‘Sicario’ y otras cuatro películas que consagran al director Denis Villeneuve

Lleva encadenando cuatro éxitos seguidos. El último de ellos, Sicario, llega a esta semana a nuestras pantallas con la que probablemente sea la propuesta más poderosa sobre el tráfico de drogas entre México y Estados Unidos. Puede que algunos no conozcan su nombre pero sólo hace falta echarle un vistazo a cualquiera de las últimas producciones de este canadiense de 48 años para reconocer su talento. Denis Villeneuve se ha ganado a pulso la etiqueta de maestro del thriller, capaz de generar grandes atmósferas de tensión e inquietud en cualquiera de los géneros que aborda. Sus últimas producciones así lo demuestran.


Incendies, la conmovedora historia que lo dio a conocer

villeneuve1Cuenta con dos primeras obras prácticamente desconocidas. En 2000, rodó el drama Maelstrom, sobre una joven que se da a la fuga después de atropellar a un hombre. Nueve años más tarde llegó Polytechnique, que narra la masacre real ocurrida en la Escuela Politécnica de Montreal en 1989 y en la que murieron 15 estudiantes. Pero no fue hasta 2010, con Incendies, cuando Villeneuve hizo activar todas las alarmas. Estábamos sin duda ante un director de lo más prometedor.

La película adapta la obra teatral del canadiense de origen libanés Wajdi Mouawad, en la que dos hermanos gemelos deciden cumplir la última voluntad de su madre y viajar a Oriente Medio para averiguar la identidad de su padre y de otro hermano cuya existencia desconocían. Mediante una serie de flashbacks, Villeneuve nos adentra de lleno en la tormentosa juventud de la progenitora en el Líbano. Un viaje al pasado que nos descubre los horrores del eterno conflicto religioso y que va ganando en intensidad dramática hasta alcanzar uno de los desenlaces más duros y sorprendentes de la historia del cine reciente. Una obra indispensable, nominada al Oscar como mejor película de habla no inglesa, que le abrió al canadiense las puertas de Hollywood.


Enemy, adaptando a José Saramago

villeneuve2El reto no era nada fácil. Antes de aceptar la hospitalidad de las grandes majors, Villeneuve decidió encargarse de la adaptación de El hombre duplicado, de José Saramago, uno de esos libros que todo director en proceso de consolidación debería evitar. Sin embargo, la fotografía de su compatriota Nicolas Bolduc y el guión del español Javier Gullón (Hierro, Invasor) convirtieron a Enemy en una experiencia visual e intelectual que se complementa a la perfección con la sugerente lectura del portugués.

¿Qué harías si de repente conocieras la existencia de tu doble? Es lo que le ocurre a Adam, un profesor de historia que un buen día descubre a un actor idéntico a él mientras ve una de sus películas. A partir de ese momento, comienza la búsqueda de su álter ego, convirtiéndose en una obsesión que lo enfrentará directamente a su propia personalidad. Aunque la película puede disfrutarse como un thriller cargado de momentos de tensión, Villeneuve nos brinda también la posibilidad de ir más allá y desafiar los límites de nuestra razón. Las lecturas son tantas y todas tan válidas, como la interpretaciones en torno a su arácnido final, que sólo cabe un segundo y enésimos visionados para disfrutar cada una de ellas. Enemy es otro ejemplo de la capacidad del director para hacer remover al espectador en su asiento.


Prisioneros, el thriller total

villeneuve3Desembarco triunfal en Hollywood. Sólo así puede definirse el paso que dio Villeneuve en 2013 y en el que tantos otros directores extranjeros han fracasado. Porque con Prisioneros terminó de dar su particular golpe en la mesa y presentó un thriller a la altura del maestro Fincher, una sórdida y siniestra mezcla entre su Zodiac y el Mystic River de Clint Eastwood. Una de esas investigaciones policiales que sirven para algo más que ingeniar golpes de efecto, que hurgan en las miserias de nuestro entorno aparentemente impoluto.

La desaparición de las hijas pequeñas de dos matrimonios en un apacible barrio residencial termina convirtiéndose en un auténtico descenso a los infiernos, sobre todo para uno de los progenitores, un soberbio Hugh Jackman que decide tomarse la justicia por su mano y llevar sus sospechas hasta las últimas consecuencias. Mientras, la investigación oficial, la que lleva a cabo un tétrico e irreconocible Jake Gyllenhaal, nos conduce a un laberinto de siniestras pistas que desembocan en otro memorable final. A pesar de la enorme competencia de aquél año, todavía sigue sin comprenderse el ninguneo de los Oscar hacia un thriller que merecía algo más que una simple, aunque merecida, nominación a la mejor fotografía.


Sicario, cine sobre narcotráfico para los que aborrecen el género

villeneuve4La escena de apertura marca el paso. Probablemente sea una de las mejores introducciones que nos ha dado un thriller en los últimos años. Un grupo de agentes del FBI irrumpe violentamente en la casa-escondite de un líder de los cárteles mejicanos de la droga. La puesta en escena es apabullante, sin ni un solo plano dejado al azar, y con una banda sonora absolutamente envolvente, consciente de la magnitud de una pesadilla terrorífica y cruel. Marca el paso de un recorrido de dos horas hacia el infierno. El mismo infierno que tantos directores han querido reflejar y que Denis Villeneuve ha venido a rematar. Porque si el narcotráfico en la ficción te despierta el bostezo, Sicario llega para romper los moldes del subgénero y dotarlo de la tensión y la dimensión necesarias para que no te despegues de la butaca.

Temíamos que el narcotráfico rompiera su racha, pero es evidente que Villeneuve conoce muy bien el terreno que pisa. Para el director, toda realidad puede generar inquietud. Sólo es cuestión de saber transmitirla. Y tensión, inquietud, es lo que desborda Sicario, con un par de escenas inolvidables, una en el paso fronterizo entre México y Estados Unidos, la frontera oficial, y otra en un túnel clandestino. Benicio del Toro, un clásico ya del ámbito de las drogodependencias, encaja a la perfección con el personaje antagonista de Emily Blunt. Porque entre escenón y escenón, Villeneuve se cuida también de dotar a sus personajes de la profundidad y del código moral necesarios para que la película no resulte únicamente una mera cinta de acción. Como si tal hazaña no fuera ya digna de elogio.


Blade runner 2, el futuro en forma de gran reto

villeneuve5Después de años, de décadas, negándose a satisfacer las súplicas de sus fieles seguidores, Ridley Scott por fin dio su brazo a torcer: habrá secuela de Blade runner. Villeneuve no era su primera opción, pero en declaraciones recientes no quiso revelar la identidad del director que le dijo no a tan tremendo reto. El caso es que no hubiera tirado adelante el proyecto si no hubiera contado con un sustituto de altura, sustituto que parece haber encontrado en la figura de este canadiense de contrastada solvencia. «Creo de todo corazón que puedo hacerlo. Blade runner es una de mis películas favoritas de todos los tiempos. Conozco cada detalle», ha declarado Villeneuve recientemente durante la presentación de Sicario.

Scott se muestra entusiasmado con el proyecto. Tanto que logró convencer a Harrison Ford para que volviera a unirse a la causa, a pesar de sus reticencias iniciales. El gran motivo se encuentra en el guión, que vuelve a estar a cargo de Hampton Fancher, coautor de la película original, y Michael Green. Asegura el actor que es lo mejor que ha leído en toda su carrera. La secuela nos trasladará al año 2047 y contará además con Ryan Gosling como único actor confirmado. El rodaje comenzará a mediados de 2016 con vistas a 2017 como fecha de estreno. Antes, Villenueve presentará el drama de ciencia ficción The story of your life, en el que Amy Adams dará vida a una lingüista encargada de traducir el lenguaje de una población extraterrestre recién aterrizada en la Tierra. Dos nuevos retos para terminar de afianzar una carrera, la de Denis Villeneuve, que ya se encuentra más que consolidada.

Sálvese quien pueda: el futuro de la humanidad en el cine

Este fin de semana, el mundo se prepara para vivir el desenlace de la revolución de los distritos de Panem iniciada por Katniss Everdeen en «˜Los Juegos del Hambre: Sinsajo’, la entrega final de la exitosa saga literaria juvenil que se ha convertido en un auténtico fenómeno de masas. Sin embargo, no será la última que podremos ver adaptada a la gran pantalla, puesto que Hollywood ha decidido engrosar su bolsillo y disminuir sus esfuerzos imaginativos prolongando este acto final en dos entregas cinematográficas.

Sin embargo, la fama de la «Chica en llamas» -pocas sagas han tenido la suerte de contar con el ascenso meteórico de una actriz como el que ha experimentado la gran Jennifer Lawrence– no es lo único que ha logrado convertir «˜Los Juegos del Hambre’ en un auténtico fenómeno social. Gran parte de este mérito lo tiene el tono revolucionario que desprende su historia desde sus inicios, presentándonos una sociedad corrompida por el poder, la escabrosidad y la inexistencia de la moralidad en la que cada año se celebra un macabro reality show en el que dos jóvenes miembros de cada uno de los doce distritos de la región de Panem deberán enfrentarse a vida o muerte por su supervivencia como recuerdo y castigo de la fallida revolución que iniciaron en el pasado. Efectivamente, esta trama ha conseguido enganchar a todo el mundo gracias a las pequeñas y alejadas similitudes que guarda la sociedad presentada en la saga con la nuestra. Nosotros no tenemos –de momento- este tipo de realities, pero sí­ somos testigos y ví­ctimas de un presente marcado por la corrupción de nuestros dirigentes, la extorsión a todos los niveles de nuestras vidas y la destrucción moral cada vez más acentuada. Es totalmente comprensible que, con todas las pequeñas revoluciones que se están dando por doquier contra el sistema que rige nuestro mundo, no podamos sentir cierta empatí­a con el mundo presentado por las novelas de Suzzanne Collins.

No obstante, con «˜Los Juegos del hambre’ no es la primera vez los espectadores se enfrentan ante una realidad cruda y distópica. Han sido muchas las ocasiones en las que la gran pantalla nos ha mostrado un futuro nada agradable en el que la humanidad ha de pagar por todos los errores cometidos anteriormente. Y hoy, desde Bface, nombraremos una lista de pelí­culas distópicas cuyo visionado es totalmente obligatorio.


intime2In Time’ (2011), de Andrew Niccol

Pese a que la pelí­cula protagonizada por Justin Timberlake y Amanda Seyfried dista mucho de ser una obra maestra, su premisa es verdaderamente apabullante. í‰sta nos sitúa un siglo posterior al nuestro, en el que el gen del envejecimiento humano ha dejado de existir y las personas mueren a los 25 años. ¿Cómo evitarlo? Trabajando para ganar tiempo que se irá acumulando en un reloj vital que tienen incrustado en uno de sus brazos, un tiempo que también servirá para pagar necesidades tan básicas como un trozo de pan o un vaso de agua. Sin duda, un argumento escalofriante donde la expresión «el tiempo es oro» es llevado al extremo. Una lástima que los guionistas decidiesen profundizar en escenas de acción innecesarias en vez de abogar por un trasfondo crí­tico mucho más oportuno.


1984«˜1984′ (1984), de Michael Radford

La pelí­cula, basada en la novela homónima de George Orwell, nos introduce en un futuro en el que un gobierno controla la sociedad hasta el más mí­nimo detalle. Imaginaros ser penalizados duramente por el simple hecho de pensar cosas que no entran en los cánones del partido gobernante. Imaginaros trabajando para un gobierno que se dedica a manipular el pasado y hasta el propio lenguaje para conseguir lavar el cerebro de todos los ciudadanos. ¿Cómo consigue uno revelarse contra este retorcido sistema? «˜1984′ es angustiante y dura, y puede darse el lujo de ser la creadora del término «˜Gran Hermano’ cuando éste no hací­a referencia a otro concurso que, curiosamente, también aplasta cerebros. En todo caso, aprovechad y leed la novela.


anarchy

«˜Anarchy: La noche de las bestias’ (2014), de James DeMonaco

Nuestra actualidad vive tantos casos de violencia y corrupción a diario que, en ocasiones, ni siquiera llega a preocuparnos. Pues bien, imaginaros ahora un futuro en el que todos estos sucesos dejasen de ser penalizados durante una noche al año. ¿Qué harí­as tú por sobrevivir a la oleada de crí­menes permitidos? O lo que es más importante: ¿Cómo te tomarí­as tú la justicia por tu propia cuenta? Interesantes reflexiones que podréis disfrutar en esta pelí­cula. Sí­, existe una primera parte, pero no hace falta perder el tiempo viendo algunos bodrios innecesarios.


hijos de los hombres alfonso cuaron«˜Hijos de los hombres’ (2006), de Alfonso Cuarón

Pese a que todo el mundo lo conozca ahora por la cuestionable ‘Gravity‘, Cuarón dirigió esta pelí­cula mucho más interesante sobre el futuro de una humanidad cuya capacidad de reproducirse ha sido eliminada de nuestra genética. ¿Cómo se puede sobrevivir a la extinción sin la clave que permite evitarla? Una cuestión muy interesante llevada al cine, por fin, con un resultado verdaderamente excelente. Una pelí­cula cuya reflexión posterior es prácticamente inevitable.


blade runner

«˜Blade Runner’ (1982), de Ridley Scott

Otra adaptación literaria que, en este caso, es considerada como una auténtica obra de culto del séptimo arte. En ella nos encontraremos una sociedad sucia y gris en la que se crean réplicas humanos artificiales para que realicen trabajos peligrosos en las colonias exteriores a la Tierra. Los Nexus –tranquilos, no son los teléfonos móviles que conocemos- no tienen posibilidad de sentir o reflexionar, o eso es lo que se pretendí­a conseguir en un principio. Pero no tardarán en revelarse contra sus propios creadores y pedir libertad y evolución, algo que los humanos no estarán dispuestos a permitir y contratarán a cazadores de androides para impedirlo. En definitiva, un clásico instantáneo que, pese a su desarrollo pausado, su visionado es de auténtica obligación.


Como se puede comprobar, hay una infinidad de pelí­culas distópicas que nos advierten una y otra vez de los errores que estamos cometiendo en la actualidad y de cómo los pagaremos en un futuro. No es complicado ver que vamos camino de convertirnos en un mundo corrompido. Pero, ¿cuál será nuestro porvenir? ¿Nos controlarán el pensamiento? ¿Se revelarán las máquinas contra nosotros? ¿Organizaremos juegos en los que haya que matarnos los unos a los otros? ¿O puede que nos espere algo peor y que la gran pantalla todaví­a no haya reflejado? Desde luego, el menú es bastante amplio y para todos los gustos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies