7 grandes peleas detrás de las cámaras

Esta semana ya puedes ver en el cine una película que promete batir muchos records, y no precisamente en taquilla. Llega el reboot de Los 4 Fantásticos de la mano de FOX, Josh Trank y un reparto de lujo que no van a levantar ni con viagra lo que parece ser el fracaso más estrepitoso de los últimos años. Un 8% en Rotten Tomatoes, un 3’6 en FilmAffinity, un C- en CinemaScore. Peor valorada que Elektra, Batman y Robin, Catwoman o Green Lantern, su recaudación en taquilla en el estreno estadounidense ha captado menos dinero que Ghost Rider 2 en 2012. Calificada como un “coitus interruptus”, un “tráiler de 100 minutos”, un “experimento que no cuaja” o un “bodrio”, parece que ni el apuntador se salva de las críticas.

Muchos espectadores ardieron por combustión espontánea al ver Los 4 Fantásticos

¿De verdad es tan mala o nos estamos dejando llevar por el anti-hype? Yo todavía no lo sé y es posible que no me apetezca gastarme dinero en comprobarlo, pero la que sí está muy clara es la batalla campal que se ha organizado entre equipo creativo, productores y reparto. Y es que el cine es una máquina de egos y los rodajes muchas veces no son caminos de rosas, sino de espinas venenosas. Por eso, vengo a hablarte de 7 grandes peleas del cine, porque en eso Los 4 Fantásticos no se queda sola.

1. Los 4 Fantásticos

Seguro que la tengo más grande que Josh Trank

No solo Josh Trank repudió su proyecto por Twitter la misma noche del estreno condenando su carrera cinematográfica al olvido, sino que al parecer, según cuentan las malas lenguas, el director se peleó con Miles Teller (Mr. Fantástico) en el rodaje. La tensión podía cortarse en el aire con un cuchillo de plástico, uno se aislaba, el otro soltaba sarcasmos sin ton ni son… Y casi llegan a las manos. El culebrón continúa con Kate Mara (La mujer invisible), que fue una actriz impuesta por FOX para la película y tuvo una relación muy fría con Trank en el rodaje. ¿Es el director una persona muy especialita o la mala prensa de FOX va a hacer efecto de verdad?

2. El diario de Noa

¡Pero qué haces besándome! ¡Quítate!

Qué preciosidad de película, qué llorera, qué dramón y menuda bronca que se armó en el rodaje. Resulta que una de las parejas más tiernas de la Historia del cine se odiaba a muerte. Su director contó que Ryan Gosling y Rachel McAdams, que ahora triunfan cada uno por su cuenta, se llevaban muy mal y que muchas veces preferían ensayar con otros actores. Peleas, gritos, insultos… Hasta Gosling dijo literalmente “no puedo hacerlo con ella”. Pero los que se pelean, se desean y al final acabaron juntos detrás de las cámaras y se llevaron un premio MTV al mejor beso, hasta que rompieron.

3. 50 sombras de Grey

Gime fuerte, no quiero escuchar a estas dos discutir

Si le preguntas a la directora Sam Taylor-Johnson por su amistad con la escritora de este sexual best-seller, E.L. James, obtienes una respuesta muy bonita: “Emmmm…”. Al parecer, las mujeres tuvieron fuertes discusiones durante el rodaje. Taylor-Johnson se empeña en decir que fueron broncas creativas y constructivas. Fue difícil y tuvieron que encontrar el punto medio, según cuenta ella, que dice que lo consiguieron. Viendo el resultado, yo creo que no, que no lo consiguieron.

4. Los Ángeles de Charlie

¡Bill Murray ya no está! ¡Bill Murray ya no está!

Imaginaos a Bill Murray entrando por la puerta del rodaje de Los Ángeles de Charlie (tropiezos en la carrera de un actor hay muchos) y diciéndoles a Drew Barrymore y Cameron Díaz que entiende que están en la película porque tienen talento. Muy bonito, hasta romántico. Pero Lucy Liu no tuvo tanta suerte y Murray le espetó: “qué coño haces aquí si no sabes actuar”. Claro, la actriz llevaba unas cuantas semanas entrenando golpes de efecto y su primer instinto fue saltarle y empezarle a dar puñetazos. No hay que meterse con un ángel de Charlie. Nunca. El destino de Bill Murray no fue morir, pero tampoco volvió a la segunda parte de la saga.

5. Transformers

¿Michael Bay ha dicho eso de mí? Guay…

Las broncas en los sets de las películas son más graciosas cuanto peores son las obras. Al parecer, Michael Bay y Megan Fox, dos grandes profesionales que hacen muy bien todo menos películas, no se llevaban del todo bien. Realmente se odian. De hecho, Megan Fox fue sustituida en la tercera parte de la saga robótica por estas afirmaciones: “Quiere ser Hitler en el set, y lo logra. Fue una pesadilla trabajar con él”. Despido fulminante que fue una gran pérdida para Transformers (¡peliculón!) y contestación de Bay que, ni corto ni perezoso, le regaló a Fox lo siguiente: “Megan fue un escollo en el camino de la saga. Las películas son más importantes que la actriz principal”. Bueno, creo que Megan no es el único problema de esas cintas.

6. Oficial y caballero

O te callas o te tiro

Son muchos los casos de películas muy románticas e icónicas en las que la pareja protagonista no se lleva nada bien detrás de las cámaras. Hemos hablado de El Diario de Noa, pero es que en Dirty Dancing también sucedió. Pero es llamativo el caso de la pareja de Debra Winger y Richard Gere. La hostilidad inundaba el rodaje y Winger casi fue expulsada en alguna ocasión de lo farruca que se ponía contra Gere. Años después, ella misma admitió que había odiado cada minuto de la grabación. “Cuando me ven temblando en las escenas de amor, no lo hago de pasión, sino de odio. ¡No soportaba a Richard!”. Menos mal que Gere tuvo talante y no le tiró al suelo en la última escena famosa de Oficial y caballero.

7. American History X

Todo este plomo te lo voy a meter en la cabeza, Tony Kaye

Una película tan violenta tuvo su respuesta detrás de las cámaras. Edward Norton acabó hasta las pelotas del director de la cinta Tony Kaye, que quería poner a su perro como director en los títulos de crédito y decidió cortar mucho material del montaje final de la película. Claro, Norton quiso editarla por su cuenta, pero esto provocó que Kaye le llamase “narcisista delirante”, unas palabras que no acabaron en las manos, pero que sí provocó que en el estreno de American History X, no hubiese rastro de Norton al lado del director. “Si él no quería hacer la película conmigo, el estudio no lo hubiese permitido”, dijo Norton.

German de Heras Álvarez
German de Heras Álvarez

Redactor

En proceso de periodista y de comunicador audiovisual. Y también en proceso de seriéfilo y cinéfilo. ¡Ah! Y en proceso de ser mejor persona. Bueno, lo dejaremos en que estoy en proceso a secas.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR