Only God Forgives el juego de Hollywood… o no

Hollywood tiene un eslogan claro y no se molesta en esconderlo: ¡Si quieres triunfar, ponte cachas! Eso es algo que el agente de Ryan Gosling sabe muy bien y lo explota al máximo. ¿Pero qué se esconde detrás de todo esto?, ¿en qué momento se decidió cambiar el rumbo de su carrera?, ¿es este el único ejemplo a seguir para ser alguien?, y lo mejor de todo: esto es un juego sucio que la sociedad acepta con los brazos abiertos. No son estadí­sticas, es la realidad. Hollywood es capaz de manipular todo el mundo conocido con unos buenos pectorales. El caso Gosling no es el único, ni lo será.

¿QUIí‰N ES RYAN GOSLING?

¿En qué momento se decidió que este chico acaparase todas las portadas? Hollywood, en su libro de reglas, sigue unas pautas muy bien marcadas (aunque variables):

 1. Estrella infantil: paso clave, no siempre obligatorio, pero de vital importancia, es ser una estrella infantil. El 90% se queda a mitad de camino, la mala vida, el dinero rápido. Pero si consigues superar esta primera fase, si de verdad consigues formar parte de ese 10% ganador: ¡Enhorabuena!, porque el cielo te espera (Leonardo DiCaprio, Joseph Gordon-Levitt, Will Smith). Del Mickey Mouse Club, con los que todos ya sabemos, a series de culto teen como Pesadillas y El Club de Medianoche. El Joven Hércules no se da por válida.

 2. Jóvenes inadaptados: siguiente paso clave en la fórmula, tu nuevo agente que se ocupará de ti durante la adolescencia decidirá sin opción de protestar, porque “tú aún no entiendes el show business”,  los papeles más apropiados, que serán adolescentes y jóvenes inadaptados en la dura sociedad: Asesinato… 1-2-3 (2002) o The United States of Leland (2003). (Jake Gyllenhaal sabe de lo que hablo).

ryan ok

 3. Drama romántico (si es de Nicholas Sparks mejor): si has pasado con aprobado el anterior paso tu agente se matará por meterte en ese proyecto de “drama romántico basado en best-seller” que todos los estudios se rifan. ¡Genial, ya estás dentro! Ya solo falta la chica. Los dramas indies no te han dado suficiente poder y todaví­a no tienes la capacidad de llenar los cines, necesitamos una cabeza de cartel, alguien de moda. En 2004 si algo estaba de moda era Chicas Malas, y Rachel McAdams se convirtió de la noche a la mañana en eso que llaman: “lanzar al estrellato”. No nos engañemos, la estrella de El Diario de Noah era McAdams, y lo siguió siendo durante años. ¿Cuál es la diferencia entre los dos? Mientras que Ryan se dedicó a perfeccionar su gesto melancólico en pelí­culas independientes: Half Nelson (2006) o Lars y una chica de verdad (2007), Rachel se dejó manejar por los grandes estudios en comedias absurdas, pero de buena taquilla y buen cheque: La Joya de la familia (2005) o Más allá del tiempo (2009). Resultado: paso 4.

 4. Cheque gimnasio: el momento ha llegado, ya estás listo. Después de ganar por méritos propios un status en el circuito indie, el paso más importante es conquistar al resto. ¿Y cuál es el modelo a seguir? Proteí­na. Tu cuerpo más vivo que nunca. El proyecto más apropiado para lucir tu nuevo aspecto es unir el género del que vienes y el mainstream: drama indie. Blue Valentine (Derek Cianfrance – 2010) es lo que la carrera de Ryan necesitaba en el momento exacto, y así­ fue. El mundo ya se habí­a Goslinizado sin marcha atrás y relevo a largo plazo.

 5. El firmamento: ya estás aquí­, todo es tuyo y de momento nadie te lo va a quitar, pero aún te falta lo más importante en una carrera: una pelí­cula de culto. Es raro que no la hayas conseguido en tu etapa indie, pero no pasa nada, porque en este momento: puedes. Y llegó DRIVE. Pelí­cula de encargo que terminó en manos de un director danés hasta entonces desconocido por las masas, pero con un gran estilo, y eso es lo que necesitamos para una pelí­cula de culto al fin y al cabo. Hugh Jackman está metido de lleno en el proyecto, pero tu agente es competitivo. Hugh tiene una familia que mantener, así­ que se le sube un poco el cheque de Marvel y conseguido. Dentro. Drive ya es Ryan Gosling, y Ryan Gosling revoluciona el mundo, y la cultura pop. (Suena Nightcall de Kavinsky de fondo).

ryan laugh

 

 

¡ONLY GOD FORGIVES!

En 2011 crí­tica y público se arrodillan ante Drive. El camino empieza en Cannes con el premio a Mejor Director para Nicolas Winding Refn. El planeta hipnotizado por el fenómeno de culto. ¿Qué no has visto Drive? ¿En serio? Ese era el pan de cada dí­a, hasta que todo el mundo tragó. Así­ funciona el hombre, la naturaleza te obliga a formar parte de una sociedad. Y la sociedad se vio obligada a consumir.

El mismo equipo enseguida se pone en marcha para ampliar ese mundo creado. Esta vez el proyecto es personal, Winding Refn vuelve con Gosling, y se van de vacaciones a Tailandia. Lo que en un primer momento se vendió como la continuación de Drive, resultando una estrategia errónea, acaba siendo lo contrario. Si en Drive destacaba la belleza de la violencia con historia romántica, Only God Forgives es el poder de la familia y la venganza. Menos accesible. Ryan Gosling  conoce sus puntos fuertes y su gesto insí­pido lo saca de paseo. La reina de la función, Kristin Scott Thomas, se come la pelí­cula como una Real Housewive de Miami. Si el mundo fuera justo, que no lo es, Kristin estarí­a presente en la temporada de premios. Otra serí­a la que se pagase una campaña, pero Kristin está por encima.

Refn vuelve a contar con un maestro del neo-noir, Gaspar Noé (Irreversible, Enter the Void) como asesor. La escena de culto del ascensor en Drive en suya. Cliff Martinez (Spring Breakers) se encarga de la música oní­rica que causó furor en Drive. Only God Forgives es poesí­a visual, la poesí­a de una violencia provocada por la furia de la venganza. No apta para todas las mentes, pero sí­ para aquellos seleccionados. Los seleccionados snobs, como el propio Winding. Resultado: tibio. El mundo esperaba una secuela, pero lo que se encontró fue una venganza cruel por convertir en mainstream lo contrario.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=LDCt1V8T3To[/youtube]

 

TOP6 SPOILER 

1. Ryan Gosling mató a su padre.

2. Y por eso se fue a Tailandia, otro mundo.

3. Allí­ se gasta el dinero en chicas de pago.

4. Dinero que le da el mercado de la droga.

5. Droga que dirige su madre desde Miami.

6. Que también muere… asesinada!

 

Rubén Linde
Rubén Linde

Activista cultural. De pequeño quería trabajar en el videoclub del barrio, pero cerró. Después me hice agente de Hollywood. Showbiz! | @ruben_linde

6 Comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies