Tipos de amigos que puedes hacer en un festival

Terminas un festival y te viene toda la bajona. Pero toda, muy grande. Tan grande que ni una pizza del Domino´s puede ahogar tus penas. Ni medio kilo de Ben & Jerry´s parará la morriña que hay en ti. Tienes la serotonina por los suelos y ellos tienen parte de culpa de ello, TUS AMIGOS DE FESTIVAL. 

Es necesario que sepamos diferencias entre los colegas que jamás irán a un festi contigo, los que te acompañan siempre y los que haces en el propio festival. Hoy vamos a hablar de los terceros. Os contaré como he vivido en mi propia piel esa promesa de amigos forever, después de algunos festis. 

 

Amigos de botellón, «Parking Friends»

Puedes encontrártelos justo cuando aparcas el coche, cuando ya llevas media hora plantando el cuartelillo o en mitad de la noche. Seguro que alguno de vosotros empieza con las peticiones. «¿Tienes hielo? ¿Os sobra un vaso? ¿Tus colegas llevan? ¿Eso es una garrafa de vodka caramelo? ¿Lleváis un tupper con croquetas?».

Y es que los parking friends suelen surgir a la raíz de «por el interés, te quiero, Andrés». Pero después te sientes como un vecino de toda la vida, ojo, que igual los amas, o igual los odias.

Tú entras a ver los conciertos, haces cola en los baños, sigues dándolo todo en la carpa… Pero cuando sales, ellos siguen ahí. Se han empadronado en su Seat Ibiza y nadie los moverá de los aledaños al parking. Serán los nuevos protas de tu Equipo de Investigación, y quién sabe si os haréis la foto de rigor y la subirás a Facebook. Estarán también cuando llegues a las 6 de la mañana y, por motivos que no contaré, te caigas al suelo y te reboces como una croqueta por culpa de un tal Aurelio. Además, como eres responsable y te mueves en taxi, vuestros coches estarán juntos todo el festival, ¡TAN BONITO!

 

Los groupis por excelencia

Ellos se saben los temas mejores que Pucho. Alguno afirmará haber vivido los inicio de la banda y te asegura que han salido de fiesta. Se saben los bises de memoria y seguramente canten por encima de todo el mundo, como las señoras que van a la misa de las cinco. Algunos querrán matarlos, pero tú, que eres todo love, acabarás por simpatizar con ellos.

Lloran a moco tendido en su canción favorita y gritan, qué sé yo, «¡Valiente, te quiero!». Son intensos como ellos solos, eso sólo puede alejarte o unirte definitivamente a ellos. Sin darte cuenta, estás recordando el primer concierto de Standstill al que fuiste y, vaya, también fue el primero de tu nuevo mejor amigo.

 

Tu camarero staff favorito, un amigo necesario

Decimos staff porque puede ser desde un portero, un camarero o nunca se sabe, el propio Gabi Ruiz. Hacerte amigos que te faciliten cualquier tipo de logística mola, porque en los festivales a veces las cosas te tocan un poco los cojones.

Entonces, tú llegas a la barra, le echas una mirada furtiva (el nivel de furtivismo depende de la noche) y él (o ella, ella también puede ser) se salta la cola de sedientos y te sirve a ti esa cerveza. Todos te odian, pero tú te sientes especial entre los asistentes, te ha elegido a ti como su nuevo amigo. Consérvalo, que igual el año que viene es jefe de barra. 

 

Tu nuevo novio; os vais a casar, pero él todavía no lo sabe

No es la primera ni la última vez que lo digo. En los festivales (sobre todo en el PS) se ofician más bodas por metro cuadrado que en todo el año en total. Todo el mundo quiere quererse, y no sabes si detrás de la puerta de que Poliklyn puede estar tu nuevo amor.

Puede que le pidas fuego, que se acerque a ti con una foto de Instagram y te pregunte: «¿Oye, eres tú la de esta foto?». Entonces ya está, ahora además de un amigo, tienes un nuevo amor. Puede que acabes dándote la mano, haciéndolo ojitos mientras suena CHVRCHES o compartiendo taxi de camino al after.

No penséis por encima de vuestras posibilidades, que no he hablado de sexo. Esto es mucho más filosófico, más platónico; es algo que se te queda ahí dentro. Cuando termina el festival, no sabes qué será de ti, pero como le dijiste anoche, «si he pasado todo este tiempo sin ti, seré fuerte». La intensidad, siempre por bandera. 

 

Los ex-enemigos

No, no estoy hablando de un ex como tal. Estoy refiriéndome a los ex-enemigos. Con la noche y la graduación de los refrescos, igual alguien tiene malentendidos con otro alguien. Tú, que a veces lo sabes todo, defiendes tus ideas como si fueran la Teoría de la Relatividad. 

Puede que acabes discutiendo con un desconocido o incluso con tus propios amigas, ellas que solo querían defenderte a capa y espada. Pues aunque parezca muy tróspido, que lo es, quizás acabas siendo BFF de ese con el que casi te lías a guantazos. ¿Qué es lo más bonito de discutir? Pues reconciliarse, porque discutir no tiene NADA de bonito.

Ahora te mandas DM´s de Instagram con tu nuevo mejor amigo. Estás deseando que llegue el próximo festival para recordar ese momento en el que fuisteis enemigos por unos minutos.

 

Airnbn es la nueva ONU de la amistad

¿Eres de los que pillan hotel siempre?  Entonces no entenderás lo bonito que es tener una nueva casa. Porque tú, cuando vuelves del after, vuelves A CASA. Eso ya lo aprendiste cuando te tocaba dormir en los campings, tu casa está donde te lleves las bragas. Ahora con el tema Airbnb hay muchas ofertas varias. 

Puede que te toque una casa desastrosa, con gente que igual no aparece por ella. Y luego esta lo que nos pasó a mis amigos y a mí en el WAM del finde pasado. Te toca un Airbnb de unos murcianos que son más majos que las pesetas. Compartes espacio y todo lo tuyo es suyo. Al revés también, ojo. De repente, alguien se está haciendo chorizos en la cocina, y la cerveza del congelador es de todos.

Les has dejado la casa hecha un pequeño desastre… Se han encontrado tus calcetines debajo del colchón, un pendiente que nadie sabe de quién es, ahora tienen para llenar un contenedor de reciclaje… Sea como sea, ahora sabesque tienes una casa en Murcia, y ellos allá donde estés (y te lleves las bragas).

 

Como conclusión definitiva, el amor por esos colegas que puede que duren minutos o años puede medirse. ¿Habéis creado un nuevo grupo de WhatsApp? ¿Le habéis puesto un nombre que solo vosotros entendéis? ¿Estáis #ToELRato recordando que guay ha sido el finde? Pues sí, querido, tienes unos nuevos mejores amigos. 

5 temas de conversación a evitar en tu próximo road trip

Mazda-CX3, road trip, Mazda, coches

Viernes. Sabes que te espera un fin de semana largo por delante con tus amigos y un Mazda-CX3 para llevaros a vuestro destino: las fiestas de la Magdalena en Castellón de la Plana. ¿Qué más se puede pedir?

Para poder disfrutar al máximo un road trip, hace falta un vehículo de diseño de última generación, con sistemas avanzados de seguridad, tecnología SKYACTIV y un sistema de conectividad avanzado. Pero, ¿qué sería de un trayecto largo en coche sin un buen tema de conversación? Por eso, hemos decidido hacer una lista de los temas a evitar para no arruinar tu próximo viaje y sobre todo, el de tus compañeros.

Criticar la forma de conducir del conductor. Si a alguien tienes que agradecer el llegar sano y salvo a tu destino es sin duda a tu amigo conductor. Si tú no te has ofrecido para conducir o, peor aún, ni siquiera tienes carnet, menos gritos, Milagritos. Podrá ir más rápido o más despacio, pero de él depende vuestro fin de semana.

 

 

Hablar de los ex. Que sí, que todo el mundo sabe lo mal que se portó contigo Pepito, pero no hace falta que te pases las 4 horas de viaje hablando de él. Y mucho menos, recordar al resto de tus amigos a sus innombrables.

 

 

Sacar temas del pasado a relucir. Si queda prohibido hablar de los ex, olvídate de aprovechar el trayecto para recriminar o echar algo en cara a tus compañeros de viaje. Lo que pasó en Madrid, se queda en Madrid. Os espera un fin de semana por delante y no queremos dramas antes de bajar del coche.

 

 

Preguntar “cuánto falta” cada 30 minutos. Porque lo preguntes más veces, no vas a llegar antes a tu destino. A nadie le gusta que haya tráfico en la carretera, ni tardar más de lo debido; así que acomódate en los confortables asientos del Mazda-CX3 y disfruta del viaje.

 

 

Quejarse de la música. Nunca llueve a gusto de todos. Puede que te niegues a escuchar a Mirela, pero quizás a tu amigo conductor tampoco le apetezca escuchar todos los últimos hits de reggaeton habidos y por haber. Si encontrar una emisora acorde a vuestros gustos es una misión imposible, haced una lista con vuestras canciones preferidas y a cantar todos sin rechistar.

 

 

*No sacar ningún tema de conversación. Aunque somos partidarios del “Si lo que vas a decir, no es mejor que el silencio, no lo digas”; no hay nada más pesado que un viaje en coche en silencio. Puedes dormir un rato del trayecto, pero el que conduce no va a sobrevivir solo a base de Red Bull. Si andas escaso de temas, prueba con algún juego… ¡nunca falla!

 

Noches que no recuerdas con amigos que nunca olvidarás

La verdadera personalidad de una persona se pone en juego en el preciso momento en el que se pega una buena farra. Eso es así. La chispilla puede sacar nuestras mejores virtudes aunque en algunos casos, también puede sacar a relucir los peores defectos. Aún así, se pongan como se pongan, son nuestros amigos y no podemos evitar quererlos tal y como son. Posiblemente nosotros estemos a su lado, pintándole la cara con rotulador mientras está luchando por sobrevivir o intentando colarnos sin que el segurata – al que es más fácil saltarlo que rodearlo por su portento físico – te mande directamente al hospital. Y nunca se sabe cuando tendremos que utilizar el vale del buen amigo así que… ¡Allí van los perfiles que lo petan en las noches de desenfreno!  

El San Miguel

Ese amigo que se lo proponga o no triunfa allá donde va. Le da igual si es una discoteca, unas fiestas de pueblo, el bingo del barrio o el puesto de perritos calientes de camino a casa. ¡Es el triunfador de la noche y lo sabe!

El llamada de emergencia (baby)

También conocido como «El mensajitos o llamaditas a las 4.36h a.m?» Tiene la misma velocidad para beber que para coger el móvil y hablarle a todo quisqui sin filtro alguno: «Ven y sana mi dolor, tienes la cura de este amor. Hago este llamado, para que tú vuelvas, tú no ves que estoy sufriendo, es muy dura esta prueba». ¡Suerte en la vida!

El Bob Esponja

Suele coincidir con la persona que hace el grupo de Whatsapp de «Survival Party» convocando a todos sus colegas para liar una noche épica. Su aguante merece una mención especial, al igual que los 4 chupitos de Jagger, los 2 tequilas, la botella de ginebra – que el mismo se encargó de comprar – y el agua de todos los floreros que encontró por la sala. RESPECT.

El animador

Posiblemente sea la persona capaz de iniciar un limbo o una conga multitudinaria, el que te lance el anzuelo imaginario, el que te hace un reparte cartas, el que saca a bailar al que está anclado en la barra, o el que se marca un manos libres con la copa apoyada en la barbilla. Sus habilidades para bailar y crear un auténtico videoclip de la nada las tiene más que validadas en Linkedin.

El reportero

El encargado de documentar y tener pruebas gráficas de tu pérdida de dignidad. El punto a favor es que puede ser muy útil a la hora de reconstruir los hechos de esa noche que posiblemente para ti acabó al sexto cubata. Corresponsal nocturno que al día siguiente se dedica a hacer un spam de fotos/vídeos, por el grupo y con el único filtro de «no hay ningún filtro».

El rayado

La última vez que lo viste estaba dándolo todo en lo alto de la tarima y cinco minutos después se convierte en un pozo de lágrimas al que los chupitos le quitaron las ganas de vivir – para posteriormente devolvérsela – cuando su amigo del alma le consuela de la forma más inteligente que sabe: «Te invito a algo y ya verás como lo ves todo de otra manera». Y oye, más literal imposible.

El que sale de “tranquis”

También llamado «Mentiroso compulsivo». Se cree que puede engañarnos, incluso hasta a él mismo, pero no tiene nada que hacer. Es el primero que quería volver a casa y el que lo acabará haciendo el último. Ley de vida.

El socorrista

Siempre con los cinco sentidos puestos a su alrededor, suele ponerse en un lugar estratégico – normalmente en la tarima – para tener las mejores vistas y tener controladas a las posibles víctimas. Y si tiene suerte, reanimarlas a base del boca boca.

El que hace la bomba de humo

Todos hemos sido en alguna ocasión el que – cuando tus amigos se quisieron dar cuenta – ya no estabas. Una huida magistral, sin hacer ruido para evitar líos. Lo peor no son insultos de tus colegas al día siguiente, sino cuando te cuentan que te perdiste la mejor parte de la noche.

El si te he visto no me acuerdo

 Lo ves al principio de la noche y después nunca más se supo. Despídete de él, aprovéchalo mientras puedas y reza porque se acuerde de todas sus aventuras y que te pueda alegrar la resaca.

El que te suelta la chapa

 Te hace la cobra con el brazo y no te suelta en los próximos treinta minutos. La mayoría lo conoce como «El cansino de la fiesta», que te habla al oído y te acaba escupiendo en la cara con sus conclusiones sobre la Teoría de la relatividad.

El «Beer & Breakfast»

Posiblemente sea uno de los amigos más valiosos que puedas tener. Aquel que pone su casa para el calentamiento previo y con el que siempre puedes contar para tener un sofá o un felpudo en el que poder caerte muerto al final de la noche. Pensión fiestera completa por el módico precio de una amistad. ¡Olé tú!

El que lo pierde todo

Sale a darlo todo y se deja por el camino un móvil, el carnet de conducir, la tarjeta VIP del supermercado y un rastro de dignidad que es difícil recuperar.

El suplente

El calentamiento se le fue de las manos y aunque llevaba bastante tiempo preparando el partido, se queda sin salir al terreno de juego. Exceso de motivación que lo destierran a un banquillo más que merecido. ¡Dulces sueños!

El cono

Quizás no te has dado cuenta pero está allí, impasible, viendo la noche pasar. No sabe muy bien qué hace allí pero alguien tiene que mantener la posición y ejercer como punto de referencia para encontrar al grupo cuando vuelves del baño.

Y tú, ¿quién eres? Si a lo largo de la noche eres capaz de pasar por diferentes fases, eres un@ fiester@ en toda regla. ¡Pin para ti!

Dime qué compartes en Facebook y te diré qué clase de amig@ eres

Últimamente tu relación con Facebook pende de un hilo, lo sabemos. Y él lo nota preocupándose por ti con preguntas como «¿Qué estás pensando?», «¿Como va eso?» o «¿Por qué ya no subes fotos como antes y solo cotilleas a la gente?». Aún así tienes muchos amigos allí, eso también lo sabemos. Te podemos poner un pin si te vas a quedar más tranquil@. Pero no te engañes, los amigos de Facebook se pueden contar con los dedos de una mano; o de un pie, según lo escrupuloso que seas. No te preocupes, son indefensos y fáciles de identificar. Y si se ponen pesaditos siempre puedes amenazarlos con un “Mira que te elimino, ¿eh?”. Así, en tono chulito, con ortografía de la RAE, sin ningún emoticono simpático que le quite seriedad al asunto, o directamente dedicarle un Facebook Live descargando toda tu ira. Estos son los 5 perfiles que existen. Aquí, en Pekín y en Pokón. ¡Allá van!

El DJ

Se cree un influencer musical, por eso se dedica a compartir canciones alternativas de esas que solo conocen en su casa (en la del cantante me refiero) y que suele acompañar de un mensaje contundente tipo: “El descubrimiento de la semana es…” o “De lo mejor que he escuchado en mucho tiempo. ¡Vaya temazo!”. Lo que la gente no sabe es que en el trabajo pone la sesión privada de Spotify y saca su lado más oscuro con Justin Bieber o poniendo la Salchipapa de fondo.

El hater

Lo reconocerás rápidamente cuando te encuentres con alguno de sus 1.534 estados filosofo-destructivo-revolucionarios. Para que nos entendamos, es el tamagotxi digital. Se queja de todo y de todos. Y lo grita a los cuatro vientos, sin filtros ni vaselina. Todo lo que tiene de intenso también lo tiene de chungo así que nunca -bajo ningún concepto- trates de abrirle los ojos o hacerle un comentario con una crítica constructiva porque podría digievolucionar en tu peor enemigo, y la salpicadura de ira deja mancha.

El relaciones públicas

Posiblemente sea la especie que pase menos desapercibida. También es conocido como el “friendspam”, que pretende ir a todos los eventos de la ciudad y Facebook tiene el detalle de avisarte con un “A Fulanito de Tal le interesa el evento de carrera de huevos sobre cuchara a la pata coja”. También lo podrás identificar fácilmente cuando tu timeline se llene de invitaciones a fiestas que te interesan entre nada y menos tres. Pero oye, que él hasta te etiqueta y te hace una súper oferta acabada con un “¿Y te lo vas a perder?” por si cambias de opinión. No vaya a ser que al final te apetezca el plan en lugar de quedarte en casa, debajo de la manta y con la P de «Preocupada» tatuada en la frente.

El “¿Y quién es éste?”

No te esfuerces, ni te acuerdas de él pero ya te ayudo yo a hacer memoria. ¿Sabes aquella noche que saliste de fiesta y  te dio por hacer amigos en la terraza de la discoteca? Pues entre un “¿Estudias o trabajas?” y un “¿Puede ser que me suenes de Tinder?”  lo conociste y te pidió tu nombre, apellidos, DNI, estatura y talla de zapato para poder agregarte a Facebook. Y sí, tú caíste y ahí tienes al que se hace llamar Ninja Pérez, con una foto de un dibujo friki no identificado. Aunque para ti seguirá siendo el rubio de camisa de cuadros que te invitó a un chupito de Jäger. ¿O era moreno?

El posturetis

Su denominación proviene del latín “Lo compartum todum” y se caracteriza por no tener ningún tipo de filtro a la hora de compartir lo que hace en su día a día, desde que se saca las legañas por la mañana, hasta que se pone su pijama de Minions por la noche. Te cuenta todos los detalles de su vida, como si te importara la hora a la que saca a pasear a su perro y recoge su [emoji de caca sonriente]; o el check in de reconocimiento súper (in)necesario desde el baño de su casa. Él te lo cuenta, no vaya ser que en algún momento te fuera a interesar y te perdieras tal acontecimiento. Paciencia, hermano.

Mira tu lista de amigos y si existe alguna persona que no puedas clasificar en ningún apartado, existe un bonus extra de perfiles mucho más peligrosos. No quiero asustarte pero puedes estar frente a un mendigo de vidas del Candy Crush, un loco que le da por cambiar la fecha de su cumpleaños para desconcertar al personal y descubrir quiénes son sus amigos de verdad; o lo que es peor, puedes recibir la solicitud más monstruosa de “Tu madre quiere ser tu amiga”. Yo ya me despido que tengo que compartir el artículo con mis 670 amigos [Emoji de carita sonriente con la lengua fuera + Emoji manos aplaudiendo + Corazón rosa con flecha]

 

Crónica de un Room Escape anunciado

“Bienvenidas. Tenéis una hora para salir de esta habitación. Cada pista os llevará hasta la siguiente, y recordad que algo que puede no servir para nada, es posible que tenga sentido después. Suerte”. Y se cierra la puerta detrás de nosotras, metidas en una habitación de 4 x 4. En ese momento las seis empezamos a separarnos y a buscar por la habitación cualquier cosa que pueda encajar con la historia que nos han contado. No voy a hacer spoiler, cada uno que haga su Room Escape; pero sólo os diré que la temática de este Room Escape era un 30% creepy. Lo que significa que para mí, que si alguien estornuda cuando estoy muy concentrada me da un microinfarto, era un 70% de miedo.

Ahora es cuando hago un inciso para dar contexto: en la oficina queríamos hacer un Room Escape. La idea inicial era ir a uno tipo Saw que al parecer está muy bien hecho, allí a temer por nuestras vidas “y pasárnoslo bien” intentando no morir (ni de miedo ni de verdad). Y yo era pensarlo y notar cómo me daba el tick del ojo. Menos mal que al final nos dividimos en dos grupos: los valientes/masoquistas, y las que van a hacer un Room Escape “así más de ingenio” al lado de la oficina.

Y allí estamos. Seis chicas pensando en alto, diciendo “esto tiene que servir para algo”, y haciendo cálculos. Cinco chicas buscando de forma productiva, y yo disimulando mis sustos cada vez que se apagaba la luz. Y ahí es cuando el instinto despierta y nos metemos cada vez más en el juego. Primera pista superada y satisfacción colectiva. Nos venimos arriba y sale el Sherlock Holmes que tenemos dentro. Ahí, en esos momentos tensos, es donde se ve cómo es realmente cada una: la que analiza todo, todo y todo buscando coherencia en la historia; la que se aferra a que una pieza en concreto tiene que ser la clave de todo y no la suelta ni p’atrás, que casi se la lleva a casa y todo; la que cree que todo es el Código Da Vinci y se monta una película tremenda; o la que sigue cagada cada vez que se apagan las luces y piensa “es sólo parte de la ambientación, en realidad hay una persona controlando todo y viéndote por esa cámara. Hola señora”.

Primera media hora superada, primeras pistas descifradas, y primer ataque de risa nerviosa en un momento de susto (me cago en el payaso). Qué tensión. “Ya te suelto el brazo, sí”. Vamos siguiendo las pistas y buscando por la segunda habitación. Es como estar en Gran Hermano y ser ladrón a la vez: sé que me están observando por una cámara, y estoy revolviendo toda la habitación en busca de algo que no sé qué es. Y mientras tanto mis compañeras se ponen en las posturas más insospechadas para ver si una nueva perspectiva les da pistas. Eso sí que es dedicación, oiga.

Cuenta atrás. Estamos a punto de descifrar el último código para abrir la puerta y salir. Quedan 3 minutos y estamos muy onfire probando combinaciones. 6 mentes en paralelo, corazones a tope, productividad al 200%. Momento Squirtle de “vamos a calmarno” para frenar pulsaciones y abrir la maldita puerta, por dios.

Y ahí vamos, y ahí salimos. Eh, pero íbamos sobradas. Aquí ya ni miedo ni nada, de la adrenalina que llevaba encima. En cuanto se abrió la puerta lo celebramos como si hubiésemos representado a España en Eurovisión y hubiésemos quedado entre los 10 primeros. Un éxito, vaya. ¿He dicho que íbamos sobradas? Sobradas por 18 segundos que quedaban hasta que se cumpliese la hora. ¿Y qué fue lo primero que preguntamos? Que si había mucha gente que no lo conseguía. Y sí, que más o menos la mitad de la gente no abría la puerta a tiempo. Y entonces fue cuando sentimos un orgullo como el de, directamente, haber ganado Eurovisión.

¿Qué he aprendido de esta experiencia? Que me hago adulta como para hablar de declaración de la renta, irpf y el sistema electoral, pero es aparecer un payaso maligno y me agarro al primer brazo que encuentre. Que los de Gran Hermano tienen que flipar, porque yo después de una hora ahí metida ya no sabía ni qué día era en el mundo exterior. Que o tienes mucha suerte con tu compañía (como tuve yo) o cualquier momento sacas al primitivo que llevas dentro y puedes acabar agrediendo a un mal compañero de Room Escape. Y que en ese día, todo te parecerán pistas y códigos ocultos para salir del taxi, o para llegar a casa. Que empiece el juego.

9 personas que todo «Squad Goals» de amigos debe tener

squad, squad perfecto, grupo de amigos perfecto

Uno debe ser humilde y aceptar que en la vida no todo se puede hacer solo; y así como el amor es importante en nuestras vidas (vamos, en mi caso es de lo que más escribo en este site y me encanta) la amistad es igual de importante. Nadie va solo a ningún lado, y tener un squad que respalde tus éxitos siempre viene bien, que se lo digan a Taylor, que su disco del año y mejor vídeo no se los ha ganado solita, ni mucho menos gracias a Kanye West. Y aunque la mayoría de grupos de amigos son pequeños, hay 9 tipos de personas imprescindibles en todo squad, grupo de amigos, o amigos individuales y les necesitamos como agua de mayo.

giphy (10)
Dulceida Ft Desahogada.

1- La mejor amiga / Selenita Gomez: Lo que en el mundo del pop se conoce como “La Selena”. Si bien dentro del squad es necesario que haya un buen nivel de amistad, véase en “Pequeñas mentirosas” o en “Sexo en Nueva York”, todos necesitamos esa relación más íntima y especial con alguno de los integrantes, ese que sabe que tenemos un mal día, o que se escapa del curro para venir a vernos si tenemos un mal día, o que te hace reir y te entiende en esos momentos horribles, el que odia a tus novios cuando los odias, y que les quiere cuando les quiere, aunque siga pensando que debe arrancarles la cabeza. Ése que te escucha y que sabe perfectamente que has publicado esa canción en tu muro porque tienes un día de mierda y te manda un “¿Nena, unas birras?”. Ésa que te acompaña a los Grammy y llora con tus discursos. Ésa. #PonUnaSelenaEnTuvida.

giphy
Cuando le dices a tu Selena que después de 4 noches quedando por fin te has tirado al buenorro de Gimnasio, si, el que no era gay.

2- La líder: La que organiza todos los cumples, todas las fiestas, todas las liadas, la que tira de todos para salir de fiesta, y la que sabe perfectamente que hace estar muy unido al grupo. Aunque a veces le quieras matar es innegable que nos ahorra un tiempo y estrés a todos los demás que se le agradece. Sin duda, lo más característico es que se ponga el colorete tres tonos más de lo normal para destacar, para ser así como el centro de atención.

giphy (1)
«¿Qué sería de estas perras sin mi?»

3- La dramas: Todas las relaciones fallidas son la suya, todos los despidos son los suyos, incluso todos los “Dios mio no se que ponerme para la cita de dentro de 2 años y 3 meses” son suyos. Es la que se encargará de ayudarnos a desarrollar nuestra faceta coach-psicóloga-traumatologa-hombro sobre el cual llorar. Lo bueno es que de repente verás como tus problemas son absolutamente innecesarios y que no todo es tan malo, lo malo, que puede que acabes con un ataque de depresión cada vez que quedas con ella.

giphy (2)
¡No sé que ponerme para ir a Boite hoy!

4- La borracha que solo aparece para salir de fiesta: Es el alma de la fiesta y todos la adoramos aunque no nos contesta al whatsapp entre semana, o peor aun, no lee y suda de nuestra cara. Pero ahí está como cada viernes, en casa con el cubata sobre la mesa, con su mejor outfit y mejor sonrisa, con ganas de hacernos reír, de decirnos que molamos mucho y sobre todo de querernos emborrachar. Es nuestra “Mejor solteras” y es que es tan necesaria su presencia que cuando una noche de fiesta falta, nos pensamos lo de salir muy profundamente. Su característica es su alargada raya de ojos, y es que entre más larga, más choni. 

giphy (3)
«Mueve tu cintura conmigo, que tu me llevas y yo te sigo»

5- La mediadora: Lo suyo era estudiar derecho internacional y trabajar en la ONU, sabe que decir en todo momento, sabe salir de los momentos tensos, sabe escuchar y que se le haga escuchar y sabe detener las guerras causadas por él: «¿Dónde salimos? ¿perra llevas mi camiseta que dí por perdida hace años? ¿Te estas tirando a mi hermano? ¿Te estas tirando a mi novio? » con sus palabras, su confianza en sí misma y en al confianza que le da que todos le hemos contado nuestros secretos y puede destrozarnos la vida. Gracias por existir.

giphy (4)
Lo importante es que nos tenemos las unas a las otras.

6 – La relaciones públicas / La bloguera / La Samantha : No habrá semana aburrid para los amigos, desde la presentación del nuevo perfume de Mercadona, hasta cenas en restaurantes que si tuviésemos que pagarlos nuestra madre lloraría, incluso fiestas con barra libre. No hay lugar de moda que no hayamos pisado con sus listas, incluso en Boite le respetan. Su teléfono y mail sabe exactamente cuando y donde se mueven todas las fiestas, a quien pedirle lista, a que fiesta hay que ir para que te inviten a Arco, y que decirle a las chicas que tienen entradas durante la MBFWM. Y así es como nuestro squad nunca más escuchará un “You are not on the list”.

giphy (5)
Cuando te dicen que tú y tus amigos no estáis en la lista VIP de «La Prohibida» para Ultrapop… Si la Prohibida me apunta en VIP, tú te callas y lo asimilas.

7- La chunga: “¿Qué te ha hecho que le reviento la cara?” suele ser la respuesta a todos los problemas del mundo. Es absolutamente adorable, pero un par de cubatas, o que le hagan daño a sus amigas, o que se cuelen en la cola de un colaboración de “menganito” para H&M, le hacen sacar su vena Belén-Ylenia-Mila. Y es que ella por los suyos mata, regramea y hasta tuitea. Lo mejor alejarla de la barra y los dj’s con mala leche.

giphy (6)
Y esto por llamar a mi amiga golfa por tirarse a tu novio.

8 – La creativa: No habrán más domingos sin museos, ni conciertos, ni exposiciones, ni festivales donde nosotros no estemos. A su lado, el arte nos importa más que los dramas que crea Carlos Lozano en Guadalix. Nunca habremos conocido a tantos pintores cachondos, poetas, directores de cine, o habrás ido a ver cine subtitulado que desde que forma parte de nuestro Squad. Eso sí, obligatorio tener Netflix para poder hablar de los planos maravillosos de Sense8.

giphy (7)
Tu en el MOMA

9 – La pasota: Va más a su bola que la borracha, y sus consejos aparecen dos veces al mes y en año bisiesto, y aunque son los mejores, sabes que no puedes reprocharle nada porque así le aceptamos y siendo realistas, es de esas personas que mejor en pequeñas dosis. Eso sí, que no se nos ocurra no estar cuando nos necesita porque puede que te lleves una reprimenda innecesaria en inmerecida. Y que le vamos a hacer así son algunos amigos.

giphy (8)
Cuéntame más.

Y así de bonitos son los amigos, así de bonita es la amistad, y así de necesarias son todas estas personas en nuestra vida amigos.

giphy (9
Cuando llega el fin de semana….

5 tipos de amigos borrachos

tipos de amigos, tipos de amigos borrachos, amigos borrachos

Quedan exactamente dos días para Fin de Año, el día en que muchos jóvenes y no tan jóvenes lo dan todo. Muchos celebran el 31 de diciembre como si fuera el último día de sus vidas y eso implica que el alcohol sea el protagonista de esta historia. Aunque desde BFace no queremos incitaros a beber, tampoco queremos obviar la realidad. Así que hoy vamos a repasar los cinco tipos de amigos borrachos que, sin duda alguna, tienes al lado.

1- Aristotélico

Siempre hay ese amigo borracho que con un par de chupitos de tequila, dos cubatas y tres vodka con lima, empieza a filosofear sobre la vida, a contarte sus problemas – con mucho DRAMA –  y, sobre todo, a darte la charla. ¿Por qué narices siempre te toca a ti aguantarle cuando sois un grupo de ocho personas? ¡PREGUNTO!

4

2- El perdedor

No, no me refiero al que no consigue ligar ni con el feo de las cinco de la madrugada. En tu grupo de amigos seguro que hay ese borracho que bebe y pierde el móvil, la cartera, el DNI, la tarjeta de crédito, la virginidad, su hígado e incluso su propia dignidad. En vez de llevar un bolso, mejor llevar una caja fuerte con candado, clave de seguridad y detector de cara.

5

3- La patética

Siempre hay esa amiga borracha que bebe más que los peces en el río y que a la hora de entrar en la discoteca se hace la sobria. Lo peor no es solo eso, sino que para rematar el asunto te dice, mientras hace de equilibrista tocando el dedo meñique con la rodilla alzada: «Mira, mira no voy borracha». Es la que una vez dentro se cree que es la reina de las tarimas y lo único que hace es ser LA PATÉTICA.

3

4- El gorrón

Este es el que dice que no bebe…. NO BEBE DE SU VASO. El amigo gorrón es aquel que se emborracha a costa de los demás, el que no paga ni un mísero euro pero su hígado lo nota. ¡Bien de morro! Siempre puedes aprovecharte de él y, una vez esté borracho, oblígale/convéncele para que te invite lo que te debe.

2

5- The Walking Dead

No. No me he equivocado. En tu grupo de amigos –  o tú mismo – seguro que hay ese que de tanto beber acaba vomitando por todas las esquinas de tu querida ciudad. Es aquel amigo borracho que se queda durmiendo en un portal y tú, que tienes una bonita amistad con él, aprovechas para hacerle una foto tras otra. Bien de dignidad.

1

¿Y tú que borracho eres o amigo borracho tienes? ¡Feliz año!

Venirse arriba en verano

Ha sido ver esto y venirme arriba.

Con la frase: “el verano hace bueno el invierno” se me ocurren varios momentazos en los que seguro, segurísimo tú también te has venido arriba este verano.

¡En el fondo todos somos iguales! Y a todos, nos encanta el postureo veraniego.


El verano es tan pícaro, que nos hace hacer muchas locuras o digamos, tontunas. Atento a esta lista de esos momentazos en los que te has venido arriba:

1. Nos remontamos a febrero. Ése rayo de sol que hace que cualquier español se enfunde sus gafas de sol como arma letal y le nazca la necesidad de sostener en su mano un vaso de tubo/jarra de lo que viene siendo la bebida por excelencia del verano. Una caña fresquitaaaa.  Tranquilos, eso es solo un calentamiento.

http://4.bp.blogspot.com/-tuN-Dpl5pME/VW6tpDE_aAI/AAAAAAAAHZo/N6miE-zB8As/s1600/anuncio-estrella-damm-2015.jpg

2. El verano es el único que conseguirá que no salgas de casa, sino que ni entres. Pero niña, ¿tú cuándo piensas descansar? O en su variable, ¿tu piensas que esto es un hotel? Te dirá tu madre una y otra y otra vez. Mamá, es un “ahora o nunca”.

tumblr_nogp60r2nv1tpdcs9o1_400

3. Solo en verano bailarás como loca las canciones de Juan Magan y pensarás que es el hit del verano. ¡Esos si que son momentos de venirte a arriba!

4. Desear bañarte desnudo en la playa o apostar con tus amigas quién será la primera en quitarse la parte de arriba del bikini. Un ‘si tu te tiras yo me tiro’ en toda regla. Eso es amor de amigas.

5. Perderte en la montaña pensando que es un planazo alternativo de un domingo de agosto sin nada que hacer. Piensas que es lo mejor que puedas hacer y el domingo por la noche, jurarás que nunca más volverás hacer caso de tus amigas. Uno, por perderte y dos, por las agujetas que tendrás al día siguiente.

tumblr_mywekd5qsK1s33vyxo1_500

6. Exclusivamente el verano será el único que te hará que te tires 3 meses cenando atún de lata y un huevo cocido para luego poder comer todo el pescaito frito y beber tintos de verano como si no hubiera un mañana.

tumblr_nmibisyjpH1ql5yr7o1_500

7. Vas de feria en feria y fiestas pueblerinas haciendo tontunas varias y conociendo a gente que posiblemente solo volverás a verlos en Facebook cuando suban alguna que otra foto. ¡Y qué super amigos fuistes aquella noche!

baby animated GIF

8. Venirse arriba es el último día de curro en la oficina. En la que no puedes evitar sonreír y reír a la vez, pero por nervios. Pensando en realidad en lo que falta por meter en la maleta y volar hacia el paraíso, aunque este esté a 300 km.

tumblr_ml2kyisXQl1rqo9leo1_400

9. Los espejos engañosos del centro comercial de turno. Eso sí que es un venirse arriba cuando te ves tan estupenda en bikini, EL BIKINI. Con el que piensas que todas y sobre todo, todos, se girarán y bajarán sus gafas de sol para contemplarte. Sin saber tú que en la playa lucimos a veces un tanto…

10. Pero si hay un momentazo para venirse arriba en verano, es ese pequeño instante justo antes de disfrutar lo que más deseabas por cumplir este verano. Tan solo unos segundos, pero taaaann bonitos que lloras. Los segundos previos a ver el Empire State, de tirarte en paracaídas, de bañarte por primera vez en la playa en verano, de cruzar la frontera tras 11 horas de viaje en caravana con los amigos. O incluso, de volver a ver a esas personas que tanto hacía que nos os veíais.

tumblr_n1b7yyfLkG1r3s6ujo1_500

El verano es único, y con el verano, pues eso, nunca se sabe.

 

 

 

Los mejores dúos de las comedias televisivas

Lo mejor de las comedias televisivas no siempre es la trama o el guion sino cómo dos actores son capaces de hacernos reír de la manera más tonta. Por eso, muchas veces, a la hora de crear una sitcom es muy importante el reparto y el buen rollo que haya entre los actores que la van a protagonizar.  Que haya un amor a primera vista como en las películas, vaya.

Por eso en BFace Magazine traemos un TOP de parejas televisivas que nos han hecho reír más que los vídeos de perretes y  bebés de Youtube y que, creemos, tienen más buen rollo delante de la cámara.

Chandler y Joey

Para mí nunca habrá en la televisión un dúo  que nos haga desternillarnos de la risa tanto como este. Joey era el ligón italiano y un poco tonto,  Chandler era el ingenioso bromista que no se comía un colín y juntos eran hilarantes.  Ambos compartían cierta inmadurez que les hacía comprar cosas absurdas o intercambiar bromas y comentarios tan absurdos como divertidos.

anigif_enhanced-buzz-6977-1368222107-7


Fiti y Antonio

Ellos eran el topicazo español. Lo más Serrano que había en la serie, y mira que había mucho donde elegir. Cuando se juntaban en la taberna y abrían la boca decían más tonterías que en todo el plató de ‘Mujeres y Hombres…’, y eso nos encantaba. Verles hacer el ridículo una y otra vez con sus planes era la esencia de Los Serrano (junto con los chanchullos amorosos entre hermanos).

rasp


Sheldon y Leonard

Estos dos cerebritos se hicieron enseguida con el público en la serie The Big Bang Theory. Hacían una pareja perfecta, siempre haciéndonos reír con lo especial que puede llegar a ser Sheldon y con los comentarios que le hace Leonard, siempre sorprendiéndose de la forma de ser del primero.  Aun así, siempre consiguen darle un toque especial a su relación (muy bromance, por otro lado aunque no tanto con Raj y Howard) y eso para el público se traduce en risas.

tumblr_n2e4sdAsVY1srq7wso1_500


Luisma y Barajas

Vale que no tenían muchas luces (bueno, vale, se les habían fundido todas las bombillas) pero se les quería porque nos hacían llorar de la risa con sus tonterías.  Esperanza Sur  no sería lo mismo sin ellos y sus chorradas, sus planes absurdos no darían momentos tan míticos y sus fallos en los mismos eran lo que guiaba Aída. Además, ellos sí que tenían un rollo muy raro de algo más que amistad en algunos capítulos…

39874_luisma-barajas-aida


Barney y Ted

Barney Stinson ya de por sí era uno de los pilares de la serie (aunque ésta  fuera sobre la vida amorosa de Ted, en principio). Se hizo con prácticamente con la mayoría  de las líneas cómicas y las frases que pronunciaba se volvían automáticamente graciosas. Lo mejor era cuando se metía con Ted, su vida amorosa y su forma de vestir, de ahí que les metamos en el ranking.

tumblr_mh074tSiye1qhzi2jo1_500


Juan Cuesta y Emilio

Eran como padre e hijo. Su relación tuvo altibajos pero siempre se apoyaban el uno el en otro, lo cual en una comunidad como la suya era una necesidad. Juan Cuesta era inteligente, tranquilo y un poco calzonazos y Emilio era… bueno, Emilio. Siempre la liaba pero tenía buen corazón. En las juntas de vecinos ambos eran una combinación explosiva del humor. Para hablar me levanta la mano y para insultar también me la levantan…

15gte87


Mónica y Rachel

Vivían juntas en un piso que más de uno querríamos para nosotros y que parecían más una estación de metro por la cantidad de gente que pasaba por ahí y que, además, comían la comida de su nevera.  Siempre me ha dado envidia la relación de Mónica y Rachel, ya se apoyaban la una en la otra, hacían cosas de chicas y eran amor.

tumblr_m9wlh2Erim1qcf0p3


Aída y Sole

Sole hacía buena pareja con cualquier otro personaje de la serie 7 vidas, para qué nos vamos a engañar, pero con Aída era… otra cosa. Posiblemente fuera de las que menos collejas se llevó por la enorme amistad y camaradería que acabó surgiendo entre ellas y eso lo hacía todo mucho más divertido. Las echamos tanto de menos… 

Cameo-Amparo-Baro-Aida_MDSIMA20150129_0044_21


Muchas de las series cómicas ganan puntos gracias a estas parejas inolvidables de amigos que le dan el toque definitivo para hacerlas lo que son. Nos dan grandes momentos, frases que repetimos y muchas risas. Imaginaos la vida (y las series) sin ellos y veréis que pierden muchísimo.

Los pequeños jodidos detalles del verano

La vida está formada por aquellos pequeños lujos, dijo un hombre sabio un día. Pero es que además, también lo está por los pequeños detalles que abarcan y llenan tus días.

¿Qué sería de la vida de los jóvenes deprimidos precariamente sin los pequeños detalles? A mi parecer, muchas veces se convierten en pequeños jodidos detalles, sobre todo, en verano.

El verano es aquella estación del año que preparas con más tiempo que El Corte Inglés la Navidad. Esto es así, my best friends. No solo el ser humano está hecho para quejarse irremediablemente por todo, no, sino que además lo hacemos aún más cuando llega el verano.

Ya sea estar en los 20, en los 30 o incluso los 40, y atención, porque no estoy hablando de años, sino de grados, ¡qué jodido es el calor! No hay nadie que en estos días no te lo haya dicho, ¿eh? Siempre nos quejamos del calor en verano y del frío en invierno.
Jake Adventure Time Melt BFace Magazine

Pero no estoy aquí para hablaros del calor, que de eso ya lo sufrimos bastante todos los días, porque, ¡ojo, qué calor! ¿Os lo he dicho ya?

El tema es que son mínimo 4 meses de antelación los que estás preocupado con la operación bikini. Es pasar el Día de Reyes y ahí que vamos con la operación. Y hay que sumarle que de esos cinco, tres meses son a base de batidos detox y dos comiendo ensaladas todos los días en el trabajo y que lo seguirás haciendo el resto de verano por culpa del jodido calor.

Pero, ¡qué bonito son los pequeños jodidos detalles del verano!

Jodidos detalles como cuando ves las fotos de todos tus amigos de Facebook/Instagram en la playa. Y ves ese chico que conociste hace veranos luz, muy majete pero demasiado feo en aquellos tiempos, convertido hoy en una verdadera celebrity a la más pura versión de Ryan Gosling en las playas de Formentera.

No importa, tú también tienes tus vacaciones para irte con tu chico. Solollevas dos meses buscándolas: un hotel perfecto, cerca de una playa pero con un coche alquilado para poder conocer más calas paradisíacas de la zona, y si pueden ser vírgenes mejor, para ir entrando en materia. Con la bonita sorpresa de que dos semanas antes, toca cambiar los billetes e irte con tu mejor amiga, aquella que te avisó de que ese chico, en fin. No comments! ¿Dónde está Ryan ahora?   

Al final recordarás este verano por los ratos con tus amigos de bar en bar. Caña va y caña viene. Pero, por supuesto, si hay un pequeño jodido detalle por excelencia cada verano, ése es la música.

Cada momento, una canción. Cada persona, una melodía… haz memoria y siempre, recordarás tus veranos por la música que escuchaste en esos días. Ahora, dale al play porque esa nueva canción será la que marque tu verano. Esa jodida canción hará una vez más un jodido verano inolvidable.

Pero, ¡qué bonitos son los pequeños jodidos detalles del verano!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies