Ismael: Los lugares comunes del corazón

No hay nada peor en una pelí­cula que romper la barrera de la verosimilitud. Ese momento en que te das cuenta de que no estás ante un pequeño fragmento de realidad sino ante una ficción realizada por unos actores. A fin de cuentas: ese momento en que se rompe la magia del celuloide. En Ismael, esa ruptura sucede en el minuto uno. Y no os creáis que es culpa de un solo factor; en realidad, todo ayuda a ello. No nos creemos nada y todo nos suena a visto, a tí­pico, y esa es quizás otra de las peores cosas que se puede decir de una pelí­cula.

Ismael cuenta la historia de un niño negro que se escapa de su casa en Madrid para ir a ver a su padre (al que no conoce) en Barcelona. A su llegada, quien lo recibe no es su padre sino su abuela quien se queda a cuadros porque no sabí­a nada de su existencia pero que, aún siendo dura como una piedra, se ablanda sobremanera ante la primera monerí­a del niño. Para más inri, esta señora no se lleva nada bien con su hijo quien tampoco sabe nada de su primogénito. Y así­, en este ambiente hostil, en el que también aparecen unos adolescentes rebeldes, un prí­ncipe para la abuela y un marido despechado, transcurre esta historia agridulce que, dentro de unos cuantos meses, ocupará un precioso lugar en la sobremesa de Antena 3.

Y, ¿por qué digo que todo es tí­pico? Desde la trama tan de La pecera de Eva con esos jóvenes inadaptados hasta la otra con el dueño del hostal cerrado que, desde la primera aparición, sabemos que va a acabar con la abuela, todo es una reunión de lugares comunes, de clichés de distintas ficciones que ya hemos visto todos y en la que ni siquiera se han preocupado de hacer algún cambio. El único riesgo que han corrido ha sido en ese clí­max algo forzado en el que se ¿rompe? definitivamente la relación de los progenitores del niño.

Siendo de los pocos que defienden siempre el trabajo de Mario Casas, decir que lo único salvable de la pelí­cula es su interpretación podrí­a resumir en pocas palabras esta crí­tica. Y no es que el resto de los actores estén mal (bueno, hay que reconocer que tanto el niño, Larsson do Amaral, como su madre, Ella Kweku, podrí­an estar bastante mejor) sino que se encuentran con un guión del que es difí­cil sacar petróleo. A Belén Rueda se le nota forzada, al personaje de Juan Diego Botto no le entendemos (esa pasividad y templanza durante todo el primer tramo) y al pobre de Sergi López le ha tocado, quizás, el personaje más tí­pico de todos con ese músico retirado, apocado, buena persona, que es un galán de medio pelo. Ni con un reparto, como veis, tan bueno ha podido salir adelante la pelí­cula.

ismael-pelicula-foto-4

Queriendo ser un drama con pequeños golpes cómicos, la pelí­cula provoca la risa incluso cuando no lo pretende. Además, en el último tramo, el espectador pide la hora continuamente, deseoso de llegar a un desenlace que, cuando llega, sabe a poco y a precipitado.

¿Toda la trama de los jóvenes es necesaria únicamente para llegar a ese enfrentamiento policial? ¿No hubiera sido mejor dejarlo todo en familia y que hubieran salido todos los trapos sucios en el hotel? Además, ¿alguien se cree esa relación entre Ismael y Chino, el joven delincuente? Todas estas preguntas surgen a la par que asistimos a esa discusión final entre Casas y Rueda, en la comisaria, tan typical Spanish, tan de Los Serrano, por ejemplo.

Ismael es una pelí­cula atí­pica en estos últimos años de buen cine español: aburrida, vací­a, mal estructurada y con grandes actores desaprovechados. Carne de Antena 3, mejor esperar a que la estrenen en el canal.

[wp_ad_camp_2]

Jonathan Espino
Jonathan Espino

cine@bfacemag.es

Volé en el Oceanic 815, bailé con Billy Elliot y me enamoré de Satine en el Moulin Rouge. Ahora, comparto despacho con Alicia Florrick y canto en las barricadas en mis ratos libres.

1 Comentario

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies