PRISIONEROS: Yo por mi hija MA-TO

La famosa frase de Belén Esteban me sirve de punto de partida para hablaros de una de las mejores pelí­culas que se han estrenado los últimos años: Prisioneros. En ella, dos familias sufren la desaparición de una de sus hijas. El sospechoso es un joven que se encontraba en una caravana en las cercaní­as de la casa la tarde de la desaparición. Sin embargo, éste niega haberlo hecho. Además, cuenta con un importante problema mental que le imposibilitarí­a a hacerlo. Empieza así­ una búsqueda en paralelo: la del agente de policí­a encargado del caso y la de las familias y su particular modo de obtener información.

Aunque hemos podido ver en el tráiler cómo intentan conseguir la información, no quiero desvelárselo a aquellos que se quieran acercar a la pelí­cula sin saber nada, así­ que lo dejaré para el spoiler:

El padre de una de las familias secuestra a este joven y lo tortura hasta hacerlo hablar. Estas secuencias están rodadas con la intención de incomodar al público, es decir, llega un momento en que no podemos sino compadecernos de ese chaval que está siendo machacado y del que ni siquiera sabemos si ha sido culpable. Pero, ¿y si ha sido él? ¿Y si sí­ sabe el paradero de las niñas? ¿Y si nos ponemos en la piel de los padres?

El reparto es una de las grandes bazas de la pelí­cula. Hugh Jackman es el padre que más peso lleva de los cuatro involucrados en la trama pero, cuidado, eso no quiere decir que los otros sean unos desconocidos o no tengan su secuencia de gloria: Maria Bello es la mujer de Jackman, y el otro matrimonio está compuesto por Terrence Howard y Viola Davis. Evidentemente, era de esperar algo grandioso. Pero, aún tenemos un actor más que, para mi gusto, es el más oscarizable de todos los que intervienen: un Jake Gyllenhaal soberbio como detective de la policí­a. Su construcción del personaje es verdaderamente increí­ble, consiguiendo que nos lo creamos en todo momento.

jake

Si el reparto es una gran baza para la pelí­cula, el guión es otra. Muchos ya se han aventurado a decir que está a la altura de grandes obras como Seven o Zodiac. No podrí­a estar más de acuerdo. Sus casi dos horas y media nos mantienen pegados a la butaca pensando, sufriendo, dudando, intentando descubrir quién nos miente y quién nos dice la verdad. Todo está tan bien elaborado que, cuando llega la resolución, nos sorprende pero a la vez nos hace asentir, entendiendo que no podrí­a haber sido de otra manera.

Hay una cosa que me ha gustado especialmente de la pelí­cula y es la forma en que se presenta al joven de la caravana, un Paul Dano, una vez más, magistral: pasamos de tener nuestras más temibles sospechas hacia él a compadecernos con solo un plano de las manos asomando a través de unas cortinas. Esto es algo que, luego, se mantiene a lo largo de toda la pelí­cula.

En las secuencias de tortura, una vez es encerrado en la ducha, sólo vemos un ojo ensangrentado iluminado por un mí­nimo halo de luz: si para entonces no nos habí­amos compadecido de él, en ese momento, se nos encoge el corazón por completo.

Como habéis podido comprobar, no puedo estar más entusiasmado con esta pelí­cula. Me parece que tiene todo lo que se le puede pedir: un guión excepcional, interpretado magistralmente y dirigido con sutileza, manteniendo la atmósfera de tensión hasta el último momento. Yo de vosotros, no me la perdí­a.

[wp_ad_camp_2]

Jonathan Espino
Jonathan Espino

cine@bfacemag.es

Volé en el Oceanic 815, bailé con Billy Elliot y me enamoré de Satine en el Moulin Rouge. Ahora, comparto despacho con Alicia Florrick y canto en las barricadas en mis ratos libres.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies