‘American Hustle’: David O. Russell lo vuelve a hacer

Cuando cuentas con un reparto encabezado por Christian Bale, Amy Adams o Bradley Cooper, sabes que el aspecto interpretativo de tu pelí­cula será notable. Si encima añades a una estrella del movimiento adolescente como es Jennifer Lawrence, el filme adquiere notoriedad. Y si además, tu pelí­cula obtiene diez nominaciones a los í“scars, el éxito está asegurado.

El guionista y director de pelí­culas como The Fighter o El lado bueno de las cosas, en busca de su primera estatuilla, se inspiró en los años setenta para ambientar su nueva obra. Esta vez, Bale y Adams son dos estafadores que tras ser ‘cazados’ por el FBI deben colaborar para evitar la cárcel. Esto les obligará a poner en peligro su relación, y a lidiar con agentes federales.
David O. Russell, nominado en dos ocasiones a mejor director por las dos pelí­culas antes mencionadas, ha utilizado a sus cuatro protagonistas para crear una obra de un nivel casi exquisito. ¿A qué se debe? A las magní­ficas actuaciones de todos los protagonistas, en primer lugar, y en segundo a la dirección magistral de un hombre en racha.

 AH1

Si la primera imagen que te asalta al inicio de ‘American Hustle’ es la tripa -real, por increí­ble que parezca- de Christian Bale, debes empezar a imaginar que es una pelí­cula llena de excesos. Exceso de laca, pelucas y rulos. Sobre todo de rulos. La pelí­cula en sí­, no tiene ningún trasfondo moral al cual podamos hacer alusiones, simplemente pretende intrigar al público y dejarlos sin uñas hasta conocer el desenlace final. Quizá esta pelí­cula sea la más plana y simple del director, pero también es la mejor. Sin una moraleja a la que ceñirse, se trabaja mejor. Ya lo dicen: el cine es contar historias, no cambiar la moral de la gente. Estafar está mal y no creo que nadie vaya a salir del cine pensando en dejar su empleo y empezar a engañar a la gente para ganarse la vida. Además, hay que sentirse muy seguro de sí­ mismo para convertirse en un estafador, como demuestra la escena en la que Christian Bale, avergonzado, esconde su alopecia con medio ‘kilo’ de pelo postizo y mucha laca. Amy Adams aún así­, enamorada, arregla el perjuicio que momentos después le causará Cooper al inicio de la cinta.

lele

La fotografí­a a cargo de Linus Sandgren, quizá sea junto al maquillaje y el vestuario lo que más llama la atención del aspecto visual del film. í‰ste, no podrá subir a recoger el premio en la gala en el Dolby Theatre de Los íngeles después de que la Academia obviase su gran papel en la pelí­cula, como también obviaron otras grandes pelí­culas y actuaciones que no obtendrán ningún reconocimiento. No obstante, la pelí­cula con diez nominaciones -entre ellas a mejor pelí­cula, director, actor y actriz- se sitúa entre las candidatas a ser la triunfadora de la noche. Solo Gravity puede ensombrecer el paseo de gloria que podrí­an ser los í“scars para Russell y su pandilla. Aunque ya conocemos a la Academia: te nominan once veces y te vas para casa con las manos vací­as como ya le pasase a Steven Spielberg con El color púrpura. Para la cinta de David O. Russell no podrí­a haber una estafa peor que marcharse de vací­o de unos í“scars a los que llegan con la ví­tola de favoritos. Veremos como acaba el cuento para estos maestros del engaño.

Para terminar, unos pequeños spoilers:

El escote de Amy Adams no es ningún spoiler, pero deberí­a guardarse como tesoro nacional.

Era de esperar que al final Bale y Adams siguieran con su ‘idilio’ y Cooper terminase desquiciado.

Robert De Niro, uno de los mejores actores del siglo veinte quizá esté en el momento perfecto para poner punto y final a su carrera frente a la pantalla. Tras ella… Quién sabe.

 

 

Juan Meroño

Aprendiendo cine a diario para poder practicarlo en un futuro. Creador de historias en crisis continua

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies