Las mejores actuaciones femeninas del cine español reciente

Si hace dos semanas hablábamos de las mejores actuaciones masculinas del cine español reciente, hoy le ha llegado el turno a ellas. Quince años dan para mucho y muy bueno; por ello, no ha sido una selección fácil y se nos han quedado muchas en el tintero. Estas son nuestras seleccionadas:


20. Ángela Molina – Blancanieves

molinablancanievesDirector: Pablo Berger.

Año: 2012.

Personaje: ‘Doña Concha, la abuela de Carmen (AKA Blancanieves)’. Sí, solo aparece quince minutos pero es tal su interpretación que no podía faltar en este ranking. Fue nominada a un Goya que perdió injustamente pero su Doña Concha se queda grabado en la retina, siendo uno de los puntos fuertes de ese gran arranque de la película de Pablo Berger.


19. Aura Garrido – Stockholm

5197542w-640x640x80Director: Rodrigo Sorogoyen.

Año: 2013.

Personaje: ‘Ella, una chica que sale una noche y conoce a un chico del que rápido se enamora’. Sin desvelar demasiado de la trama, Aura te deja helado con su actuación, llena de matices y de giros. Hace que te preocupes por su personaje hasta el final, hasta el ultimísimo segundo, cuando te roba por completo el corazón. Estuvo nominada al Goya a Mejor Actriz protagonista.


18. Manuela Vellés – Secuestrados

451082_fullDirector: Miguel Ángel Vivas.

Año: 2010.

Personaje: ‘Isa, la hija de una familia adinerada que ha sido secuestrada en su propia casa’. Vellés lo da todo y más en esta película en la que nos creemos hasta el más mínimo detalle. Sobrecogedora actuación que pasó desapercibida para los premios pero no para nosotros. Qué manera de sufrir.


17. Inma Cuesta – Tres bodas de más

INmaDirector: Javier Ruiz Caldera.

Año: 2013.

Personaje: ‘Ruth, una joven que no tiene suerte en el amor, es invitada a las bodas de sus tres últimos novios’. Dicen que la comedia es un género complicadísimo, mucho más que el drama, pero Inma Cuesta está pletórica. Su Ruth es antológica y le valió una nominación a los Goya. Este año, estrena ‘La novia’ y dicen que se va a llevar todos los premios habidos y por haber. Nos comprometemos a cambiar el ranking cuando la veamos.


16. Michelle Jenner – No tengas miedo

los_abusos_seg__n_armendariz__no_tengas_miedo_389823673_530x398Director: Montxo Armendáriz.

Año: 2011.

Personaje: ‘Silvia, una joven de 25 años que ha sufrido abusos sexuales por su padre durante su infancia y adolescencia’. El personaje de Jenner camina sobre un delgada línea que la sitúa entre la vida y el más absoluto vacío y la actriz lo representa de manera extraordinaria. No necesita sobreactuaciones ni grandes gestos: un actuación delicada y hermosa que le valió la nominación al Goya a Mejor Actriz revelación y le abrió todas las puertas de la interpretación.


15. Najwa Nimri – Lucía y el sexo

still-of-najwa-nimri,-tristán-ulloa-and-paz-vega-in-sex-and-lucia-(2001)-large-pictureDirector: Julio Médem.

Año: 2001.

Personaje: ‘Elena, la mujer que hospeda a Lucía’. No es fácil brillar en una película construida en torno a otro personaje femenino, la protagonista interpretada por Paz Vega. Sin embargo, Najwa Nimri es capaz de aprovechar al máximo las secuencias con las que cuenta resultando casi tan hipnótica y atractiva como la propia Vega. Nimri siempre aporta a sus films unos aires de sensualidad y de misterio muy especiales. Uno no puede dejar de mirarla. Ni de oírla.


14. Elena Anaya – La piel que habito

the-skin-i-live-in-movie-image-elena-anaya-01Director: Pedro Almodóvar.

Año: 2001.

Personaje: ‘Vera Cruz, una muchacha encerrada en un caserón por un misterioso cirujano’. Un personaje complicado, llevado al límite pero interpretado con gracia y solvencia por Elena Anaya. Le valió el Goya a Mejor Actriz protagonista y el premio cinematográfico José María Forqué.


13. Marián Álvarez – La herida

marian-alvarez-en-la-heridaDirector: Fernando Franco.

Año: 2013.

Personaje: ‘Ana, una mujer de 28 años con trastorno límite de la personalidad que trabaja en las ambulancias ayudando a los enfermos’ Una de las interpretaciones más aplaudidas por la crítica de los últimos años. Durante 2013, solo se oía hablar de ella y su Ana, y con razón. Por ella, ganó el premio a Mejor Actriz protagonista en los Goya y en San Sebastián.


12. Candela Peña – Princesas

18676344Director: Fernando León de Aranoa.

Año: 2005.

Personaje: ‘Caye”, una prostituta poco refinada, ve con preocupación la llegada de inmigrantes, más exóticas y más baratas’. Se trata de un personaje femenino fuerte que te atrapa desde el primer momento. Su garra le valió a Peña el Goya a la Mejor Actriz, el segundo de los tres que decoran las estanterías de su casa, y el reconocimiento de una actriz racial.


11. Maribel Verdú – Los girasoles ciegos

1232626557159Director: José Luis Cuerda.

Año: 2008.

Personaje: ‘Elena, una mujer en la Galicia de los años 40 ve como su mundo se desmorona cuando un cura se encapricha de ella’. Siempre tengo la sensación de que Verdú gana los Goyas por sus papeles menos destacados: lo hizo por ‘Siete mesas de billar francés’ y ‘Blancanieves’ pero, sin embargo, éste solo se quedó en nominación. Y está impresionante. El grito mientras corre por el pasillo en el tramo final te deja pegado al sofá.


10. Adriana Ozores – Heroína

heroina3Director: Gerardo Herrero.

Año: 2005.

Personaje: ‘Pilar, una madre coraje que lucha por sacar a su hijo de la droga mientras comienza una compaña contra el narcotráfico en Galicia’. Ni siquiera una nominación a los Goya pero aquí está porque la interpretación de Ozores es soberbia. Sí ganó en Montreal (ya sabemos que fuera de España se aprecia mucho más lo de aquí) por este papelón que no te deja indiferente. Un personaje femenino fuerte y muy potente para una actriz todoterreno.


9. Verónica Echegui – El patio de mi cárcel

veronica_echegui4Directora: Belén Macías.

Año: 2008.

Personaje: ‘Isa, una reclusa adicta a las drogas internada por cometer atracos’. Verónica Echegui es una de mis actrices favoritas y con razón. Dota a sus papeles de algo que te encoge el estómago: su mirada, su sonrisa… Y su Isa no es menos. Quieres que salga, que viva, que sé de cuenta de lo que va a perder y, por lo tanto, sufres todo con ella. Estuvo nominada al Goya a Mejor Actriz protagonista en el año de ‘Camino’ e, incomprensiblemente, se lo llevó Carme Elías cuando todos sabíamos que su personaje es secundario. Cosas de premios.


8. Nerea Camacho – Camino

nereanopasarDirector: Javier Fesser.

Año: 2008.

Personaje: ‘Camino, una niña de once años con cáncer terminal’. Deslumbrante, mágica, tierna y todos los adjetivos que se os ocurran para una Nerea Camacho que entró en la interpretación por la puerta grande y a hombros. Ganó el Goya a Mejor Actriz revelación de forma más que merecida por esta película que ella solita se echa a las espaldas y levanta con honores. Soberbia.


7. Carmen Maura – La comunidad

21236Director: Álex de la Iglesia.

Año: 2000.

Personaje: ‘Julia, una agente inmobiliaria que encuentra 300 millones escondidos en un piso’. Maura protagonizada y consigue brillar rodeada de una ristra de secundarios a cual más extraordinario. Sin embargo, ella es la ama de la función y la Academia se lo confirmó (como Miami) concediéndole el Goya a Mejor Actriz protagonista.


6. Belén Rueda – El orfanato

2043120,yp+T7PMY5lKvdiJRNP2232rRcIxVh8A_S7N9IsWuz4QEwaEPZZrjpU+rJbihmueTTpJCTKIusJ0qmDEDRKo4WA==Director: Juan Antonio Bayona.

Año: 2007.

Personaje: ‘Laura, una madre que pierde a su hijo en extrañas circunstancias, comienza a experimentar encuentros paranormales’. Tres años después de ganar el Goya revelación por ‘Mar adentro’, Belén Rueda regresó con este impresionante tour de force por el que yo pedía el premio a gritos pero solo se quedó en nominación. Está pletórica. Una de mis actuaciones favoritas del cine. Así, en general.


5. Macarena Gómez – Musarañas

MG_3282Director: Juanfer Andrés y Esteban Roel.

Año: 2014.

Personaje: ‘Montse, una mujer con agorafobia en la España de los años 50, convive con su hermana y los fantasmas del pasado en un claustrofóbico piso’. Definición audiovisual de devorar la pantalla a cada plano. Macarena es la hipérbole de la interpretación en esta locura que ella se lleva a su terreno y la hace salir más que airosa. Nadie podría haber hecho este papel mejor que ella. Bestial.


4. María León – La voz dormida

Maria-Leon-hermana-coraje_referenceDirector: Benito Zambrano.

Año: 2011.

Personaje: ‘Pepita, una muchacha que viaja a Madrid para ayudar a su hermana embarazada, encarcelada durante la posguerra’. Una de esas actuaciones que se te meten bajo la piel y no te sueltan nunca. No recuerdo otra película con la que haya llorado más que con ésta y, en parte, es por su culpa: por esa dulzura, esa mirada limpia, esa inocencia. Qué manera de sufrir (y de llorar).


3. Bárbara Lennie – Magical Girl

descarga (1)Director: Carlos Vermut.

Año: 2014.

Personaje: ‘Bárbara, una mujer psicológicamente enferma, que guarda una extraña relación con un hombre de su pasado’. El último Goya a Mejor Actriz fue para ella pero este papel se merece un Goya, un Oscar y hasta un chalé en Mallorca. Lennie se transforma en Bárbara y te sobrecoge de una forma pocas veces vista en el cine. La escena en la que canta ‘La niña de fuego’ o en la que sostiene al niño en brazos son ya parte de la Historia de nuestro cine.


2. Laia Marull – Te doy mis ojos

155861_fullDirector: Icíar Bollaín.

Año: 2003.

Personaje: ‘Pilar, una mujer maltratada por su marido durante nueve años’. No sé si la vi demasiado pequeño pero aún sigo impactado. Es una de las actuaciones más escalofriantes que he visto. Es el miedo puro poseyendo a un ser humano frágil que tiene que luchar como puede por hacerse fuerte. Le valió el Goya a Mejor Actriz y la Concha de Plata en San Sebastián.


1. Penélope Cruz – Volver

002-volver-theredlistDirector: Pedro Almodóvar.

Año: 2006

Personaje: ‘Raimunda, una mujer que recibe la visita de su madre muerta’. Penélope firma su mejor trabajo gracias a esta Raimunda divertida, fuerte, cuya vida se encuentra entre el drama y la locura pero que consigue salir adelante ante todo. Penélope es luz en cada plano. La escena en que canta ‘Volver’ es oro puro. Ganó el Goya y estuvo nominada a los Oscars y los Globos de Oro.

Crí­tica | Magical girl

¿Hasta dónde llegarí­as por la persona que más quieres? Esa es la idea que subyace en ‘Magical girl’, la hipnótica segunda pelí­cula de Carlos Vermut en la que un hombre que tiene una hija con una enfermedad terminal quiere darle el mayor regalo que ésta podrí­a desear: el vestido original de los dibujos ‘Magical girl’. La crisis, es decir, la carencia monetaria del padre, desencadenará una serie de catastróficas desdichas que involucrarán también a una mujer en un estado psicológico inestable y a un profesor retirado que huye de su pasado.

Pero, ¿por qué es especial esta joya de Vermut? Desde la primera escena filmada con maestrí­a, el espectador ya está descolocado y es un sentimiento que se prolonga durante gran parte de la pelí­cula; sin embargo, aún dejándonos en tierra de nadie, el director consigue mantener un finí­simo hilo que te atrapa y te lleva, poco a poco, descubriendo pequeñas pinceladas de una historia que se vuelve muchí­simo más potente cuando Bárbara está presente. Interpretada por Lennie con excelencia, nos hace sufrir en esa vorágine en la que se ve inmersa: un conjunto de situaciones en las que no vemos absolutamente nada pero que nos hace estremecernos en la butaca. Su personaje es, sin lugar a dudas, el pilar más fuerte de la pelí­cula.

Aún estando la pelí­cula separada en una especie de trí­ptico, las tramas están tan bien hiladas que no lo sentimos como tal, sino como una pieza extraí­da de la vida misma en la que un conjunto de casualidades pueden llevarte a perder todo lo que tienes y sumergirte en un agujero negro del que es prácticamente imposible salir.

magical-girl-5

El trí­o actoral no puede estar más soberbio: Bárbara Lennie deberí­a conseguir el Goya, un monumento y un chalé en Mallorca por su papel; Luis Bermejo maneja con asombrosa facilidad la fragilidad y la fortaleza de un padre sin lí­mites (lástima que los ‘mí­nimos’, Arévalo y Gutiérrez, estén presentes porque, de ser otro año, podrí­a haberse alzado con el cabezón sin problema); y José Sacristán, con esa voz que es Historia del Cine español y que pone los pelos de punta en dos secuencias que, evidentemente, no podemos desvelar pero que se encuentran entre las mejores del pasado año cinematográfico.

Sí­, sé lo que estáis pensando: ‘¿es que no tiene nada de malo?’. Sí­, claro que sí­: en algún momento, pierde un poco de fuelle y tiene un par de momentos repetitivos (por poner alguna pega) pero, en general, no puedes escapar de ‘la niña de fuego’. Y, probablemente, ‘La isla mí­nima’ arrase y sea una de las perdedoras el próximo sábado pero da igual: ‘Magical Girl’ ya es una pelí­cula de culto y eso vale más que cualquier premio.

El estilo de las nominadas como ‘Mejor Actriz’ a los Premios Goya 2015

El próximo 7 de febrero tendrá lugar la 29 Edición de los premios más importantes del cine español, Los Goya, con el Centro de Congresos Prí­ncipe Felipe como escenario.

Este año le ha tocado a Dani Rovira presentar la gala. Sí­, ese al que hasta hace tres dí­as no conocí­a casi nadie, y de pronto lo tenemos hasta en la sopa: anuncios, programas, cine, revistas del corazón, y cómo no,» maestro de ceremonia» de los Goya.

¿Qué es lo segundo más importante después del tema en cuestión (los ganadores)? ¡Los modelitos de ellas! Desde que ponen un pie en la alfombra son analizadas al detalle. Las miramos con lupa y con mucho aumento, buscando dónde poder poner una pega.
Esta edición, las cuatro nominadas al Cabezón son : Marí­a León, Macarena Gómez, Elena Anaya y Bárbara Lennie. Cuatro mujeres, cuatro estilos y un solo objetivo, ¡llevárselo a casa!

Maria León

Marí­a León, nominada por «Marsella», la hermaní­sima de Paco León o de Luisma, marca tendencia dentro y fuera de la pantalla. Es una de esas personas que atrapa, tiene ese no sé qué, que la hace diferente.

Sus estilismos son siempre triunfadores, estudiados pero a la vez muy frescos. Es personalidad en estado puro. Para las grandes ocasiones opta por escotes asimétricos, cintura entallada y largas faldas fluidas con abertura lateral. En cuanto a los complementos que acompañan al modelito se decanta por la sencillez, pequeños clutches y pendientes muy discretos, que completan, pero no distraen la atención del modelazo.

Elena anaya

Elena Anaya es todo candidez, elegancia y discreción. Es de las actrices españolas con más estilazo. Suele dar en la tecla en cada evento que se precie, reflejando su personalidad  dulce y naif en cada uno de sus estilismos, sin caer nunca en lo cursi ni ñoño. Su look de muñequita romántica y delicada suele ser su caballo ganador. Entre sus diseñadores fetiches encontramos a Nacho Aguayo, Miu Miu y Dior.

macarenagomez

Macarena Gómez, candidata al Goya por su papel en «Musarañas», define su estilo como »Una mezcla entre el glam de los 70 y el allure parisino, podrí­a llamarse Montparnasse glam». No es la tipí­ca actriz maqueada, operada y aburrida que estamos acostumbrados a ver sobre alfombras rojas (sobre todo en Hollywood). Su estilo es mucho más llamativo y extravagante que el de sus otros compañeras nominadas. Le gusta no pasar desapercibida, y se nota. Es de esas mujeres con carisma, el término aburrido no se inventó para ella. Las plumas, los ‘paillettes’, las pieles y los colores metalizados y sobre todo el rojo y el verde son sus grandes bazas.

barbara lennie

Bárbara Lennie, la hispano-argentina nominada a mejor actriz protagonista por ‘Magical Girl’, quizás te resulte la cara menos conocida, pero ¡atención! A partir de ya dará mucho que hablar (su bagaje la avala). Podrí­amos definir sus estilismos como modernos, cómodos, impecables y muy personales. En momentos especiales apuesta por la elegancia del negro y looks más solemnes, mientras que en eventos de menor etiqueta deja ver su lado más desenfadado, vistiendo colores más llamativos y vibrantes como rosas, naranjas, corales o morados. Sabe que tiene una buena figura y la explota. Escada, Dior o Stella McCartney son algunos de sus referentes a la hora de enfundarse en un buen modelito. ¡Flashes a su persona!

La suerte está echada. ¡Que comiencen las apuestas!

Fight Club VI: Cuatro actrices para un Goya

Tal y como hizo mi compañera Imma hace unos dí­as, y dentro del estupendo especial sobre los premios más importantes del cine español que el equipo de BFace Cine estamos realizando estas semanas, tematizamos nuestro Fight club – con la consiguiente necesaria ruptura o «adaptación» de las reglas – en base a los Premios Goya. Hoy enfrentamos a las cuatro candidatas a llevarse el cabezón que las designará como mejor actriz de la pasada temporada en la industria nacional y sustituir, así­, a una predecesora de altura: Marián ílvarez quien, hasta hace bien poco, seguí­a recogiendo premios, nominaciones y menciones por su escalofriante interpretación de una mujer con trastorno bipolar en la estupenda ‘La Herida’ de Fernando Franco. Cuatro actrices jóvenes pero de sobra conocidas por todos, que nos han ofrecido potentes y muy diversas interpretaciones de mujeres fuertes y enigmáticas. Sin embargo, el Goya parece tener nombre.


Bárbara Lennie por Magical girl

2769ee4c96fb31bbfc190ddcb90d42ed

La absoluta favorita tiene 30 años y experiencia en los premios de la Academia. En 2005 fue nominada a mejor actriz revelación por su papel en la presentada al Oscar ‘Obaba’, de Montxo Armendáriz, aunque finalmente no ganó. Diez años después parece asegurado su premio por interpretar a un magnético cruce entre completa sensual «femme fatale» y joven vulnerable que la ha valido ya el premio Forqué y no pocos elogios. Su magnética mirada y una voz imponente la hacen destacar entre otras actrices de su generación. Bárbara tiene, además, otra nominación (mejor actriz de reparto por su papel de policia tenaz en ‘El niño’) y su doblete, por utópico que parezca, no resultarí­a descabellado. 2014 ha sido su año con apariciones en las dos pelí­culas mencionadas y en la autoral y casi experimental ‘Stella Cadente’, así­ como el fichaje por una gran producción para televisión y el éxito nacional y latinoamericano del montaje teatral ‘Misántropo’, pero Bárbara Lennie era, hasta entonces, un nombre asociado a realizadores como Isaki Lacuesta (‘Murieron por encima de sus posibilidades’), Imanol Uribe (‘Miel de naranjas’) y Jonás Trueba que la dio un estupendo protagonista en su ópera prima ‘Todas las canciones hablan de mí­’. Por si fuera poco, en 2010 fue «chica Almodóvar» con un pequeño papel en ‘La piel que habito’ que valió el Goya en su año a una de sus ahora competidoras, Elena Anaya. En televisión, la hemos visto en producciones de TVE como ‘íguila Roja’ o ‘Isabel’.

A favor: Suyo es el mejor personaje femenino español del año y ha sabido aprovecharlo al afrontarlo con delicadeza, profundidad y contención. Los premios y los elogios la señalan como rotunda favorita en uno de los premios más «cantados» de la edición. Además, 2014 fue su año.

En contra: Pocos escenarios se contemplan en los que Lennie no gane el Goya por ‘Magical Girl’. Solo, y como remota posibilidad, el reciente «buzz» que ha causado la interpretación de Macarena Gómez y que los Académicos premien a Lennie en la floja categorí­a de actriz secundaria y prefieran otorgar el galardón a la protagonista de ‘Musarañas’ puede dejarla sin el premio a la mejor actriz protagonista.


Elena Anaya por Todos están muertos

Todos-estan-muertos

La veterana de la categorí­a tiene 39 años y una de las carreras más reconocidas de su generación. Su cuarta nominación al Goya – tras ‘Lucí­a y el sexo’, ‘Habitación en Roma’ y ‘La piel que habito’, por la cual lo ganó – la llega por interpretar a Lupe, un personaje fascinante en la ópera prima de Beatriz Sanchí­s: una ex estrella de la música que tuvo su auge en la década de los ochenta como vocalista y teclista del grupo Groenlandia pero que, tras un fatí­dico accidente, padece una agorafobia (al igual que su compañera de nominación Macarena Gómez) que la aleja de los escenarios. Como siempre, Anaya resulta solvente en su interpretación cargada de magia y sensibilidad (ojo al momento en el que canta, el olvidado por los Goya pero estupendo, tema de la pelí­cula «Corazón automático»). Fernando León de Aranoa (‘Familia’), Jaume Balagueró (‘Frágiles’), Agustí­n Dí­az Yanes (‘Solo quiero caminar’), Pedro Almodóvar (‘Hable con ella’), Gabe Ibañez (‘Hierro’), Xavier Villaverde (‘Finisterrae’) y Julio Medem (‘Lucí­a y el sexo’) la han confiado algunos de sus memorables papeles en territorio español pero Anaya es, también, uno de nuestros rostros con más proyección internacional; quizás no sea un rostro reconocido como Penélope Cruz o Antonio Banderas pero lo cierto es que la palentina ha conseguido labrarse una sólida carrera en el extranjero basada en papeles secundarios en producciones latinoamericanas como la argentina ‘Pensé que iba a haber fiesta’ o anglosajonas como la superproducción ‘Van Helsing’ o ‘Savage Grace’ con Julianne Moore y el ahora en alza Eddie Redmayne. Ha sido nominada al Forqué y al Feroz y, ex-aequo con Natalia Tena, ganó la Biznaga a mejor actriz en el pasado Festival de Málaga por este papel.

A favor: Es uno de los valores seguros de nuestro cine y su nominación se daba por seguro desde que la peli aterrizase en Málaga. La pelí­cula es suya y, aunque difí­cilmente, los académicos podrí­an optar por premiarla en forma de recompensa para la olvidada pelí­cula de Sanchí­s.

En contra: Su(s) competidora(s). Bárbara Lennie está muy adelantada y el reciente estreno de ‘Musarañas’ ha hecho que Macarena Gómez la adelante en el camino hacia los premios. Su interpretación es buena pero, como el filme, no memorable. Además, la Academia no «debe» nada a Anaya puesto que su Goya está aún reciente y lo más probable es que ella vuelva a estar en el cuarteto en años venideros.


Macarena Gómez por Musarañas

musaranas (1)

De 36 años, Macarena Gómez es novata en los premios. Su primera nominación al Goya le ha llegado por un aplaudido papel en la cinta de género ‘Musarañas’, presentada en el Festival de Sitges. En el filme (ópera prima producida por ílex de la Iglesia, con quien ya colaboró en ‘Las brujas de Zugarramurdi’, premio Ojo Crí­tico de RNE) interpreta a Montserrat, costurera con un carácter obsesivo y un trastorno de agorafobia en la España de los años 50 cuya vida no ha resultado nada fácil. Ya desde su primer pase, se alabó la interpretación de Macarena quien salva un personaje histriónico, salvaje y que incluso bordea la caricatura con una actuación a medida: por momentos necesariamente desbordada y, en otros, cargada de poder y matices.

Macarena es más conocida por sus papeles en televisión, sobre todo, por su Lola en la exitosa producción de Mediaset ‘La que se avecina’ aunque también ha aparecido en ‘Hospital central’, ‘Palomitas’ o ‘Al filo de la Ley’. En el cine, pese a contar con una filmografí­a menos llamativa que sus competidoras, ha trabajado en filmes de Benito Zambrano, Paco Plaza, Jaume Balagueró, Ramón Salazar, Manuel Iborra, Isaki Lacuesta, José Luis Garci y el mencionado De La Iglesia. También ha colaborado en cortometrajes (y algún largo) de Eduardo Chapero Jackson, Paco Cabezas y Nacho Vigalondo, recibiendo algún galardón. Hasta ahora, su papel más destacado fue en la comedia ‘Sexykiller, morirás por ella’ por el que recibió el premio a la mejor actriz en el prestigioso festival de cine fantástico de Oporto, Portugal. Por ‘Musarañas’ ha sido nominada a la medalla del cí­rculo de escritores cinematográficos.

A favor: Se ha hablado mucho de ella en las últimas semanas y es la única alternativa real a Bárbara Lennie. Su pelí­cula fue la última en llegar, está reciente, y alrededor de su interpretación se ha creado un «buzz» muy positivo.

En contra: El cine de género no suele dar premios a sus intérpretes. Además, la tardanza del estreno de ‘Musarañas’ también puede volverse en su contra. Pero, de nuevo, la mayor razón en contra tiene nombre: Bárbara Lennie.


Maria León por Marsella

e472b-marsella_11

De corta edad (30 años) y filmografí­a, León ya se ha convertido en uno de los rostros más frescos de nuestro cine y alcanza su tercera nominación al Goya en cuatro años por ‘Marsella’, largometraje de Belén Mací­as en la que interpreta a una madre ex-alcohólica que recupera a su hija, después de que una sentencia judicial la dejase en manos de una familia de adopción, para emprende «un viaje emocional» de Andalucí­a a Marsella, con el fin de conocer al padre de la pequeña.

Marí­a obtuvo el Goya a mejor actriz revelación y la Concha de Plata en el Zinemaldia de 2011 por ‘La voz dormida’ de Benito Zambrano y volvió a estar nominada por su estupendo papel en la (sur)realista ópera prima de su hermano, Paco León, ‘Carmina y amén’. Este año estrenó también ‘Carmina y amén’, segunda entrega del dí­ptico del clan León-Barrios, por la que opta al Premio Feroz a mejor actriz secundaria. En televisión, sus participaciones más prolongadas han sido en las series ‘La tira’, ‘SMS’ y ‘Con el culo al aire’, que la valió reconocimiento popular.

A favor: Es un valor en alza que rápidamente se ha situado entre lo mejor de su generación. Su interpretación es sólida y muy destacada en el largometraje.

En contra: Casi todo. Es el valor más débil del cuarteto y aunque su interpretación sea sólida no es suficiente para hacer que la flojita ‘Marsella’ sea recordada. No es este su año.

[socialpoll id=»2246439″]

‘Magical Girl’: «Cine negro entre Carabanchel y Japón»

Alicia está enferma y sueña con el vestido de la serie japonesa «Magical Girl Yukiko»

Hoy puedes ir a ver en los cines de toda España el segundo largometraje de Carlos Vermut. Después de su predecesora Diamond Flash (2011), la joven Magical Girl sorprendió al público en tierras donostiarras y se hizo el pasado septiembre con la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián. No sólo eso, sino que el propio Carlos recibió la Concha de Plata al Mejor Director. Aún no se habí­a estrenado en las salas de la gran pantalla y la pelí­cula protagonizada por Bárbara Lennie, José Sacristán y Luis Bermejo ya despegaba con dos exuberantes premios a sus espaldas y la admiración del propio Pedro Almodóvar: «la gran revelación del cine español en lo que va de siglo». BFace Magazine ha podido contar con su director Carlos Vermut y la actriz Bárbara Lennie en una entrevista sobre esta obra cinematográfica que parece que ha armado bastante revuelo entre la crí­tica más especializada de España; por suerte, para bien. Vamos a descubrir qué detalles se esconden detrás no sólo de Magical Girl, sino también de su director y una de sus actrices principales. Prometemos evitar todos los spoilers posibles.

Germán: Concha de oro, concha de plata y la admiración de Pedro Almodóvar. ¿Qué os recorre por el cuerpo cuando pensáis en estos logros que habéis alcanzado en tan solo un mes de vida?

Bárbara: Bueno, estoy muy feliz. Estoy muy excitada con todo esto porque también es una manera de corroborar la intuición de que este proyecto, en el que nos entregamos todo el equipo con cuerpo y alma, estaba bien. Ya veremos después lo que opina la gente en las salas, pero estoy feliz porque pocas veces una tiene la oportunidad de hacer un personaje femenino potente, en una pelí­cula que te gusta y, además, que gana en el Festival de San Sebastián, tiene estas crí­ticas y se puede estrenar con este respaldo. «Magical Girl» es una pelí­cula humilde en cuanto a presupuesto y un espaldarazo así­ es importante.

Carlos: Es una satisfacción muy grande. También me entra responsabilidad, pero sobre todo intento disfrutar de la pelí­cula y punto. Es muy bonito estar viviendo todo esto, el haber currado tanto y de repente ser reconocido así­. También me gustarí­a señalar que Geraldine Chaplin, de la que yo soy muy fan, vio la pelí­cula en Toronto y dijo que es una de las mejores pelí­culas que habí­a visto en años. Y eso me pareció muy bonito y no me voy a paralizar para hacer la siguiente pelí­cula.

nt_14_Carlos-Vermut-recogiendo-el-premio-interior1
Carlos Vermut con la Concha de oro del pasado Festival de San Sebastián

G: Vamos a jugar a un juego con la intención de que los lectores no nos linchen. Intentemos hablar de Magical Girl sin hacer demasiados spoilers. Si se escapa alguno tampoco pasa nada, esta vida está para sufrirla. Han descrito la pelí­cula como desconcertante, como una comedia negra, como un juego, tú Carlos incluso la comparaste con el sexo… ¿Cómo describí­s vosotros Magical Girl? ¿Es apta para todos los públicos?

B: A mí­ me parece que es como un juego perturbador, es excitante por lo desconcertante que es. Es una mezcla de laberintos, puzles, grietas y agujeros negros. Creo que es una pelí­cula que le pide al espectador que sea activo, que opine, rellene y se involucre. En ese sentido, habrá gente que esté dispuesta y gente que no. Considero que cuando haces una pelí­cula y no haces concesiones para que le guste a todo el mundo, sino que haces la obra que tú has querido hacer, ganas espectadores y otros los pierdes, como en la vida.

C: Es una pelí­cula sobre ví­ctimas que se convierten en verdugos. Es ahí­ donde recae la esencia de la pelí­cula: cómo unos personajes, que en principio parecen buenas personas, pueden llegar a convertirse en auténticos monstruos dentro de esa cadena de chantajes, que permite que haya una dimensión humana y no solo sea un artefacto narrativo, sino que se integre en la trama y los personajes. No es para todos los públicos, pero no depende de la edad, sino de la sensibilidad. Conectas o no conectas con la gente dependiendo de tu capacidad de entrar o no en el juego que te propone la pelí­cula, y eso está al margen de tu condición social o de la edad… Tiene que ver con tu condición como ser humano. Es una pelí­cula pensada para disfrutar a un nivel muy empático y sensitivo.

G: ¿En qué género o géneros se le podrí­a categorizar entonces?

B: Es como una pelí­cula de cine negro metida entre Carabanchel y Japón. Es una mezcla extraña y es complicado ubicarla. Es cine de autor porque tiene una mirada muy clara detrás. Hay un creador que está muy presente y que ha hecho lo que él querí­a y ha retratado el mundo que a él le gustaba.

C: Tiendo a no encasillar la pelí­cula, luego eso lo hace la productora. Cuando empiezo a escribir, yo no pienso en qué va a ser la pelí­cula, pienso en hacer la pelí­cula que a mí­ me gustarí­a ver y eso tiene elementos de todo lo que a mí­ me gusta: animación, cine negro, terror, misterio, suspense, drama, comedia… Me gusta mucho mezclarlo todo y ver lo que sale. Me gusta mucho jugármela a nivel «loco».

Sailor Moon, una Magical Girl del anime japonés

G: ¿Qué es una Magical Girl? ¿Todos podemos ser una?

B: Cada espectador decide cuál es su Magical Girl. Yo creo que tiene algo de heroí­na de cómic, de cuento y de pelí­cula. Tiene un halo de misterio y de energí­a que te atrapa y es mágico. Todos podemos ser una Magical Girl, ¿por qué no? Luis (Bermejo) se preguntaba por qué su personaje no iba a poder ser Magical Girl (risas). No creo que tenga que haber solo una.

C: Es un género de anime y manga japonés que trata sobre las aventuras de una niña que se transforma en una especie de hada guerrera con un arma, un cetro mágico, que le otorga poderes y le permite luchar contra monstruos malvados para salvar al mundo. Para ser una Magical Girl primero tendrí­as que ser una chica, sino serí­as un Goku, pero pueden existir Magical Girls travestis sin ningún problema. De hecho, en Japón hay hombres que se disfrazan de Magical Girl, pero todos en nuestro interior yo creo que sí­ podemos ser una Magical Girl.

G: Carlos, te declaras «otaku», eres escritor de cómics y en tu primer largometraje, Diamond Flash, también hay una fuerte influencia del tebeo. ¿Magical Girl recoge también esta influencia del anime y el manga o solo se queda con el tí­tulo?

C: En todas mis pelí­culas hay influencia del manga y del anime. En todos mis trabajos, de hecho. Todo esto desde que dibujé mi primer cómic a los 14 años y lo vendí­ en el Salón del Cómic de Barcelona. De uno u otro modo, todo lo que he hecho tiene referencias a la cultura japonesa, literatura nipona de misterio, Godzilla y otras series de televisión de la década de los  80 y 90, cuando empezó el boom del manga en España. De hecho, yo me he ido a Japón a vivir para escribir la pelí­cula, por lo que siempre está presente en la manera de narrar, ya que la información se dosifica mejor.

G: Bárbara, si hay una imagen que ha estado presente en la publicidad de la pelí­cula es la de tu personaje, que también se llama Bárbara, con una brecha en la cabeza y el goterón de sangre recorriéndote el rostro. ¿Quién es la Bárbara de Magical Girl?

B: Es una mujer que vive con su marido psiquiatra que tiene controlada a Bárbara, porque necesita estarlo, con unas pastillas diarias. Ella aparentemente tiene una vida ordenada, aislada del mundo y tiene una forma de mirar y de relacionarse muy particular, que viene sesgada por toda esta extrañeza que la rodea. A mí­ me resultó un reto importante afrontar este personaje porque no lo entendí­a, no sabí­a de dónde vení­a, qué le pasaba o por qué estaba ahí­. Ha sido a partir de hacer un trabajo de imaginación, y de completar la historia anterior a la pelí­cula, donde he podido empezar a situarme. Bárbara es como un animal salvaje que está metido en un zoo y ese zoo la contiene, pero a ella lo que le gusta es la selva y el rock&roll.

G: Carlos, esta pregunta es muy fácil porque solo tienes dos largometrajes en tu historial. ¿Cuáles han sido las principales diferencias entre Diamond Flash y Magical Girl? A parte de las evidentes.

C: Diamond Flash son tres pelí­culas distintas que tienen un hilo conductor que es una subtrama de la que se habla a veces, pero que nunca llega a ser la trama principal. Son como tres pelí­culas dentro de una. Sin embargo, Magical Girl sí­ que es una pelí­cula lineal en cuanto a que es la misma historia, solo que en lugar de estar dividida en tres historias, está dividida en tres personajes. Después otros elementos como la realización, la fotografí­a, la manera de trabajar… Diamond Flash quizás es mucho más confusa, mientras que Magical Girl es más misteriosa.

G: ¿Es complicado producir y hacer realidad un largometraje en España?

B: Es complicado, muy complicado. Seguramente hay gente para la que no lo es, que son bastante afortunados, pero es difí­cil levantar una pelí­cula, que no se caiga, no se mueva, no te cambien a ti… Como dice José Sacristán, ser actor en España es como ser torero en Islandia (risas). No tenemos una industria tan grande ni tan heterogénea como para que haya un poco de todo y que haya diferentes proyectos a los que puedes optar. Es verdad que últimamente se están moviendo cosas y parece que hay una actividad más potente, pero yo soy de una generación de actrices que es justo la primera que dejó de poder vivir del cine, ya que la televisión se convirtió en el primer lugar en el que se trabaja. En el cine hay algo que es bastante brutal y desesperante para un actor, un director o un guionista, que son los tiempos difí­ciles, el conseguir una financiación, el que haya gente que se interese por ella, que después se estrene bien… Es como una jungla.

C: Yo no vengo del mundo del cine, no he convivido con el cine porque vengo de otro lado, que son los cómics, y yo cuando los dibujaba no tení­a ningún tipo de ayuda. Entonces, nunca me he planteado que nadie tuviese que pagarme o conseguir una subvención aunque sea complicado. Simplemente pensé lo mismo que cuando hací­a cómics, no le pedí­ permiso a nadie: cojo, me siento y la hago. Me quedo con una frase de Tarantino que contó en una entrevista: «yo hago las cosas cuando he querido hacerlas y no he pedido permiso para hacerlas». En mi caso es parecido y cuando escribí­ Magical Girl no tení­a un duro, pero la gente empezó a añadirse al proyecto: Canal+, Avalon, TVE… Cuando me hablan del problema del cine yo digo: de acuerdo, pero yo no he tenido esos problemas, no es mi problema, no es mi vida. Yo he hecho lo que he querido cuando he querido y si los demás tienen problemas para financiarse sus pelí­culas pues que las hagan más baratas o se apañen. No quiero ser un hijo de puta, pero es que no he sufrido esos problemas de la falta de subvenciones porque yo nunca las he tenido. Y aun así­, he hecho pelí­culas.

G: El otro dí­a se confirmó que Dani Rovira va a presentar la Gala de los Goya. Así­ que ya hay cierto aroma a Goya en el ambiente. Modestia aparte, ¿creéis que vais a conseguir premios en la próxima gala?

B: Sí­, aunque no sé en qué categorí­a. Por lo menos la pelí­cula va a estar ahí­ y en las quinielas. Si a mí­ me toca yo no voy a negar que me harí­a muchí­sima ilusión. Además, es como una palmada en la espalda que indica que las cosas van bien. Es un reconocimiento muy bonito. Yo estoy segura que la pelí­cula estará.

C: Sí­, va a optar a todos los Goya y va a optar al de Mejor Pelí­cula seguro. Y espero ganar. Cuando hice Diamond Flash no pensé que fuese la mejor pelí­cula del año, pero con Magical Girl sí­ lo creo y deberí­a ganar. Y si no gana, pues será por otros motivos o la decisión de los académicos que me parece muy respetable. Para mí­ es la mejor.

G: Creo que el estreno de hoy nos sabe a poco. Carlos, ¿en qué proyecto estás trabajando ahora mismo?

C: No lo tengo claro, tengo un par de proyectos pero no tengo nombres y quiero decidirme todaví­a. Es posible que empiece en diciembre a escribir a ver cuál de las dos pelí­culas me animo a hacer antes.

G: Bárbara, te vamos a ver próximamente en «El Incidente», serie de Antena 3. ¿Cómo es compaginar estos dos medios tan diferentes e iguales al mismo tiempo? ¿Te decantas por alguno de ellos?

B: Lo que tienen de diferente es que en la televisión grabas cosas muy rápido, con más de una cámara, por lo que tienes que estar muy atenta a lo que estás haciendo. Es un mecanismo que va muy deprisa. En el cine son otros tiempos y hay una cercaní­a mayor con el director, con el cineasta. Yo prefiero trabajar con tiempo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=5llH12D6m0c[/youtube]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies