Triunfitos cinéfilos antes del #sufrocomoGeno

El mundo gay se ha visto sacudido durante las últimas semanas porque han descubierto que a Instagram se pueden subir fotos con camisetas o sin estar en la piscina de la Complutense por la noticia del reencuentro de OT. El formato musical que nos descubrió lo que era un talent-show cumple 15 años y TVE lo festejará con tres documentales, una peineta a Juan Camus y un concierto multitudinario en Barcelona. Todo así, de golpe, nostalgia en vena y sin anestesia.

Y nosotros, que somos muy de vivir en el pasado y en el cine, queremos recordar algunos de los momentos más gloriosos que nos dejó OT: la película. Sí, porque en 2002 hubo película dirigida por dos jóvenes promesas de aquel momento, unos Jaume Balagueró y Paco Plaza mucho antes de enseñarnos el horror de un bloque de edificios en [REC]. Ejerzamos de abogado defensor de causas perdidas, evitemos chistes malos (del tipo que OT: la película es la mejor cinta de terror que han dirigido sus directores) y repasemos algunos de los momentos gloriosos que nos dejó este guilty pleasure por excelencia del cine español.

giphy

 

 

La galería de los horrores

Ni los 80 ni los 90. La época oscura de la moda fue el principio del nuevo siglo. Y de eso deja bien constancia “OT: la película” que es una galería de los horrores de todos los atentados contra el buen gusto imaginables. Pañuelos en la cabeza, cinturones falda, camisas arrugadas, zapatos negros de boda para combinar con cualquier cosa si eres chico, coletas a lo Lolita trasnochada, botas altas para cualquier ocasión… EL HORROR hecho vestuario. Y lo peor es que todos los imitamos. TODOS. Merecemos el exterminio.

hqdefault (1)

 

The Walking Dead

Estos éramos nosotros en 2002: una horda de zombies capaz de dejar el bus de los triunfitos atascado en medio de una orgía de gritos y nombres pintados en la cara. Les queríamos vivos… al menos a la gran mayoría.

hqdefault

 

La humildad según los triunfitos

Manu Tenorio habla a cámara diciendo que él habla con toda la humildad de la que es capaz. La entrevista se para porque suena su móvil con el politono de su propia canción. Y hasta aquí podemos leer…

 

El spanglish como modo de vida

El fracaso escolar en la década del 2000 se puede explicar de muchas maneras, entre ellas por todas las veces que los niños vieron a los triunfitos cantar en inglés. Si eso era inglés, claro. En OT: la película las chicas cantan, en algo que podría ser la lengua de Shakespeare o un dialecto del Congo colonial, lo que se supone que es el Lady Marmalade.


https://www.youtube.com/watch?v=


 

Rosa, ELLA

La ganadora demuestra en el documental que es, de lejos, la más inteligente y lúcida de todos los concursantes. Ella protagoniza los únicos momentos del documental en que se trasciende del simple producto de márketing, como cuando suelta la mayor perla de todo el metraje: no entiendo cómo te puedes sentir sola rodeada de tanta gente, a mí esto antes no me pasaba. No todo era tan bonito y Rosa ya se daba cuenta de por dónde iban los tiros.

 

Triunfitos de clase B

Tampoco hay que negarle al documental que se moja en los aspectos más crueles de la fama. Y de eso se encarga Javián, que admite que muchas fans le piden a él autógrafo porque no llegan hasta Bustamante. En estos momentos cuando pedimos a gritos todo ese material descartado que no se montó, porque ahí es donde tienen que estar las peleas, los odios, los escupitajos, los empujones por las escaleras, las frustraciones, el “apárate de mí que no eres más que la segunda expulsada”, los verdaderos trozos de reality convertido en infierno.

giphy (1)

 

 

Geno mucho antes del #sufrocomoGeno

La película abre con un primer plano de Geno, muy intensa ella, y una pregunta lanzada a bocajarro contra la cantante que abrió y cerró el ciclo de Operación Triunfo (primera expulsada en 2001 y última en 2011): Geno ¿tú eres feliz?. Ella no contesta pero luego la vemos llorando en el baño del hotel y diciendo que no puede más. En 2002 aún no sabíamos lo que era un hastag pero en “OT: la película” asistíamos, sin saberlo, al nacimiento del mítico #sufrocomoGeno.

Geno-OT-llorando

 

Armarios cerrados

El documental termina con Juan Camus, ese hombre, subiendo a una fan enloquecida al escenario a berrear “Mi música es tu voz” junto a los concursantes. Y aquí nos enfadamos. ¿Por qué siempre una chica tirando a choni y futura madre adolescente? No estamos diciendo ¡dios nos libre! que Juan hubiera preferido subir a un robusto hombre, de brazos fuertes y torso firme. ¡¡No, no decimos eso!! Pero sólo hay que darse un paseo por cualquier timeline de cualquier red social para darse cuenta de que el concierto del reencuentro va a parecer la plaza de Pedro Zerolo en pleno Orgullo. Y los triunfitos en el documental desaprovecharon ese filón, no fueron inteligentes de ver que si hay brilli brilli, canciones de divas, catfights intuidos detrás del escenario y aspirantes a juguetes rotos… el público gay era al que tenían que subir a ese escenario.

Jota Linares
Jota Linares

Redactor

Aspirante a contar historias a través de una cámara, mientras intento aprender de qué va esta locura a la que llamamos crecer.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR