13 reasons why y 8 películas sobre bullying

El viernes 31 de marzo se estrenará en Netflix 13 Reasons Why, la serie basada en la novela homónima de 2007 escrita por Jay Asher. En ella Clay Jensen, un estudiante de secundaria, se encuentra al volver a casa una caja con cintas de cassette grabadas por Hannah, una compañera de clase que se ha suicidado. En los audios, Hannah detalla trece razones que la sumieron en una depresión de la que nadie parecía darse cuenta y por las que ha decidido acabar con su vida; actos que personas de su entorno llevaron a cabo sin pensar en cómo podían afectarla. Una vez que cada uno de los implicados escucha las trece razones, debe pasarle el paquete al siguiente en la lista.

Con una premisa como esa, estamos deseando pegarnos un maratón el fin de semana y devorar los capítulos de este thriller, uno tras otro. Como dato curioso, Selena Gomez consta como productora de la serie y, de hecho, había sido seleccionada como actriz protagonista para una hipotética adaptación al cine que, a todas luces, no llegará a realizarse.

En cualquier caso, el tema central de la trama, el bullying, o acoso escolar, no es fácil ni cómodo de retratar, y tampoco común en las pantallas. Es por eso que hemos querido reunir 8 películas valientes que, con distintos tonos y tramas, reflejan la violencia, verbal, física y psicológica que sufren tantos niños y adolescentes cada día en las aulas cuando algo en ellos no encaja con lo que se considera normativo a su alrededor.

Déjame entrar (2008 y 2010)

Esta fábula nórdica de terror cuenta la historia de Oskar (nombre del protagonista en la versión original, Owen en el remake americano), un crío taciturno al que sus compañeros de escuela torturan constantemente, y de cómo se hace amigo de su recién llegada vecina (Chloë Grace Moretz en la versión de 2010), que oculta un par de secretos. Toda una metáfora de la amistad entre marginados y del poder que surge de esta, teñida de sangre y rodada en una especie de noche perpetua.


Un monstruo viene a verme (2016)

La premiadísima cinta de J.A. Bayona incluye, entre los distintos retos a los que el monstruo ayuda a Connor a enfrentarse, a los matones de su colegio. Para él, como para tantos otros, representan una carga que se acumula junto a otras muchas y que va formando un nudo de temor en la garganta.


Rumores y mentiras (2010)

Protagonizada por Emma Stone y en clave de humor, esta revisión moderna de La letra escarlata cuenta la historia de Olivia, una estudiante que se siente anónima y empieza a proclamar una promiscuidad inventada para ayudar a los demás, provocando de esta manera los prejuicios de todos sus compañeros.


Moonlight (2016)

La ganadora del Óscar a mejor película es un retrato de la violencia a la que se enfrenta el protagonista constantemente durante su desarrollo. El bullying forma parte de esa violencia y de ese día a día opresivo que le recuerda constantemente lo que no está permitido, y que flota a su alrededor de una manera que casi se puede tocar gracias a una maravillosa fotografía.


Carrie (1976 y 2013)

El clásico de Brian de Palma y su remake de 2013, protagonizados respectivamente por la hipnótica Sissy Spacek y, como en el caso de Déjame entrar, Chloë Grace Moretz, han dejado la escena del caldero con sangre en la graduación grabada en el inconsciente colectivo. Pero si lo analizamos un poco más a fondo, es el tema del acoso a Carrie y su iniciación a la vida adulta a través de la sangre –en todos los sentidos- lo que hace de esta adaptación de Stephen King un tesoro.


Después de Lucía (2012)

Una película fría, tan fría que se acaba pareciendo a la realidad, sobre una adolescente que, recién llegada a México D.F., sufre las burlas y humillación de los que dicen ser sus nuevos amigos. Un retrato de la falta de empatía de los adolescentes, incluso de la crueldad de la que son capaces, y sus consecuencias.


Jamie Marks is dead (2104)

Utilizando el thriller y los fantasmas, Jamie Marks is dead muestra el anonimato y la soledad de los que no son aceptados. O, dicho de otro modo, cómo el espíritu de un chico al que nadie en el instituto conocía realmente, o se esforzó en conocer, se empeña en contar su historia.


Buda explotó por vergüenza (2007)

Quizás la más peculiar en esta lista y, de lejos, la más descorazonadora. Buda explotó por vergüenza narra la historia de una pequeña niña afgana que quiere asistir al colegio y su dolorosa odisea para conseguirlo a toda costa. Dura, durísima, como un mazazo en el pecho, representa una forma de bullying o más bien, violencia entre iguales, peculiarmente cruel y acrecentada por un machismo evidente, todo ello contado en una clave cultural distinta a la que estamos habituados.


13 reasons why se estrena el 31 de Marzo en Netflix. Aquí puedes ver el tráiler:

Álvaro Delgado Ordás
Álvaro Delgado Ordás

Redactor

Me contagié de cine cuando vi a Nicole Kidman hundirse en el río con piedras en los bolsillos. Los mayores decían que tenía mucha imaginación, ahora escribo de esto y aquello.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies