Consejos básicos para unas vacaciones de Semana Santa de cine

Se acercan las vacaciones de Semana Santa y son muchos los que están ya planeando esa pequeña escapada que les permita desconectar de la rutina del dí­a a dí­a. Es momento de elegir el compañero de viaje ideal, el destino turí­stico, el medio de transporte más rápido y económico y el alojamiento que nos asegure una estancia agradable. Si todos estos aspectos son importantes para que nuestra aventura salga bien, es el último punto el que consideramos fundamental para que sea cien por cien perfecta.

¿Apartamento u hotel? ¿En pleno centro o a las afueras? ¿Lavabo compartido o incluido en la habitación? ¿Media pensión o pensión completa? Son muchas las preguntas que nos hacemos antes de hacer la reserva y es precisamente en este cometido en el que hoy os vamos a ayudar. Así­ que coged papel y boli y apuntad, porque aquí­ van algunos consejillos a tener en cuenta.

Alojamiento en casa de un amigo

Un amigo, al que hace tiempo que no ves, te ha invitado a pasar unos dí­as en su casoplón de dos plantas, seis habitaciones y tres baños. No estaréis solos porque también ha invitado a otros amigos, junto a sus respectivas Amigos-DE-PETERparejas a las que no conoces, con los que también perdiste el contacto pero que te apetece mucho volver a ver. ¿Acaso no es un plan perfecto? Siento ser aguafiestas pero… NO.  Esta pelí­cula ya la hemos visto y se titula “˜Los amigos de Peter’.

No te engañes: las reuniones de “˜ex compañeros’ nunca unen, siempre separan. Si después de todos estos años sigues soltero, tendrás que ingeniártelas para convencerlos de que siempre has querido ser un espí­ritu libre que huye del compromiso (aunque la verdad sea que eres una patata en el amor). Y si estás en pareja, tendrás que ir vestido con coraza doble para que nadie descubra que tampoco eres tan feliz como aparentas. Si no haces esto estás perdido y volverás de las vacaciones sin pareja y con unos cuantos amigos menos.


Alojamiento en la cabaña del bosque

Tu colega de la universidad ha pensado que necesitáis desconectar del mundo antes de poneros a estudiar para los exámenes de final de curso y que la mejor opción vacacional es irse al bosque, a un lugar tan remoto, tan remoto, que ni siquiera llega la cobertura móvil. Para ello se le ha ocurrido alquilar una cabaña y una caravana con la que haréis parte del viaje. Además, te ha asegurado que con vosotros también irá el chico que tanto te gusta. ¿Genial, verdad? Si no eres la rubia, ni el guaperas cachas, ni el menos guaperas cachas, entonces puedes ir, porque serás la única persona que sobreviva. Y es que esta pelí­cula ya la hemos visto, se titula “˜La cabaña en el bosque’ y sabemos cómo acaba.

casa1

En este tipo de viaje, tres indicativos pueden serte útiles para abandonar el trayecto en cualquier momento: 1. necesitáis gasolina y la única estación de servicio que encontráis se cae a pedazos y la atiende un tipo de aspecto sucio y demacrado que os deja entrever que igual no vais a volver de la casa. ¡Retroceded por donde habéis venido inmediatamente! 2. La casa tiene espejos a lo Gran Hermano. ¡Sospechad que algo se cuece ahí­ dentro y no hay ningún Super al que confesarle que quieres abandonar el concurso! 3. La casa tiene un sótano lleno de muñecas y otros ornamentos siniestros. ¡Abandonad sin pensarlo dos veces! Os he avisado…


Alojamiento en un motel

Si eres de los que no reserva nada porque prefiere dejarlo todo a la aventura y además tu economí­a no es boyante, una buena opción puede ser hospedarte en un motel. Los hay realmente confortables, con personal al cargo dispuesto a hacer de nuestra estancia la mejor de todas las posibles, pero ¡¡¡OJO!!!: viajas solo, acabas de registrarte en el único motel que has encontrado en medio de la nada, donde eres el único huésped y el recepcionista te acaba de invitar a cenar con él.  ¿Estás de suerte? Pregúntale cómo se llama y si te responde “˜Norman Bates’, dile que te acabas de acordar que te dejaste el gas abierto antes de salir y tienes que irte. Eso, o siento decirte que estás en “˜Psicosis’ y vas a morir.

bates

Sé precavido y no corras riesgos. Enví­a un whatsapp de grupo con el nombre del motel en el que te alojas y las coordenadas de su ubicación. Alguien tendrá que ir a por ti en el caso de que las cosas se pongan feas…


Alojamiento en un hostal

hostelSi sigues queriendo montártelo sobre la marcha y has descartado la opción del motel, prueba a alojarte en un hostal. Eso sí­, mucho cuidado con las recomendaciones que te hagan los habitantes del lugar de destino al que hayas ido a parar, y sobre todo, mucho cuidado si lo que has dicho que buscas es turismo sexual y te han asegurado que hay uno donde vas a tener sexo fácil con mujeres guapí­simas. Ya hemos visto “˜Hostel’, “˜Hostel 2′ y “˜Hostel 3′. ¿Acaso quieres protagonizar “˜Hostel 4′?

No te fí­es de los extraños, y si lo haces, consulta antes la nota y los comentarios de otros clientes en TripAdvisor o Atrápalo.


Alojamiento en hotel

La ventaja de alojarte en un hotel es grande: no tienes que hacerte nada porque todo te lo dan hecho. ¡Fantástico! Pero no te dejes llevar por las increí­bles ofertas de última hora y sus engañosos “˜recientemente rehabilitado’, “˜muy bien situado’ o “˜confort y tranquilidad’.

Si algo aprendimos viendo la adorable “˜El exótico Hotel Marigold’ es que las fotos de los catálogos de viajes a veces son una trampa. Nosotros somos gente joven con ansias de lo mejor y no jubilados de retiro espiritual que lo mismo ven la grandeza de la vida en una piscina climatizada que en una fuente llena de moho.

Si el plan de Semana Santa es una escapada romántica con tu pareja, es importante elegir un hotel céntrico, y preferiblemente conviene llamar antes para asegurarte de que habrá más huéspedes en las mismas fechas que vosotros. Y si no, recuerda el calvario por el que tuvo que pasar la pobre Shelley Duvall en “˜El Resplandor’. El marido (Jack Nicholson) se le volvió loco y violento y la estancia en el hotel se le convirtió en una auténtica pesadilla.

shining

Y si te han asegurado que no vais a estar solos, ten en cuenta que igual a tu pareja no se le va la cabeza, pero sí­ se les va a los vecinos de la habitación de al lado al puro estilo “˜Four Rooms’. Aquelarres, fiestas privadas, niños que prenden fuego a una habitación,…  Lo que podrí­an haber sido unas vacaciones románticas podrí­an derivar en un suplicio.

Elijas el plan que elijas, pásatelo bien. Cualquier cosa será mejor que quedarse aburrido en casa.

Virginia Martí­nez
Virginia Martí­nez

Redactora

Documentalista Audiovisual. Escritora vocacional. El cine y la música son dos de mis esenciales de vida. Pienso en positivo.

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies