Las actrices en el universo cinéfilo de David Fincher

Con cada avance de Gone Girl, no solo se nos hace un poco más la boca agua, sino que, además, se convierte en necesario el repaso a la filmografí­a de David Fincher. Filmografí­a repleta de personajes fuertes, cuando no icónicos. Y como cualquier excusa es buena para hablar del cine de este gran director repasamos, hoy los personajes femeninos más importantes de sus pelí­culas. Son las actrices en el universo cinéfilo de David Fincher.

 

Sigourney Weaver (Alien 3. 1992)

david-fincher-cineyear4

Ellen Ripley es, posiblemente uno de los personajes femeninos más fuertes del cine moderno. Y Alien 3 es, con toda seguridad, la pelí­cula que de poder, el propio Fincher borrarí­a de su filmografí­a. Esto no quita que le diera a Weaver la oportunidad de retomar el papel y darle un aire más duro en el exterior (con esa cabeza rapada) y mucho más mesiánico. De todos los males que aquejaron ese proyecto (del que Fincher se desentendió nada más acabar el rodaje, sin supervisar ni siquiera el montaje), Weaver no estaba entre ellos, y le dió el primer personaje carismático de una actriz en el universo cinéfilo de Fincher.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=AZGLSWV-jCQ[/youtube]

Gwyneth Paltrow (Se7en. 1995)

Admitámoslo, Gwyneth, entraste en el proyecto por ser la novia de Brad (o ser la chica con la que Brad compartí­a estilo capilar en aquellos momentos, nunca nos quedó muy claro). Sea como sea, su abnegada Tracy, esposa amantí­sima de Mills/Pitt, no desentona en el gran nivel de la pelí­cula, y tiene reservado uno de los giros de guion más espeluznantes y brillantes del cine de Fincher. Lo curioso, es que sus mejores momentos en la pelí­cula suelen darse cuando su personaje interactua con Somerset/Freeman.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=a8WIiHbyxIQ[/youtube]

 

Deborah Kara Unger (The Game. 1997)

Secundaria en decenas de pelí­culas más o menos intrascendentes, la presencia de esta actriz canadiense en la tercera pelí­cula de Fincher no puede ser más inquietante. Jugando siempre con las opciones que le daba ese guion tramposillo, la actriz dió toda una muestra de caracter frente al desquiciado personaje de Michael Douglas. Sin embargo, su personaje, junto con la pelí­cula, no entran entre lo más reconocido del director.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=BFUVGfsVzhQ[/youtube]

 

Helena Bonham Carter (El club de la lucha. 1999)

Alejada de corpiños y trajes de época, Marla (“the big tourist”) es un personaje memorable, incomprendido durante gran parte del film, hasta que nos damos cuenta de que es casi la única que no pierde el contacto con la realidad. Marla Singer recoge lo que los demás desechan y con ello se construye una vida. Bonham Carter clava la visión que tení­amos de Marla tras leer la novela de Palahniuk, y con este personaje (post-Ivory y pre-Burton), es posible que alcanzara su madurez como actriz.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=gVtI-H7X63U[/youtube]

 

Jodie Foster/Kristen Stewart (La habitación del pánico. 2002)

Jodie Foster transmite el carácter que parecen tener a sus personajes, mujeres fuertes, que no se amilanan, ni aunque vean su casa tomada por una banda de ladrones (con ella dentro, claro). Tanto ella como Stewart son las protagonistas absolutas de la pelí­cula, recluidas en esa habitación del pánico y asistiendo, como dos espectadoras más, a lo que sucede en el resto de la casa.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=4zyvM3LusrA[/youtube]

En cuanto a Stewart, hay quienes nos preguntamos dónde quedó esa actriz vivaracha que tan bien le daba la réplica a Mamá Foster.

Chloí« Sevigny (Zodiac. 2007).

072

No es el momento de extenderse en alabanzas hacia esta pelí­cula, que muchos consideran la mejor de su director, cuando no la más personal. Pero en este repaso, hay que destacar a Sevigny, que intenta centrar y aportar cordura al personaje de Jake Gyllenhaal (ese dibujante obsesionado con Zodiac). En ese triángulo de hombres cuyas vidas se ven marcadas por la irrupción de tan siniestro personaje (Downey Jr., Ruffalo y Gyllenhaal), los personajes femeninos no dejan de ser presencias con poca entidad en la pelí­cula, salvo el de Sevigny, que no puede evitar verse arrastrada por ese efecto destructor que rodea a Zodiac y sus actos. Sevigny, referencia estilí­sitica de muchas actrices de su generación, se convierte, gracias a su peinado y las gafas de pasta, en la pareja perfecta del dibujante adicto a las bibliotecas.

 

Cate Blanchett (El curioso caso de Benjamin Button. 2008)

Tanto Fincher como Pitt, defienden que Blanchett es la auténtica protagonista de la pelí­cula. Sin llegar a afirmar algo tan rotundo, sí­ es cierto que Blanchett le da a su personaje el matiz necesario en cada momento de su vida. Y, además, es casi imposible no enamorarse de la gran pareja que forma junto a Pitt. Su colaboración con Fincher nos ha dejado escenas para el recuerdo, en las que la belleza de la actriz y su buen hacer se comen la pantalla. Puede que, ante el más estático personaje de Pitt, su Daisy tuviera más recorrido, y ante la maestrí­a de la actriz defendiéndolo, no podemos más que rendirnos.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=MQRSncy6Dns[/youtube]

 

Rooney Mara (La Red Social. 2010)

Rooney Mara (Los Hombres que no amaban a las mujeres. 2012)

Musa del director en los últimos tiempos (habrá que ver si Pike es el relevo), Mara pasó de ser la novia despechada de La Red Social, a ser la protagonista absoluta de la primera entrega del Millennium versión Fincher (¿habrá segunda y tercera entrega?). Su Salander convenció y le valió varias nominaciones (entre ellas, al Oscar), y, de paso, convirtió a la actriz en un icono de la moda. Su sintoní­a con Fincher, su capacidad camaleónica… Todo ello la convierten en la estrella con más brillo y luz en el universo cinéfilo de Fincher.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=gEW1hgCmOiE[/youtube]

 

[followbutton username = ‘rodasons’]

 

 

Immaculada Pilar
Immaculada Pilar

Redactora

Soy una economista que ha visto cosas que no creeriais. He bailado con lobos, curioseado el caso de Benjamin Button, he tenido un breve encuentro con El Padrino y solo me ha faltado ser una Taxi Driver. El cine no se ve, se vive.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies