La gran estafa de David O. Russell en 3 pasos

“¿Quién es David O. Russell? ¿Por qué todos hablan de él? ¿Quién es este hombre? ¿Qué pretende? ¿Qué quiere de nosotros?” Probablemente estas sean algunas de las preguntas que han atacado la cabeza de muchos durante estos meses de temporada alta en Hollywood. No entiendo de que otra cosa se podrí­a hablar. –Ah sí­, de Lupita–. Por eso, veo completamente necesario que el pueblo sepa varias cosas antes de decidir afrontar una pelí­cula de este señor. Porque el cartel de Hollywood, en ese pequeño monte “vallado” entre la carretera por la que se desvió el coche de Laura (Elena) Harring en Mulholland Drive (David Lynch) y por donde sale a correr todas las mañanas Halle Berry mientras su devious maid le pasea los perros, no se sustenta con otra cosa que con las leyendas urbanas que supervisa desde lo alto. Una fauna todopoderosa que sirve de pienso al resto del planeta, el pienso de los millones de dólares que dan de comer a medio mundo conocido. La industria del entretenimiento en llamas. Con fuego. 

david o russell amy adams

1. PASADO

La primera pregunta que salta cuando se echa un vistazo general al IMDb del que se considera ahora el director más polémico y sobrevalorado en la primera liga de Hollywood es: ¿cómo ha llegado hasta aquí­? Vale, una cosa clara es que hasta 2010 David O. Russell no era absolutamente nadie. Apuesta: ¿qué personaje que durante 15 años es ninguneado por la industria y de repente pasa a ser alabado y aplaudido no se comportarí­a como un auténtico estúpido? Vale, me suena esa historia. Cuando con 4 pelí­culas, el señor O. Russell, sin ningún poder, es capaz de crearse la mala fama que actualmente le identifica no es de extrañar que eso se multiplique por mil con 6 ceros detrás de su cuenta bancaria. Que se lo pregunten a George Clooney,  el rey de Hollywood contra el que se cree rey de Hollywood. En 1999, cuando el rodaje de Tres Reyes puso fin, Clooney prometió no devolver el mal carácter con un puñetazo sino con un espaldarazo, que duele más. Esa misma indiferencia, que el propio O. Russell sufrí­a en silencio se la devolví­a al mundo en 2010. En un año con pelí­culas clave del nuevo siglo como La Red Social, Cisne Negro y Origen, The Fighter se convirtió en la sorpresa de la temporada y consiguió en aquellos olvidables Oscars (victoria de El discurso del rey y Tom Hooper) 7 nominaciones con el escándalo de la no-nominación a Christopher Nolan como Director en su favor. Resultado: Christian Bale y Melissa Leo ganaron su primer y último Oscar. Aunque si algo habrí­a que destacar en positivo es que The Fighter es, con diferencia, lo mejor de David O. Russell. Familia de chonis unidas. Probablemente eso fue lo que más impactó a los académicos entre tanta pelí­cula innovadora. Y ninguno sospechaba que eso solo serí­a el principio, porque dos años después llegó el fin del mundo. Silver Linings Playbook –el traductor de google me pone: “guarniciones de plata playbook“. Esto no tiene mucho sentido. Así­ que, supongo que un ataque de creatividad y de querer ajustar una frase hecha da como resultado: El lado bueno de las cosas–.

Silver Linings Playbook, pelí­cula menor que antes de su paso por el Festival de Toronto estuvo a punto de ser lanzada directamente a video, hasta que un Dios con el cuerpo de Harvey Weinstein la alumbró con su fajo de billetes y buen olfato. El bueno de Harvey decidió que Silver Linings serí­a la revolución del año, y lo fue. Aunque el mayor triunfo de ese año tení­a otro nombre.

David+O+Russell+Bradley+Cooper+American+Hustle+b2ZFMkAX03-l

2. PRESENTE

Hasta ahora, la broma podí­a tener cierta gracia. Vale, es Hollywood, ¿qué queremos? Y es entonces cuando saltan las alarmas. En la última edición de los Oscars, Argo, el revival 70s de Ben Affleck, daba el golpe coronándose como la mejor pelí­cula del año. Alguien con pocas luces no se darí­a cuenta, pero esa noche David O. Russell se iba pronto a  casa para pensar en su propio revival 70s mientras la fiesta seguí­a. American Hustle se rodó de manera express en 3 meses. Como dice Boyero, “Qué estafa la gran estafa”. Y tanto. Resulta que una pelí­cula de estafadores y mucho presupuesto en pelucas y permanentes imposibles termina siendo aburrida. Una pelí­cula en la que impacta más un catfight desaprovechado y una ama de casa histérica de New Jersey que la supuesta estafa. Una carrera por el Oscar con el derrumbamiento de dos sueños americanos, en dos décadas diferentes: American Hustle y El Lobo de Wall Street. Genio vs. Fan. Si una nueva estafa se descubre de O. Russell con su última pelí­cula es que es un fan devoto de Scorsese. Aunque sí­ hay algo que agradecer: Amy Adams. De choni de aros de oro en The Fighter a gata estafadora en American Hustle. Por ahora, David O. Russell es el único que ha sabido ver en Amy Adams algo más que la amiga tonta e inocente. Probablemente la pelí­cula favorita de O. Russell sea entonces la poco valorada injustamente, Drop Dead Gorgeous (Muérete, bonita-1999), sátira inteligente y brutal de los concursos de belleza estadounidenses y el primer papel de Amy como secundaria. Breve, pero histórico.

20th Annual Screen Actors Guild Awards - Arrivals

3. FUTURO

De momento, una cosa queda clara, y es que O. Russell ha entendido de la mejor manera posible como funciona el juego «sucio» de la industria y pare pelí­culas como cabreos. Resultado de su mal genio es el que se supone su siguiente proyecto: Nailed. En principio con un rodaje parado por las diferencias entre el director y el propietario de los derechos de la pelí­cula. ¿Casualidad? Reparto: Jake Gyllenhaal, Jessica Biel y… Kirstie Alley. (??????). La mayor preocupación de la primera es acostumbrarse a ser la segunda opción de casting de cualquier pelí­cula: la Catwoman de Nolan en El Caballero Oscuro y la Fantine de Los Miserables. Tiene que ser muy duro levantarse todos los dí­as siendo Jessica Biel, pero más que sea un producto tan vací­o y caducado como Anne Hathaway el que te robe el pan. La princesa falsa. ¿Qué pensamientos se cruzarán Jessica y Anne en las alfombras? Resultado: mientras una pisa las alfombras de las fiestas de Vanity Fair, otra solo pisa la del descansillo de su escalera de vecinos. Lo primero que Jessica hace todas las mañanas es abrir su portátil de color negro y leer la edición online del Hollywood Reporter para chequear si su agente ha decidido la noche anterior colocarla en algún proyecto, pero… ¿qué serí­a lo primero que pensó Jessica aquel amanecer del 10 de Enero de 2014, dos dí­as antes de los Globos de Oro, cuando en primera plana vio la foto de su enemiga casi ahogada en las playas de Hawái? ¿Alivio? ¿Ternura?

No muy lejos queda el drama de vida de una «ex–estrella» internacional como Kirstie Alley, en un IMDb cargado de pelí­culas para Lifetime lo que más destaca es una parodia de si misma en Fat Actress (Showtime–2005) en la que harta de no encontrar trabajo por su sobrepeso sorpresa se lanza a enviar un claro mensaje al mundo: si no puedes con el enemigo, rí­ete de él. Obviamente, solo duró una temporada.

Con estas razones, tenemos suficiente para creer que debajo del David O. Russell antipático que el mismo nos vende se esconde un alma caritativa llena de buenas intenciones. Porque vale, –si este señor consigue que personas como Jessica y Kirstie se levanten de la cama con una ilusión no soy nadie para escupir sobre su sombra–.

Así­ que, no sé si el mundo está preparado para afrontar un “Academy Award Nominated Kirstie Alley“, pero que nadie se eche las manos a la cabeza cuando dentro de 1 año se esté hablando del nuevo nuevo ciclón O. Russell. No olvidéis que yo lo avisé primero.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=we6LEHiejFs[/youtube]

Rubén Linde
Rubén Linde

Activista cultural. De pequeño quería trabajar en el videoclub del barrio, pero cerró. Después me hice agente de Hollywood. Showbiz! | @ruben_linde

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies