Momentos de un amor | Trilogí­a ‘Antes del…’

Faltan apenas veinticuatro horas para que aterrice en España uno de los grandes fenómenos cinematográficos del año, Boyhood (Momentos de una vida), el último y “revolucionario” trabajo del estadounidense Richard Linklater, uno de los autores más interesantes del panorama independiente norteamericano. Con motivo de este esperadí­simo estreno, repasamos la trilogí­a “˜Antes del…’, el trabajo más conocido y aplaudido del realizador hasta la fecha. Desgranamos el éxito de este proyecto con tantos fans, en cuatro claves, cuatro palabras, principales:

0

AMOR: Sencillamente estamos hablando de una de las grandes historias de amor que ha dado el séptimo arte, uno de los romances más estimulantes y empáticos de la gran pantalla pero también una de las miradas más viscerales, interesantes e incluso inteligentes sobre la realidad de las relaciones, y su evolución. Cada pelí­cula constituyente funciona como una etapa tan autoconclusiva como abierta (en el contexto general de esta experiencia cinematográfica) que explora todas las facetas de un sentimiento tan universal y representado como este: pasión y carnalidad, desgaste y desilusión, cariño y compañí­a, (in)comprensión… La quí­mica y desmesurada atracción en el fugaz encuentro representado en “˜Antes del amanecer’, el reencuentro maduro donde afloran tantas dudas como sentimientos (re)encontrados en “˜Antes del atardecer’ y la rendición ante la rutina conyugal y las inevitables grietas del tiempo en “˜Antes del anochecer’. Un trí­ptico inevitablemente desgarrador por su cercaní­a y cruda sencillez al narrar una historia, en su fondo, universal sin arquetipos, florituras ni tramposas licencias dramático-lacrimógenas pero con un profundo conocimiento a la hora de manejar con tino una sensibilidad y emotividad terrorí­ficamente intimidantes.

before-sunset

TIEMPO: Precisamente resulta este elemento (y su paso, más bien) el que añade verosimilitud y profundo interés a una – triple – obra como esta. A pesar de los bruscos saltos temporales entre cada entrega, es latente la sensación de pasmosa continuidad e inmersión del espectador en la vida de nuestros dos protagonistas. El tiempo es una referencia constante en los tres filmes (y también en esa esperada ‘Boyhood’ que está al llegar) desde el propio tí­tulo correspondiente que ya nos remite al inicio y caí­da del Sol, del dí­a… y también, de la relación. Las heridas amorosas van profundizando en unos protagonistas cada vez más sarcásticos y realistas, menos soñadores, menos jóvenes, pero a la vez – hasta que en el último acto de la última (¿o simplemente “tercera”?) entrega todo estalla en una monumental secuencia impolutamente escrita – parecen pasar desapercibidas, olvidadas a propósito a fin de encontrar un salvavidas existencial que evite condenar al naufragio una relación que el tiempo invertido (o gastado) ha convertido en un proyecto, ya no de la entidad “matrimonio” o “pareja” sino de sus miembros como individuos. La historia empieza electrizante, viva y luminosa pero, como el Sol en su trayectorí­a diaria, avanza tornándose más y más oscura y rutinaria. Ese tiempo que desgasta pero que al mismo tiempo invita a compartir, a cambiar y a ver y buscar nuevos horizontes, es el absoluto protagonistas de esta maravillosa y, en ese sentido, de nuevo desoladora trilogí­a.

00

QUíMICA: Probablemente esta clave subraya simplemente el primero de los puntos aquí­ expuestos pero es justo ahondar en la fluidez y naturalidad de la relación Delpy/Hawke como Céline/Jesse que funcionan como más que efectivo y plausible vehí­culo transmisor de la realidad que se pretende plasmar. La capacidad de estos dos intérpretes para ponerse sin taras ni dejes en la piel de los que probablemente sean sus “alter ego”, en mayor o menor medida, resulta tan atrayente como escalofriante. No son interpretaciones de gran envergadura dramática ni cómica, sino una acertada composición llena de pequeños matices que mezcla ambos géneros con discreción y soberbia elegancia. Ambos funcionan como ejes alrededor de los cuales giran los demás elementos, ambos SON (y perdonen las mayúsculas) Céline y Jesse, ambos SON la pelí­cula. Cada una de ellas, en cuyas transiciones sus interpretaciones mutan y sorprenden pero mantienen la credibilidad amoldandose perfectamente a las filias y a las fobias de cada etapa vital que atraviesa su relación en común. Hawke y Delpy se convierten en algo que trasciende mucho más allá de una “interpretación de Oscar“, se convierten en auténticos iconos cinematográficos y elevan una historia que podrí­a resultar algo impostada o apática a las atemporales cotas de clásico contemporáneo.

tumblr_inline_myzvmzO7r71s2jl5e

TURISMO: Otra de las caracterí­sticas que diferencian cada una de las entregas del trí­ptico sentimental de Linklater son las ciudades que sirven de telón de fondo para este relato. En la primera entrega es Viena la testigo del encuentro estableciendo un bello diálogo o paralelismo entre la lí­rica deslumbrante de una ciudad desconocida en comparación con otros destinos turí­sticos mucho más populares y la efervescencia radiante de un amor que surge de forma inesperada. En Antes del atardecer es Paris, la “ciudad del amor” por excelencia, que enamora en ese incierto atardecer de reencuentros en rumbo de un barco por el Senna; y en Antes del anochecer son los parajes de una luminosa Grecia los que sirven de apoyo para la tesis última del filme: el encanto paradójico de los escombros, de las ruinas. Ya sean arquitectónicas o amorosas. Por tanto, la saga “Antes del…” no solo es un homenaje a los romances inteligentes, al cine inteligente en general, sino que también constituye un puro deleite visual y una justificada postal turí­stica por tres destinos magnéticos.

Jesús Choya
Jesús Choya

Redactor

Si te tengo que decir una pelíula favorita, te digo dos: 'High School Musical' y 'Mulholland Drive'. Cinéfilo aprendiz creado a las puertas del nuevo milenio.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies