Las 10 mejores películas españolas del 2016

Ha llegado la hora de la verdad, de elegir a las mejores, a las que se quedarán en nuestra memoria de aquí en adelante. El 2016 ha sido un año catastrófico para la vida en general pero no para el cine español, como podréis comprobar a continuación.

Olvidaos de las nominaciones a los Goya, este año, éstas son las 10 verdaderas imprescindibles de nuestro cine:


10. 100 metros

Dani Rovira se pasa al drama y sale airoso en este drama con pinceladas de comedia sobre un hombre al que le diagnostican esclerosis múltiple y, lejos de quedarse en casa viendo la vida pasar, decide prepararse para realizar el Iron Man, la prueba más exigente del triatlón que cuenta con un tramo a nado, otro en bici y un último a pie.

‘100 metros’ es de esas películas inspiradoras que te hacen salir del cine con ganas de vivir, de crecer y de ver la vida de otra manera. Además, cuenta con un reparto en el que brilla Elejalde y se consolida Jiménez como actriz todoterreno (fuera de todos los premios por increíble que parezca).

117630


9. 1898, los últimos de Filipinas

Salvador Calvo, que este año ha dirigido para Mediaset ‘El padre de Caín’ y ‘Lo que escondían sus ojos’, se pasa al largo con la adaptación de este episodio histórico que todos ahora conocemos por ‘El ministerio del tiempo’ (para qué engañaros). Ambientada en el siglo XIX, tiene como protagonistas a los hombres del destacamento español que fue sitiado en Baler antes de la firma del Tratado de París entre España y Estados Unidos.

La película cuenta con nueve nominaciones en los próximos Goya, contando Mejor Dirección Novel y Actor Revelación para Ricardo Gómez, representante en la gala de un reparto joven brillante compuesto por Patrick Criado, Álvaro Cervantes, Miguel Herrán y Emilio Palacios.

1898-los-%c2%a6ltimos-de-filipinas


8. El hombre de las mil caras

¿Cómo resumir esta película en solo unas líneas? Quizá ahí resida el gran mérito de Alberto Rodríguez, director de la cinta, quien logra concentrar en un par de horas una historia complicadísima de una manera que parece fácil y sencilla, con un montaje que, a veces, recuerda al cine de Guy Ritchie, y que nada se parece a sus anteriores películas.

Con 11 nominaciones en los Goya y 10 en los Feroz, ‘El hombre de las mil caras’ cuenta los entresijos del caso Paesa o cómo en los años 90 un ex agente secreto español ayudó al ex Director de la Guardia Civil a escapar de la justicia y salvar 1.500 millones de pesetas. ¿Cómo? No me hagáis explicároslo, os lo contará mejor Rodríguez.

img_23055


7. Que Dios nos perdone

Sorogoyen confirma en su segunda película lo que ya descubrimos en su ópera prima, ‘Stockholm’: que tiene un desbordante talento tras la cámara. En ‘Que Dios nos perdone’, el director ‘se viene arriba’ y firma un thriller trepidante en el que dos personajes brillantes (magníficamente construidos por De la Torre y Álamo) van tras la pista de un violador y asesino de ancianas.

La iglesia y un Madrid claustrofóbico son las dos lindes entre las que se mueve esta película que, para mí, sorprende poco en lo que cuenta pero que brilla en la definición de sus personajes, magistrales, y entre los que destaca un Javier Pereira de Goya (y aquí sí que no hay margen de duda, señores de la Academia).b5a8373


6. La próxima piel

¿Qué pasa si, un día, te dicen que tu hijo, desaparecido años atrás, está vivo y se encuentra en un reformatorio, esperando para ser recogido? Así empieza la historia de Gabriel, un joven con amnesia que regresa junto a su familia para juntar las piezas de un puzzle que en su mente tiene desordenado. Todo esto en un clima frío en el que hay quien duda de su identidad…

La Academia ha decidido dejar fuera a una de las interpretaciones más brillantes que recuerdo: Àlex Monner se sale en la construcción de su personaje, complejo, irascible, una olla a presión a punto de explotar. La escena del baile con Emma Suarez es antológica.

lacuesta-isa-campo-festival-malaga_1528657352_27183912_2048x1080


5. Tarde para la ira

Todos sabemos que Raúl Arévalo es uno de los mejores actores de su generación pero, este año, ha estrenado su ópera prima y ha demostrado que lo suyo no es normal, que el talento se le sale por los poros porque no le cabe dentro. ‘Tarde para la ira’ es un thriller sucio, visceral, y que sí, éste sí, sorprende. Como es mejor acercarse a ella sin saber demasiado, sólo diremos que trata sobre un hombre que sale de la cárcel y se encuentra con que un desconocido se ha acercado a su familia más de lo que a él le gustaría.

De la Torre y Callejo han sido nominados al Goya como mejores actores protagonistas y con razón pero, puestos a elegir, nos quedamos con el segundo. Sí, De la Torre lo borda pero Callejo se sale en una de las interpretaciones del año.

critica-tarde-para-la-ira-de-raul-arevalo-6


4. Las furias

Los premios han querido olvidarse de ella pero los que la han visto ya no pueden olvidarla. De nuevo, una ópera prima, esta vez de Miguel del Arco, que nos acerca a una familia desestructurada que tiene que convivir un fin de semana en la vieja casa de campo de los padres. Allí, poco a poco, la ira, el odio y el olvido irán destruyendo uno a uno para sacar a la luz lo peor de ellos mismos.

A pesar de su coralidad, ‘Las furias’ brilla especialmente por un reparto de escándalo que bien podría haber copado las categorías interpretativas de los Feroz y los Goya y nadie se hubiera quejado. Pero no, ni en los unos ni en los otros veremos a sus intérpretes nominados. Y duele, duele mucho sobre todo por un José Sacristán que nos regala a sus setenta y nueve años una interpretación memorable. Para el recuerdo ese pequeño monólogo en la barca.

390552


3. Un monstruo viene a verme

Bayona es nuestro Spielberg. Ya lo era tras ‘Lo imposible’ pero, con ‘Un monstruo viene a verme’ lo confirma. Su adaptación de la novela de Patrick Ness es como meter la cabeza en el libro: está plasmada de una forma tan fiel que asusta. Todas las imágenes son como habrías imaginado (si tuvieras una imaginación tan desbordante como la del director catalán, claro). La historia, por si aún no la habéis visto, es la de un niño que recibe la visita de un monstruo que le cuenta tres historias que cambiarán su percepción de la vida.

La película parte como favorita en los Goya con doce nominaciones, entre las que destaca Mejor película, director, actriz de reparto y guion adaptado. ¿Puede ser la gran triunfadora de la gala? Habrá que esperar para saberlo.

monster


2. El rey tuerto

¿El mejor guion del año? Yo digo SÍ. La ópera prima de Marc Crehuet lleva a la pantalla su obra de teatro homónima, de gran éxito en las tablas, que se convierte en una de las comedias más afiladas y originales que he visto. ‘El rey tuerto’ arranca con una cena en la que dos amigas de la infancia se reencuentran tras años sin verse. Allí coinciden también sus parejas, un policia antidisturbios y un documentalista social que perdió un ojo en una manifestación.

Aquí ya me voy a poner serio: señores de la Academia, ¿en qué estaban pensando cuando dejaron fuera de las categorías interpretativas a los cuatro actores del reparto de ‘El rey tuerto’? El verdadero gran duelo de actores de este año por todos los premios tendría que ser entre Alain Hernández y Àlex Monner. Lo que hace Hernández en esta película es de otro planeta, en serio, de quedarte con la boca abierta hasta la escena final. Pero es que también está Miki Esparbé, que se sale como contrapunto de Hernández, y las chicas, Betsy Túrnez y Ruth Llopiz, magníficas.

Pues ninguno está nominado. Ni la película. Ni el guion. Menos mal que sí Crehuet. MENOS MAL.

el-rey-tuerto-01


1. Kiki, el amor se hace

No me gustan las ‘Carminas’ de Paco León y tenía muchas dudas sobre su tercera película pero, ay, amigo, qué sorpresón. Es muy difícil hacer reír pero León lo consigue y de qué manera: el sexo es algo que nos mueve a todos y nos acerca a los animales, a las bestias, y quizá por eso ‘Kiki’, pese a lo bruto de lo que cuenta, nos parezca tan cercana y humana. Cinco son las historias que componen este relato sobre las filias sexuales pero muchos son los brillantes personajes que León nos presenta en la película, perfectamente interpretados y con escenas para enmarcar (la videollamada entre Jiménez y Mora y la verbena final ya merecen el visionado).

Sólo cuatro nominaciones en los Goya y en los Feroz (y ninguna para Paco León) para la que es, sin duda, la mejor comedia española de los últimos años – con permiso de ‘El rey tuerto’, que también tiene lo suyo -. Shame on you, académicos. SHAME!

kiki-e-i-segreti-del-sesso-2016-paco-le%c2%a6n-011

Jonathan Espino
Jonathan Espino

cine@bfacemag.es

Volé en el Oceanic 815, bailé con Billy Elliot y me enamoré de Satine en el Moulin Rouge. Ahora, comparto despacho con Alicia Florrick y canto en las barricadas en mis ratos libres.

2 Comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies