Estreno de Enemy: yo soy yo porque tú eres tú

En la obra ART (de Yasmina Reza), un Ricardo Darí­n preocupadí­simo, rebuscaba en los bolsillos de su traje negro hasta encontrar un trozo de papel. Lo desdoblaba y, a continuación, leí­a unas frases extraí­das de una parábola de origen judí­o. Y en cada representación, esas palabras siempre eran recibidas con las risas de los espectadores: “Si yo soy yo porque yo soy yo, y tú eres tú porque tú eres tú, entonces yo soy yo y tú eres tú. Pero si yo soy yo porque tú eres tú, y tú eres tú porque yo soy yo, entonces ni yo soy yo ni tú eres tú.”  La preocupación que el personaje de Darí­n mostraba por la identidad también ha sido tratada de muchas maneras y en disitntos géneros a lo largo de la Historia del Cine. Aunque es posible que con el estreno de Enemy estemos ante una de las pelí­culas más obsesivas y oní­ricas que han tratado el tema.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=FJuaAWrgoUY[/youtube]

 

Detrás de las cámaras

En el 2010, tras varios tí­tulos con poco impacto en el panorama internacional, Denis Villeneuve dirigió Incendies. La pelí­cula, basada en la obra de teatro homónima de Wajdi Mouawad, cosechó estupendas crí­ticas, nominaciones a premios internacionales (BAFTA, César, Oscar, etc.) y descubrió para el gran público a su director. En muchos casos, tanta atención y elogio puede afectar a decisiones y proyectos posteriores pero, en el caso de Villeneuve, sus dos pelí­culas posteriores han confirmado que estamos ante un director que no elude el riesgo y que puede afrontar distintos géneros, dejando siempre su propio sello.

 

denis-villeneuve

A finales del año pasado estrenó la que ha sido su primera producción nortemericana, Prisoners, pelí­cula que muchos crí­ticos consideran una de las injustamente olvidadas de la última temporada de premios.  Ahora regresa a nuestras carteleras con esta coproducción hispano-canadiense, que adapta libremente El hombre duplicado, de José Saramago. En Enemy, gracias a la fotografí­a de Nicolas Buldoc, entramos en la mente de un hombre corriente, pero que un dí­a descubre a un actor que es idéntico a él. Este hecho inicia una búqueda dual: la de su duplicado y la de la propia identidad. ¿Qué es realidad y qué es fruto de la imaginación del protagonista? Villeneuve no juega con el espectador, sino que le provoca a dar respuesta por sí­ mismo a esta cuestión.

24664

Delante de las cámaras

Jake Gyllenhaal es el hombre duplicado que daba tí­tulo a la novela. Actor a quien hemos visto dar vida a un dibujante obsesionado con la caza de un asesino en Zodiac, de David Fincher (2007), y que ahora se enfrenta a sí­ mismo, a lo que le define como persona y lo que le diferencia de los demás. Se enfrenta de nuevo a una obsesión, más oscura y más morbosa que en la pelí­cula de Fincher. Le secundan Sarah Gadon y Mélanie Laurent, tan hermosamente distintas como inquietantemente similares.

Al final, Enemy es una de esas pelí­culas cuyo estreno genera tanta expectación como división. No es una pelí­cula fácil, pero es arriesgada y, sobre todo, invita al espectador a sumergirse en ella. Después, cada cual que saque sus conclusiones (y, si puede, nos explique qué significan las…).

 

[followbutton username = ‘rodasons’]

Immaculada Pilar
Immaculada Pilar

Redactora

Soy una economista que ha visto cosas que no creeriais. He bailado con lobos, curioseado el caso de Benjamin Button, he tenido un breve encuentro con El Padrino y solo me ha faltado ser una Taxi Driver. El cine no se ve, se vive.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies