. O dicho de otra forma para que lo entiendan los que ven Hombres, Mujeres y Viceversa: con Nova te duele el corazón, con TVE te duelen los pies.

Y no vengáis a ofenderme diciéndome que las vea online porque no es lo mismo, hombre ya; aunque si me la graban en VHS me lo pienso. Necesito revivir esa sensación de vacío de los sábados cuando recordaba que no había telenovela hasta el lunes. Lana del Rey, qué sabrás tú de Summertime Sadness.

Ya no se hacen telenovelas como las de antes es una frase que dicen las personas con más de 50 años. Pero es que yo también lo digo, así que voy a desvelar los ingredientes obvios y no secretos de un culebrón Tasty.

Receta para crear una telenovela perfecta

1. Nombre de película de sábado por la tarde de Antena 3

Coexisten tres corrientes de títulos de telenovela:

  • Nombre de la protagonista. Ej.: Luz María, María del Barrio.
  • Amor/corazón/pasión + whatever: Corazón Salvaje, Pasión de Gavilanes, Destilando Amor
  • Cosas que brillan: Cristal, Rubí, Esmeralda.
  • Poesía: Agujetas de color de rosa, El Zorro La Espada y la Rosa.

luzmaria


2. Banda sonora con letra

A los fans hay que ganárselos con un temón de introducción y si luego puede existir una versión lenta mejor. Se aconseja que alguno de los personajes sea cantante para facilitarlo todo.

telenovela
Tengo este CD pirata y eso me hace siete veces más fuerte que tú.

3. Una protagonista buenorra sufridora

Todo le pasa a ella. Si tú estás mal, ella está peor; si a ti te ha dejado el novio a ella le ha dejado y le han pegado un tiro al padre y encima la tía no dice ni una palabrota.

Es demasiado buena persona, tanto que a me daban ganas de ir a Caracas a zarandearla.


4. Un protagonista varonil

Antiguamente los hombres protagonistas eran feos, pero tenían algo que enamoraba a todas. Luego se dieron cuenta de que los músculos y una cara guapa vendía más posters.

2015031617554616022


5. Una hasienda

Una mansión gigante tiene que haber para que haya más contraste con la casa de los pobres.


6. Un minusválido/enfermo

La ceguera, la silla de ruedas y la amnesia son las más cotizadas. En ocasiones, la protagonista puede traer premio para hacerla más mártir.

tumblr_m11h2gl3l71rpa65yo1_500
Ella es maldita lisiada.

7. Un caballo

Montado por uno de los protas mientras suena el segundo single del CD de la banda sonora.

telenovela de verano
<3

8. Maquillaje y escotes

Se despiertan con el countouring hecho, vamos no me jodas. Y los camisas van con escote hasta los 55 años.

giphy


9. Pobreza VS. riqueza

marimar-o


10. Silencios y miradas

Un juego de miradas es capaz de rellenar un capítulo completo. Diría que es comparable a los chutes de Óliver y Benji o a una batalla de Goku.


11. Un niño hostiable

Hablan y 👎🏼

descarga
Frijolito entregándose a Dios

12. Triángulo amoroso

El corazón de la trama, por supuesto.


13. Una malvada

Mala hasta decir basta. Es la única con licencias en la telenovela para decir insultos encubiertos.

giphy (1)


14. Alguien ya fallecido

Y una herencia de por medio.


15. Un secreto

Y no se puede descubrir hasta el último capítulo, por supuesto.


16. Acento latino

Muchas series españoles lo han intentado, pero no es lo mismo.

E62


En fin, yo creo que no es tan difícil.

Diario sin censura de mi operación bikini

No eres consciente de que has empezado la operación bikini hasta que abres tu tupper y ves cosas sin mayonesa. ¿Y ahora a qué va a saber mi arroz caldoso? Es a partir de entonces cuando cualquier cosa te suena a tentempié. «Mmm, pues habrá que probar esa pared de la que me hablas».

operación-bikini-dieta

Decir «Me comía a un gitano cagando» no está bonito pero es la más sincera demostración de vacío en el estómago que existe en castellano. Y es que el hambre no mira caras, quiere hechos, hechos rellenos de carbonara con pepperoni encima, y luego un Almax.

dieta-operacion-bikini

Y como no es lo mismo contarlo que vivirlo llevo 21 días sumida en una misión lorzas go home que pa’ mí se quedan.

Amigos del «esta noche no ceno», believers del «esto lo quemo limpiando» y forofos de «el lunes empiezo. Este no, el otro. Ay no, que es puente. Pues el siguiente», he desclasificado mi diario personal para vosotros.

21 días a dieta: la pasión de Cristo

Día 1: Naturhouse, esta vez no me engañas.

He podido caer una vez, quizá cuatro, pero no una quinta. Tantas pastillas me hacen sentir parte de Proyecto Hombre. Además me fío más de la nutricionista que me ha recomendado la amiga de la prima de mi vecina.

Día 1,5: ¿No me veis más delgada?

De repente el tiempo pasa muy lento y tu mente te regala ilusiones ópticas.

diario-sin-censura-operacion-bikini-3

Día 2: ¿Quién ha invitado a estas tías buenas a mi gimnasio?

Sus glúteos tonificados no me dejan concentrarme. Encima van pintadas, o lo que es peor, están guapas sin pintar. Este estupendismo generalizado potencia mi aspecto de refugiada y desluce mi camiseta XL de la Cooperativa de Aceite San Juan.

diario-sin-censura-operacion-bikini-5

Día 3: Por un trocillo de pan tampoco va a pasar nada.

Es una lástima desperdiciar esa salsa verde.

operacion-bikini-dieta-bface

Día 4: ¡…9 y… 10! Toma ya, he alcanzado las dos cifras en abdominales.

Confieso que hice un parón de cinco minutos en la número 6. No estaba cansada, es que me dio flato.

Día 5: No voy a hidratarme con algo que se llama cola de caballo

A mi entender, estamos hablando de pelo y yo a eso no juego.

diario-sin-censura-operacion-bikini-4

Día 6: Buenas tardes amable recepcionista, ¿me puede traducir las clases del gimnasio?

Aprendes inglés y te diviertes viendo cómo combinan palabras para formar deportes.

Día 7: Allá vamos aerobox pump power plus. Y después un poquito de TBD y ABS.

Lo pronuncio bien y además lo entiendo.

Día 8: Nunca te he pedido nada, Virgen de Fátima. Te necesito.

Ella es la de los milagros. Jesucristo no me servía.

diario-sin-censura-operacion-bikini-6

Día 9: Ahora mismo me comía a un gitano cagando. Voy a beberme otro litrito de agua.

Fantaseaba con platos combinados, me venían flashes de mi vaso de Colacao y soñaba con un buffet libre de potaje de judiones. Luego me bebí un poquito de agua y me eché unas gotas en la nuca para que se me pasara la tontería.

Día 10: ¿Te vas a terminar de comer ese zapato?

Inanición time. No distinguía lo comestible de lo otro.

diario-sin-censura-operacion-bikini-bface

Día 11: No me lo quites por favor, el vinagre de Módena no

En serio, me estoy quedando sin ideas para que me haga ilusión comer ensalada.

Día 12: Y esta tableta de chocolate por lo bien que lo he hecho hoy

El desliz llegó y estaba riquísimo. Yo no me autoengaño, sé que lo que hice estuvo mal, pero luego hice dos series de sentadillas y lo quemé; me atrevería a decir que hasta me quedé más delgada. Yo no me autoengaño.

diario-sin-censura-operacion-bikini-dieta

Día 13: Benedicto, la Virgen de Fátima no me hace caso

Tuve que llamar a su enviado a la Tierra por hacer mi petición más realizable. Sólo pedía una gastroenteritis para perder peso en estado de inconsciencia.

diario-sin-censura-operacion-bikini

Día 14: Os estáis tomando vuestra dieta de Internet demasiado en serio

Durante la operación bikini me estoy cruzando con seres a los que con la dieta semanal le entregan un diploma de Licenciado en Cosas que Engordan. Miran tu tupper y ponen esa mirada de «puf, se creerá que va a adelgazar tomando lechuga para cenar con la de líquidos que retiene eso». Fui muy dura, pero les deseé un metabolismo lento.

Día 15: ¿¡QUE HAS COMIDO HIDRATOS Y PROTEÍNAS EN LA CENA SO GORDA?! 

Yo es que no me junto con losers. Sí, al final me convertí en uno de ellos.

diario-sin-censura-operacion-bikini-7

Día 16: Pero vamos a ver, ¿¡no ves que no llego a tocarme la punta de los pies?!

Mi monitor de gimnasio cree que estoy hecha de chicle y ni si quiera llego a blandiblú. Creo que en mi vida anterior maté a parte de su familia o algo; si no, no entiendo esa fijación por dejarme sin respirar.

Día 17: (lloros)

Aquí es donde Samanta Villar sacaría la camarita doméstica.

diario-sin-censura-operacion-bikini-2

Día 18: Mr. Wonderful, Benedicto no me hace caso

Al menos, dime tú que la belleza está en el interior.

Día 19: Me sorprende que no haya intentado matar a nadie del gimnasio

Aunque me sorprende más que no me haya comido a nadie en unos de mis ataques de gula.

Día 20: Estoy buena

And I know it. Sobre todo cuando me alejo de las estupendas de crossfit.

diario-sin-censura-operacion-bikini-8

Día 21: He perdido 2,246 kilos. ¡Gracias Virgen de Fátima!

Ya no me tengo que desabrochar el botón del pantalón para comer.


Mi reto continúa, hoy es el día 22. Me he venido en bici a la oficina, me he hecho una carrera en las medias porque me he enganchado con la cadena y ahora parezco una pilingui trasnochada.

Seguiremos informando.

P.D. Ahora mismo me comería un helado de brownie con chocolate fundido y una bola de helado de vainilla.

¿Por qué los juegos de mesa nos hacen peores personas?

Todo el mundo es inocente hasta que faltan billetes de 50.000 pesetas en el Monopoly. Desde luego, si existe algo capaz de hacerme sacar lo peor de mi eso son los juegos de mesa. Bueno, en ese apartado de enaltecimiento de la mezquindad también estarían las personas que caminan lento y los que se meten con mis gatos, con alguno de los 7.

juegos de mesa

Cuando no había Whatsapp ni Facebook algo había que hacer. Qué tiempos aquellos en los que nos mirábamos a la cara y compartíamos silencios con quien tuviéramos enfrente.

Ese tiempo de vida online lo invertíamos en actividades aparentemente inocuas como los juegos de mesa. Cualquier tiempo pasado será mejor, pero vaya, yo en esas largas sobremesas he llevado al muñeco Chucky dentro de mi ser.

por que los juegos de mesa te hacen mala persona

He recopilado los 4 juegos capaces de convertirme en un monstruo.

Monopoly

Las 19 horas de partida solo se soportaban si había corrupción. La diversión estaba ahí, en la delincuencia. Y si no tenías visión de negocios, siempre te quedaba la opción de ser la banca para directamente meter mano en la caja o rezar para que las cartas de Suerte o Caja le dieran su merecido a los forrados.

El frenesí del Monopoly no era ganar la partida, sino saborear el proceso de empobrecimiento de tus rivales: arrebatarles las calles que estaba coleccionando, poner hoteles sin piedad, regocijarte cuando iban a la cárcel o cuando les tocaba pagar la multa por embriaguez.

monopoly juego de mesa

Yo siempre era la plancha. Nunca entendí que me cobraran por ir bebida, ninguna objeción en cambio cuando ganaba el concurso de belleza. Plancha borracha y bonita.

El extra de malicia: no recordarle al que va perdiendo que no ha cobrado las 20.000 pesetas cuando pasaba por la casilla de salida.

Party

Las peleas comenzaban antes de la partida: detectaba a los jugadores más fuertes y me unía a su equipo. Nada de echarlo a suertes, los listos con los listos y los tontos que se apañen; selección natural lo llaman. Como mucho creaba amagos de grupos mixtos con un lerdo invitado para darle emoción al juego. Cruela de Vil era un cachorrito a mi lado.

cruela de vil juegos de mesa

Las victorias se celebraban en equipo, primero con el tuyo (abrazos, palmas y gritos de hooligans) y luego con el rival (canciones con tonito, caricias perdonavidas o un simple «tooooma-corte de manga-lolololololo»).

juegos de mesa malas personas

El extra de malicia: tocar el reloj de arena para que fuera más rápido

Parchís

En primer lugar, si no tenías todo el fin de semana por delante más te valía que aparcaras el parchís y te pusieras con una partida del Juego de la Oca porque la mayoría de las del parchís aportan cero alegría pa tu cuerpo, Macarena.

los juegos de mesa me hacen mala persona

En segundo, yo dejé de jugar al parchís en 1999 porque perdí parte de las fichas y acabé formando equipos de ficha roja, botón negro, habichuela y moneda de 1 duro. Una situación confusa que me canivalizaba y me hacía comerme a mi misma.

parchis juego de mesa vface magazine

La táctica hacia el éxito más generalizada consistía en contar las casillas que te quedaban hasta poder comerte a un contrincante, repetir tres veces en alto el número mientras agitabas los dados como invocando a la Virgen de Fátima y finalmente tirarlos.

juego de mesa bface magazine
El extra de malicia:
hacer barrera con dos fichas y dejar que tus rivales se coman entre ellos

Scatergories

Todos los jugadores deben aceptar la regla no escrita de que si sale un letra poco friendly se vuelve a tirar el dado para no malgastar energías en encontrar deportes de invierno que empiezan por Q.

juegos de mesa bface

Los lápices que te venían con el juego NO SE USABAN. Están ahí como ejemplo pero tienes que reservarlos como si fueran el Santo Rostro. Igual ocurre con las plantillas de respuestas, podías escribir sobre ellas si era a lápiz y reutilizándolas como si Greenpeace te estuviera vigilando.

En realidad este juego no me convertía en tan mala persona pero tenía que ponerlo para dejar claro el NO USO del material. Es un puto tesoro.

Lo que sí me ponía un poco nerviosa eran los debates de «esa no es una ciudad es un estado», «eso no es una verdura es una hortaliza», «eso no es español», etc.

scatergories juego de mesa bface

El extra de malicia: hacer como que estás escribiendo muchas para poner nervioso al resto de jugadores.


Voy a ir la infierno.

Como veis la ética no cabe en los juegos de mesa. Las malas praxis para derribar al rival están justificadas pero nunca hagáis fullería, que me da mucho coraje.

Esto va por ti, chino de abajo

En el pódium de mi lista de cosas que alargan mi esperanza de vida están el pan congelado, los 10€ que me encuentro por sorpresa en el bolsillo del pantalón y los chinos de abajo. I can’t liiive if living is without you. I can’t liiiiive… CANTA.

Volvamos.

Quién les iba a decir a las tiendas de 20 duros de los años 2000 que otros establecimientos mal ventilados, con iluminación de garaje y regentados por un tendero que apenas sabe español y que tiene Mr. Wonderfuck mood iban a echarles del mercado a golpe de ¡KIÁ!

Y sin MBA en International Sales Operations Fistro de la Pradera Manager ni nada. Los caminos del business son inescrutables.

 

El chino de barrio es mi pastor nada me falta

El amor por este pequeño comercio no nos impide ver sus defectos. Efectivamente los vemos, sí, pero nos dan igual; porque son nuestros chinos, nuestros mesías; y estos son sus mandamientos.

 

1. Amarás bajar al chino en pijama sobre todas las cosas.

¡Es que está justo abajo! Entre que buscas el chándal y las zapatillas ya se te han pasado las ganas de chocolate con almendras. Además a partir de las 22 horas no hay presión social, no hay tendencias ni sitio para el reproche, eres tú y tu pijama de búhos. 

bajar en pijama al chino_bfacemagazine

Eso sí, en los 50 metros que te separan de la tienda lo más seguro es que te encuentres por la calle a la última persona que quieras que te vea a lo gipsy king, porque la vida a veces está atenta para hacerte pequeños regalos.

 

2. No sabrás pronunciar el nombre del chino ni en vano ni queriendo.

Se juntan dos factores. Que ellos tienen un carácter un poco como el dragón de Mulán (y así es difícil que se salgan de la conversación tendero-cliente) y que a ti en chino todo te suena igual.

chino de barrio bface

A no ser que seas cliente premium veterano de barrio. Entonces es cuando coge confianza como para decirte que le puedes llamar Manolo.

3. Santificarás las fiestas porque, total, ellos no.

Cuando todos los comercios te den la espalda, cuando te quedes sin papel higiénico un Viernes Santo o cuando sea más de medianoche y te apetezca un Yakisoba con sabor a pollo ellos estarán allí.

bfacemag-chino-de-abajo

Quizás sepas que hay otra tienda con más garantías sanitarias, más productos y mejores precios que también esté abierta. Pero, ey, ahí trabaja gente que no te quiere ver en pijama. Y encima está más lejos. Ese euro y medio que pagas de más está más que amortizado.

4. Honrarás al hielo a 1 euro y la cerveza fría.

El nicho de mercado estaba en esos dos productos. El OpenCor y las gasolineras no cubrían tanta demanda porque no estaban «abajo». No tenemos tiempo como para esperar a que se enfríen las cosas ni como para ir a comprar las cosas con antelación. Sin mencionar las visitas inesperadas. Spanish way of no pasa nada, nos apañamos.

 

5. No preguntarás por cosas difíciles.

Hay dos tipos de chinos, los antipáticos que no se saben explicar y los simpáticos que no se saben explicar. Así es, la malafollá es una barrera más alta que la del idioma.

comprar en el chino bface

(*situación real, cero dramatización ni exageración andaluza)

-Buenas tardes, ¿tiene fundas para tablets?

-Pasillo derecha abajo

Saludar pa’ qué. Voy al pasillo de una de las derechas de la tienda sin éxito y vuelvo. Ya no hay nadie en caja. Me dispongo a buscar chinos por los pasillos.

-Mira, que no encuentro la funda de tablets.

(Cara de china hastiada) Pasillo, derecha, abajo.

Es curioso porque estaba en otro lugar de la tienda pero la indicación no variaba.

-Es que ahí ya he mirado y no las veo.

Entonces es cuando la china se incorpora y le grita al patriarca en su idioma.

¿¿¿¿¿¡¡¡¡/chino/!!!!????? 

Se va sin decirme nada. Me quedé en pause esperando a que algo bueno ocurriera, hasta que la vi aparecer de nuevo.

-Toma funda.

-Es una funda de plancha.

-Pues no hay.

Claro que hay, pero la había colapsado y dos no se entienden si uno no quiere.

 

6. No cometerás actos impuros cuando te cobren 4€ por una pizza del Mercadona.

Cuando entras en un chino aceptas perder todos tus derechos como consumidor. No buscas la exquisitez, buscas el AQUÍ Y AHORA, el «se me ha antojao» o el «no quiero usar papel de cocina como si fuera de baño». Y pagamos con gusto porque satisfacen nuestros guilty pleasure y emergencias.

7. No robarás.

Tampoco podrías aunque te lo propusieras porque te persiguen con la mirada, o mandan o alguno de su prole a seguirte por los pasillos. No tardes demasiado en las profundidades de la tienda ni hagas movimientos extraños como buscar el móvil en tu mochila o quitarte el abrigo porque los sentirás respirar en tu nuca.

chino de barrio bfacemagazine

 

8. No darás falsos testimonios sobre cuánto tiempo llevan esas chucherías en las cajitas.

Una vez que entras en la tienda aceptas las reglas del juego. Miras hacia otro lado cuando ves que va a coger la barra de pan con las manos con las que se estaba comiendo una delicia china, o cuando coge las duras gominolas que tú delicadamente has seleccionado con las pinzas.

esto va por ti chino de abajo

 

9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros cuando te ignoren porque les has pillado con su serie autóctona en la parte más interesante.

el chino de abajo_bfacemag

Sí, quieres pagar pero, ey, respeta el storytelling.

 

10. No codiciarás su fertilidad

chino de abajo_mandamientos

Tienen hijos porque quieren y porque pueden, tanto como pasillos tengan la tienda para dejar el tacataca, el carrichoche o el patinete. Allí se crían y los ves crecer detrás del mostrador. Son muy ricos hasta que son ellos los que te persiguen para que no robes.


Esto va por ti, chino de abajo. Hágase en mí según tu palabra.

Quién te pone la pierna encima para no llegar a fin de mes

El otro día le pedí a la revisora del metro 10 céntimos que me faltaban para poder coger el metro. Era una situación de vida o muerte, de muerte en el extrarradio de Madrid. Cuando sentí esa mirada con ceño fruncido que sólo un «Señora que no es pa’ droga» podía aplacar, me dije a mí misma que algo en mi gestión del haber y el deber tenía que cambiar.

llegar_a_fin_de_mes_bface

A esta reflexión llego de forma constante cada fin de mes. Concretamente, los días 20. Incluso los 10 si me lo propongo.

llegar_fin_de_mes_bfacemag

Sé cuál es la solución para llegar a fin de mes y no me gusta. Así que en lugar de hablar de los tips para no creerte familia de Amancio vamos reírnos de nuestra miseria. ¡Banalicemos los sueldos precarios y los trabajos donde te explotan con este test! ¡Banalicemos las cosas! ¡Banaliza a tu gato!

Se busca compañero de piso responsable

compañeros de piso, tipos de compañeros de piso

Que sea responsable es lo de menos. En realidad lo que quería decir en el anuncio es que buscaba a un compañero de piso sin taras: cojos bienvenidos, locos del parrús fuera de mi ya no quiero tu querer.

Mi hogar tiene unas normas. La primera es que quienes lo habiten tienen que decir que les gusta mi salmorejo y la segunda es que deben tener un patrón de comportamiento socialmente aceptado: beberte el colacao con la cuchara dentro, planchar de mentira, cenar después de cenar, esas cositas.

A todo esto, ¿qué tipo compañero de piso eres tú? Es que se me ha quedado una habitación libre y estoy de casting. Llevo dos semanas buscando y sólo me cruzo con seres que hacen la cama al levantarse.

No quiero a esa gente en mi casa. Así que voy a filtrar por este súper test de la Bravo. No acepto sobornos y menos si la tortilla de patatas no está poco hecha.

Si vienes con tara mejor que vayas al Consultorio de Dolores.

La teletienda, lecciones de vida

La teletienda nos ha regalado más imágenes apocalípticas que Armageddon y Bambi juntas. Y es que en el mundo de estos estrafalarios anuncios todo está mal: gente insatisfecha o extremadamente insatisfecha, cuadros torcidos, botes que no se abren, perros en celo, bolis que se secan…

En definitiva, historias escalofriantes que te hacían empatizar con los protagonistas de los spots. Aunque puedan pecar de escalar de la más inocua cotidianidad a la odisea de Pasión de Gavilanes, se trata de dramatizaciones que nos hacen madurar y saber a qué nos estamos enfrentando cuando, por ejemplo, estamos respirando.

Comentemos algunas de ellas, sacadas de las entrañas de la parrilla televisiva de cualquier madrugada.

teletienda_bface

Ella iba perdiendo a la brisca.


teletienda_bfacemag

La culpa es del chiquillo por entrar caminando torcido.


teletienda_bface_anuncios

Para body pump se va una al Go Fit.


anuncio-teletienda

Esto cabe por mis cojones.


barrer

Mira, si no quieres barrer dilo, pero no inventes.


cuchillo

¿Lo corto con un cuchillo o con una cuña? ¡Con una cuña!


ducha

Perdió el conocimiento antes de caerse.


leche2

No tenía ninguna intención de bebérsela.


sentarse

7,6 grados en la escala Ritcher.


palomitas

Prioridades.


tirar piscos

Repite conmigo, no le estás dando de comer a las gallinas.


hamburguesa

Dj. Espumadera.


teletienda colonia

Estás haciendo un mundo.


zapato

A la derecha había un acantilado.


anuncio-teletienda-bfacemag

¿Es un anuncio de imperdibles?


anuncio-teletienda-bfacemag-spot

Para qué lo cuelgas, ¿no ves que no? ¿No ves que tus paredes están fabricadas con A4?


anuncios-teletienda-bface

Necesita ayuda antes de que caiga en las drogas.


anuncio-teletienda-bface-sol

Vino Dios y le pilló sin gafas.


tablet_anuncio-teletienda-bface

Es hija de padres hermanos.


anuncio-teletienda-bfacemagazine

«Venga Juan hasta luego».


bface-anuncio-teletienda

Prueba otra vez por si acaso.


barrita

¡Árbitro, se ha tirao!


champus

Artista.


cocinero picadora

Le añadimos un poquito de sal y ¡lo tiramos por la ventana!


cocacola ninos

Niños fáciles de sorprender.


bebr

Estoy llamando a Asuntos Sociales.


metro

No es el metro, eres tú.


niña madre

¡No! ¡Mariló Montero no!


movil wc

Cojo dos Nokias, los tiro por el retrete… 🎶


ninos peleand

Jajajajajajajaja


portatil

No te pongas nerviosa.


no se entiende

No logro entender el problema.


salchichas

Barbacoas en cuestas no.


spray

La muerte está en cada esquina.


telefono

«Te dejo que tengo que tirar el teléfono al bowl».


vino sofa

Él lo tira aposta, ella lo limpa con una cinta (?)


El horóscopo para los que no creen en el horóscopo

horóscopo, horóscopo 2016

Queridísimo lo que seas, sé que tú vales más que todo esto y que desde que tienes 18 años ya no llamas a números 906, pero esta estimación basada en la teoría científica de «en mi casa jugamos asín» te viene a interesar. Te lo dice una persona que miraba la predicción de Virgo en el Teletexto. Confía.

horoscopo_no_creyente

Si eres de los que pasan del horóscopo, de los que no tenía Power Ranger preferido, de los que tiene dos novios porque le sabe mal decirle que no a uno o de los que no se posicionaban por el equipo amarillo o el azul en el Gran Prix, aquí hay sitio para ti; pero EL AMARILLO GANADOR y no hay más que hablar.

horoscopo_no_creyentes_bface

Esperanza Gracia ha dado el ok a este horóscopo 2016. Busca tu signo zodiacal y mira cómo afrontar el año. Da carpetazo a esos lugares que creen tener la respuesta a todo.

horoscopo_para_los_no_creyentes


Aries

Cuando te pones en plan me he bebido una cafetera de café y aún no son las 8 de la mañana asustas a la gente. Tu entusiasmo por la vida está muy bien pero seguramente este año no te de tiempo a poner en marcha todos esos proyectos que tienes en mente, así que la cadena de restaurantes de comida nepalí tendrá que esperar.

Un calendario de Mr. Wonderful te vendrá bien para canalizar todas esas ganas de ser presidente de cosas.

Tu frase del año: I believe I can fly


Tauro

A veces eres tan paciente que otros se te adelantan. Sin embargo, este año harás una buena corrida y saldrás victorioso en el ámbito laboral. No te hagas ilusiones, que no te van a sacar a hombros por la puerta grande la oficina. Por la tu casa tampoco. A ver, nadie te quiere coger a hombros.

Tus amigos serán clave en este cambio así que más te vale invitarle a una caña de vez en cuando porque eres un poco de la cofradía del puño cerrado. Se nota cuando en los cumpleaños regalas mojones hechos a mano porque «tienen más valor sentimental».

Tu frase del año: En mi casa jugamos así pero, adelante, te escucho.


Géminis

2016 es un buen año para empezar a controlar tus cambios de humor. Sí, cuando te echas a llorar en la cola del supermercado incomodas a las personas. La culpa no es toda tuya; el tiempo loco de «hoy que te has puesto jersey hace tiempo de playa» tampoco ayuda. Por suerte, con la llegada del sol, te tranquilizarás y podrás dedicarte a lo que verdaderamente te hace falta: buscar pareja que te quiera y que te tenga llenita le nevera.

Saca esa faceta tuya divertida, ponte listas de Spotify de esas de «Hoy va a ser un día súper» y cómprate una planta a ver qué pasa.

Tu frase del año: Acabo de conocerte y ya te quiero.


Cáncer

Tienes tanta imaginación que agotas. El papel lo aguanta todo pero tus amigos tienen un límite. Aunque los buenos propósitos no vayan contigo, este año al menos intenta hacer 5 de las 340 cosas que dices que vas a hacer.

El verano es tu momento para acabar proyectos que dejaste a medias; tu relación de pareja no cuenta, que la vas a necesitar para un asunto de años venideros. Lo veo en las estrellas.

Por cierto, que sepas que la luna influye en tu signo muy fuerte así que cuando la veas aulla tres veces y di en alto: «¡¡soy un cangrejo!!». Así todo irá a mejor.

Tu frase del año: Soy un cangrejo, a qué quieres que te gane.


Leo

Intenta disimular que sabes que eres lo más, luego delante del espejo puedes propinarte todos los autohalagos que quieras. No, en serio, hay gente más guay que tú así que obsérvala y aprende tácticas nuevas para que nunca pares de molar.

En 2016 tendrás que ser un poco menos león sino quieres espantar al amor. Prueba a dejar que hablen los otros y ayúdales a ser tan fieras como tú. Si es que eres un crack, jodío.

Frase del año: ¿No te he hablado de cuando salvé a una anciana en un incendio?


Virgo

Otro que tal baila. Que contreles tu vida a golpe de agenda y alarmas en el móvil es aceptable e incluso legal, lo que vas a tener que cuidar este año si no quieres que alguien de tu entorno llame a la policía es lo de querer obligar a la gente, haciendo uso de la fuerza si hace falta, a hacer las cosas como a ti te gustan.

Sabemos que «tú lo hubieras hecho mejor» pero libertad sin ira libertad. Ya, es una pena que el despotismo ilustrado y el feudalismo estén demodé pero, chico, la vida tiene otras cosas buenas: los calendarios-imán de la nevera, por ejemplo.

Tu frase del año: Hágase en ti según mi palabra si no me gusta el plan.


Libra

Estás muy cuerda para el percal que tenemos en el Zodíaco. Podrías dedicarte a dar clase de ser humano al resto. Caes tan bien que sueles despertar envidias a algunos signos que no quiero mirar así que te recomiendo que no te fíes de todos los que le dan a Like a tus fotos de Instagram, lo hacen para que no se note que te odian.

Cuando conozcas a una persona pregúntale primero si es libra. Si no lo es aléjate pisando sólo las baldosas blancas. El objetivo es que predomine la raza aria del Zodíaco, que sólo sobreviváis vosotros.

Frase del año: No me importa a quién votes, lo único que deseo es que hayas nacido entre el 23 de septiembre y el 22 de octubre.


Escorpio

No hay respuestas de «ok» suficientes en el Whatsapp que alcancen tu nivel de high senior top in da world de bordería. Intenta ser menos agresivo los meses impares del año para que no te propongan para la próxima edición de Pressing Catch.

Focaliza esa fuerza en levantar piedras o para dar abrazos muy fuerte. 2016 te sonreirá más si eres mitad escorpión mitad osito de gominola.

Tu frase del año: Estoy tranquilo. Por ejemplo ahora te sacaría los ojos y mírame hablando contigo alegremente.


Sagitario

No dejes que nadie te haga perder tu optimismo. Si alguien te dice que no puedes mover ese monolito de 5 toneladas demuéstrale que se equivocan. Lo que no tiene fuste es que te apuntes al gimnasio, a clases de oratoria y te metas en un grupo de investigación de «el fascinante mundo de los minerales» porque Yes you can. Es decir, relaja.

Tu cara de buena gente seguirá abriéndote puertas, pero no te pases de pardillo y cuando no estés de acuerdo con algo intenta decir algo así loco como «no» o «que no, joder» o «que no, que te mato».

Tu frase del año: Voy a aprobar las tres oposiciones a las que me voy a presentar


Capricornio

Eres tan tranquilo que a veces te vuelves lúgubre y taciturno. No esperes a que te llamen para hacer cosas divertidas y alocadas repletas de aventuras. Levanta ese teléfono y pregúntalo: «¿Quieres que vayamos al parque? Así sí.

Se te da bien hacer de mediador y la gente acude a ti para contarte sus penas. El problema es que sólo es para contarte sus penas. Así no. Consuélalas, comprad Jägger y luego Dios dispondrá.

Tu frase del año: No sé tú pero yo voy a ir a echarle comida a los patos.


Acuario

Parece que disfrutas llevando la contraria a la gente y no te pillamos el paso ni con un tambor. Ese lado impredicible y espiritual cautiva y pone nervioso a tu entorno a parte iguales.

Te salva lo que te vuelcas con las personas que quieres. Cuando te pones sweety dan ganas de envolverte en papel de regalo y llevarte a casa. Una de cal, una de arena, eso me das tú mi amor.

Frase del año: Yo sí creo en el Reiki.


Piscis

Tu «sí a todo» encandila allá por donde vas. Este año mójate un poquito, queridísimo piscis, que parece mentira que seas un signo de agua. Así que cuando veas que tus compañeros de curro están desenfundando la katana al menos llama a seguridad.

Mírate las manías esas, con que te quites 48 de todas las que tienes será suficiente para llevar una vida más o menos normal. Por lo demás lo haces todo fenomenal.

Frase del año: Todos lleváis razón, vamos a celebrarlo en ese bar.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies