INSIDIOUS II: El miedo siempre llama dos veces

Antes de comentar esta secuela, he de decir que la primera parte de Insidious me dejó completamente traumatizado. De hecho, cuando recuerdo la secuencia en la que el niño baila por la casa, aún se me sigue poniendo la carne de gallina. Digo esto para que partamos de la idea de que yo considero Insidious la pelí­cula de terror del momento (quizás no fuera del todo redonda, pero sí­ contaba con las secuencias más escalofriantes). Mejor dicho, consideraba: mi idea cambió cuando vi su secuela.

Insidious II va a por todas. Si en su predecesora se nos daba algún respiro, en esta ocasión, no hay una sola secuencia en que no pase algo terrorí­fico. La pelí­cula está construida de tal forma que el espectador es incapaz de descansar un solo momento y sale completamente exhausto de la proyección. James Wan, director también de la primera y de Expediente Warren, sabe cómo hacer cine de terror. Es un maestro y con esta secuela se ha coronado por completo. Ya sólo con la primera secuencia tiene al público con el corazón en un puño.

tumblr_mt6xmynKXH1redp50o1_500

La pelí­cula arranca donde acabó la anterior: Josh Lambert regresa del mundo de los muertos y trae consigo a una de las criaturas del otro lado: nada más y nada menos, que la novia de negro que nos aterrorizó en la primera parte.

En la primera secuencia de la pelí­cula, regresamos a la infancia de Josh. Su madre llama a una especialista en temas paranormales (la médium que muere al final de la primera entrega) y realizan una grabación en la que el niño entra en trance. Esta secuencia, en la que apenas hay un susto, está rodada de tal forma que ya nos hace sudar de lo lindo. Además, no es gratuita como en la mayorí­a de las pelí­culas del género, sino que tiene sus repercusiones en el resto de metraje.

Comienza así­ un torbellino de emociones, sustos y gritos que nos mantienen pegado al culo al asiento. Además, esta secuela es mucho más redonda porque cuenta con una trama mucho más elaborada. Mientras que en Insidious se nos presentaban las reglas de esos viajes astrales que realizaba el niño, en el segundo capí­tulo, (casi) todo sucede en el mundo de los vivos y, por lo tanto, hace a la cinta mucho más aterradora.

insidious 2

Si en la primera parte os decí­a que me aterrorizó la secuencia del niño, en esta, la secuencia de los vasos conectores le sigue a la zaga. Wan consigue construir un terror que huye del susto y que se basa en grabar a fuego imágenes terrorí­ficas en el ojo del espectador. Sólo la mujer caminando por los pasillos, el piano que suena sin ser tocado o, como digo, esos vasos que conectan con el más allá y la posterior huida del armario de la joven muerta, hacen que no podamos pegar ojo por la noche.

Además de toda la parafernalia paranormal, si hay algo que asusta es la interpretación de Patrick Wilson y su más que creí­ble caracterización. El actor vuelve a brindarnos una de sus interpretaciones más brillantes gracias a un arco de transformación al más puro estilo Nicholson en El resplandor.

Nos vendí­an Expediente Warren como la mejor pelí­cula de terror desde El exorcista. Quizás el hecho de quedarse todo el rato en nuestro mundo y no fantasear con mundos paralelos, hacen que para algunos sea mucho más terrorí­fica pero, Insidious 2, aparte de conseguir mejorar la primera, mantiene un atmósfera mucho más aterradora y consigue quedarse en nuestro cerebro por más tiempo, lo que, al fin de cuentas, es lo que se pide a una pelí­cula de este tipo.

[wp_ad_camp_2]

Jonathan Espino
Jonathan Espino

cine@bfacemag.es

Volé en el Oceanic 815, bailé con Billy Elliot y me enamoré de Satine en el Moulin Rouge. Ahora, comparto despacho con Alicia Florrick y canto en las barricadas en mis ratos libres.

1 Comentario

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies