6 razones para amar y odiar “La Bella y la Bestia”

El evento cinematográfico del año ha llegado. Es el quinto remake de Disney con actores reales de sus queridos clásicos animados. Y, sin duda, estamos ante la prueba de fuego definitiva para saber si nos llega una interesante revisión de la historia (como ya pasó con El libro de la selva), o si estamos ante una gran decepción.

Precisamente, se cumplen 25 años desde el estreno en salas de La Bella y La Bestia, probablemente una de la películas más queridas por el público, por contar con unos personajes, una banda sonora y una historia que marcaron nuestra infancia.

El debate está servido. Como hemos sido afortunados y ya hemos visto la película, os dejamos 6 razones para amar y odiar la nueva versión y que podáis argumentar vuestra decisión.


6 RAZONES PARA AMAR LA BELLA Y LA BESTIA (2017)

1. MANTIENE LA ESTRUCTURA ORIGINAL:

Bellaybestia

Quizás es el punto que hace que nos cueste ser más imparciales a la hora de ser críticos. El factor de la nostalgia. Prácticamente es casi un calco de la película del 91. Planos, canciones, incluso diálogos, beben del material original, consiguiendo lo más difícil: mantener sus valores intactos. Cierto es que hay espacio para nuevos momentos (dura 50 minutos más que la original), pero, en general, se integra perfectamente con la historia que ya conocíamos, abriendo la puerta al pasado de Bella e intentado conseguir una relación más estrecha entre Bella y Bestia.

 

2. REPARTO:

Bellaybestia

Un mastodonte cinematográfico como este no debía escatimar en un reparto lleno de estrellas, con Emma Watson como cara de cartel, enamorando al personal como una de las heroínas de Disney más queridas por el público. Se le suman Dans Stevens, Emma Thompson, Ian McKellen, Ewan McGregor, Kevin Kline, Josh Gad, Audra McDonald o Stanley Tucci. Todos demuestran sus dotes vocales y humanizan a sus personajes, de los que es fácil volver a enamorarse.

 

3. BANDA SONORA:

Bellaybestia

Es una auténtica gozada volver a contar con la mano de Alan Menken para dar vida musicalmente a la película, con las melodías clásicas rediseñadas, pero que se adaptan a la perfección con el relato. 28 temas instrumentales y 15 canciones que podrían ser dignas de un musical. Además, escenas tan esperadas como ¡Qué festín! dan el do de pecho y son una auténtica delicia visual. En definitiva, es un regalo que el compositor haya hecho renacer al clásico.

 

4. EL DOBLAJE DE BELLA:

N4

En la versión española es un detalle que se haya contado con Bely Basarte (para las canciones) y Michelle Jenner para ponerle voz a Bella. La primera es una conocida youtuber española que ha triunfado en Internet gracias a sus vídeos, donde versiona conocidas canciones con su deliciosa voz. La segunda vuelve a ser la voz de Emma Watson tras cinco películas de Harry Potter, donde ya pudo doblarla. Juntas consiguen darle ese tono de dulce y enternecedor, que recuerda tanto al del primer doblaje que se hizo en España.  Además, Miguel Ángel Jenner, padre de la actriz, es el encargado de ponerle la voz a Din Don.

 

5. LUKE EVANS:

bella y bestia

A pesar de contar con tantos nombres relevantes en su reparto, sorprende encontrar a alguien que sobresale del resto. Como Gastón, Evans encaja perfectamente, dejando encandilado a cualquiera. Tiene porte, sabe cantar, vestir, moverse… todo un rompecorazones, aportando esa esencia irresistible que tal vez le faltaba al personaje original. Ambos son igual de inútiles y arrogantes. Sin embargo, en esta versión entendemos mucho mejor por qué las chicas iban siempre tras él. Además, pone en el firmamento las cualidades de Luke Evans para el musical, una razón más para enamorarnos del actor.

 

6. ESCENA FINAL:

Bellaybestia

Salvando las distancias, uno de los momentos que más fuerza tienen de la cinta es la invasión del castillo. La canción del Gastón, el pueblo enfurecido con antorchas y lanzas, cómo destruyen el castillo, cómo se defienden los objetos… llegando al gran desenlace, el enfrentamiento entre Gastón y Bestia y su posterior transformación en príncipe.

Es inevitable que se te salten las lágrimas, porque toda la tensión y la fuerza que le da la música siguen intactas. Quizás hay pequeños detalles que cambian para bien y para mal, pero toda esa magia que envolvía a esa parte de la historia sigue viva.


6 RAZONES PARA ODIAR LA BELLA Y LA BESTIA (2017):

1. ADIÓS A LAS VIDRIERAS:

Bellaybestia

No entendemos cómo uno de los inicios más emblemáticos de la compañía ha caído en el olvido en esta adaptación. La sencillez y la belleza visual que nos situaba ante lo que estábamos a punto de ver era pura narración que conseguía atraparte e introducirte de lleno en la historia.

En esta ocasión, optan por enseñarnos qué fue lo que ocurrió mediante imágenes reales, rodeados por un tono más recargado y clásico típico de la época en la que se basa en la película. ¿De qué sirve calcar la película original si olvidamos recuperar uno de sus momentos más imprescindibles?

 

2. LA BESTIA:

Bellaybestia

No tenemos nada en contra de la elección de Dans Stevens para el papel, él es perfecto. Pero realmente han destruido la esencia del personaje para humanizarlo. La nueva Bestia está más cerca de un peluche gigante (que incluso me recuerda a Sully de Monstruos S.A.) que del personaje en que se basa. No hay rastro de la brutalidad que desprendía; ya no da miedo y destruye el alma del personaje, quitándole fuerza y personalidad, además de que su animación puede pecar de mediocre.

Para colmo, su relación con Bella deja un poco que desear, quedándose en un conjunto bonito; sólo eso. No tiene la chispa de su predecesora (en este aspecto, Lumiere también sale perjudicado). En general, todos los personajes pierden su personalidad. Es increíble cómo estos en su versión original, sin apenas decir palabra, pueden expresar más que los seres humanos.

 

3. LAS NUEVAS CANCIONES:

Bellaybestia

Tal vez pasen más desapercibidas en la versión original, pero no pueden evitar “chirriarme” bastante las canciones que no conocemos. No tienen ese ritmo ni ese mensaje que tenía cada uno de los temas con los que hemos crecido. Eran momentos que servían para llenar de energía al espectador y hacer que evolucionara más rápidamente la historia. La única canción que ha conseguido emocionar es Evermore, (de la que el cantante Josh Groban ha realizado una preciosa versión), usada para uno de los momentos más emocionantes de la película y que está interpretada por la Bestia. La combinación de las nuevas propuestas deja que desear, teniendo en cuenta las grandes expectativas que teníamos, aunque quizás sea cuestión de que hay que acostumbrarse a ellas.

 

4. EL CASTILLO:

Bellaybestia

La película del 91 se esforzó por hacer que los colores predominantes de cada escena fueran acordes con los sentimientos que experimentaban los protagonistas. Fue un personaje con vida propia, un lugar que estaba relacionado con la propia personalidad de la Bestia. Oscuro, gótico, tenebroso… prácticamente dando la apariencia que debería tener un lugar que muestra el dolor en lugar desolado donde anteriormente hubo vida. Es genial que para la nueva versión hayan intentado apostar por algo nuevo, pero irse al estilo rococó de la época en la que transcurre y llevarlo al extremo deja de ser atractivo. Más, si partíamos de una base tan interesante. Eliminando un elemento distintivo tan importante para la historia, como lo era la oscuridad.

 

5. DISNEY SIGUE SIN SER TOLERANTE:

Bellaybestia

Hace unas semanas se sembró la estúpida polémica de que ésta sería la primera película de Disney que incluyese a un personaje gay. De hecho, Rusia ha calificado la película como no recomendada para menores de 16 años. Lefou, la fiel mano derecha de Gastón, se ha hecho con tal ostentoso honor, pero ¿qué tratamiento le dan? Pues prácticamente cero. La escena dura prácticamente 2 segundos y, a mi forma de ver, creo que no se percibe dicha acusación. Es triste que tengamos que hablar de este tema, cuando realmente no se han molestado por crear un personaje verdaderamente redondo y que rompa tabúes (y más triste la reacción mundial que ha tenido).

Sin embargo, me llama la atención que nadie se haya dado cuenta de que el único personaje de color de la aldea de Bella es el párroco, dando visibilidad al colectivo negro, con dos únicas frases. Personaje que también les sirve para destrozar la imagen de la biblioteca y aquel anciano vendedor de la película de dibujos animados, dejando paso a una pequeña capilla en la que casi no hay libros. Además, hay pequeños detalles recalcados en el comportamiento de Bella que llaman al feminismo, pero que caen en un saco roto. Una vez más, la sutileza y el respeto se quedan bastante cortos a la hora de ser retratados por la compañía.

 

6. ES INNECESARIA:

Bellaybestia

Realmente es algo que no se puede discutir. Aunque nos encante la idea de revisionar la historia desde un nuevo punto de vista, no aporta nada. Copia a la original y nunca consigue mejorar el material visto; además de que cuando hace cambios no tienen ningún tipo de sentido y probablemente moleste mucho a los fans (poner a las tres hermanas trillizas rubias de morenas, que el padre de Bella sea artista en lugar de inventor…). Realmente creo que si pretendían realizar una película así, no debería haber fallo posible, y aquí uno se queda casi sin dedos para enumerar los defectos. No es una mala película, pero tras dejarla reposar, no puedes evitar sentirte decepcionado, perdiendo muchos de los momentos cómicos de la original. Porque salir de ver la película deseando ver la original no es un buen síntoma.


En conjunto, da la triste sensación de que simplemente esta película se ha realizado para poder lucrase económicamente. Se puede disfrutar y no dudo de que se han esforzado por ofrecer en esta nueva versión, más y mejor, pero la revolución técnica que pretende exponer contrasta con la sencillez del modesto clásico original; un arriesgado movimiento del que seguramente Disney salga airosa, pero que deja a los fans de la compañía desamparados viendo cómo ya no se esfuerzan igual que en aquella maravillosa era de los 90 por sorprender al público. Miedo nos da la nueva versión de El Rey León… Ahora es tu turno, ¿irás al cine o te quedarás en casa revisionando la película animada?

Juan Carlos Aldarias
Juan Carlos Aldarias

Redactor

Rey de la sabana. Realizador audiovisual y joven explorador cultural asentado en Madrid en busca de la innovación en el entretenimiento.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR