Carminazo y Amén

–Yo no miento. Yo cuando digo algo se convierte en verdad. Y amén–

Que Paco León es un revolucionario es algo evidente. Con Carmina o Revienta la primera pelí­cula del clan León, con escaso presupuesto y estilo amateur, ya jugaba con un concepto de distribución multipantalla poco conocido en nuestras fronteras. Lo que se traduce para mal de muchos en algo poco fiable. Pero todo salió bien, la revolución encontró el efecto buscado, y muchos bajaron las manos que se habí­an echado primero a la cabeza sin pensarlo. Así­ es como se cambian las reglas, innovando en una industria de cine español prácticamente estática y con miedo a salirse de la norma establecida. Entonces, ¿Carmina underground o Carmina comercial? ¿Por qué no las dos?

Si en la primera Carmina el modus operandi a partir de 80 patas de jamón robadas aparecí­a en forma de documental experimental en familia, en Carmina y Amén el punto de partida es una tragedia familiar en forma de tragicomedia muy negra que se desarrolla con un caché mucho más elevado y un cine de calidad que no disminuye la sobredosis de carcajadas ahogadas, más bien todo lo contrario. El espí­ritu de Paco León es tan reconocible y único que, por momentos, recuerda a las pelí­culas en las que un mismo actor interpreta varios personajes, como si el Paco León de Homo Zapping cobrase vida.

yolanda ramos carmina

 

Para eso, se vuelve a recrear en sus influencias cinéfilas, en sus deseos y obsesiones: de la Divine de John Waters quien niegue que Carmina es una Divine española miente a Lola Flores pasando por la Diane Ladd de Corazón Salvaje de David Lynch, de los ataques berlanguianos al costumbrismo español –la España negra de los velatorios con hombres por un lado y mujeres por otro contra la España moderna de los centros de estética, que no peluquerí­a– a las reuniones de chicas Almodóvar y concejalas antropófagas con humor tan natural como salvaje, soltando frases que serán repetidas hasta la saciedad. Y poniendo punto final en la austriaca Paraí­so: Amor. Si Carmina Barrios es Divine meets Lola Flores, Marí­a León se encumbra como la nueva Suprema de los León. Que nadie acabe con este aquelarre.

–Carmina, yo he comido coño–

Y es una de las escenas cumbre la que regala una Yolanda Ramos hipnotizadora –¿cuándo no lo está?– que ya ganó como Actriz de Reparto en el Festival de Málaga y pide a gritos repetir en los próximos Goya, si las reglas sospechosas lo permiten y no termina en Revelación. Me da igual. Lo necesito.

Como también necesito que los León no se queden aquí­ y sigan revolucionando eso que algunos conocen como el gran cine español.

Si Berlanga levantara la cabeza estarí­a muy orgulloso. Lo sé.

carmina y amén gif

carlosbaila.tumblr.com

[followbutton username=’ruben_linde’]

TOP6 SPOILER:

TOP5 PELíCULAS QUE DEBES VER DESPUí‰S DE CARMINA Y AMí‰N:

1. ¡Vivan los novios!

2. Volver

3. Corazón Salvaje

4. La Concejala antropófaga (corto)

5. Paraí­so: Amor

 

Rubén Linde
Rubén Linde

Activista cultural. De pequeño quería trabajar en el videoclub del barrio, pero cerró. Después me hice agente de Hollywood. Showbiz! | @ruben_linde

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies