Entrevista a Natalia de Molina tras el Festival de San Sebastián

"˜En toda época de sombras, siempre acaba surgiendo la luz'

Hay actrices que tienen técnica, otras carisma, algunas talento natural y muy pocas un halo especial que las hace automáticamente diferentes al resto. Y, cada cierto tiempo, podemos ver a intérpretes que reúnen todo lo anterior, bestias pardas que se crecen delante de una cámara y que están destinadas a ser cabezas visibles de una nueva generación de actores y actrices. Natalia de Molina es, sin duda, una de ellas. La protagonista de la última pelí­cula de David Trueba, “˜Vivir es fácil con los ojos cerrados’, es uno de esos rostros nuevos destinados a quedarse en el cine español. Recién llegada de San Sebastián, donde ha presentado junto al director y sus compañeros de reparto, Javier Cámara y Francesc Colomer, la pelí­cula, hemos podido hablar con esta andaluza que respira cine, teatro, pasión y ganas de seguir contando historias a través de sus personajes.

 

P: El tí­tulo de “˜Vivir es fácil con los ojos cerrados’ alude a una de las estrofas de la canción “˜Strawberry fields forever’. Si tuvieras que elegir una estrofa de una canción para titular una pelí­cula ¿cuál serí­a?

R: Pues cualquiera de John Lennon, no he parado de oí­rle mientras rodaba la pelí­cula. Una de mis favoritas, y que más me emociona, es de “˜Imagine’: “˜you may say I am a dreamer, but I am not the only one’. Titularí­a a una pelí­cula así­.

P: Imagina que estás sola en casa y, de repente, suena “˜Strawberry fields forever’. Cierras los ojos ¿y qué se te viene a la cabeza?

R: Muchí­simos recuerdos, esa va a ser siempre una canción que forme parte de mi memoria y de mi vida. Si la escucho siento muchas cosas, muchas imágenes, desde que hice la prueba con David Trueba (y me caí­ por las escaleras haciéndola) hasta el dí­a en que conocí­ a Javi Cámara, el viaje a Almerí­a, el paisaje de allí­, la gente … se me vienen a la cabeza muchas cosas pero, sobre todo, muchos sueños cumplidos.

P: Interpretas a Belén en la pelí­cula de Trueba ¿quién es ella?

R: Es una chica de Málaga, de 21 años, que se queda embarazada y soltera en una época no demasiado fácil para ello, 1966. Eso la convierte en una descarriada pero vence los prejuicios y se escapa con el personaje de Javier Cámara hacia el sur, a Almerí­a. Ella es una luchadora, quiere decidir sobre su vida, tener voz, ser valiente … Es un personaje precioso, yo la veo como un homenaje a todas esas mujeres anónimas que lucharon por dar fuerza a las mujeres, consiguieron muchí­simo para las que vinieron después.

P: En medio de la peor crisis que ha vivido nuestro cine, logras un protagonista con David Trueba ¿cómo viviste esa llamada que te cambió la vida?

R: La recibí­ justo después de una función de “˜La mirilla’, el burlesque cabaret que interpretaba, junto a otras estupendas actrices, en Garaje Lumiére. No me lo creí­a, no se lo querí­a contar a nadie porque me costaba aceptarlo, pensaba que al dí­a siguiente me llamarí­an para decirme que todo habí­a sido un error. Pero desde ese momento empecé a obsesionarme con ser Belén, con hacerle justicia, con que era yo la persona perfecta para hacer ese personaje. Esa llamada me hizo darme cuenta de la suerte que habí­a tenido pero también lo vi algo justo, habí­a recibido tantos no en los últimos años que necesitaba ya un sí­. Y el sí­ para esta pelí­cula me hizo agradecer todos los no anteriores.

P: “˜Vivir es fácil con los ojos cerrados’ habla de un viaje, fí­sico y emocional. Pero para ti ¿cómo fue el viaje de rodar esta pelí­cula?

R: Fue un viaje muy, muy intenso, con mucho miedo. Pero tení­a tantí­sima ilusión que eso hací­a que, por momentos, el miedo desapareciera. Ahí­ me veí­a yo, rodeada de gente que llevaba toda la vida trabajando en el cine y yo era una novata muerta de nervios … pero entonces siempre vení­a David o Javi y me abrazaban, me daban ánimos, me decí­an “˜hasta las grandes tienen que hacer cuarenta tomas hasta que quede perfecta’. Me ayudaron muchí­simo, hicieron que este viaje fuera un crecimiento personal y artí­stico tremendo.

Natalia de Molina
Fotógrafo / Paco Anaya

R: Majestuosidad. Recuerdo estar en el Marí­a Cristina, antes de las entrevistas, y que todo me parecí­a surrealista, era como si lo viviera de fuera, a través de otra persona. Cuando llegué a Madrid pensé ¿ha pasado esto de verdad? Me vení­an a la mente los aplausos, el estreno, las crí­ticas tan buenas … ha sido maravilloso.

P: Vuestra pelí­cula ha puesto de acuerdo a la crí­tica más exigente y al público, todos la consideraban una de las mejores cintas del certamen. ¿Qué crees que tiene “˜Vivir es fácil con los ojos cerrados’ para lograr esa empatí­a, esa unanimidad?

R: Que se trata de una peli muy sencilla que cuenta cosas muy de verdad, que hace que den ganas de vivir, de cambiar las cosas, de ser mucho más positivos, de luchar por lo que crees, de seguir en pie ante todo. Te habla de que en épocas de oscuridad siempre acaba surgiendo la luz y eso, en la época que nos ha tocado vivir, es algo muy importante y que el espectador agradece mucho.

P: Ahora que llega el estreno, termina el viaje para ti pero empieza otro nuevo ¿Qué esperas ahora, después de la resaca de “˜Vivir es fácil con los ojos cerrados’?

R: Espero algo tan importante como es seguir trabajando, que me dejen contar historias y seguir creando personajes.

P: Fuiste parte muy activa de Garaje Lumiére, sala de teatro que ha sido una de las más perjudicadas por el nulo interés del Gobierno y la comunidad de Madrid en regular la normativa que afecta a las salas del circuito off. ¿Cómo viviste el cierre de este espacio ya emblemático?

Con mucha desesperanza porque veí­a que hay veces en que da igual que luces por algo bonito, útil, cultural, como lo hicieron mi hermana Celia de Molina y su equipo … hay ocasiones en que te dejas la piel por ello, por levantar un teatro, y hay gente que se empeña en obligarte a cerrar los ojos. Pero también fue precioso ver el apoyo de tantí­sima gente, todo el amor que nos dieron … Garaje fí­sicamente ha cerrado pero sigue dentro de todos, como una idea, un concepto, un recuerdo. Aprendimos todos de aquello, a seguir luchando, a no ser sumiso.

P: Si te ofrecieran un reparto soñado con el que compartir cartel ¿quiénes serí­an?

Sin dudarlo, Paul Newman, Marilyn Monroe y John Cassavetes.

P: Una escena de la historia del cine que a Natalia de Molina le hubiera encantado interpretar ella.

Ufffff… es que hay muchas, pero ya están maravillosamente interpretadas por quienes las hacen. Me maravilla todo lo que tenga que ver con Gena Rowlands y John Cassavetes, cualquier escena de ellos. O hubiera sido genial interpretar esa secuencia de “˜Bus Stop’ en que a Marilyn le intentan arrancar la falda y ella se vuelve … pero claro, luego pienso “˜si ellas están perfectas ¿para qué lo voy a hacer yo?’.

Fotografí­as de Paco Anaya

[wp_ad_camp_2]

Jota Linares
Jota Linares

Redactor

Aspirante a contar historias a través de una cámara, mientras intento aprender de qué va esta locura a la que llamamos crecer.

5 Comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR