Guí­a del “Poser-cinéfilo” vol. I

Aquí­ va mi #FotoCinéfila y nomino a BASTA YA DE TANTO ROLLO, ESTAMOS A UN PASO DE LOS TEST CHORRAS, A UN SOLO PASITO, UNO. Ejem, dicho esto, si sois usuarios de Twitter habréis podido comprobar que en los últimos dí­as la moda de la #FotoCinéfila y sus derivados está en pleno auge. Pero no perdamos la fe en la humanidad por ello, al fin y al cabo no hace daño a nadie ¿no? ¿NO? Lo que sí­ hace daño a la humanidad son los “posers”. ¿Qué es un poser? Según la RAE, la palabra poser es la forma incorrecta de escribir el sinónimo de tener. Chascarrillos aparte, el poser es aquel individuo que tiene una actitud fingida sobre algún tema, una pose.

En este caso, he elaborado un breve compendio de reglas para poder parecer un cinéfilo de pro sin tener que hacer el engorroso esfuerzo de ver pelí­culas, que lleva mucho tiempo y ahora estamos todos muy ocupados. Se trata de (redoble de tambores) la GUíA DEL POSER-CINí‰FILO.


REGLA Nº1. PELíCULAS FAVORITAS

f250bestmoviesmap_LQEn primer lugar, échale un ojo a media docena de las pelí­culas que dejo en el “Mapa de las mejores pelí­culas de todos los tiempos. Las puedes escoger por el tí­tulo, por el color de la lí­nea o imprimir el mapa y lanzar un dardo a ver cuál toca, es irrelevante. Una vez hecho esto ya tendrás seis de tus pelí­culas favoritas. Para complementarlas es importante que incluyas una de Corea del Sur y una de la Nouvelle Vague (no tiene por qué ser de Godard, tampoco hay que pasarse de cinéfilo). La procedencia de las pelí­culas es muy importante, como ya veremos en la regla número cuatro.


REGLA Nº2. PELíCULAS ODIADAS

hollywood
“Hollywood, tú antes molabas”

Entre tus pelí­culas odiadas puedes escoger alguna de una vaca sagrada que no esté de moda o en horas bajas, como Ridley Scott, de forma ficticia parecerá que tienes criterio propio. Pero ante todo recuerda la máxima: Hollywood antes molaba, ahora ya no.


REGLA Nº3. ROPA

camisa

Redúcete a un estereotipo cinéfilo. Busca una buena camiseta que le diga al mundo cuál es tu personaje fetiche o tu pelí­cula de culto, así­ evitarás que te confundan con alguien al que simplemente le gusta ir al cine.


REGLA Nº4. PAIS DE ORIGEN

Es muy importante que te refieras a las pelí­culas en función de su paí­s de origen. Por ejemplo, la cinta armenia Vodka Lemon, o la cinta croata Karaula. Cuanto más raro sea el paí­s, más importante es manifestarlo. Si incluyes la palabra “cinta” para referirte a las pelí­culas mola mucho más.


REGLA Nº5. APRENDERTE NOMBRES

argh
¡Demasiados nombres nuevos! ¡Argh!

Procura ir memorizando los nombres de los actores y de los directores como si hubiera una partida de Trivial al acecho. Por ejemplo, Choi Min-sik es el nombre de un gran actor coreano muy de moda últimamente, por lo tanto, debes aprendértelo. Repite conmigo: Choi Min-Sik, Choi Min-Sik, Choi Min-Sik…


REGLA Nº6. DIRECTORES FAVORITOS

Para elegir a tus directores favoritos tienes que basarte en tres aspectos: que sean autores, que no sean muy comerciales y que sean de generaciones variadas (de esta forma podrás demostrar tu gran bagaje cultural). Por ejemplo, Wes Anderson, Woody Allen y Fellini.


REGLA Nº7. DIRECTORES ODIADOS

michael bay

Debes odiar de forma irracional a Michael Bay, es el diablo. Recuerda que Christopher Nolan está sobrevalorado y no tiene estilo propio, y que Tarantino es un copión.


REGLA Nº8. CRíTICA

dormido
Me he quedado frita, pero oye, ¡PELICULí“N!

En primer lugar, revisa de forma frecuente las notas de Filmaffinity para saber qué pelí­culas son o no son buenas. Te has reí­do a carcajadas con Ocho Apellidos Vascos, todos te hemos visto, pero es un 6,3. Olvidable.


REGLA Nº9. VOCABULARIO

Para ser un cinéfilo de palo es necesario usar todos los términos anglosajones que usa la prensa especializada, como mí­nimo:

Cliffhanger, que es cuando reflexionas sobre un posible viaje a Los íngeles para darle un tortazo al productor y que se ponga de una vez con la segunda parte.

Spóiler, que es cuando vas a la carcel después de matar a tu mejor amigo a sillazos por lo de El Sexto Sentido.

Fallo de raccord, que es cuando grabas tu primer corto y no coinciden ni las cortinas del salón entre plano y plano.

Macguffin, que es lo que suelen pedir los cinéfilos en el McDonalds.

Biopic, que es cuando escribes un guión sobre tus intensos veintitrés años de vida.

Remake, que es cuando vuelven a echar la misma pelí­cula otra vez, exactamente igual, pero en 3d…

Deus Ex Machina, que es cuando el guionista se rí­e en tu cara mientras tú te das cuenta de que acabas de perder dos horas de tu vida.

Mockumentary, que es cuando tu mejor amigo se compra una cámara nueva y se pone a grabar “un documental” sobre una abducción.


 [followbutton username=’ignaciopoveda’]

Nacho Poveda
Nacho Poveda

Redactor

Lo sé, sólo es cine (pero me gusta).

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies