Aaron Paul será Jack Daniel, el rey del bourbon, en su próxima serie

El actor conocido por su papel como Jesse Pinkman en Breaking Bad viaja en el tiempo para dar vida a un personaje histórico convertido en uno de los mayores emprendedores de la historia de Estados Unidos. Según la publicación The Hollywood Reporter, Aaron Paul protagonizará Blood and Whiskey (Sangre y Whisky) que se centra en la vida de Jack Daniel, quien en el siglo XIX creó el famoso bourbon que lleva su nombre.

Esta nueva serie correrá a cargo de WGN America, responsables de títulos como Salem o Outsiders. Blood and Whiskey estará basada en la biografía de Jack Daniel publicada por Peter Krass en 2004, Blood and Whiskey: The Life and Times of Jack Daniel. La historia refleja cómo un chico de Tennessee construye un imperio desde la nada; empezó a trabajar en la fabricación whisky con tan sólo 15 años y acabó siendo reconocido internacionalmente por su compromiso con el producto y por sus innovaciones en el mundo del marketing y el diseño, como con la creación de la particular botella cuadrada de Jack Daniel’s que inventó en 1895.

Aaron Paul seguirá con el drama, un registro en el que le podemos ver actualmente en la segunda temporada de The Path que se estrenó hace apenas unas semanas y se anunciaba con este tráiler.

Desde el final de Breaking Bad en 2013 hemos podido ver (o escuchar) a Aaron Paul en distintos trabajos. El actor de 37 años es un tipo inquieto que no sólo ha aparecido en varias películas -aunque con más pena que gloria, todo hay que decirlo- sino que durante tres temporadas estuvo poniendo voz a Todd Chavez en la serie de animación de Netflix BoJack Horseman. Además, le hemos podido ver en otras facetas más allá de la interpretación. Es un chico para todo.

Paul tiene, junto a su socio Zack Beckman, una compañía llamada Lucid Road Productions que se encargará de la producción de Blood and Whiskey. Además de ser actor y productor, aquel entrañable Jesse Pinkman que nos enamoró en Breaking Bad tiene otras habilidades. Es un gran amante del póker y se le ha podido ver recientemente compitiendo a buen nivel en un importante torneo en las Bahamas. Allí ha hecho gala de su buen humor, pero ha tenido que estar algo más comedido que en otras apariciones públicas. Aaron Paul es todo un experto en bromas y photobomb, especialmente con su compañero de reparto en Breaking Bad Bryan Cranston. Sin embargo, hace poco descubrimos que esa faceta cómica y exagerada le viene de lejos.

Su aparición en el programa The Price is Right (lo que en España era El Precio Justo) ha dado para una buena cantidad de gifs, hasta el punto que el presentador James Corden organizó el regreso de Aaron Paul a El Precio Justo 17 años después.

El pobre Aaron Paul tenía que acertar cuánto dinero costaba el coche “pero, ojo, sin pasarse”. Dijo 23500$ y costaba 23368$… que es para llevarse las manos a la cabeza y más.

A aquel joven que acudía a los programas de televisión le costó bastante alcanzar el éxito. No sólo pasó por El Precio Justo sino que ha aparecido como secundario, o más bien como uno que pasaba por allí, en un montón de series: desde CSI: Miami y CSI: Las Vegas hasta Sensación de Vivir y Melrose Place, pasando por Expediente X o Urgencias, donde también había otros actores que pasaron de la tele al cine. Gracias a su papel en Breaking Bad saltó finalmente a la fama y parece que no la piensa dejar escapar.

Malas de serie

Las odiamos. Suelen provocar la desdicha de nuestros personajes favoritos y para colmo, por culpa de ellas nunca salen las cosas como deberían… ¿o no? Personalmente, las malas me suelen gustar y mucho. Creo que estos personajes son los que suelen darle «chica» a la serie y por ello me encantan. Tienen tantas posibilidades y salidas, que nunca sabes por dónde van a ir… a veces es difícil quererlas, cierto. ¿Tenéis algún personaje en la cabeza ya? Al final del post hay un tema sobre la mesa por si os apetece debatir. Ahora, vamos con el top 5.

Cercei Lanninster

Oh, para mi es una de las mejores «malas de serie» del momento. Tanto su personaje en la serie de Juego de Tronos como en los libros me encanta. Me parece uno de los mejores, pese a que levante más odios que amores.

Su personaje tiene un por qué de «maldad». Según ella, «debió haber nacido chico». Ella sabe que tiene las capacidades para ser la que domine los Siete Reinos y le da rabia que, por ser mujer, haya otros intentando hacerse con su puesto. Es manipuladora, controlador y planificadora. Me encanta.

Skyler White

Vale, mala mala no es que fuera. Pero si insoportable. Se coronó como uno de los personajes más odiados de Breaking Bad y no, en este caso, no me gustaba nada. Lo suyo no tenía explicación. Al menos no del todo.

Su marido, diagnosticado de un cáncer grave, decide trapichear con drogas para pagar los gastos del médico y dejar a su familia dinero para que vivan bien (al menos, así empezaba la trama). Pues el personaje de Skyler se pasó temporada tras temporada metiendo la pata, mirando con desaprovación, amargando a Walter y, en definitiva, dejarse odiar.

Blair Waldorf

Si hubiera que elegir a la mala malísima de Gossip Girl, ésa era Blair. Es cierto que durante la serie le salieron competidoras (la pequeña Jinny y Georgina) pero nada comparable a la ira, ingenio y perspicacia de Blair. Hacía un tándem perfecto con Chuck Bass y oye, a mi me encantaban.

Edie

Para mi uno de los más sosos de la lista. Era mala, envidiosa pero también tenía un lado triste que daba razón a su «maldad». Sin duda fue una de las malas malísimas de «Mujeres Desesperadas» pero no una de mis favoritas de la lista.

Fue divertida porque no sabías por dónde iba a salir y alteró mucho el barrio de Wisteria Lane pero bueno, una «mala» normalita.

Tiffany Doggett

Ella pertenecería más al rol de «mala loca» y es que, por mucho que salga rehabilitada, es un personaje que puede dar muchísimo juego en Orange is the New Black. Cuando conoces su historia te da más pena y te compadeces un poco de ella, pero aún así, es una de las malas de la prisión. Por ejemplo, Leanne’s y su compañera que siempre están en prisión, también son malas en la serie pero cometen locuras por su adicción a las drogas. Pero lo de Tiffany es muchísimo más divertido.

Faith

Ésta sí que era una de mis favoritas en Buffy, Cazavampiros. Aunque luego se «reinsertó» gracias a Ángel, se dejó seducir por el lado oscuro y se unió a los demonios de Sunnydale. Era envidiosa, rencorosa y siempre tenía una actitud desafiante y «peligrosa».

Bueno, tan sólo ha sido un pequeño repaso a las «malas de serie». Se que hay muchas más pero sería imposible añadirlas a todas. No se si os habréis fijado en lo que tienen en común pero la mayoría son malas por envidia  o porque les han hecho daño en algún momento. Es un poco machista, ¿no? ¿Por qué no podían ser malas simplemente porque les gustara serlo? En fin, dejo el debate en el aire. ¡Espero que os haya gustado recordarlas!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies