Dallas Buyers Club: Woodroof contra el mundo

Con el éxito de ‘True Detective’ y dos Oscars para sus actores a la espalda, se estrena en España ‘Dallas Buyers Club‘, biopic de Ron Woodroof, un cowboy esquelético que luchará contra el Gobierno de los Estados Unidos por obtener medicamentos ilegales con los que sobrevivir al sida, al que da vida un resucitado Matthew McConaughey. Comienza así­ una lucha épica, de esas que les gustan tanto a los americanos, por su vida y por la de aquellos afectados que se suman a su causa. Esta es la premisa de una pelí­cula galardonada, a lo largo de toda la carrera de premios, sólo por sus tremendas interpretaciones masculinas; pero, ¿es algo más que eso o sólo una pelí­cula aburrida con dos actores en estado de gracia?

La pelí­cula arranca bien y pronto, metiéndose al espectador en el bolsillo con un personaje carismático, tí­pico de las pelí­culas de vaqueros por su visión cerrada y machista de la realidad; una realidad en la que la creencia de que el SIDA afecta sólo a homosexuales está más que extendida y el rechazo a éstos y a los afectados se encuentra a la orden del dí­a. Así­, en el primer acto de ‘Dallas Buyers Club’, se nos presenta a un personaje que se creí­a en la cima del mundo y que, de golpe y porrazo, se encuentra en el último escalafón, repudiado por sus propios compañeros y viéndose obligado a buscar ayuda, sobre todo económica, en aquellos a los que más odia: los gays. La pelí­cula encuentra de este modo dos filones: la lucha contra el Gobierno y la lucha contra la propia sociedad que los rechaza.

dallas-buyers-club-11

Mediante un montaje muy atractivo, la pelí­cula nos sumerge en la angustia y la rabia de unos personajes que ven como su único medio para sobrevivir les esta siendo arrebatado por motivos económicos. La parte más dura de toda esta lucha la vemos en Rayon, un travesti en los huesos que nos pellizca el corazón en prácticamente cada intervención gracias a la desgarradora interpretación de un Jared Leto más que soberbio y al que nos gustarí­a ver más por las pantallas de cine.

Las últimas apariciones de Leto, tanto ese pequeño discurso frente al espejo como sus últimos momentos de vida, te dejan con el corazón en el puño. Es el personaje que, quizás, despierta mayor empatí­a con el espectador por su continua fragilidad y su capacidad para soportar y hacer evolucionar al personaje de McConaughey.

Aunque la pelí­cula llegue tarde a nuestras pantallas (ya se ha estrenado en DVD en Estados Unidos) y no sea, de primeras, un tema extremadamente interesante por lo desconocido de su protagonista, ‘Dallas Buyers Club’ es un drama solido, con pinceladas de humor, que engancha por lo carismático de sus personajes y por tratar un tema con el que es fácil empatizar. Sin lugar a dudas, en este momento, la propuesta más atractiva de la cartelera.

[followbutton username=’SpinOver_’]

Jonathan Espino
Jonathan Espino

cine@bfacemag.es

Volé en el Oceanic 815, bailé con Billy Elliot y me enamoré de Satine en el Moulin Rouge. Ahora, comparto despacho con Alicia Florrick y canto en las barricadas en mis ratos libres.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies