Guí­a del “Postureo cinéfilo” vol.II

Hace un par de meses me vi en la obligación de compartir en BFace el primer volumen del manual de los manuales, la lista de las listas, es (redoble de tambores) la GUíA DEL POSTUREO CINí‰FILO, cuyo segundo volumen os traigo hoy para que podáis seguir fingiendo que habéis visto Casablanca sin pudor. Si habéis puesto en práctica las enseñanzas de la guí­a, es el momento de que pasemos a un nivel superior. No perdamos más el tiempo, al ataque.


REGLA Nº1. LA BUENA ES LA ORIGINAL

bface magazine postureo cinefilo
“Soy David Fincher y vosotros no”

Las segundas partes nunca fueron buenas. Por ejemplo: esté artí­culo es una secuela, y por lo tanto es imposible que sea mejor que el volumen I. Es más, podéis decir que os gustaba más en los inicios, cuando no era tan comercial. Pues con los directores es igual: me gustaba más David Fincher cuando hací­a anuncios para Adidas, ahora se ha vendido a la masa por unos cuantos millones de dólares. TRAIDOR.


REGLA Nº2. HAZTE UN TATUAJE DE CINE

cine bface mag nacho poveda

Hacerte un tatuaje de cine es postureo cinéfilo over nine thousand. Te convalidará como pase de prensa en los prestrenos (se dice “premiere”, vaya novato estás hecho) y ligarás un 15% más en Malasaña.


REGLA Nº3. FESTIVALES

bface magazine postureo cinefilo
-¿Me dejas el comentario de texto? -Bueeeeeeno…

No eres un cinéfilo experto si no vas a Cannes, Venecia, San Sebastián, Berlí­n o a Toronto de vez en cuando. Conclusión: debes fingir que vas a los festivales. Es muy sencillo. En primer lugar, enciérrate en casa durante la semana del evento y que no te vea nadie. En segundo lugar, elige a un crí­tico o periodista que sí­ vaya y copia todas sus reseñas, pero matizando algunos puntos, como cuando Florencio te dejaba su comentario de texto y cambiabas unas palabras para colárselo a la profe. Te creí­as que estabas en Ocean’s Eleven hasta que te pillaba la argucia. En tercer lugar, compra las acreditaciones por eBay y no te las quites ni para dormir.


REGLA Nº4. MAGNIFICA LO BUENO

Di frases ambiguas como “Magical Girl” es poesí­a o “Boyhood” es LA VIDA. Y recuerda que no hay nada mejor para el cinéfilo que un buen plano secuencia, no sabes qué es eso, pero repí­telo sin parar.


REGLA Nº 5. LA VERSIí“N ORIGINAL ES TU RELIGIí“N

Siempre que puedas intenta ver una pelí­cula en versión original, si no controlas bien el japonés está socialmente aceptado que sea con subtí­tulos, aunque pierdes puntos. Los que ven pelí­culas dobladas son HEREJES.


REGLA Nº6. EL CINE ES TU TEMPLO SAGRADO

postureo cinefilo bface magazine
“Ahora que nadie mira…”

Si está mal el doblaje porque anula la experiencia real de las interpretaciones, puedes imaginar que cosas aberrantes como las palomitas están terminantemente prohibidas. Nada de comer en la sala, que te distraes. y no puedes leer los subtí­tulos. Por supuesto que no puedes ir al cine con ofertas, bonos y demás, eso es lo que hace la masa, tú vas al cine cuando estrena Von Trier. Dejar de comer una semana para poder hacerlo es un mal menor.


REGLA Nº7. FNAC ES TU HOGAR

postureo cinefilo blu ray postureo cinefilo
“Mereció la pena donar mi riñón”.

Es verdad que los Blu-Ray están un poco caretes, pero oye, seguro que después de la última semana sin comer ya estás totalmente acostumbrado a la inanición. Y está claro que esa versión especial de Drive con la forma de la cabeza de Ryan Gosling es un bien imprescindible para tu crecimiento poser.


REGLA Nº 8. [BIS] VOCABULARIO DE POSTUREO

Como ya comenté en el volumen anterior, para ser un cinéfilo de palo hace falta hablar raro y que la mayorí­a de la gente no te entienda. Recomiendo usar términos como:

35mm: dentro de la religión del postureo cinéfilo existe una logia dedicada a venerar la textura de las pelí­culas analógicas, la logia de los 35mm o “logia de Spielberg”.

Etalonaje: es como cuando le subí­s el brillo y el contraste a las fotos y le metéis 38 filtros en Instagram, pero en cine. Luego la realidad no casa con internet, claro.

FPS: First Person Shooter. í‰sta era facilita, la verdad.

Flashback: cuando recuerdas que igual te has dejado el coche abierto 12 kilómetros más tarde.

Lo-fi: cuando tu gran conflicto es elegir entre un bocata de calamares o rodar una pelí­cula.

Sci-fi: género cinematográfico para la gente que lleva gafas, pero con los cristales graduados. Vaya frikis.

Slow-motion: un buen ejemplo es “2001: Una Odisea en el espacio”, 140 minutos a cámara lenta. Obra maestra.

Plano secuencia: nadie sabe qué es, pero no olvides repetir una y otra vez que te encanta.


[followbutton username=’ignaciopoveda’]

Nacho Poveda
Nacho Poveda

Redactor

Lo sé, sólo es cine (pero me gusta).

1 Comment

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies