Jóvenes perversos y terroríficos en el cine

La violencia, el horror y la sangre están presentes con nosotros en cualquier momento del día. La desesperación se palpa en el ambiente cuando una mosca se reúne con nosotros en una habitación cerrada durante horas. Pero es que, además, hoy comienza para muchos el curso escolar y más de uno ya ha pensado cuatro maneras de suicidarse para que eso no ocurra o cómo hacer explotar su centro de estudios para tener unos cuantos minutos más de sueño. Daños colaterales lo llama Obama.

¡Esto te pasa por monja!

Aprovechando que las clases dan su pistoletazo de salida, este viernes se estrena Los héroes del mal, la ópera prima de Zoe Berriatúa que cuenta la historia de tres jóvenes despreciados y marginados socialmente que deciden vengarse de todo aquel que les ha excluido. Odio, rabia, ladrillazos, puñetazos, sangre y maldad acompañan a estos adolescentes en una cinta calificada como “incómoda y perturbadora” por sus imágenes. Jorge Clemente, Beatriz Sánchez Medina y Emilio Palacios completan el trío protagonista que nos confirma lo oscura que la niñez y la adolescencia pueden ser a veces.

Un amor no correspondido, una rabieta porque tus padres no te dejan quedarte de fiesta hasta tarde, un suspenso, el susto de que te venga la menstruación por primera vez o la primera incómoda erección… Todos son ingredientes propicios para crear jóvenes perversos, terroríficos y horrorosos. Y de eso se ha alimentado el cine a lo largo de los años, de infantes trastornados que han hecho que nos caguemos en nuestros pantalones de mala forma. Por supuesto, yo te he recopilado aquí los mejores para que recuerdes que a nuestros jóvenes, por nuestra salud mental y nuestra integridad física, hay que tratarlos bien.

Las gemelas de El Resplandor

Las gemelas de El Resplandor

Lo que menos me apetece encontrarme cuando me voy a un hotel de vacaciones es a dos gemelas ensangrentadas, espeluznantes y con pinta de que me van a matar en cualquier momento. Ahí quietas, muertas, acechando a la vuelta de la esquina. El pequeño Danny Torrance se hizo caca encima del triciclo, pero es que yo y millones de espectadores también. Nunca volveré a mirar los vestidos azules con los mismos ojos.

Billy Loomis, el asesino psicópata de Scream

Billy Loomis de Scream

El instituto puede ser muy problemático, pero admitir que tu papá y tu mamá ya no se quieren aún más. Billy Loomis lo procesó de manera diferente, se le cruzaron un poco los cables y, en vez de echar la bronca a sus progenitores, decidió matar a sus amigos, compañeros de instituto e intentar asesinar a su novia. Algún psicólogo que obtuvo el título en la tómbola dijo que el problema era por ver tantas películas de terror, pero Billy se defendió diciendo que eso solo le había hecho más… creativo. Lo peor es que tuvo ayuda de otro majara. Yo solo espero no tener a alguien así en clase.

Jennifer, la niña de REC

Jennifer, la niña de REC

¡Que solo tiene un poco de fiebre! Parecía inofensiva, todos sufrimos porque la pobre no podía conseguir las medicinas que su padre había comprado y aguardaban al otro lado de la cuarentena. Todos queríamos que Jennifer se recuperara del catarro y ¡plof! Se convirtió en una infectada más, berreando llena de rabia y sangre, subiendo por las escaleras cual monstruo para encontrarse con sus amigos, saltándole al cuello a los policías para extender su fiebre por el universo. Y la madre ahí, esposada y devorada sin poder salvar a su pequeña… ¡Qué duro es ser madre!

Tomás, el niño del saco de El Orfanato

Tomás, el niño del saco de El Orfanato

La niñez es una etapa complicada y rodearse de malas influencias y amistades es muy sencillo y bastante común a esta edad. Y si no, que se lo digan a Belén Rueda, que tuvo que soportar a Tomás, el amigo imaginario de su hijo Simón, que no solo era un fantasma, sino que también asustaba a la familia con un puñetero saco en la cabeza. ¿No podía tener un aspecto más inocente y que diera más confianza? Pero eso da igual, porque la confianza da asco y Tomás, al que le dieron la mano pero cogió el brazo, arruinó la vida de la familia. Unos murieron, otro se suicidaron, algunos fueron atropellados por un camión… Moraleja: no tengáis amigos como Tomás.

Regan MacNeil, la niña de El Exorcista

La niña de El Exorcista

De esto que un día estás sufriendo la pubertad, los granos, los cambios de humor y la problemática de que no le gustes a ningún chico y al día siguiente estás postrada en la cama, poseída por un demonio y siendo exorcizada. Que Dios se apiade del alma de esta muchacha que parecía adorable, pero luego se convirtió en el mismísimo diablo. Y nada, de la pubertad se pasó a la masturbación con crucifijos, a bajar las escaleras de espaldas, a retorcerse la cabeza y a hablar latín. Todo ello con un extra de vómito. Si es que la religión nunca trae nada bueno.

Andrew Detmer, el joven trastornado de Chronicle

Chronicle

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad y si no que se lo digan a Andrew. Ser un adolescente marginado y sin apenas amigos es algo complejo. Te toman como el friki del instituto y se ríen de ti como quieren. Claro, cuando de repente se estrella un meteorito en tu ciudad y adquieres poderes sobrenaturales, tienes dos opciones: hacer como Spider-man y salvar la ciudad o destruirla, matar a algunas personas y desear que todo el mundo esté muerto. Los que vemos la película, al principio pensamos que Dane DeHaan es achuchable y muy mono. Luego solo queremos no tener un novio así en la vida.

Samara Morgan, la chica del pozo en The Ring

La chica del pozo de The Ring

Resulta que esta muchacha se llama Samara y era adoptada. Además, tenía poderes sobrenaturales. ¿A que nadie se esperaba eso? Hay mucho desconocimiento alrededor de la terrorífica historia de la chica del pozo. Yo apuesto a que sufría de bullying en el instituto, algunos le grabaron un vídeo riéndose de ella, la chica se suicidó y para vengarse, regresó de entre los muertos atormentando a todos con un vídeo que les mataría a los 7 días. Claro, en el otro lado no hay peluquerías, de ahí el pelo, ni tampoco tiendas de ropa, de ahí el vestido desgarrado y el aspecto de cadáver, lo cual le daba un punto realista. A lo mejor Samara existe de verdad, espero que no os suene el teléfono después de ver la película…

Damien, el jodido niño de La Profecía

Damien en La Profecía

También era adoptado y además era repelente. Pero lo peor de todo es que tenía poderes sobrenaturales, era un niño del demonio, todo lo malo ocurría a su alrededor. Niñeras suicidadas, accidentes domésticos que parecían inofensivos, párrocos atravesados por pararrayos… “¡Qué mono es este niño!” Decían alguna de las vecinas mientras morían aplastadas por una apisonadora. Lo más terrorífico del asunto es que se produjeron algunos sucesos extraños en el rodaje: el hijo del actor Gregory Peck se suicidó de un tiro en la cabeza días antes de empezar a rodar, algunos miembros del equipo murieron en extraños accidentes similares a los de la película, los padres del director también fallecieron de manera inexplicable y un ocultista le pidió que suspendiera el rodaje. A veces la realidad supera a la ficción de manera horripilante.

Carrie

Carrie

Y llegamos, por último, a la sobreviviente de la sangre de cerdo, la pobre hija sobreprotegida por una fanática religiosa, una adolescente que sufría bullying en el instituto. Primero fue Sissy Spacek, luego Angela Bettis y por último Chloë Grace Moretz. Ambas muchachas se convirtieron en verdaderos monstruos movidos por la fe y la rabia. Jóvenes que habían acabado hasta las narices de sus madres, que las habían matado y habían provocado incendios sin que Hermano Mayor pudiera hacer nada por arreglar la situación. Sin duda, una gran definición de lo que provoca llevar hasta el límite a una persona. Los pelirrojos nunca han sido gente de fiar. Las películas tampoco. Ellas, terroríficas.

¿Y tú? ¿A quién elegirías como la o el joven más espeluznante del cine?

German de Heras Álvarez
German de Heras Álvarez

Redactor

En proceso de periodista y de comunicador audiovisual. Y también en proceso de seriéfilo y cinéfilo. ¡Ah! Y en proceso de ser mejor persona. Bueno, lo dejaremos en que estoy en proceso a secas.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR