Gala 11 OT. La noche más dura

¡Menuda gala de emociones a flor de piel! Nuestros chicos tenían que sacar todo su potencial para pasar a la final y no disputarse en duelo en la próxima semifinal. Lo que no esperaban los concursantes es que lo que se valoraría sería su trayectoria, no solamente el número de la noche.

Con ello, Amaia, Miriam y Alfred, por este orden, cruzaron la pasarela convirtiéndose en los primeros finalistas de Operación Triunfo 2017. Mientras que por otro lado, Aitana se hizo con la cuarta plaza gracias al apoyo de los profesores. En la próxima gala todo queda en manos del público. ¿Ana War o Agoney? Todo ello con el corazón encogido de todo el plató y los salones de nuestras casas porque nuestro Sapoconcho favorito tenía que despedirse del concurso. Sin duda la pérdida más sentida de la academia.

 


 

9 y 7. Lucha de gigantes y Cuando duermes

 

Son las actuaciones que menos nos interesan de la noche: los tríos y los dúos. Llegados a este punto nos encanta ver a nuestros chicos cantar en solitario y probar todo lo que valen por si mismos. Sin embargo, a diferencia de la semana pasada, los temas repartidos a los concursantes eran tan geniales que tuvimos un mayor interés por estas actuaciones. ¿Amaia, Aitana y Agoney cantanto Lucha de gigantes? Compramos. ¿Miriam y Alfred cantando juntos? Solo por ver a dos concursantes tan diferentes encima del escenario vale la pena correr el riesgo de horrorizarnos.

 

Curiosamente lo que ocurrió es que con Lucha de gigantes hicimos una mala compra, pero nos enamoramos con Cuando duermes. A pesar de sus diferencias Alfred y Miriam desarrollaron un trabajo lleno de complicidad, buen rollo y armonía. Las voces empastaban a la perfección y, fácilmente, podría ser uno de los mejores dúos de la edición. Por otro lado, el trío no fue tan bien como esperábamos. Las grandes voces del concurso no empastaron como se esperaba, Aitana se puso nerviosa y a Agoney no se le escuchó en todo el tramo final de la canción. En resumen, para destrozar Lucha de gigantes, mejor elegimos otro tema.

 

8. Por debajo de la mesa

 

Ana es una de los dos concursantes que se ha quedado a las puertas de la final y necesitará revalidar su posición por la quinta plaza. En su caso, fue la concursante con menor media global del concurso y, los comentarios de algunos miembros del jurado, la despojaron de la ilusión de haberse salvado gracias al público de abandonar la academia. La noche de Ana no fue especialmente agradable, al igual que tampoco lo fue su actuación.

En su tema de nominada Ana se descontroló, se dejó llevar demasiado por sus emociones y terminó ejecutando una actuación muy sentida pero a la vez incómoda. Vocalmente no demostró todo de lo que es capaz y no pudo lucirse con, un tema, que le venía al pelo. Sin embargo, creemos que este no será le final de Ana. Actuaciones como La BikinaLágrimas Negras hicieron de ella toda una revolución en el concurso. Además de ser una de las concursantes que más han mejorado su trayectoria en el programa, es de las que más se ha ganado el favor del público tanto dentro como fuera de la academia. Le deseamos mucha suerte en su posible paso a la final.

6. What about us

 

Ni Miriam ni lo espectadores del programa no esperábamos que la gallega fuera a pasar a la final en segunda posición. En primer lugar porque otros concursantes han tenido un mayor favor del jurado durante el programa; y en segundo lugar porque no ha sido hasta estas últimas semanas cuando Miriam ha sentido que estaba haciendo un buen concurso. Pero el de Miriam es un caso como el de Agoney, no ha destacado tanto como algunos de sus compañeros, pero gala tras gala ha estado correcta y aplicando lo que le pedían sus profesores.

Por tanto, Miriam es una gran finalista. Finalista que se plantó en su última actuación a examen con un What about us de Pink lleno de emociones. Con este tema se despojó de la imagen de la Miriam cuadriculada y controladora y se dejó llevar por lo que sentía. Puede que eso le afectara vocalmente a hacer una actuación redonda, pero ver a Miriam con tanto sentimiento es una gozada.

 

5. Heaven

 

El final de trayecto para el Sapoconcho llegó en la gala 11 con Heaven. Una buena elección para despedirse que superó la expectativas y que demuestran que Roi tiene aún mucho talento que demostrar fuera del concurso. En su tercera nominación no fue posible superar el fenómeno de la Bikina, pero con un 49% de los votos, el gallego puede irse más que satisfecho y con la cabeza bien alta.

 

Roi ha sido el concursante que más ha unido a los espectadores de OT. No importa cual sea tu favorito, siempre vas a tener un lugar en tu corazón para el Sapoconcho. Porque su voz es tan particular y única que creemos que nunca vamos a escuchar algo semejante a él. Y porque en el mundo, hacen falta más persona con la humildad, generosidad, humor y humanidad como Roi. Además de ser un artistazo que esperamos que tenga una carrera de infarto, es uno de esos elementos por lo que OT se ha convertido en uno de los pocos, por no decir el único, reality shows sanos de la televisión española.

 

4. Love on the brain

 

Una semana más Amaia vuelve a sorprender por una razón u otra. En esta ocasión no brilló por encima de los demás, en realidad, hizo pases mejores que el de la gala, pero su implicación en el tema arriba del escenario fue maravillosa. Destacó por su pasión, sensualidad y hacer lo que realmente quiso: ponerse cachonda sin importarle la opinión de los demás, porque así lo requería la canción.

Y como no podía ser de otra forma, Amaia se convirtió en la primera concursante de todas las ediciones de OT en colarse a la final con una media de 10. Realmente ha sido la concursante con menos retos del programa, los géneros que le han repartido semana tras semana no discernían mucho los unos de los otros. Pero nunca ha dado un paso en falso, ha dado la campanada cuando la tenía que dar y es la concursante con mejores actuaciones de todo el concurso.

 

3. Sign of the times

 

Por lo que vimos las últimas semanas, parecía que Alfred lo iba a tener complicado para llegar a la final. Las valoraciones del jurado en sus últimas semanas de concurso fueron ligeramente insuficientes a pesar de su talento y el favor del público. Sin embargo, para sorpresa de todos, en las valoraciones finales Alfred fue colmado de elogios y excelentes como hacía tiempo que no recibía. Y, aunque nos resulta incoherente, nos alegramos porque realmente lo merece.

 

Y con su actuación de Sign of the times lo volvió a demostrar. Es uno de los triufitos con más apoyo. Aún no ha terminado de componer sus canciones y ya resuenan en nuestra cabeza. Como, por supuesto, lo hace esa pedazo de interpretación que se marcó la noche de lunes. A lo mejor no fue su mejor trabajo en el concurso, pero no se queda lejos. Alfred nos dio una buena dosis de ese catalán que nos encanta, nos enamora y nos hace sentir que este programa sí es una oportunidad para que la música en este país crezca.

 

2. Eloise

 

Con sus problemas vocales resueltos y con un tema a la altura de lo que se esperaba del canario, Agoney ha conseguido dar la campanada y sorprender a todo el público con su versión de Eloise. Temazo que se adecua a lo que se le ha sido pedido durante todo el concurso y que no ha llegado hasta ahora: un completo espectáculo. Puede que haya sido demasiado tarde y que sus correctas actuaciones no le hayan hecho entrar directo a la final, pero Agoney puede irse a casa con la cabeza bien alta.

 

Todo funciona en Eloise, su actitud, su virtuosismo, el show montado por Vicky su profesora de baile con las cintas… Un derroche de talento que demuestra que Agoney es de los poco que saben hacer lo que hace. A pesar de ello, es muy probable que su recorrido por el concurso termine a las puertas de la final y de su sueño: representar a España en Eurovisión. La suerte está en manos del público y él, para ganárselo, ha decidido volver a montar un numerazo con Where have you been de Rihanna. ¿Estará a la altura?

 

1. Procuro olvidarte

 

Lo que más se le ha repetido a Aitana tras la actuación de Procuro Olvidarte es que, por fin, ha madurado como artista en el escenario. Nosotros no estamos de acuerdo, lo que ha conseguido Aitana ha sido que confíen en ella para un tema de esta envergadura. A la catalana le ha afectado mucho durante el concurso que le ofrecieran cantar canciones de “su estilo”. Hecho que le hizo estancarse desde mitad del concurso hacia delante. Lo que necesitaba Aitana eran retos interpretativos, poder demostrarse a si misma que no es un producto pop, sino una artista convencida de sus facultades.

Y así lo demostró en la gala pasada con su mejor trabajo desde Issues; es posible que incluso su mejor actuación del concurso. Transformó su corazón roto tras la marcha de Cepeda y lo convirtió en arte regalando uno de los momentazos de la edición. El sentimiento, personalidad, talento y luz que transmitió Aitana con cada nota fue de otra liga. Ni falta hace decir que su puesto como finalista se lo ganó con letra mayúscula. Esperemos que, en lo que queda de programa, no desaprovechen la bestia que han despertado en Aitana.

Joan Folguera
Joan Folguera

Redactor

Hijo metáforico de Spielberg viviendo al compás de una banda sonora de John Williams. Mientras espero mi encuentro con Gene Kelly, mi vida solo tiene sentido a través de una pantalla.

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies