EL JUEGO DE ENDER: Pequeño gran ¿héroe?

Analizar esta pelí­cula es una tarea ardua. Principalmente porque no es lo mismo si has leí­do la novela o si no lo has hecho, si te gusta el sci-fi o no, o si te gusta Harrison Ford o no. Por ello, esto no es un análisis sino tres:

– PARA AQUELLOS A LOS QUE NO LES GUSTE EL SCI-FI:

Es difí­cil que os guste esta pelí­cula si no os gusta la ciencia ficción pero, oye, aquí­ estoy yo para convenceros. La historia es la de un muchacho que es reclutado en un futuro lejano para luchar contra una invasión aliení­gena que esta al caer. El muchacho se llama Ender: es el tercero de tres hijos en una sociedad en la que sólo se puede tener más de un hijo bajo el consentimiento del gobierno. ¿Y por qué él es el tercero, os preguntaréis? Porque su hermano era muy prometedor pero resultó ser muy violento y su hermana era una joven promesa pero acabó siendo demasiado benevolente; así­ que, les pidieron a los padres que tuvieran a Ender para ver si era una mezcla de los dos. El caso es que al chico se lo llevan para enseñarle el noble arte de la aniquilación aliení­gena… Y hasta aquí­ puedo leer.

¿Por qué podrí­a gustaros esta pelí­cula si no os gusta la ciencia ficción? Principalmente, porque, con un escenario totalmente distinto, la historia hubiera permanecido intacta: véase el servicio militar en La Mancha o en tierras estadounidenses, el escenario intergaláctico no deja de ser un espectacular envoltorio con el que adornar una historia sobre el fascismo.

– PARA AQUELLOS QUE Sí LES GUSTA EL SCI-FI PERO NO HAYAN LEíDO LA NOVELA:

Veamos: partiendo de la premisa anterior, podéis entrever que vais a disfrutar de lo lindo siempre y cuando no esperéis una lucha continua de humanos contra aliení­genas. El grueso de la historia es el aprendizaje de Ender y cómo va aprendiendo las distintas normas del arte de la guerra. Para enseñarle esas normas esta Harrison Ford y Viola Davis, sargento de hierro el primero, y figura materna reconfortante la segunda, que intentan adoctrinarle y llevarle hasta la cima… Aunque no saben hasta el último momento si se encuentran ante el elegido.

Asa3

El mayor atractivo para el público amante de la ciencia ficción son esas escenas en gravedad cero que son verdaderamente espectaculares. Llegan a provocar esa sensación de normalidad en el espectador, es decir, de creer que lo que estamos viendo esta rodado realmente así­ por la veracidad que transmite. Y, en este pro de la pelí­cula, se encuentra también uno de sus pequeños contras: nos quedamos con muchí­simas ganas de ver más entrenamientos en esa gran burbuja. No son pocos los que aparecen pero sí­ son inferiores a los que asistimos en la novela por lo que, para los del apartado siguiente, probablemente, se les quede un pequeño agujero, una necesidad de añadir media hora más a ese fragmento.

– PARA LOS QUE HAYAN LEíDO LA NOVELA:

En la novela, uno de los aspectos más caracterí­sticos eran las distintas intervenciones de los comandantes al comienzo de cada capí­tulo. Estos comentarios han sido recogidos con maestrí­a en la pelí­cula de modo que van transmitiendo unos valores al espectador acordes con la trama. Sí­ es cierto que no han dejado ese tufillo grandilocuente que destilaba la novela y las han adaptado para ser más entretenido de cara al público. Digamos que le han regalado a esa parte de la novela un rejuvenecedor lavado de cara que le quita el tedio que provocaba, en algunas ocasiones, la original.

Otro de los aspectos que se han visto cambiados han sido las escenas de violencia. Aunque se mantienen presentes, tanto la inicial con el matón del colegio como la que da lugar en las duchas con Bonzo, en el libro las imaginábamos más brutales y no es que aquí­ sean tapadas o sucedan fuera de cuadro, sino que nos falta esa crudeza en los golpes que nos ofrecí­a el libro.

Uno de los grandes aciertos a la hora de llevar el libro a la gran pantalla ha sido el de suprimir todo lo referente a esa subtrama polí­tica que envolví­a a los hermanos de Ender. No aparece para nada y tiene un principal problema: el regreso a la Tierra de Ender. Si recordáis, en ese momento, ambos han cambiado y es algo que pasa muy desapercibido en la pelí­cula. Si bien se mantiene el hecho de que Val le convenza para volver, en el libro nos encontramos con un Ender más aspero, inhumano casi, y una Val destrozada por el cambio que ha tenido que hacer. En la pelí­cula no hay un arco de transformación tan marcado porque, principalmente, no hay tiempo. Como decí­a antes, media hora más en el tramo del entrenamiento, hubiera hecho que se enriqueciera el personaje protagonista.

Por último, el tramo final, algo que a mi me preocupaba sobremanera, esta perfectamente llevado. Aquellos que no han leí­do la novela, hablan de anticlimático y que no llega a envolver al espectador… Es exactamente igual que en el libro, para bien o para mal.

Después de estos tres análisis, mi opinión es que se trata de una muy buena pelí­cula de ciencia ficción que, si bien es muy disfrutable para cualquier publico, si previamente se ha realizado una lectura de la novela, se disfrutará mucho más. ¿Sorpresa? Puede, porque casi todas las adaptaciones terminan por dejar un mal sabor de boca en el lector y ésta, no.

[wp_ad_camp_2]

Jonathan Espino
Jonathan Espino

cine@bfacemag.es

Volé en el Oceanic 815, bailé con Billy Elliot y me enamoré de Satine en el Moulin Rouge. Ahora, comparto despacho con Alicia Florrick y canto en las barricadas en mis ratos libres.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies