Crí­tica | Kingsman: Servicio secreto

Que vayas caminando por la calle y un señor con traje te reclute para unirte a una banda de espí­as secretos es algo que está a la orden del dí­a. Bueno, igual no, pero es lo que le pasa a Eggsy, un chaval de los barrios bajos que, tras una serie de pruebas a cuál más jodida que la anterior, se transforma en el nuevo 007. Visto así­, puede sonar como una pelí­cula que hemos visto un millón de veces. Entonces, ¿cuáles son las claves del éxito de ‘Kingsman’? Vayamos por partes:

1. Taron Egerton, ha nacido una estrella.

No sé si es que yo me hago fan muy rápido de las jóvenes estrellas con acento inglés o qué pero el carisma de este chico es impagable. Su ‘Eggsy’ es algo así­ como el ‘Austin Powers’ del siglo XXI con los matices propios de la era actual: si Powers era un mamarracho que se reí­a de las cintas de acción de los 70, Eggsy es el ejemplo de todos y cada uno de esos niños que hemos crecido viendo pelí­culas de James Bond y que hemos soñado con prestar servicio a la Reina (sólo que él lo ha conseguido, claro).

Taron-Egerton

2. Colin Firth y Samuel L. Jackson, FIGHT!

Es imprescindible para que una pelí­cula de este calibre triunfe que haya dos rostros conocidos a la cabeza porque, por mucho carisma que tenga el joven Egerton, las celebrities son las que mandan. Y, en este caso en particular, tenemos, por un lado, a Colin Firth en un papel que le sienta como anillo al dedo: un señorito inglés que, cuando le da la vena, se convierte en un arma letal, sin despeinarse ni arrugársele el traje ni nada. Y, por otro lado, a Samuel L. Jackson, un villano de los que ya no quedan: un robaescenas gracioso que, sin ser yo muy fan del actor, convence de principio a fin gracias, en gran parte, por ser de lo más atí­pico que te puedas encontrar en el género (¿un asesino que no puede ver la sangre? WTF!)

Kingsman-3

3. Matthew Vaughn, genio de la reinvención.

Si ya cambio las reglas del género de superhéroes con ‘Kick-Ass’, con ‘Kingsman’ ha dado una vuelta de tuerca al de espí­as gracias a una autoparodia que no llega al humor absurdo de ‘Austin Powers’ pero que funciona a la perfección por su calibrada fórmula de humor, secuencias de acción, pizca de romance y chulerí­a inglesa (el final con la princesa es para hacerle la ola a Vaughn).

Ademas, sin ser tan sangrienta como ‘Kick-Ass’, sus escenas de acción vuelven a ser el puente fuerte de la cinta, a destacar esa maravilla de secuencia en la iglesia. Locura máxima.

kingsman-the-secret-service-official

Vale, vistos los pros, vamos con los contras. Los mayores problemas de ‘Kingsman’ vienen de su guión y de su poca capacidad para sorprender. Partiendo de que prácticamente te cuentan la pelí­cula en su tráiler (en serio, ¡huid!), la estructura es tan tí­pica que sabemos (casi) todo lo que va a ocurrir antes de que pase. ¿Es un problema? Sí­ y no. Creo que la pelí­cula es consciente de ello y juega con el espectador a reí­rse de esta misma estructura. Es decir, toma lo que ya hemos visto mil veces y, sobre ello, reescribe con humor autoconsciente su propio camino.

El gran propósito de ‘Kingsman’ es entretener. Si alguien va a verla esperando un guión sesudo, con giros imposibles en el que el villano final es el perro que mueve los ojos de ‘Los Simpsons’, saldrá defraudado. Quien se deje llevar por su festival de diversión, se encontrará de nuevo con su niño interior, aquel que disparaba con el dedo tras ver a Pierce Brosnan en ‘Goldeneye’.

Jonathan Espino
Jonathan Espino

cine@bfacemag.es

Volé en el Oceanic 815, bailé con Billy Elliot y me enamoré de Satine en el Moulin Rouge. Ahora, comparto despacho con Alicia Florrick y canto en las barricadas en mis ratos libres.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies