Julianne Moore: cinco papeles por los que le darí­amos el Oscar

Julianne Moore es de esas actrices que suelen estar siempre bien. Tanto y de forma tan habitual, que parece que se le niegue lo que otras actrices consiguen con menos “esfuerzo”: la preciada estatuilla dorada. Ha ganado premios de interpretación en los principales festivales de cine, sin embargo, y a pesar de sus cuatro nominaciones, cada vez le ha tocado sonreir y aplaudir a la ganadora del Oscar. Así­ que, jugando a ser la Academia de Hollywood, repasamos los cinco papeles por los que le darí­amos el Oscar.

Boogie Nights (Paul Thomas Anderson, 1997)

Boogie-Nights-001

Adicta a la cocaí­na y estrella del porno, Amber Waves es un cocktail de adicciones y desiquilibrios emocionales a los que nos asomamos a través de los ojos de Moore. Su personaje estaba basado en la que fuera novia de John Holmes, Julia St. Vincent, y aunque no era protagonista, la actriz lograba brillar en cada una de sus escenas.

El fin del romance (Neil Jordan, 1999)

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=e0qQ-l315no[/youtube]

Entre Boogie Nights y la pelí­cula de Neil Jordan, Moore trabajó con los Hermanos Coen en El Gran Lebowski. Pero cuando se metió en la piel de Sarah Miles, conmovió y convenció a partes iguales. Sí­ es cierto que la pelí­cula es uno de esos dramas que requieren tirar de sábana para secarnos las lágrimas, pero no lo es menos que todo el reparto estaba a un nivel espectácular. Sin embargo, nadie hizo sombra a Julianne, que rompí­a el corazón a Ralph Fiennes y a cuanto espectador que disfrutara de la pelí­cula.

Las horas (Stephen Daldry, 2002)

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=kvHcswMy05A[/youtube]

Nicole Kidman se llevó su (merecido) Oscar por esta pelí­cula, en la que la lección coral de interpretación que daba junto a Streep y Moore invitaba más a un premio conjunto, si fuera posible, que a destacar una interpretación sobre las demás. El Festival de Berlí­n de 2003 sí­ reconoció de forma conjunta el trabajo de las tres. Un año antes, en Venecia, ganó la Copa Volpi por otro papel memorable en Lejos del Cielo.Por ambos papeles fue candidata al Oscar, y por ambos se quedó compuesta y sin premio.

hours

En Las horas, su personaje era el nexo de unión de las distintas historias y personajes, y el único que es capaz de saltarse normas y convencionalismos para buscar la felicidad. Durante gran parte del metraje es un personaje odiado, por el resto de personajes y por el espectador, que al final no puede evitar rendirse ante esa mujer, la única que es capar de romper con lo que quiere e ir en busca de su propia vida.

Un hombro soltero (Tom Ford, 2009)

Single Man, A 2

Cuando ya nos tení­a a todos a sus pies como diseñador, Tom Ford decidió dar salida a un antiguo deseo: hacer una pelí­cula. En Un hombre soltero, conjugaba la estética glamourosa y decadente, tan marca de la casa, con una historia repleta de personajes que se revuelcan en su propio drama e infelicidad. Pero además de una ambientación perfecta, Ford supo elegir a los protagonistas perfectos: Colin Firth y Julianne Moore. Ella vuelve a tener uno de esos personajes, Charley, que llevan el drama a cuestas, y aunque no es un personaje que sea novedoso en su carrera, Moore logra que olvidemos a las anteriores “Charley” de su carrera.

Los chicos están bien (Lisa Cholodenko, 2010)

Los chicos estan bien (1)

Con uno de los personajes más divertidos y frescos de su carrera, en Los chicos están bien Moore brillaba como Jules, esa madre de familia mucho más caótica y divertida que la serena Bening. Lo cierto es que Moore demostró que, a pesar de ser una estupenda actriz dramática, cuando su personaje requiere más relajación y broma, la actriz está al mismo nivel interpretativo. Además, sus escarceos con Ruffalo, admitámoslo, pusieron los dientes largos a más de una/uno.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=c2YDzHm3DRg[/youtube]

Estas son nuestras elegidas, pero sin duda cada cinéfilo o fan de Moore tendrá otras cinco en mente, lo que no deja de ser una prueba de la versatilidad y calidad de la actriz. Solo nos queda esperar que la próxima vez que alguien diga “And the Oscar goes to…”, sea Julianne la que suba a recoger el premio. Su reciente premio en Cannes, por Maps to the Stars(David Cronenberg), situa de nuevo su nombre en la carrera por el premio. Solo queda esperar y, mientras tanto, disfrutar de sus pelí­culas.

[followbutton username = ‘rodasons’]

Immaculada Pilar
Immaculada Pilar

Redactora

Soy una economista que ha visto cosas que no creeriais. He bailado con lobos, curioseado el caso de Benjamin Button, he tenido un breve encuentro con El Padrino y solo me ha faltado ser una Taxi Driver. El cine no se ve, se vive.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies