¡Feliz Día del DILF!

Mañana es un día muy especial. ¿Por qué? Porque los grandes almacenes quieren recordarte que como el amor entre un padre y su hijo/a no hay nada igual y tienes que demostrárselo gastándote, como mínimo, la mitad del sueldo del mes (si no, no le quieres lo suficiente, no eres un buen hijo, y lo sabes). Pero no hemos venido a hablar de cómo llevas diez años regalándole a tu padre la misma colonia, ni de cómo él aún sigue sorprendiéndose cuando la desenvuelve. No, hoy vamos a hablar de otro padres, unos que tienen fama y viven fuera de nuestras fronteras.

Hoy vamos a hablar de los DILFs cinematográficos: aquellos que nuestra compañera Estefanía tan bien rindió homenaje hace un tiempo atrás en esta carta de amor. Los DILFs son aquellos padres que te follarías están de muy buen ver para su edad y que, oh, cualquiera diría que han tenido un hijo (“ni que ellos los hubieran parido”, que contestaría mi madre).  Son muy pocos los que pertenecen a este selecto grupo dentro del séptimo arte y hemos querido reunirlos en esta lista que, como en Los 40 principales, sube y baja en función de tus votos. ¿Qué tienes que votar? Al mejor, al que más te guste, al que más querrías que te hubiera estado esperando a la puerta del colegio (instituto, universidad, trabajo… que estuviera en la cocina ahora mismo, vaya).

Antes de que haya infartos, desmayos y disturbios, os hacemos saber que Ryan Gosling no está en la lista. ¿POR QUÉ, MUNDO CRUEL? Primero, porque todos sabemos que ganaría y queremos un poquito de juego; y, segundo, porque hemos intentando reunir fotos de los actores con sus hijos y, ups, no hay ninguna aún suya con su primogénita, así que, lo descalificamos.

Ryan-Gosling-Gifs-23

No os volváis locos y votéis a todos los candidatos, que sabemos que la lista es muy jugosa y los dedos muy rápidos. Ah, además también podéis votar en negativo a aquéllos que creáis que no deberían estar en esta lista. ¿Listos? ¡Allá vamos!

Jonathan Espino
Jonathan Espino

cine@bfacemag.es

Volé en el Oceanic 815, bailé con Billy Elliot y me enamoré de Satine en el Moulin Rouge. Ahora, comparto despacho con Alicia Florrick y canto en las barricadas en mis ratos libres.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR