Crítica: ‘El desconocido’ | Adrenalina en vena

No voy a negar la realidad: cuando iba a ver la película pensaba “ver esta película ahora; qué pereza”. En qué momento de mi vida se me pasó por la cabeza pensar algo así. En-qué-momento. Pregunto.

La historia transcurre en el coche de Carlos, un ejecutivo bancario que, tras subirse a su vehículo como un día cualquiera para llevar a sus hijos al colegio, recibe una llamada de una amable persona que le comunica que si cualquiera de los que está en el coche se levanta explotará una bomba. Hasta ahí todo más o menos bien -dentro de lo que cabe, claro-. Si te lo cuentan así, pensarás que es lo típico de siempre; pero, juro solemnemente que no.

El filme te cautiva, te atrapa, te enamora, te todo, vamos. Igual es la actuación de Luis Tosar -la actuación o, simplemente, su presencia, porque solo con verlo a él estaremos hablando, seguramente, de un peliculón-, la tensión que vives desde el minuto uno en el que no entiendes nada y quieres saber qué demonios está pasando y por qué quieren hacer volar a este hombre, con la cara de buena persona que tiene.

Y, ojo cuidado, pobre del que se olvide de Paula del Río, hija en la ficción del protagonista. Puedes empezar odiando a la niña, no lo vamos a negar, pero, a medida que va avanzando la trama, va adquiriendo un peso y una relevancia en la historia que, al final, consigue que la acabes queriendo muy fuerte. No tiene nada que envidiar a actores que le doblan la edad, de verdad.

30

Javier Gutiérrez, Elvira Mínguez y Goya Toledo dan sus pequeñas y grandes pinceladas para conseguir completar el reparto de esta maravillosa película.

No podemos olvidar a Dani de la Torre, debutante como director, que con unos movimientos de cámara muy sutiles a la vez que dinámicos -ya que yo, personalmente, odio los movimientos de cámara bruscos que marean- logra que el montaje sea muy limpio visualmente. Eh, que grabar una película por toda una ciudad, dentro de un coche, siendo perseguido por la policía y un millón de cosas más que no spoilearé, tiene un mérito muy grande.

Puede que el guion no sea el mejor que nos podemos echar a la cara; pero, oye, que, desde mi punto de vista, está más que compensado con el resto.

En fin, que si tuviese que volver atrás pensaría: “ver esta película, ahora y mil veces más, por favor”. Para que luego haya gente que tenga el valor de decir que el cine español no es bueno. Hasta nunqui a todos ellos.

Núria Robaina
Núria Robaina

Redactora

Estudio Publicidad y Relaciones Públicas por casualidad, pero ejerceré por vocación. Algún dí­a hablarán de mi en el cine; mientras tanto, hablo yo de él. ¡Mamá¡, voy a ser artista!

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies