¡Adiós verano, hola vuelta a la rutina!

Septiembre, el mes de los cambios. Después de haber pasado una larga temporada de vacaciones, descansando, saliendo y comiendo de todo, nos toca volver a la rutina empezando a trabajar de nuevo. Una vez más, nos subimos a la báscula y vemos cómo han aparecido otra vez ese par de «kilitos» de más y decidimos volver al gimnasio.

Los primeros días de dieta y hábitos rutinarios son los peores porque hay que volver a acostumbrar al cuerpo a la vida sana, pero, ¿cómo hacerlo más ameno? En Bface Magazine te enseñamos una serie de productos que te serán muy útiles como apoyo extra:

1. OPTIFORM SUPER ENERGIA

Se trata de uno de los mejores complejos vitamínicos hasta la fecha, óptimo para los primeros días de rutina ya que te aporta una dosis XXL de energía, reduciendo la fatiga y el cansancio gracias a su composición con taurina y cafeína, L-carnitina, magnesio y 6 vitaminas. Además, su precio es muy barato, rondando los 4€.

2. MULTIVIT UP – WEIDER

Otro de los complejos vitamínicos que se ha puesto muy de moda debido a su originalidad es el de la gama Weider. En este caso, tenemos el Multivit Up, con 9 vitaminas, zinc y selenio, presentado en gominolas de naranja y limón. Una forma muy dulce de consumir vitaminas y encontrarse mejor, por un precio que no llega a los 10€.

Además, dentro de la gama Weider existen otros complejos más específicos como el extra de vitamina C, calcio, magnesio, melatonina para dormir mejor…  entre otros.

3. VIENTRE PLANO – MERCADONA

rutina

Una vez más, Mercadona nos salva la vida con sus productos low cost. Se trata de un producto 100% natural cuyos ingredientes principales son hinojo, fibra, camomila y menta. Digamos que lo que hace es proporcionar un efecto de descongestión sobre el estómago, para aquellos días en que nos sentimos hinchados y pesados. Su precio no supera los 5€.

4. BIMANÁN REDUCTOR, DETOX Y QUEMAGRASAS

rutina

Dejando a un lado ya las vitaminas y demás complejos, está claro que para eliminar con mayor rapidez los excesos veraniegos es necesario limpiarse por dentro. En este sentido, juega un papel muy importante la gama de productos Bimanán.

Ofrecen una serie de planes detox muy interesantes, siempre con ingredientes naturales. Los más destacados son el de efecto quema grasas, con ingredientes como guaraná o mate, y el famoso efecto detox, con abedul y alcachofa, por un precio no superior a 5€.

5. E’LIFEXIR FITNESS

rutina

Al igual que es importante el cuidado por dentro, no podemos dejar pasar por alto el cuidado exterior, y en este sentido las cremas juegan un papel interesante. La gama de productos E‘lifexir, de parafarmacia, proporcionan un gran apoyo para contribuir con el proceso de pérdida de peso y tonificación.

En este caso concreto presentamos la versión fitness, con ingredientes como centella asiática, café verde o carnitina. Su precio oscila entre los 10 y los 12 euros.

6. BARRITAS HERO LÍNEA 

rutina

Es inevitable sentir que en determinados momentos no podemos más y querer saltarnos la dieta a lo grande. En ese momento, es mejor respirar hondo un par de veces y apostar por un snack sano e hipocalórico, como las barritas de Hero, que tan solo tienen 67 kcal por unidad y están recubiertas con chocolate. Un capricho dulce pero saludable, por menos de 2€.

7. BATIDOS DETOX CASEROS

rutina

Hoy en día existen muchas marcas que ya venden preparados este tipo de batidos naturales, pero, ¿te los podrías hacer tú en tu propia casa? La respuesta es un «sí» rotundo. Aquí te damos una receta de uno de ellos bajo en calorías que te aportará muchísima energía:

  • 2 fresas
  • 1 pomelo
  • 2 naranjas
  • medio plátano
  • 1 kiwi
  • 3 cucharadas de postre de avena
  • 1 cucharada de canela molida
  • 1 cucharada de miel

Con estos ingredientes, tendrás cubiertas las necesidades diarias de fruta de sobra y, además, te sentirás más que saciado gracias a la ayuda de alimentos como la avena. Encima, ¡está riquísimo!


Con estos productos se puede facilitar la vuelta a la rutina de una forma segura y saludable, haciendo menos cuesta arriba la reincorporación de hábitos a nuestro estilo de vida.

Diario sin censura de mi operación bikini

No eres consciente de que has empezado la operación bikini hasta que abres tu tupper y ves cosas sin mayonesa. ¿Y ahora a qué va a saber mi arroz caldoso? Es a partir de entonces cuando cualquier cosa te suena a tentempié. «Mmm, pues habrá que probar esa pared de la que me hablas».

operación-bikini-dieta

Decir «Me comía a un gitano cagando» no está bonito pero es la más sincera demostración de vacío en el estómago que existe en castellano. Y es que el hambre no mira caras, quiere hechos, hechos rellenos de carbonara con pepperoni encima, y luego un Almax.

dieta-operacion-bikini

Y como no es lo mismo contarlo que vivirlo llevo 21 días sumida en una misión lorzas go home que pa’ mí se quedan.

Amigos del «esta noche no ceno», believers del «esto lo quemo limpiando» y forofos de «el lunes empiezo. Este no, el otro. Ay no, que es puente. Pues el siguiente», he desclasificado mi diario personal para vosotros.

21 días a dieta: la pasión de Cristo

Día 1: Naturhouse, esta vez no me engañas.

He podido caer una vez, quizá cuatro, pero no una quinta. Tantas pastillas me hacen sentir parte de Proyecto Hombre. Además me fío más de la nutricionista que me ha recomendado la amiga de la prima de mi vecina.

Día 1,5: ¿No me veis más delgada?

De repente el tiempo pasa muy lento y tu mente te regala ilusiones ópticas.

diario-sin-censura-operacion-bikini-3

Día 2: ¿Quién ha invitado a estas tías buenas a mi gimnasio?

Sus glúteos tonificados no me dejan concentrarme. Encima van pintadas, o lo que es peor, están guapas sin pintar. Este estupendismo generalizado potencia mi aspecto de refugiada y desluce mi camiseta XL de la Cooperativa de Aceite San Juan.

diario-sin-censura-operacion-bikini-5

Día 3: Por un trocillo de pan tampoco va a pasar nada.

Es una lástima desperdiciar esa salsa verde.

operacion-bikini-dieta-bface

Día 4: ¡…9 y… 10! Toma ya, he alcanzado las dos cifras en abdominales.

Confieso que hice un parón de cinco minutos en la número 6. No estaba cansada, es que me dio flato.

Día 5: No voy a hidratarme con algo que se llama cola de caballo

A mi entender, estamos hablando de pelo y yo a eso no juego.

diario-sin-censura-operacion-bikini-4

Día 6: Buenas tardes amable recepcionista, ¿me puede traducir las clases del gimnasio?

Aprendes inglés y te diviertes viendo cómo combinan palabras para formar deportes.

Día 7: Allá vamos aerobox pump power plus. Y después un poquito de TBD y ABS.

Lo pronuncio bien y además lo entiendo.

Día 8: Nunca te he pedido nada, Virgen de Fátima. Te necesito.

Ella es la de los milagros. Jesucristo no me servía.

diario-sin-censura-operacion-bikini-6

Día 9: Ahora mismo me comía a un gitano cagando. Voy a beberme otro litrito de agua.

Fantaseaba con platos combinados, me venían flashes de mi vaso de Colacao y soñaba con un buffet libre de potaje de judiones. Luego me bebí un poquito de agua y me eché unas gotas en la nuca para que se me pasara la tontería.

Día 10: ¿Te vas a terminar de comer ese zapato?

Inanición time. No distinguía lo comestible de lo otro.

diario-sin-censura-operacion-bikini-bface

Día 11: No me lo quites por favor, el vinagre de Módena no

En serio, me estoy quedando sin ideas para que me haga ilusión comer ensalada.

Día 12: Y esta tableta de chocolate por lo bien que lo he hecho hoy

El desliz llegó y estaba riquísimo. Yo no me autoengaño, sé que lo que hice estuvo mal, pero luego hice dos series de sentadillas y lo quemé; me atrevería a decir que hasta me quedé más delgada. Yo no me autoengaño.

diario-sin-censura-operacion-bikini-dieta

Día 13: Benedicto, la Virgen de Fátima no me hace caso

Tuve que llamar a su enviado a la Tierra por hacer mi petición más realizable. Sólo pedía una gastroenteritis para perder peso en estado de inconsciencia.

diario-sin-censura-operacion-bikini

Día 14: Os estáis tomando vuestra dieta de Internet demasiado en serio

Durante la operación bikini me estoy cruzando con seres a los que con la dieta semanal le entregan un diploma de Licenciado en Cosas que Engordan. Miran tu tupper y ponen esa mirada de «puf, se creerá que va a adelgazar tomando lechuga para cenar con la de líquidos que retiene eso». Fui muy dura, pero les deseé un metabolismo lento.

Día 15: ¿¡QUE HAS COMIDO HIDRATOS Y PROTEÍNAS EN LA CENA SO GORDA?! 

Yo es que no me junto con losers. Sí, al final me convertí en uno de ellos.

diario-sin-censura-operacion-bikini-7

Día 16: Pero vamos a ver, ¿¡no ves que no llego a tocarme la punta de los pies?!

Mi monitor de gimnasio cree que estoy hecha de chicle y ni si quiera llego a blandiblú. Creo que en mi vida anterior maté a parte de su familia o algo; si no, no entiendo esa fijación por dejarme sin respirar.

Día 17: (lloros)

Aquí es donde Samanta Villar sacaría la camarita doméstica.

diario-sin-censura-operacion-bikini-2

Día 18: Mr. Wonderful, Benedicto no me hace caso

Al menos, dime tú que la belleza está en el interior.

Día 19: Me sorprende que no haya intentado matar a nadie del gimnasio

Aunque me sorprende más que no me haya comido a nadie en unos de mis ataques de gula.

Día 20: Estoy buena

And I know it. Sobre todo cuando me alejo de las estupendas de crossfit.

diario-sin-censura-operacion-bikini-8

Día 21: He perdido 2,246 kilos. ¡Gracias Virgen de Fátima!

Ya no me tengo que desabrochar el botón del pantalón para comer.


Mi reto continúa, hoy es el día 22. Me he venido en bici a la oficina, me he hecho una carrera en las medias porque me he enganchado con la cadena y ahora parezco una pilingui trasnochada.

Seguiremos informando.

P.D. Ahora mismo me comería un helado de brownie con chocolate fundido y una bola de helado de vainilla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies