Las 19 nominaciones al Oscar de Meryl Streep

Mañana se estrena en los cines españoles Ricki and the Flash, la nueva película de Meryl Streep, en la que interpreta a una vieja rockera que vuelve a casa para ayudar a su hija a superar una mala racha. La película, dirigida por Jonathan Demme y escrita por Diablo Cody, podría darle a Streep su veinteava nominación al Oscar, aunque quizás tenga que terminar conformándose con una nominación al Globo de Oro a mejor actriz de comedia o musical. A continuación repasamos las 19 películas por las que la mujer con más nominaciones al Oscar, ha sido reconocida por la Academia, ordenándolas de peor a mejor.

 

woods_a19. Into the woods (Rob Marshall, 2014)

De todas las nominaciones de Meryl Streep al Oscar, la última que consiguió, a principios de este año, me parece la más inmerecida. Su bruja de este musical dirigido por Rob Marshall, es un despropósito. Lo cual no es sólo culpa suya, el guion, la dirección y el maquillaje que tiene que padecer no ayudan. Pero además se agudiza en su interpretación una peligrosa tendencia hacia la desmesura y la sobreactuación que se puede observar en sus últimos papeles. Streep compone a una villana vulgar, una parodia, en el peor de los sentidos, de las brujas de los cuentos. No da con el tono en una película que durante su segunda hora camina totalmente desnortada. Perdió el Oscar a mejor actriz de reparto contra Patricia Arquette (Boyhood). Las otras nominadas fueron Laura Dern (Wild), Keira Knightly (The Imitation Game) y Emma Stone (Birdman).


maxresdefault18. The Iron Lady (Phyllida Lloyd, 2011)

Tuvieron que pasar 29 años, ni más ni menos, para que Meryl Streep consiguiera, por fin, su tercer Oscar. Una pena que tan ansiado premio lo lograra en uno de los años en que menos se lo merecía. En The Iron Lady, Meryl Streep imita a Margaret Thatcher, una de las personas más relevantes de la segunda mitad del S.XX. Y ese es el problema, que Streep se queda en la superficie, en la mera imitación de la persona, y no entra en la construcción de su personalidad, de sus ideas y emociones. No ayuda una dirección plana y un guion que hierra al darle más importancia al alzheimer y deterioro mental de Thatcher que a sus decisiones políticas. Streep se impuso en la categoría de mejor actriz protagonista a Viola Davis (The Help), Glenn Close (Albert Nobbs), Rooney Mara (Millenium) y Michelle Williams (My week with Marilyn).


Captura de pantalla 2015-08-21 17.06.44

17. Postcards from the Edge (Mike Nichols, 1990)

El gran aliciente de Postcards from the Edge, por no decir el único, es tener la oportunidad de ver cara a cara a dos de las actrices americanas más importantes de todos los tiempos, Shirley MacLaine y Meryl Streep, haciendo de madre e hija. Dos actrices neuróticas y con problemas afectivos, adictas al alcohol, las drogas y sus egos. La película brilla en todas las secuencias que comparten ambas y en su retrato de Hollywood como nido de víboras. Pero se estrella en todo lo demás. Resulta bastante sorprendente que Nichols dirigiera una película tan mascada. Las relaciones materno-filiales han sido tratadas con mucho más acierto en cientos de ocasiones. Streep está bien pero MacLaine es mucha MacLaine. El Oscar de actriz protagonista lo ganó, aquel año, la escalofriante Kathy Bates de Misery, imponiéndose a Streep, Anjelica Huston (The Grifters), Julia Roberts (oh sí, Pretty Woman) y Joanne Woodward (Mr. And Mrs. Bridge).


Captura de pantalla 2015-08-20 20.43.0016. Music of the heart (Wes Craven, 1999)

Señora blanca de buen corazón ayuda a minorías y ayudándolas, se ayuda a sí misma. Esto es, en esencia, de lo que habla Music of the heart, la historia de una ex – violinista que pone en marcha un programa en el que cada año enseña a un grupo de niños del ghetto a tocar el violín. Típica película americana bienintencionada y sobrecargada de buenos sentimientos que nos viene a decir que la caridad debe cubrir el vacío que deja el Estado en campos tan importantes como la educación. Desde Europa chirría. Cada vez menos. Pero en Estados Unidos es una fotografía de su catastrófico sistema educativo público. La educación para los ricos o para los pobres si los ricos deciden darles su dinero. Meryl Streep brilla en una película en la que es la total protagonista y a la que dota de verosimilitud y pasión. No es un gran film, pero demuestra que Streep es una actriz comprometida. Este año en los Oscar, Hilary Swank (Boys don’t cry) derrotó, por primera vez, a Annette Bening (American Beauty) y completaron el quinteto de nominadas Janet McTeer (Tumbleweeds) y Julianne Moore (The End of the affair).


Captura de pantalla 2015-08-19 16.32.2515. Evil Angels (Fred Schepisi, 1988)

Son tantas las nominaciones al Oscar de Meryl Streep que los nacidos en los últimos 40 años casi podemos jugar a buscar cual fue la película por la que la actriz fue nominada el año en que nacimos. La mía es Evil Angels, que aunque su título promete una película de terror o un telefilme de Antena 3, es un drama sobre cómo un matrimonio, interpretado por Streep y Sam Neill, es perseguido y juzgado por toda Australia tras la desaparición de su bebé durante unas vacaciones. El caso Madeleine 20 años antes. Evil Angels es a la vez un drama familiar, un thriller judicial y una crítica a los mass media y a esa masa de personas que los sustenta. El problema es que la película se vuelve repetitiva a la media hora y que no acaba de ahondar en ninguna de sus vertientes. Meryl Streep hace un buen trabajo, pero tampoco destaca demasiado, sin acabar de hurgar en el dolor que debe sentir esa mujer que asegura que un dango (perro salvaje) le robó a su bebé. Aquel año la Academia cometió el enorme error histórico de no premiar a Glenn Close por Dangerous Liaisons, recayendo la victoria en Jodie Foster por la corriente The Accused. Las otras nominadas a mejor actriz protagonista fueron Sigourney Weaver por Gorillas in the mist y Melanie Griffith por Working Girl.


1

14. August: Osage County (John Welles, 2013)

La actriz de New Jersey consiguió su penúltima nominación al Oscar gracias a su papel de matriarca enferma y manipuladora de August: Osage County. Este personaje construido a base de frases lapidarias, llantos y gritos, era toda una oportunidad de lucimiento. Sin embargo, Streep lo llevó tan al límite que en muchas ocasiones cayó, irremediablemente, en la sobreactuación. No ayudó tampoco que Julia Roberts y Julianne Nicholson, que interpretaban a sus hijas, estuvieran mejor que ella en los cara a cara y que sus secuencias individuales fueran más interesantes. El problema de Meryl Streep al trabajar con directores que carecen de autoridad es que nadie le pone límites y aunque a todos nos gusta hacer lo que queremos, puede resultar contraproducente. En el duelo que tuvo a lo largo de toda la campaña con Roberts por quién de las dos era la protagonista y con qué secuencia terminaba el film, Streep terminó perdiendo, aunque ella compitiera en los Oscar como actriz principal y Roberts como secundaria. Y perdió porque Roberts le gritó el ya icónico “Eat the fish, bitch”. La ganadora del Oscar fue Cate Blanchett por su mujer desesperada al borde del colapso mental de Blue Jasmine. También estuvieron nominadas Amy Adams (American Hustle), Sandra Bullock (Gravity) y Judi Dench (Philomena).


Captura de pantalla 2015-08-21 12.55.07

13. Ironweed (Héctor Babenco, 1987)

La Gran Depresión fue la etapa más dura que atravesó Estados Unidos tras la Guerra de Secesión. Un país desangrado por la pobreza, la falta de trabajo y el sufrimiento de la mayoría de su población. Ironweed echa la mirada sobre aquellos oscuros años para contarnos la vida de dos alcohólicos que malviven, arrastrando sus vidas rotas de taberna en taberna. A esos dos alcohólicos, traumatizados por sus respectivos pasados y su terrible presente, les dan vida los dos actores con más nominaciones al Oscar de todos los tiempos, Meryl Streep y Jack Nicholson. Ellos, sobre todo ella, son lo mejor de la función. La película dura, incomprensiblemente, 150 minutos y carece de todo ritmo o nervio. Sin embargo Streep tiene un puñado de secuencias prodigiosas, dónde transmite toda esa miseria que carcome a su personaje. Además tiene un número musical precioso, que termina entre lágrimas. En aquella edición de los premios de la Academia ganó el Oscar a mejor actriz protagonista Cher, sí, esa Cher, por Moonstruck, derrotanto a Streep, Glenn Close (Fatal Attraction), Holy Hunter (Broadcast News) y Sally Kirkland (Anna).


out-of-africa12. Out of Africa (Sydney Pollack, 1985)

La terrateniente Karen Blixen es uno de los personajes más icónicos de la carrera de Meryl Streep, y la última vez en que estuvo nominada al Oscar por la película que venció en esa edición. Out of Africa es el paradigma de película clásica y grandilocuente hecha para arrasar en los Oscar. También es un film que se hace muy pesado, que resulta frío, que está muy bien hecho pero que tiene serios problemas narrativos. No es su mejor trabajo y sin embargo es uno de los grandes papeles de su carrera. No acaba de plasmar con toda la pasión necesaria los sentimientos de una mujer llena de contradicciones, aunque desde luego le aporta presencia y credibilidad al papel. Perdió el Oscar ante Geraldine Page (The Trip to Bountiful) en una edición en la que Whoopie Goldberg (The Color Purple) debió haberse convertido en la primera afroamericana en ganar el Oscar de actriz protagonista. Las otras nominadas fueron Jessica Lange (Sweet Dreams) y Anne Bancroft (Agnes of God).


Captura de pantalla 2015-08-21 00.27.58

11. The French Lieutenant’s Woman (Karel Reisz, 1981)

Dos affairs por el precio de uno. Meryl Streep y Jeremy Irons encarnan a dos actores que viven un romance secreto, puesto que ambos tienen pareja, mientras ruedan un film en el que sus personajes tienen una complicada y escandalosa relación. La actriz logra que veamos a dos mujeres distintas y a la vez que seamos capaces de captar todo aquello en que se parecen. Es un trabajo muy rico en matices. Lo mejor de esta película es la película que tiene en su interior, mientras que las secuencias entre los dos actores no son tan buenas. El Oscar se lo llevó la actriz con más premios de la Academia, Katherine Hepburn, que logró así su cuarta estatuilla por On golden pond. Las otras nominadas fueron Diane Keaton (Reds), Marsha Mason (Only when I laugh) y Susan Sarandon (Atlantic City).


julie-y-julia

10. Julie & Julia (Nora Ephron, 2009)

De las 19 nominaciones al Oscar de Streep, posiblemente ésta sea, junto a la de The Devils Wears Prada, la más cómica (la de Into the woods lo es, pero en el peor de los sentidos). En esta dramedia de Nora Ephron, Streep interpreta a Julia Child, una famosa cocinera americana, a la que varias generaciones de estadounidenses guardan un gran cariño. De hecho el film trenza una conexión entre Child y una mujer del presente, interpretada por Amy Adams, que reconstruye su vida mientras cocina las recetas del libro más famoso de Child y escribe un blog sobre ello (cuán 00 esta trama). Child tenía una forma muy particular de hablar, Streep clava su acento y sus gestos pero además dota al personaje de hondura. Es un trabajo precioso, aunque a ratos pueda parecer caricaturesco. Se nota que Streep lo hizo con amor. La actriz perdió en la categoría de protagonista contra Sandra Bullock (The Blind Side) y sus otras rivales fueron Helen Mirren (The Last Station) y las jóvenes Carey Mulligan (An Education) y Gabourey Sidibe (Precious).


Captura de pantalla 2015-08-11 00.15.52

9. One true thing (Carl Franklin, 1998)

Esta película del televisivo Carl Franklin no tiene muy buena fama entre los cinéfilos. De hecho antes de verla varias personaS me dijeron que era “un telefilm”. Efectivamente la forma en que está narrada no es muy cinematográfica, sin embargo me pareció una lúcida y dolorosa reflexión sobre el matrimonio, la familia y todas las cosas a las que se renuncia por ellos. Esta mujer enferma de cáncer permitió a Streep recrear el cansancio y la frustración de una persona que se asoma al fin de su vida. Es una interpretación comedida, incluso dulce. Aunque estuvo nominada como actriz protagonista es, como en muchas ocasiones, secundaria. Sus secuencias con la auténtica protagonista, Renée Zellweger, que interpreta a su hija, son fabulosas y además tiene una secuencia desgarradora en la que le explica a su hija las principales y dolorosas decisiones que tomó en su vida. Perdió, en un año bastante flojo, frente a Gwyneth Paltrow (Shakespeare in love) y las otras nominadas fueron Cate Blanchett (Elizabeth), Fernanda Montenegro (Central do Brasil) y Emily Watson (Hilary and Jackie).


big_1409275455_1382481619_image

8. Adaptation. (Spike Jonze, 2002)

Tanto este film, como su propio personaje, sacaron a Meryl Streep de su zona de confort. En una obra rotundamente de autor, en la que bailaban al unísono los talentos del guionista Charlie Kauffman y el director Spike Jonze, Streep se vio relegada a un segundo plano, apoyando junto al oscarizado Chris Cooper, a un Nicolas Cage desdoblado en dos gemelos. Adaptation. es uno de los filmes más estimulantes de la larguísima carrera de la actriz. Una rara avis en su filmografía. Lo cual nos permitió ver una nueva faceta de una intérprete que, a menudo, está por encima de las películas en las que trabaja. Streep no se arruga ante tamaño reto y coge a este personaje y lo exprime hasta quitarle la última gota de interés. En la ceremonia de aquel año, Catherine Zeta-Jones (Chicago) se impuso en la categoría de actriz de reparto a Streep, Queen Latifah (Chicago), Kathy Bates (About Schmidt) y la descomunal Julianne Moore de The Hours.


The-Devil-Wears-Prada-2006

7. The Devil Wears Prada (David Frankel, 2006)

Es curioso que tras una carrera tan larga y emblemática, este papel en una romcom como The Devil Wears Prada sea el más conocido de Streep hoy en día. Sobre todo por el empuje de una nueva generación de cinéfilos nacidos en los 90 y que vieron la película siendo adolescentes, convirtiéndola en una de las películas más mitificadas del cine americano mainstream de los últimos años. La trascendencia en la cultura popular de este papel es innegable. Meryl Streep construyó brillantemente una mala de frases lapidarias que es ya un icono. Hace dos semanas se estrenó Trainwreck de Judd Apatow y Amy Schumer, otra romcom con una villana, interpretada por Tilda Swinton, que bebe directamente tanto del personaje como de la propia interpretación de Streep, que retrató para todo el planeta a ese monstruo del mundo de la moda llamado Anna Wintour. La decisión de promocionar a Streep como protagonista, a pesar de ser secundaria, dado el impacto de su personaje en los espectadores, la llevó a la nominación, pero también a una derrota inevitable frente a la Helen Mirren de The Queen. Completaron uno de los mejores quintetos de actrices protagonistas de la historia, Penélope Cruz (Volver), Kate Winslet (Little Children) y Judi Dench (Notes on a scandal).


doubt-17

6. Doubt (John Patrick Shanley, 2008)

Su manipuladora monja directora de un colegio de Doubt es, posiblemente, el último gran papel dramático de Meryl Streep. La intérprete tiene que moverse, con una sibilina desconfianza, en la delgada línea que separa la verdad de la mentira, la sospecha de la prueba, el rencor de la justicia. El trabajo de Streep se ve potenciado por el enorme casting que la acompaña: Phillip Seymour Hoffman como el posible culpable de abusar de un niño, Viola Davis como la madre angustiada del chaval y Amy Adams como la monja dulce, que ofrece el contraste perfecto al papel y a la actuación, gélida, impermeable, de la maestra Streep. Es un trabajo complejísimo el que aquí hace la actriz. El odio es una de las emociones humanas más poderosas. En un año fabuloso de actrices, logró su esperadísimo (y merecidísimo) primer Oscar Kate Winslet (The Reader), y estuvieron también nominadas Angelina Jolie (The Changelling), Melissa Leo (Frozen River) y Anne Hathaway (Rachel Getting Married).


dGUMuwjOJdM4vrJGpILsUMJC0Wi

5. Silkwood (Mike Nichols, 1983)

A finales de este año Meryl Streep estrena, rodeada de un gran reparto de actrices británicas, Suffragette, drama histórico sobre la conquista del voto femenino en Gran Bretaña. Sin embargo, Streep ya tiene en su haber un fabuloso film de denuncia, Silkwood, en el que interpreta a una trabajadora de una central nuclear que se enfrenta a la misma por las deficientes medidas de seguridad y salubridad del lugar. Una clásica historia americana del ciudadano contra un sistema corrupto. Silkwood además de mostrar a una Meryl Streep llena de vida, en una interpretación desgarrada, supuso la primera colaboración entre la actriz y el director Mike Nichols, que volverían a repetir en Heartburn, Postcards from the edge y Angels in America, por la que la veterana intérprete ganó un Emmy. Streep perdió el Oscar frente a Shirley MacLaine (Terms of Endearment), que derrotó también a Debra Winger (Terms of Endearment), Jane Alexander (Testament) y Julie Walters (Educating Rita).


streep_walken

4. The Deer Hunter (Michael Cimino, 1978)

La primera nominación al Oscar le llegó a una joven Meryl Streep gracias a un fantástico y sentido papel secundario en The Deer Hunter. Casi 40 años después, el film de Cimino sigue siendo una de las películas más importantes de su carrera. Por no decir la más importante (que no la mejor, que es, para mí, The Hours). The Deer Hunter es un film capital del cine americano de los 70, de esa generación de cineastas que reventó Hollywood desde dentro, y de ese trauma histórico que es la guerra de Vietnam para los norteamericanos. Meryl Streep aporta a un film tan duro, el lado más emocional. La conexión sentimental con nosotros, los espectadores, que no hemos vivido ese horror. Es un trabajo sutil, elegante e intenso. No podía estrenarse de mejor forma en los Oscar. El Oscar a mejor actriz de reparto lo consiguió Maggie Smith (California Suite), derrotando a Streep, Dyan Cannon (Heaven Can Wait), Penelope Milford (Coming Home) y Maureen Stapleton (Interiors).


large_kramer_vs_kramer_blu-ray9

3. Kramer vs. Kramer (Robert Benton, 1979)

Al año siguiente de su primera nominación, Streep repitió en la categoría de actriz de reparto por Kramer vs. Kramer, que al igual que The Deer Hunter el año anterior, venció en la categoría de mejor película. No es fácil estar dos años consecutivos en la mejor película del año para la Academia. Esto dice mucho del instinto que tenía Streep para escoger proyectos al inicio de su carrera. Tras muchas décadas haciendo cine esa ambición artística ha sido sustituida por la elección de otro tipo de films, más modestos, y dónde casi siempre ella es la estrella del show. Volviendo a Kramer vs. Kramer, en este drama familiar/judicial interpreta a una madre que abandona a su hijo para, tiempo después luchar por recuperarlo. La labor de la actriz tiene un mérito enorme, porque logra que seamos capaces de comprender a esta mujer arrepentida, que quiere a su hijo a pesar de todos los errores cometidos. Y lo logra a pesar de que le relato nos posiciona claramente a favor del padre, interpretado por un soberbio Dustin Hoffman. Esta segunda nominación se tradujo en su primer Oscar y el único que ha logrado en la categoría de actriz de reparto, derrotando a su compañera Jane Alexander, así como a Barbara Barrie (Breaking Away), Candice Bergen (Starting Over) y Mariel Hemingay (Manhattan).


thechoice

2. Sophie’s Choice (Alan J. Pakula, 1982)

Pocas interpretaciones hay en la historia del cine más unánimemente alabadas que la que aquí firmó Meryl Streep. De hecho su Sophie, esa mujer destrozada por la decisión más terrible a la que se puede enfrentar un ser humano, es a las listas de mejores interpretaciones femeninas de la historia lo que Citizen Kane a las de mejores películas: indispensable. Todo ello tiene más mérito aún si tenemos en cuenta que Sophie’s Choice no es una gran película. De hecho es un film excesivamente largo e irregular. Si ha sobrevivido al paso del tiempo es gracias a la brutal interpretación de una Streep a la vez frágil e indestructible. No es una interpretación que marca una carrera, es una interpretación que marca una vida. Es el gran papel de una de las actrices más importantes y admiradas de la historia del cine. Meryl Streep ganó su segundo Oscar imponiéndose a Julie Andrews (Victor Victoria) y a tres de las mejores actrices de su generación: Jessica Lange (Frances), Sissy Spacek (Missing) y Debra Winger (An Officer and a Gentleman).


The-Bridges-of-Madison-County-bridges-of-madison-county-22687821-600-3371. The Bridges of Madison County (Clint Eastwood, 1995)

Tras todo lo que acabo de decir sobre Sophie’s Choice podría parecer contradictorio que mi interpretación favorita de Meryl Streep sea su Francesca Johnson. Sin embargo, creo que no lo es. En Sophie’s Choice firma una de las mayores exhibiciones interpretativas que yo jamás he visto. Pero en The Bridges of Madison County hizo algo que aunque pueda resultar menos relevante es más poderoso, me destrozó el corazón. Jamás Meryl Streep ha encarnado mejor los sentimientos de su personaje hasta diluirse completamente. Hasta desaparecer. La historia de amor imposible entre una ama de casa de vida anodina y un fotógrafo que pone su vida patas arriba es una de las historias que más me han emocionado en mi vida. El ramillete de emociones que despliega Streep es impresionante. Es un trabajo sutil, medido y sobre todo sentido. Y una de las cosas más maravillosas del cine como arte y como entretenimiento es su infinita capacidad de emocionar. Nunca Meryl Streep me ha emocionado tanto como en aquel condado de Iowa. Aquel año ganó el Oscar Susan Sarandon por Dead Man Walking y el quinteto de nominadas fue uno de los mejores que recuerdo: Sarandon, Streep, Elisabeth Shue (Leaving Las Vegas), Sharon Stone (Casino) y Emma Thompson (Sense & Sensibility).

Luís Ogando
Luís Ogando

Redactor

Periodista que no ejerce, doctorando a medio cocinar, picapleitos a largo plazo. Me crié en el ala oeste de una cueva que estaba a dos metro bajo tierra. Heredero natural de la loca de los gatos. Todo es mejor con queso y/o Allison Janney de por medio.

1 Comentario
  1. No habia vuelto a leer tu blog por un tiempo, porque me pareció que era pesado, pero los últimos articulos son de buena calidad, así que supongo que voy a añadirte a mi lista de sitios web cotidiana. Te lo mereces amigo. 🙂

    Saludos

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR