¿Qué ha dado Hollywood al mundo de la publicidad?

“Gratu, gratu, ito, ito, cristal, gratuiiiiito, gratu, gratu, gratu, gratu, ito, ito, ito, ito, cristal, cristal, cristal, gratuiiiito”. La publicidad ¿eh?, qué ingenio, qué profundidad, qué… cansina, sí­, eso también. La publicidad en televisión puede llegar a ser un auténtico tostón para los espectadores, con cortes de 3 horas y media (en Antena 3 ha habido casos en los que duraron hasta 2 semanas) y los mismos spots repetidos una y otra vez. Pero hay que ser justos, también hay campañas brillantes, ideas originales e incluso propuestas audiovisuales de primer nivel.

Pero preguntémonos, al margen de las propias campañas de las pelí­culas, ¿qué ha dado Hollywood al mundo de la publicidad? A priori: actores, directores y otras formas de generar contenido. Veámoslo.

Aviso: el siguiente texto incluye menciones a marcas reales, por lo que podrí­a considerarse publicidad gratuita, no recomendamos que lo hagan en sus casas.


1. ACTORES

Actores dando vergí¼enza ajena

[youtube width=”469″ height=”262″]http://www.youtube.com/watch?v=juSfFqEpwrs[/youtube]

No, no hablo de interpretaciones mediocres o de los personajes de Ricky Gervais, como habéis podido comprobar en el ví­deo, muchos actores de Hollywood tuvieron un turbio pasado publicitario antes de hacerse famosos. Es lo que sucede cuando estás empezando y aún no te puedes permitir rechazar papeles.

Actores haciendo de su personaje

[youtube width=”469″ height=”262″]https://www.youtube.com/watch?v=NcGhLcVqxf0[/youtube]

“-A ver Matt, quiero que te subas al coche y conduzcas por esta carretera, nosotros te vamos grabando y tu dices frases trascendentales aleatorias en plan Rust Cohle ¿de acuerdo?”. Se ve que con molar es suficiente para que Matthew MacConaughey venda coches a patadas. Imaginad lo que conseguirí­a si vocalizase.

Actores haciendo story-telling

[youtube width=”469″ height=”262″]https://www.youtube.com/watch?v=MnSIp76CvUI[/youtube]

Y ya que hablamos de molar, veamos este magní­fico ví­deo de Johnny Walker protagonizado por Robert Carlyle, donde nos cuenta una historia alrededor de una marca, en vez de vendernos el producto directamente. Igual es buena idea.

Actores reviviendo

frankenstein
Está vivo ¡VIVO! Y qué poco se cuida…

La tecnologí­a no sólo es “dame la contraseña de tu Wifi que no me quedan datos”, también ha permitido que Volkswagen resucitase a Gene Kelly, que las chocolatinas Galaxy reviviesen a Audrey Hepburn y que Dior hiciese lo propio con Marilyn Monroe, Grace Kelly y Marlene Dietrich. Maravilloso ¿no? ¿NO?


2. DIRECTORES

Directores como reclamo

[youtube width=”469″ height=”262″]https://www.youtube.com/watch?v=w1pc92zxYmo[/youtube]

Hay montones de directores que vienen del mundo de la publicidad, como es el caso de David Fincher con su productora Propaganda Films. Pero muchos otros han hecho el recorrido inverso, siendo su nombre el que les ha brindado la oportunidad de hacer sus propios spots, y al mismo tiempo, que la marca les use como reclamo. Es el caso de David Lynch, Sofia Coppola o Michael Mann, entre otros.

Directores autores

[youtube width=”469″ height=”262″]http://www.youtube.com/watch?v=Uj6G1C6c0uw[/youtube]

En ocasiones, algunos directores cuentan con la suficiente libertad como para poder plasmar su propio estilo en el spot que realizan. Es el caso del (ya mencionado) director estadounidense David Lynch con Gucci o con la campaña por la limpieza de Nueva York; de Guy Ritchie con Nike; o de los brillantes (y premiados) spots de Ridley Scott para Apple y de  Michael Gondry para Levis.

Directores protagonistas

[youtube width=”469″ height=”262″]https://www.youtube.com/watch?v=JOhDo2ZoOig[/youtube]

Los directores, como figuras públicas de éxito, pueden ser también personajes reconocibles para el espectador. Por ejemplo, Martin Scorsese tiene fama de malhablado, Wes Anderson es prácticamente una parodia de sí­ mismo y a Michael Bay le gustan las explosiones. Son directores haciendo de sí­ mismos.


3. FICCIí“N

content is king

Existe una lí­nea imaginaria donde publicidad y cine colisionan. En esa lí­nea surgen desde pelí­culas grandiosas como Náufrago (viva Fed Ex) a product placements bochornosos como el de Pepsi en Guerra Mundial Zpasando por ‘Lucky Star’, un falso tráiler de Michael Mann con Benicio del Toro para promocionar un Mercedes. Pero la tendencia es otra, la tendencia es dar protagonismo al contenido. ‘Content is King’, como ya vaticinó Bill Gates hace años.

[youtube width=”469″ height=”262″]https://www.youtube.com/watch?v=f283Jwt2ePo[/youtube]

Y en esa tendencia surgió The Hire, una serie de ocho cortos de BMW protagonizados por Clive Owen y dirigidos por Ang Lee, Iñárritu y Guy Ritchie, entre otros.

En esa tendencia surgió Lady Blue Shanghai de David Lynch con Marion Cotillard para Dior.

En esa tendencia ha surgido The Route, de Volvo, con Robert Downey Jr.

En esa tendencia ha surgido The White Russian, de Kahlúa, con Jeff Bridges volviendo a beber la misma bebida que ‘El Nota’ mientras cuenta una historia (Story-telling y actor haciendo de su personaje).

Y qué queréis que os diga, pero la publicidad mola más así­.


 [followbutton username=’ignaciopoveda’]

Nacho Poveda
Nacho Poveda

Redactor

Lo sé, sólo es cine (pero me gusta).

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies