Sálvese quien pueda: el futuro de la humanidad en el cine

Este fin de semana, el mundo se prepara para vivir el desenlace de la revolución de los distritos de Panem iniciada por Katniss Everdeen en “˜Los Juegos del Hambre: Sinsajo’, la entrega final de la exitosa saga literaria juvenil que se ha convertido en un auténtico fenómeno de masas. Sin embargo, no será la última que podremos ver adaptada a la gran pantalla, puesto que Hollywood ha decidido engrosar su bolsillo y disminuir sus esfuerzos imaginativos prolongando este acto final en dos entregas cinematográficas.

Sin embargo, la fama de la “Chica en llamas” -pocas sagas han tenido la suerte de contar con el ascenso meteórico de una actriz como el que ha experimentado la gran Jennifer Lawrence– no es lo único que ha logrado convertir “˜Los Juegos del Hambre’ en un auténtico fenómeno social. Gran parte de este mérito lo tiene el tono revolucionario que desprende su historia desde sus inicios, presentándonos una sociedad corrompida por el poder, la escabrosidad y la inexistencia de la moralidad en la que cada año se celebra un macabro reality show en el que dos jóvenes miembros de cada uno de los doce distritos de la región de Panem deberán enfrentarse a vida o muerte por su supervivencia como recuerdo y castigo de la fallida revolución que iniciaron en el pasado. Efectivamente, esta trama ha conseguido enganchar a todo el mundo gracias a las pequeñas y alejadas similitudes que guarda la sociedad presentada en la saga con la nuestra. Nosotros no tenemos –de momento- este tipo de realities, pero sí­ somos testigos y ví­ctimas de un presente marcado por la corrupción de nuestros dirigentes, la extorsión a todos los niveles de nuestras vidas y la destrucción moral cada vez más acentuada. Es totalmente comprensible que, con todas las pequeñas revoluciones que se están dando por doquier contra el sistema que rige nuestro mundo, no podamos sentir cierta empatí­a con el mundo presentado por las novelas de Suzzanne Collins.

No obstante, con “˜Los Juegos del hambre’ no es la primera vez los espectadores se enfrentan ante una realidad cruda y distópica. Han sido muchas las ocasiones en las que la gran pantalla nos ha mostrado un futuro nada agradable en el que la humanidad ha de pagar por todos los errores cometidos anteriormente. Y hoy, desde Bface, nombraremos una lista de pelí­culas distópicas cuyo visionado es totalmente obligatorio.


intime2In Time’ (2011), de Andrew Niccol

Pese a que la pelí­cula protagonizada por Justin Timberlake y Amanda Seyfried dista mucho de ser una obra maestra, su premisa es verdaderamente apabullante. í‰sta nos sitúa un siglo posterior al nuestro, en el que el gen del envejecimiento humano ha dejado de existir y las personas mueren a los 25 años. ¿Cómo evitarlo? Trabajando para ganar tiempo que se irá acumulando en un reloj vital que tienen incrustado en uno de sus brazos, un tiempo que también servirá para pagar necesidades tan básicas como un trozo de pan o un vaso de agua. Sin duda, un argumento escalofriante donde la expresión “el tiempo es oro” es llevado al extremo. Una lástima que los guionistas decidiesen profundizar en escenas de acción innecesarias en vez de abogar por un trasfondo crí­tico mucho más oportuno.


1984“˜1984′ (1984), de Michael Radford

La pelí­cula, basada en la novela homónima de George Orwell, nos introduce en un futuro en el que un gobierno controla la sociedad hasta el más mí­nimo detalle. Imaginaros ser penalizados duramente por el simple hecho de pensar cosas que no entran en los cánones del partido gobernante. Imaginaros trabajando para un gobierno que se dedica a manipular el pasado y hasta el propio lenguaje para conseguir lavar el cerebro de todos los ciudadanos. ¿Cómo consigue uno revelarse contra este retorcido sistema? “˜1984′ es angustiante y dura, y puede darse el lujo de ser la creadora del término “˜Gran Hermano’ cuando éste no hací­a referencia a otro concurso que, curiosamente, también aplasta cerebros. En todo caso, aprovechad y leed la novela.


anarchy

“˜Anarchy: La noche de las bestias’ (2014), de James DeMonaco

Nuestra actualidad vive tantos casos de violencia y corrupción a diario que, en ocasiones, ni siquiera llega a preocuparnos. Pues bien, imaginaros ahora un futuro en el que todos estos sucesos dejasen de ser penalizados durante una noche al año. ¿Qué harí­as tú por sobrevivir a la oleada de crí­menes permitidos? O lo que es más importante: ¿Cómo te tomarí­as tú la justicia por tu propia cuenta? Interesantes reflexiones que podréis disfrutar en esta pelí­cula. Sí­, existe una primera parte, pero no hace falta perder el tiempo viendo algunos bodrios innecesarios.


hijos de los hombres alfonso cuaron“˜Hijos de los hombres’ (2006), de Alfonso Cuarón

Pese a que todo el mundo lo conozca ahora por la cuestionable ‘Gravity‘, Cuarón dirigió esta pelí­cula mucho más interesante sobre el futuro de una humanidad cuya capacidad de reproducirse ha sido eliminada de nuestra genética. ¿Cómo se puede sobrevivir a la extinción sin la clave que permite evitarla? Una cuestión muy interesante llevada al cine, por fin, con un resultado verdaderamente excelente. Una pelí­cula cuya reflexión posterior es prácticamente inevitable.


blade runner

“˜Blade Runner’ (1982), de Ridley Scott

Otra adaptación literaria que, en este caso, es considerada como una auténtica obra de culto del séptimo arte. En ella nos encontraremos una sociedad sucia y gris en la que se crean réplicas humanos artificiales para que realicen trabajos peligrosos en las colonias exteriores a la Tierra. Los Nexus –tranquilos, no son los teléfonos móviles que conocemos- no tienen posibilidad de sentir o reflexionar, o eso es lo que se pretendí­a conseguir en un principio. Pero no tardarán en revelarse contra sus propios creadores y pedir libertad y evolución, algo que los humanos no estarán dispuestos a permitir y contratarán a cazadores de androides para impedirlo. En definitiva, un clásico instantáneo que, pese a su desarrollo pausado, su visionado es de auténtica obligación.


Como se puede comprobar, hay una infinidad de pelí­culas distópicas que nos advierten una y otra vez de los errores que estamos cometiendo en la actualidad y de cómo los pagaremos en un futuro. No es complicado ver que vamos camino de convertirnos en un mundo corrompido. Pero, ¿cuál será nuestro porvenir? ¿Nos controlarán el pensamiento? ¿Se revelarán las máquinas contra nosotros? ¿Organizaremos juegos en los que haya que matarnos los unos a los otros? ¿O puede que nos espere algo peor y que la gran pantalla todaví­a no haya reflejado? Desde luego, el menú es bastante amplio y para todos los gustos.

Jorge Bastante
Jorge Bastante

Filólogo e intento de escritor, amante de cualquier cosa que me evada de la realidad y asesino de spoilers. Vivo en constantes trámites con los guionistas de mi vida, aunque reconozco que les está quedando una dramedia muy resultona | @jorbasbo

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies