De compras con Rubén Ochandiano

Ha pasado la mitad de su vida delante de una cámara. El hecho se convierte en proeza, cuando el personaje apenas pasa de la treintena. Pues bien, la hazaña es de Rubén Ochandiano, quien se sumergió en el mundo de la interpretación con apenas 17 años. Desde entonces no ha hecho más que solapar éxitos y añadir créditos a un variado currículum que incluye hasta la autorí­a de una novela (el pasado año publicó su primer libro ‘Historia de amor sin tí­tulo’). En cine ha recibido las órdenes de Almodóvar o Icí­ar Bollaí­n, en televisión ha sido alumno de la escuela de ‘Al Salir de Clase’ y también el temido arzobispo de ‘Toledo’ y en los últimos meses ha dirigido y actuado sobre las tablas gracias al espectáculo que llevó a cabo sobre el mito de ‘Antí­gona’ en las Naves del Matadero de Madrid.

1507834_204848453051340_1465324818_nComo actor, Rubén Ochandiano tiene claro el género que despierta su predilección. El mayor volumen de su actividad profesional de este 2013 se la ha quedado el teatro: “Es un medio que nunca me sabe del todo bien. Deja algo agridulce. Me encantarí­a poder decir, como otros actores, que el teatro es ese lugar donde volver”, confiesa. Al repasar su experiencia sobre el escenario, rápidamente se decanta por otros soportes: “Mi relación más placentera laboralmente es el cine y ahí­ es donde yo siempre quiero volver”, sentencia. Pues está de enhorabuena. Su año termina con un proyecto para la gran pantalla en el que ya trabaja con ilusión. Es “˜Incidencias’, la próxima pelí­cula de José Corbacho y Juan Cruz, directores con los que ya trabajó en “˜Tapas’ en 2005. “Empezamos a rodar en marzo y ya estoy preparando el personaje”, adelanta. Sin querer dar demasiadas pistas sobre la historia, cuenta: “Es una comedia con tintes de thriller. La premisa es un tren que se detiene en mitad de la nada el dí­a de Nochevieja horas antes de las 12 de la noche”.

Los fans de Ochandiano pueden estar tranquilos, porque no tendrán que esperar hasta el estreno de ‘Incidencias’ para ver al actor. El madrileño será uno de los personajes invitados en la nueva temporada de ‘Los Misterios de Laura’, que ya anuncia su próximo estreno. Con un toque de humor, reflexiona sobre esta colaboración episódica: “Me lo pasé muy bien, pero ser el invitado de una serie siempre es un poco coñazo, porque el equipo ya está formado. Tú tienes que llegar y resolver como si fuera una pelí­cula, pero sin disponer del timing del cine”. Al pedirle un pequeño adelanto sobre su papel, el actor corresponde generoso: “Suelo hacer personajes al margen de la ley. En ‘Los Misterios de Laura’ cada capí­tulo tiene un actor invitado que interpreta al asesino. Ata cabos”.

1545889_204848639717988_439680932_n

Mi encuentro con Ochandiano se produce horas antes de Nochebuena. En este contexto es inevitable hacer balance sobre lo que deja el año que acaba. “2013 ha sido bastante convulso para mí­, pero he tenido la suerte de enamorarme recientemente. Hasta que ha ocurrido, creí­a que este año tení­a que haber sido declarado eternamente maldito“, confiesa. Echada la vista atrás, le pido que me desvele sus deseos para el año que entra: “Fundamentalmente seguir disfrutando esta relación que me ha regalado la vida, que es excelencia pura. Además, salud, un par de buenas pelí­culas y hacerme millonario”, dice sin titubear. Y si pudiera elegir, ¿cuál serí­a una de esas dos pelí­culas? “Tengo la fantasí­a de hacer un musical francés y me encantarí­a que por fin ocurriera. Aun así­, confí­o mucho en que la vida te trae el personaje que te toca”, confiesa.

Estamos en Mini, una de las paradas imprescindibles de Ochandiano cuando sale de tiendas. “Es donde siempre compro mis vaqueros. Cuando busco camisetas, voy a American Vintage, del callejón de Jorge Juan, y en cuanto a marca de camisas me quedo con Oliver Spencer”, dice. Pese a lo claro que suena su itinerario de shopping en la capital, admite que suele variar en cuanto a las firmas de moda que consume. “A lo único que soy fiel es al perfume, que es de Paul Smith. Lo tengo que encargar y me lo mandan por correo de Londres”, confiesa.

555638_204848553051330_216598992_nEn los últimos meses ha sido fácil encontrarse a Rubén posando en las fiestas más exclusivas celebradas en Madrid (noviembre y diciembre son los meses por excelencia de eventos en la capital). Acostumbrado a leer y escuchar comentarios muy favorables con respecto a sus estilismos, él quita hierro al asunto: “A veces tiro de showroom y otras, de mi propio fondo de armario. Depende un poco de la solemnidad del evento. Cada vez es un juego que me divierte más”, termina con una sonrisa. El abanico de marcas a las que recurre para posar ante la prensa es amplio: “Como te he comentado antes, no soy muy fiel en ese aspecto, pero en los últimos meses he tenido muy buena relación con Armani y Dior”, admite.

En un momento en el que los llamados iconos de estilo, it-boys o los nombres mil que reciben los hombres que inundan las revistas de moda, sorprende la contundencia de Ochandiano cuando se le pregunta por sus referentes: “No hay ningún chico al que yo vea vestido y piense que quiero parecerme a él. No tengo ningún referente claro de estilo”, sentencia. “Hay cosas que me gustan, pero no recurro a nadie para ver qué se ha puesto y me pudiera poner yo”, matiza. Y quedándonos en su estilo personal a la hora de vestir, ¿es un esclavo de las tendencias que cada temporada marca?: “Lo que le queda bien a cada uno, no tiene que ver con las tendencias. Si tienes un cuerpo perfecto, a lo mejor te puedes permitir ser esclavo de lo que se lleva cada temporada”, responde.

Tiene claro lo que funciona en su cuerpo y lo potencia. Así­ ocurre con el último capricho de moda que se ha dado: dos pares de sus vaqueros favoritos, los de la marca Acne: “Los conocí­ en la tienda Mini. Me compré la talla 30 y como se dieron un poco de sí­, también me compré la 29, pero les pasó lo mismo. A los dí­as volví­ para comprarme la 28, pero solo se comercializan en Asia. Ahora uso los dos indistintamente”, admite con humor. Sigue queriendo añadir más pantalones de esta marca a su armario y hace un llamamiento a sus conocidos para que los jeans lleguen en un paquete a su árbol de Navidad. Si le conocen, dense por aludidos.

944306_204848499718002_1493753281_n

CRÉDITOS

Redacción: Carlos G. López
Vídeo: Latina 54
Fotografía: Berta Sacristán
Agradecimientos: Mini (C/ Limón 24, Madrid)

Carlos Garcí­a
Carlos Garcí­a

REDACTOR

Una carrera sin pausas. Periodista especializado en el ámbito de la cultura y sociedad. Me habrás leí­do, sobre todo, en Must! Magazine y Vanity Fair. Ahora empiezo una nueva andadura en la que os descubriré otra faceta de las celebridades patrias.

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies