Fight Club | Liam Neeson… ¡Contra todos!

Liam Neeson ha sido Zeus, Maestro Jedi, ha salvado la vida de más de mil judios, ha caminado entre tumbas, ha sido Michael Collins y Rob Roy, ha formado parte del Equipo A, ha sido Ra’s al Ghul dos veces (en los Batman de Nolan, para los despistados), apareció en La Misión, en Excalibur, Love Actually, Gangs of New York… Y etcétera. Pero últimamente, este irlandés de 62 años, empeñado en demostrar que lo que pesan son los kilos y no los años, está más ocupado vengándose, evitando hacer escalas o intentando recuperar su identidad. Esta semana estrena en España Una noche para sobrevivir, en la que vuelve a ponerse a las órdenes de Jaume Collet-Serra y comparte protagonismo con Ed Harris.

En resumen: Liam Neeson es mejor que tú. Y lo sabes.

150119120808-liam-neeson-1024x576

A pesar de que su currí­culum presenta personajes de todo tipo, puede llamar la atención  el hecho que las patadas y puñetazos que reparte en sus pelí­culas és directamente proporcional a su edad. Después leemos que a los dieciséis ya habí­a sido campeón de boxeo (Peso pesado de Juventud) en tres ocasiones. Y si pensáis que esa nariz, que tanta personalidad le da, es así­ de nacimiento, os equivocáis. A los once años, cuando se iniciaba en el boxeo, ya lucí­a nariz rota. Alterno los puños con la interpretación, y parece como si sus pelí­culas actuales le devolvieran a esa época de patios de escuela, linimento y golpes.

nonstop-neeson-gun

 Neeson debutó en la gran pantalla con Excalibur (John Boorman). Era el año 1981, y actuó junto Helen Mirren (que fue su pareja durante un tiempo), Ciarán Hinds (uno de su mejores amigos) y Gabriel Byrne. Nada mal para empezar. La década de los ochenta continuo con pelí­culas en las que, si bien no solí­a ser el protagonista, trabajaba con actores como Anthony Hopkins, Jeremy Irons, Alan Bates o Robert de Niro.

Los noventa serí­an su confirmación como actor de categorí­a. Comenzó con Darkman y El Silencio de la Sospecha. Pero a continuación llegarí­an Woody Allen (brindándole un pequeño papel en Maridos y Mujeres) y, sobre todo, Steven Spielberg. La Lista de Schindler le situó a las puertas del Oscar (que la Academia prefirió dar a Tom Hanks por Philadelphia), y aunque es posible que sea su papel más memorable, por la talla de la pelí­cula por lo menos, está claro que Neeson no se encasilló y siguió con su carrera. Después de Schindler participó en pelí­culas como Nell, Rob Roy o Michael Collins. En 1999, llegarí­a Star Wars I – La amenaza fantasma, en la que daba vida a maestro Jedi Qui-Gon Jinn, maestro de Obi-Wan Kenobi.

Liam Neeson

Con el cambio de siglo, su carrera parecí­a seguir la misma lí­nea: alternaba personajes como el tierno padre viudo de Love Actually con otros como el cientí­fico Alfred Kinsey (en Kinsey). Retomó su papel de maestro (espiritual… y de puñetazos) en Batman Begins, e incluso fue el engañado marido de Laura Linney en Crónica de un Engaño. En el 2008 protagonizarí­a Venganza (en el 2012 llegarí­a la segunda parte, y este año se ha estrenado Venganza 3). La trilogí­a Venganza, junto a Sin Identidad, Infierno Blanco, El Equipo A o la misma Una noche para sobrevivir podrí­an conventirle en un actor “encasillado”. Y sí­, es cierto que estos personajes, que se vienen sucediendo en los últimos años, son más propensos a arreglar sus disputas a mamporros en lugar de charlar cordialmente, pero ello no debe hacernos olvidar los importantes papeles dramáticos que ha tenido Neeson.

messing_with_liam_neeson_won_t_end_well_big

Y como Neeson puede con todo, su próxima pelí­cula será a las órdenes de Martin Scorsese (Silence, prevista para el 2016) y contará la historia de dos jesuitas (Adam Driver y Andrew Garfield) que viajan a Japón para buscar a su mentor (Neeson, por supuesto). Así­ que, encasillado o no, lo cierto es que Neeson puede con todo. Y con todos.

Immaculada Pilar
Immaculada Pilar

Redactora

Soy una economista que ha visto cosas que no creeriais. He bailado con lobos, curioseado el caso de Benjamin Button, he tenido un breve encuentro con El Padrino y solo me ha faltado ser una Taxi Driver. El cine no se ve, se vive.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies