TEST | ¿Con qué diva de la música te irías de fiesta?

Divas. A todos nos gusta una buena diva. Y quien diga que no miente. Las divas son la «mariliendre» de cualquier gay, necesarias para ser felices. ¿Alguna vez te has preguntado con cuál de todas las divas de la música saldrías de fiesta? Si no te lo has preguntado, mientes y haces este sencillo test para descubrirlo.

¿Britney? ¿Lady Gaga? ¿Beyoncé? ¿Quién sería tu compañera en las fiestas más salvajes? Adelante; estás a un paso de descubrirlo…

ENCUESTA | La encuesta definitiva por Navidad

¡Navidad, Navidad…! ¡Por fin está aquí, ya ha llegado lo que todos llevamos esperando desde enero de 2016: los turrones, las cenas navideñas, las vacaciones, las luces iluminando las frías y abarrotadas calles (chúpate esa, Coehlo), los villancicos … 

En BFace nos encanta la Navidad y estamos deseando hacer encuestas sin parar para finalizar el año como es debido. Bueno, no sé si en BFace lo están deseando, pero yo sí. Mucho. Por ello, como no podía ser de otra forma, traigo la encuesta definitiva de la Navidad: votemos por lxs más pesadxs en estas fechas tan entrañables y familiares. 

¿Están cansados de Mariah Carey y su eterno All I Want for Christmas Is You? ¿Han sufrido pesadillas con Montserrat Caballé en el anuncio de la lotería? ¿Creen que Michael Bublé es un poco pesado por estas fechas? ¡Voten en la encuesta! Olivia Pope ya lo hizo.








Oh, gloriosa Britney Spears

BFace_gloria_Britney

It’s Britney, bitch.

Hay cosas en la vida que van y vienen constantemente. Al fin y al cabo, todo es cíclico; la vuelta el cole, la primavera en el Corte Inglés, las llamadas de atención de Aramis Fuster, los anuncios de Ferrero Rocher o los comebacks de Britney Spears.

Podríamos preguntarnos por qué a partir de cierta edad, cuando una artista mujer saca disco se le considera «comeback», que viene a traducirse como retorno, regreso. Lo cual implica haberse ido a algún sitio. Eso nos daría para un artículo diferente, si no fuera curioso que la última vez que Britney no estuvo fuera en 2007. Todos sabemos por qué.

Desde aquel annus horribilis, han sido ya cinco álbumes los que han funcionado como testigo del estado mental, físico y anímico de Britney, una especie de UCI radiotelevisada que nos ha mantenido a todos en vilo, el mejor reality imaginable. Un magnetismo único, que nos recuerda que Britney Spears es el mayor ejemplo de «factor X» (llámalo «duende», llámalo como quieras) viviente a día de hoy -junto a Rihanna-.

«All eyes on me on the center of the ring, just like a circus»

Y es que, pase lo que pase, jamás hemos podido dejar de mirar. Tanto en las caídas como en los buenos momentos. Si nos remontamos a su debut, Britney era la personificación del sueño americano, de unos ideales de pureza, virginidad y chica-de-al-ladismo propios de los mejores anuncios de Norit. Hasta que creció ante los ojos de todo el mundo, y se hizo, no un chica, pero tampoco una mujer.

Si hay algo que, lamentablemente, nos ha gustado a todos más que idealizar estrellas, es verlas caer. Ahí empezó el machaque, avivado por empezar a tomar agencia de su libertad sexual («¡La inocente Britney Spears se corrompe!»), su villanización tras la ruptura con el «pobrecito» Justin Timberlake, y por ser un ideal de todo lo femenino en su máxima expresión; la chica de los pompones, el brilli brilli y el color rosa que le canta al amor.

La machacamos hasta romperla, y quizás por eso vivimos con un cargo de conciencia que, nueve años más tarde, nos hace hinchar por ella, querer verla superarse como a Forrest Gump corriendo desprendiéndose de los hierros de sus piernas, verla triunfar tras haber convertido a una humilde chica de lo más profundo de Estados Unidos en un reflejo de nosotros mismos y nuestra parte más terrible. Y porque aún mantenemos cierto morbo de volver a verle tropezar.

Y es por eso que nueve años más tarde la vemos hacer playback en unos VMA (bastante tibios, por cierto) y decepciona, pero nos conformamos con la seguridad que ha ganado en sí misma. Porque la vemos en el Carpool Karaoke cantando un poquitito, tímida, como si durante toda su carrera hubiese escuchado de todos que no sabe cantar (cosa que siendo o no cierta, estoy seguro de que afecta a la autoestima de cualquiera), y nos alegramos como si nos hubieran dicho que vuelven las Bellepop.


[youtube id=»mGDeAWDNaZo» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Por lo que respecta a la música, esta anomalía del pop llamada Britney Spears se encuentra en una posición especial por la que siempre va a tener un hueco en el pop, porque siempre tendremos interés en ver qué ofrece y cómo suena esa niña de las coletas a la que convertimos en calva rompiendo cristales con un paraguas en 2016, en 2020, o en 2030.

A partir de ese punto de inflexión que supone «Blackout», quienes colaboran con ella saben que pueden hacer de Britney una vasija, un recipiente con el que experimentar, llevar el pop a extremos inimaginables jugando con su magnetismo, con el doble juego que da ver una figura tan femenina jugando con sonidos más estrambóticos (algo como lo que elevó a las Girls Aloud a una de las girlbands más interesantes de la historia), o simplemente jugando a cómo va a sonar hoy su voz, siendo un instrumento más.

«Britney Jean», sin embargo, su cacareado proyecto más personal hasta la fecha («¡ahora me vais a conocer de verdad!») fue un álbum incoherente, hecho mal y rápido, y una muestra de que a Will.I.Am se le acabó el mojo. Nos lo jugábamos todo con este B9, y vaya si levantaron cabeza.

En «Glory», Britney vuelve a hacer lo que hace mejor; remodelar cómo suena el pop en 2016 a su gusto (Just Luv Me o Better beben directamente de este pop tropical post-Bieber bajo el prisma que supone el distintivo sonido de la «voz» de Britney), experimentar más allá del dibujo (ese magnífico Coupure Electrique, o esa sanguijuela musical que es If I’m Dancing que no se te va a despegar jamás), realizar un monográfico  en primera persona sobre la figura del colonizador español de México Hernán Cortés (Change Your Mind [No Seas Cortés]) o revitalizar su propio sonido (Do You Wanna Come Over?). La única pega podría ser ese interesante pero fallido Private Show, un tema bastante interesante en su composición, pero en el que su voz suena francamente desagradable.

El que estando en 2016 se puedan escribir artículos tan largos (un abrazo y un Aquarius a todos los que hayáis aguantado hasta aquí) sobre Britney Spears es bastante indicador de que queda mucha princesa para rato. Y será interesante ver si seguiremos perdonando condescendientemente actuaciones mediocres («¡Qué bien lo has hecho, Britney! ¡Toma! ¡Una pegatina!»), abuso del playback o falta de rigor en sus campañas de promoción, a cambio de seguir teniendo en nuestras vidas a alguien que ha trascendido la figura de «performer» para ser algo más allá. Porque resulta que cuando Britney alcanza la gloria, nosotros lo hacemos con ella, joder.

TRIVIAL | ¿A qué videoclip de Britney Spears corresponde cada fotograma?

STOP! ¿Qué es eso que escucho? ¿Es Britney?

Oh, sí, la princesa del pop ha sacado nuevo disco, «Glory», y con su nuevo trabajo ha callado muchas bocas y dejado claro que viene a recuperar el trono que otras han querido arrebatarle. Con su nuevo disco, ha conseguido un gran comeback, no sólo dejando muy contentos a todos sus fans, sino a la crítica en general y a los más reacios a su música. Obvio, siempre existirán los detractores, pero ya lo dice Taylor Swift: haters gonna hate.

Por ello, con el subidón de la publicación de «Glory», en BFace queremos rendirle homenaje a Britney realizando un sencillo trivial. ¿Serías capaz de adivinar, con una sola imagen, el vídeoclip de Spears al que pertenece? Si es así, ¡a jugaaaaaar!

Y que la suerte esté siempre de vuestro lado. 

[playbuzz-item url=»//www.playbuzz.com/bfacemagazine10/a-qu-videoclip-de-britney-spears-corresponde-cada-fotograma» info=»false» shares=»true» comments=»false» recommend=»false»]

Tu cara no me suena

El tiempo pasa, y de eso nadie se salva. Da igual el dinero que tengas, todos nos vamos haciendo mayores y nuestra cara es el reflejo del alma… O de la cirugía estética, en el caso de muchos cantantes que no asumen su edad y deciden pasar por el quirófano para «disimular» los signos de la vejez.

Pero, ¿qué pasa cuando el remedio es peor que la enfermedad? Pasen y vean a estos cuatro cantantes que han decido que la arruga NO es bella.


Cher

1

Cher es un tesoro mundial, no sólo por su música, sino porque es la prueba viviente de que alguien pudo sobrevivir al meteorito que acabó con los dinosaurios. ¡Alabada sea Cher! Y, claro, tener tanta vida encima y haber sobrevivido a un desastre de tal magnitud, te deja la piel seca y agrietada.

Por eso, y sólo por eso, la diva máxima se ha sometido a más de 20 operaciones, que la han dejado como a Mrs. Potato. Una rinoplastia por aquí; un poquito de botox por allá; aumento de senos, porque ella lo vale y algún que otro lifting, que siempre queda bien… Y es que Mrs. Potato, cambia más de cara que de bragas.


Julio Iglesias

JulioIglesiasAntesBFace-tile

El padre de la tribu de los Brady Iglesias es una señor, es un truhán y está muy operado. July, que él es muy internacional, es de esas personas que han pasado tantas veces por el quirófano, que da grima verlo. Vamos, asquete del bueno, que no lo tocarías ni con un palo, que preferirías liarte con un Gremlin.

El padre de Chabeli (o sea, hello) se ha hecho 848393 liftings, llegando, incluso, a superar a Cher. ¡Alabado sea July! No podemos olvidarnos, por supuesto, de su adicción al bronceado. Da igual que sea diciembre y que viva en la montaña con Heidi, él está bronceado. Y es que Julio es así, estirado hasta la saciedad.


Camilo Sesto

CamiloSestoAntesBFace (1)-tile

Camilo, Cami para los amigos, sigue la estela de Julio Iglesias: tantas operaciones que ha logrado dar un poco de asquete (bueno, mucho). En este caso, Camilo ha sufrido lo que se conoce en el mundo de la medicina de CCC como «drag queen total»: parecer un drag queen con una peluca del chino. Tantas operaciones y tantos liftings han logrado que estrene nueva cara. Ahora podríamos decir que es Flubber, algo viscoso, pero NO sabroso, que da la sensación de que se va a desintegrar si lo tocas. ¡No alabado sea Camilo!


Britney Spears

BritneySpearsAntesBFace (1)-tile

La princesa del pop (sorry, haters) ha sido la última cantante en sorprender con su nuevo rostro. Ella, orgullosa, subió una foto a sus redes sociales con Hilary Duff Clinton, pero toda la atención se centró en su nueva cara. Britney, muchacha, ¿qué te has hecho? ¡HORROR! Parecía Anabelle, sonriente, dispuesta a devorarte. ¡No alabada sea Britney!

Lo que más sorprende es que, con tan solo 34 años, lleve encima tantas operaciones: rinoplastia, aumento de senos, liposucción en los muslos, liposucción abdominal (¡¿Eso existe?!) y botox, mucho botox. Britney, PLEASE, no gimme more, NO GIMME MORE!


5 canciones escritas para humillar a otros artistas

¡Hola, amiguis!

Ya nos quedó claro con el artículo de la semana pasada de nuestro compañero César Ramos que nos gusta más un drama entre celebrities que a Kim Kardashian enseñar silicona carne. Como si no tuviéramos suficiente con que a la vecina del quinto se le caigan las bragas del tendedero cada día impar y nos toque al timbre cuando nos estamos desgañitando con alguna canción de Sia a toda leche, a nosotros, cuanto más drama mejor. A Pasión de gavilanes muerto, Twitter puesto.

tumblr_mraaknwGEd1riu228o1_500
Y nosotros ojipláticos, atentos a todo lo que pueda pasar

Pero aparte de las indirectas por la red del pajarito azul, hay todavía una fase superior: aquella a la que llegan cuando la tragedia alcanza la categoría de «drama máximo»; cuando no es simplemente un rebote tonto en el que les da por meterse a Twitter con unas copillas —posiblemente otras sustancias— de más. No. Aquí el cabreo es tal que deciden escribir —posiblemente hacer que le escriban— una canción sobre ello. Para que duela, que escueza, que humille, que deje a sus enemigos del momento a la altura de Naím Thomas el betún.

Y como no siempre nos llegamos a coscar de todo lo que pasa en este mundillo, aquí os dejamos 5 canciones meté-mierdé que no sabíais que lo eran -o sí.


Justin Timberlake – Cry Me a River

Habla sobre: Britney Spears

Los Brangelina de comienzos de los 2000, Justin Timberlake y Britney Spears, la pareja oficial americana antes de que llegaran Beyoncé y Jay-Z, tuvieron una sonada ruptura en 2002 cuando Britney le fue infiel con el coreógrafo Wade Robson (que, por seguir con el cotilleo, más tarde puso una demanda contra Michael Jackson por supuestos abusos que fue finalmente desestimada).

Justin confirmó al cabo de los años que esta canción fue inspirada por una llamada telefónica que tuvo con Britney en esa época y que lo enfureció hasta el punto de encerrarse en el estudio con Timbaland y hacer una canción sobre ello. Aunque no hace falta confirmación teniendo en cuenta la historia que aparece en el vídeo: Justin pillando a su novia con otro y, como venganza, haciendo como que le pone cuernos y, atención, grabándolo con una cámara de vídeo. Chúpate ésa, Britney.

[youtube id=»DksSPZTZES0″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Kelly Rowland – Dirty Laundry

Habla sobre: Beyoncé

En este caso, más que una canción meté-mierdé se trata de una canción saca-mierdé, pues la #2 de las Destiny’s se sienta en el confesionario y se lo cuenta todo al Súper. Habla sobre la envidia que le tenía a Beyoncé cuando la banda se separó y vio que la única que tenía éxito era ella.

Went out separate ways, but I was happy she was killing it

Bittersweet, she was up, I was down

No lie, I feel good for her, but what do I do now?

Nos habla de una relación amorosa abusiva en la que fue maltratada y que, además, la hizo separarse del mundo y de su “sister Beyoncé. En esta parte ya nos entra el drama porque, claro, pobrecita, esto sí que era un Dilemma. De todos modos, esta historia acaba con final feliz, pues Queen B respondió diciendo que estaba muy orgullosa de su amiga por ser tan honesta. Bah. Next.

[youtube id=»xuFUR6ZH5Zg» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Mariah Carey – Obsessed

Habla de: Eminem

Podríamos utilizar toda la discografía de Eminem para llenar este artículo, pues al rapero le falta nada más que nombrar a Belén Esteban para acabar de darle un repaso a todo el mundo en sus canciones. Pero mejor que eso es cuando le dan de su propia medicina. Como es el caso de Obsessed, de Mariah. Eminem afirmaba que había mantenido una relación con la cantante durante seis meses y en su canción Bagpipes from Baghdag habla sobre el drama que es estar sin ella y que va a hacer lo posible por recuperarla.

With that Latin hunk Luis Miguel

Nick Cannon better back the fuck up

I’m not playin’, I want her back you punk

Si es que parece mono y todo.

Sin embargo, Mariah negaba cualquier relación con él y dedicó esta canción a su supuesta obsesión con ella. Incluso en el vídeo se disfraza de él. Échale un vistazo.

[youtube id=»H1Yt0xJKDY8″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Taylor Swift – Dear John

Habla sobre: John Mayer

La reina del drama, la princesa del pueblo -americano-, la viuda negra, como la queráis llamar, pero que indudablemente es la figura más importante del pop actual, Taylor Swift, no podía no entrar en esta categoría.

Aceptando que nunca ha dejado claro si Bad Blood la escribió sobre Katy Perry o no, vayamos a una que es más que evidente. Taylor es conocida por su long list of ex-lovers, está claro que, como nos pasa a todos, tiene esa debilidad humana de despotricar como si no hubiera un mañana, lo que pasa que no todos somos número uno en Billboard semana sí, semana también. Dear John va dedicada al breve idilio que mantuvo con el cantante John Mayer, quien a su vez tuvo una relación con Katy Perry (¿casualidad?), en la que dice cosas como:

Dear John, I see it all now that you’re gone.

Don’t you think I was too young

To be messed with?

The girl in the dress

Cried the whole way home, I should’ve known.

[youtube id=»MI0KbQ6970M» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Bonus Track

Emily Ellis – Will The Real Slim Shady Please Shut Up

Habla sobre: Eminem

Durante muchos años se creyó que esta parodia de la canción The Real Slim Shady de Eminem fue escrita e interpretada por Christina Aguilera, pero no es así. En realidad, la autora de la sátira canción es Emily Ellis, una rapera desconocida que escribió este «homenaje» como si fuera una respuesta de Christina a la mención que hace de ella Eminem en esta misma canción. La cosa comenzó cuando a Christina se le fue la boca al mencionar en una entrevista un rumor sobre el rapero y él trató de vengarse lanzando rumores que había oído sobre ella en este conocido tema.

Yo Shit, Christina Aguilera better switch me chairs

So I can sit next to Carson Daly and Fred Durst

And hear ‘em argue over who she gave head to first

[youtube id=»zpcLVvXT5dg» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


La verdad es que echando la vista atrás, uno echa de menos cuando no existía Twitter o Instagram para lanzarse indirectas y directamente se ponían a parir en canciones. Tenía su aquel, oye.

TEST | ¿Qué época de Britney Spears eres?

Britney, la princesa del pop (haters gonna hate), es tan mortal como tú, como tu vecino el del quinto y como yo… ¡Sí, amigos! Britney (Jean) es MORTAL. Y, por eso, también ha pasado por determinadas épocas que, seguro, le gustaría olvidar, como a nosotros los pantalones de pana. Por ello, haz el test y descubre cuál es tu momento Britney. ¿Eres capaz?

Las 5 canciones más versionadas de la Historia

Enero fue un mes bastante negro para el mundo de la música, demasiadas pérdidas. No nos dio tiempo a reponernos del viaje espacial de Bowie cuando el Hotel California se quedaba sin uno de sus huéspedes. Qué caprichosa es la muerte…

Al menos, siempre nos quedaran sus miles de imitadores o aquellas nobeles promesas que se atrevan a santificar o castigar su obra póstuma. La red está inundada de miles de versiones y hay temas muy castigados, ¿quieres saber cuáles? Adelante.

tumblr_nhjkt6lpOn1qam6xuo1_400


Purple Rain – Prince

Creo que he perdido la cuenta de a cuántos artistas les ha llovido encima. Prince fue bendecido con la interpretación de nuestra murciana más internacional, Ruth Lorenzo. Otros atrevidos han sido Etta James o Christian Chávez.

[youtube id=»i3o-HvS8LLI» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Imagine – John Lennon

Un símbolo para la paz mundial que ha sido vitoreado por todos nosotros cuando éramos peques (y no tan peques). ¿Tanto cuesta soñar? Al parecer, no tanto con voces como las de Lady Gaga, Avril Lavigne o Miley Cyrus al mando de este himno.

[youtube id=»q3ues1stefk» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


I Love Rock N’ Roll – Joan Jett

Es hora de enfundarnos nuestras Martens y ponernos nuestra mejor chupa de cuero, I Love Rock N’ Roll sigue vivo entre nosotros gracias a esos adolescentes que se lanzan al mundo de la música y a nuestras musas pop como Britney Spears.

[youtube id=»ITuOddPeYoc» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Killing Me Softly With His Song – Roberta Flack

Aquel tema que estuviese basado en el poema de Lory Lieberman fue transformado al completo por artistas como The Fugees, Sinatra o el flamenquito Pitingo. Hay canciones que no se deberían tocar nunca…

[youtube id=»oKOtzIo-uYw» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


We Will Rock You – Queen

Ha sido complicado seleccionar uno de sus temas pero éste, sin duda, se lleva la palma en lo que a versiones se refiere: Beyoncé, Nickelback, Adam Lambert… También ha sido alucinante la cantidad de remixes reggaetoneros, electrónicos y salseros con los que nos hemos topado.

[youtube id=»BFpENWN1cxY» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


En sus comienzos, ninguno de estos artistas pensó que podía conseguir algo tan ambicioso como lo que han ganado con el paso del tiempo. A pesar de la muerte, su música ha seguido enamorando a generaciones muy diversas.

Se han convertido en una especie de seres inmortales que ponen banda sonora a nuestras vidas y que sirven de continua inspiración a aquellos que ansían reinventarse y seguir aprendiendo de los grandes. Desde BFace, y como parte de vuestro público, GRACIAS.

tumblr_o0szilIRdx1udgi48o1_500

5 canciones que iban para unos artistas y… acabaron en las manos de otros

¿No os ha pasado alguna vez que, siguiendo los sabios consejos de cualquier libro de autoayuda, «aprendéis a decir que no» y luego os arrepentís trágicamente llorando en la ducha? Como cuando, acercándoos a las cajas del Mercadona, tenéis que tomar la decisión de vuestra vida y escoger la cola que creéis que será la más corta y que nunca lo es. Siempre acabas viendo a la señora que iba detrás de ti en la otra cola, yéndose a su casa, mirándote como si hubiera ganado el Tour de Francia.

La cara de póker que se os queda en ese momento debe de ser parecida a la que se les quedó a estos artistas al descubrir que las canciones que habían rechazado se encaramaban al top de las listas de éxitos.

In no particular order, aquí os dejamos 5 canciones que antes fueron rechazadas por otros artistas.


1. We Found Love – Rihanna

Rechazada por Nicole cabezazoalteclado Scherzinger

Todos, sin excepción, lo hemos dado todo con este temazo; unos en un hopeless place y otros hasta en la verbena de su pueblo, pues esta canción sonó en todas partes allá por el 2012. La Beyoncé de The Pussycat Dolls afirmó en una entrevista para la revista Notion que “rechazó la canción porque estaba cansada de hacer música dance. Ay, amiga, cambia de consejero espiritual, porque no te va bien.

[youtube id=»tg00YEETFzg» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


 2. …Baby One More Time – Britney Spears

Casi la cantan… ¡las TLC!

Este éxito, que lanzó a Britney al estrellato inmediato, pasó primero por las manos de aquel grupo R&B que a finales de los 90 nos deleitó con clásicos como No Scrubs o Waterfalls. Habría sido interesante escuchar el toque urbano de este tema que tan bien representa el Bubblegum Pop que nos introdujo el nuevo milenio.

[youtube id=»C-u5WLJ9Yk4″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


3. Happy – Pharrell

Rechazada por Cee-Lo Green

Según afirmaba Pharrell, cual colaborador del Sálvame, “los de arriba vetaron la versión de Cee-Lo porque no le quedaba bien”. Al parecer, el couch de The Voice sí llegó a grabar una versión de la canción que no llegó a ver la luz… ¿Iluminati? Lo que está claro es que fue una jugarreta para el cantante, pues Happy, que se convirtió en el principal instrumento de tortura china de 2014, llegó a vender 13,9 millones de unidades.

[youtube id=»y6Sxv-sUYtM» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


4. Umbrella – Rihanna

Originalmente escrita para Britney Spears

Este tema, que marcó un antes y un después en la carrera de la chunga favorita del planeta, fue aparentemente escrito para Britney que, si recordamos bien, por aquel entonces no estaba en su mejor momento. Casi que le agradecemos que la rechazara, pues no habría pegado mucho entre el nuevo pop de «Blackout». Aun así, antes de grabar la canción, Britney se adelantó y comenzó a grabar el videoclip, aquí os dejamos una imagen exclusiva del set de rodaje.

JEJE

[youtube id=»CvBfHwUxHIk» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


5. Halo – Beyoncé

¿Quitada de las manos de Leona Lewis?

Hay muchas versiones de esta historia. Por un lado, se dice que la balada era originalmente para Leona, pero Beyoncé se la arrebató. Por otro, se rumoreaba que Leona Lewis estaba demasiado ocupada para grabar el tema, así que se lo cedió a la Queen B.

Sin embargo, Ryan Tedder, productor de la canción, afirmó que lo que hizo fue presentarle Halo al equipo de Leona Lewis para que Beyoncé agilizara la grabación de la canción. El productor pensó que si le ofrecía la canción a otra artista de éxito, Beyoncé la querría más aún.

[youtube id=»bnVUHWCynig» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Y… ¡Hasta aquí lo que se daba y se quitaba! La lista podría seguir y seguir, básicamente con todas las canciones de Britney Spears, pero después de los turrones y los polvorones, será mejor que salgamos todos a correr como si de Belén Esteban en las rebajas del Shana se tratara. Hay que aprovechar que estamos en junio enero. ¡A ejercitar, malditos!

10 canciones que demuestran que has sido teenager

Mirar al pasado de vez en cuando no está mal, sobre todo si es para recordar buenos tiempos y echarnos unas risas. Hemos de admitir que algunos de nosotros (me incluyo en el saco) ya éramos un poco petardos en nuestra adolescencia.

Más allá de nuestra manera de vestir, nuestras compañías o nuestros hobbies, quiero que os paréis un segundo a pensar en algo; la música que escuchabais. Sí, esos temazos que bailaste una y otra vez, esa canción que escuchaste hasta la saciedad por mucho que tu madre te dijese que parases de escuchar esa basura.

Me he propuesto recopilar diez de las muchas joyas que demuestran que hemos sido teenagers y estamos muy orgullosos de ello. Además vais a comprobar como de algunos de los horrores que os voy a contar, han surgido algunos de los artistas más tremendos ever.


Everybody – Backstreet Boys

¿Quién no ha bailado esta canción? Los cinco chavales que les robaron el corazón a la mayoría de adolescentes aroundtheworld (a mí NO). El número de futuras esposas de Nick Carter nunca logró ser descifrado por la NASA. Un baile con ligero parecido al Thriller de Michael Jackson, melenas, estilismos a los que ahora prenderíamos fuego y todo lo que una buena boyband puede desear.

Escucha en YouTube

BSB GIF


Barbie Girl – Aqua

Si existió una época en la que algunos querían ser Barbie y Ken, seguramente coincidió con el pelotazo que Aqua dio en nuestro país. Esas cosas que ahora no te explicas, pero que sucedieron en un pasado no muy lejano.

Escucha en YouTube


Perdona – Tizziano Ferro

Nos gustaba tanto como la Nutella y los Risketos juntos (pero no revueltos). Sus canciones hablaban de amores, pasión, dramas sentimentales y hasta de masturbación, ¡que viva Italia! Después desapareció para volver más tarde, pero nunca volvió a ser el mismo, seguramente porque ya habíamos crecido y no nos molaba ese cliché de spaguetti que nos colaron la primera vez.

Escucha en YouTube


Pop – N’Sync

Vale que no eran los BSB, en eso coincidimos. Estamos de acuerdo en que subieron menos de lo que lo hicieron otras bandas de chicos de la época, pero hay algo que convierte a N´Sync en un win-win total, JUSTIN TIMBERLAKE. Si de este grupo surgió tremendo hombre, les perdonamos sus pelos oxigenados y sus videoclips. Sí, esos mismos que grabamos en VHS para verlos una y otra vez si era necesario.

Escucha en YouTube

JUSTIN GIF


Mi soledad y yo – Alejandro Sanz

Si hay un artista español que puede considerarse mojabragas desde 1991 hasta el dos mil y algo (no, ahora no le pone a nadie), ése es Alejandro Sanz. Ése que nos hizo llorar, que nos enamoró a nosotros y Jaydy Michel para después decepcionarnos con sus últimos discos. Seguro que alguno hizo colas de horas para uno de sus conciertos, son esas cosas que hacíamos cuando éramos teens.

Escucha en YouTube


Crazy – Britney Spears

El ejemplo a seguir hasta que se rapó la cabeza y se volvió loqui, la mejor amiga de la bruja Sabrina, la culpable de que bailásemos está canción cada vez que sonaba en Sol Música o en los 40 Principales. El amor/odio hacia Britney es un hecho, pero está claro que nunca ha dejado indiferente. Esta lista necesitaba un tema suyo, y si no hemos elegido …Baby One More Time era por no ser tan predecibles.

Escucha en YouTube

BRIT GIF


Relight my Fire – Take That

Llegaron antes que los BSB y después de New Kidsonthe Block, pero supieron hacerse un hueco en nuestras carpetas y en la mayoría de las portadas de la Super Pop. Puede que fuera la primera vez que me sentía atraída por unos tíos que me doblaban la edad. Se apagaron, Robbie Williams lo petó bastante y ahora vuelven a hacer cositas juntos. Eso sí, Gary Barlow sigue siendo el padre potencial de mis hijos, siempre en sueños.

Escucha en YouTube


Bootylicious – Destiny’s Child

Dos mujeres y una tercera que iba rotando de vez en cuando. Ríete de Nicky Minaj, que lo de mover el culo como reinas ya lo habían hecho antes Destiny´s Child. Una de las cosas que más tenemos que agradecer a esta banda y a su productor Mr. Knowles es Beyoncé, creo que con este argumento basta. Por si fuera poco, os dejo este tema que seguro que muchos no recordaréis, pero no importa, nunca es tarde, babes.

Escucha en YouTube


Don’t Cha – The Pussycat Dolls

Petardeo del bueno, nos encantaba. Es verdad que después de un primer disco de un solo hit no hicieron mucho más… La hemos querido colar porque sabemos que practicasteis la coreografía de esta canción unas cuantas veces hasta que descubrir que Nicole y las suyas habían nacido para ser sexys y era difícil estar a la altura. Ponedla, bailar un rato y volver a los diecialgo.

Escucha en YouTube


Se fue – Laura Pausini

Marco se marchó para no volver y Laura llegó para quedarse en nuestros corazones para siempre jamás. Aunque ahora salga sin bragas al escenario, antes Laura Pausini era una chica bien que hablaba de amor y de todas esas cosas que nos pasaban por la cabeza. Nos sentíamos identificados con sus letras y aún hoy nos las sabemos al dedillo, aunque para algunos sea vuestro secreto inconfesable.

Escucha en YouTube


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies