Nomad Worker: La solución

cafeterías coworking Barcelona, Nomad worker, coworking, sitios coworking, trabajar en casa, sitios coworking, coworking Barcelona, cafeterías Barcelona, cafeterías cuquis Barcelona, sitios cuquis Barcelona

Todavía recuerdo cuando empecé a trabajar en casa. Sin horarios, sin normas, sin estrés (en teoría). “Qué suerte tienes” me decían. Ay criatura, qué equivocados estaban.

Sí, es bonito al principio. Luego ya vas viendo que tanto puedes terminar procrastinando más de lo que deberías, como por el contrario pasar 16 horas seguidas trabajando. Estás tanto tiempo en pijama que ya se te ha olvidado cómo lo hacías para arreglarte y al final acabas viviendo en una oficina en la que comes, duermes y ves la tele (a veces). Con mil lavadoras por poner, sin pisar la calle durante días y yendo al súper como única actividad social.

Cuando te das cuenta de que el trabajo está absorbiendo tu alma.

Pero no temas, si tienes dificultades para encontrar la línea divisoria entre lo que es “casa” y lo que es “trabajo” y ya has exprimido toda la inspiración que la pared de tu despacho podía proporcionarte, échale un ojo a esta lista de sitios en Barcelona que te harán apuntarte a la moda del nomad worker (o lo que viene a ser lo mismo, montarte tu oficina donde tu quieras).

1. Happ-Labb

Happ-Labb, Happ-Labb Barcelona, cafeterías coworking Barcelona, coworking Barcelona

Happ-Labb ofrece un nuevo concepto de coworking (nuevo concepto en el que no hace falta arruinarse si decides pasarte por allí a trabajar). Este espacio está pensado para que pases un rato agradable mientras haces todo lo que tengas que hacer. Muy útil si tienes alguna reunión o necesitas quedar con un cliente. Tanto el café como el wifi son gratis, lo único que pagas es el tiempo que pasas allí (3,50€/2 horas y por menos de 10€ puedes pasar todo el día).

Dóndec/Comercial 3, 08003 Barcelona

2. Petitbo

Petitbo, Petitbo Barcelona, cafeterías Barcelona, cafeterías coworking Barcelona, coworking Barcelona

Esta cafetería de estética industrial, con sus mesas gastadas, sus sofás de piel y sus lámparas metálicas harán que encuentres la inspiración incluso en esos momentos de bloqueo máximo. Y si no estás buscando inspiración pero aun así tienes un montón de trabajo por hacer, seguro que su ambiente y su carta te lo harán mucho más llevadero.

Dónde: Passeig St. Joan 82, 08009 Barcelona

3. FabCafe

FabCafe, FabCafe Barcelona, cafeterías Barcelona, cafeterías coworking Barcelona, coworking Barcelona

Y si además de trabajar con tu portátil también necesitas un espacio para trabajar manualmente en tus piezas, FabCafe está pensado para ti. Podrás hacer (casi) cualquier cosa y usar las herramientas que te ofrecen, mientras te sirven un café estupendo y unas comidas fabulosas para que disfrutes mientras creas. Además organizan talleres para que desarrolles tu creatividad y tus habilidades como maker. Es además un sitio genial dónde conocer gente y que surjan contactos y colaboraciones.

Dónde: c/Bailén 11, 08010 BCN

4. Café Cometa

Café Cometa, Café Cometa Barcelona, cafeterías coworking Barcelona, coworking Barcelona

Si lo que buscas es un ambiente alternativo y rodearte de barbas, esta cafetería en pleno epicentro hipster barcelonés te va a encantar. Es el hermano pequeño de la famosa cafetería y galería de arte Cosmos (C/Enric Granados 3) y han sabido cómo hacerla destacar entre los actuales locales de referencia de Barcelona. Tienen una carta llena de zumos naturales, cafés, sándwiches y muffins que vale la pena probar. Un sitio tranquilo, acogedor y con mucho estilo.

Dónde:  c/ Parlament 20, 08015 Barcelona

5. Babèlia

Babèlia, Babèlia Barcelona, cafeterías Barcelona, cafeterías coworking Barcelona, coworking Barcelona

Babèlia es un local que te enamorará y más aún si eres un lector empedernido. Es una cafetería/librería con estanterías llenas de libros y un montón de mesas y sofás. Con un ambiente muy acogedor, casi te sientes como en tu casa (pero con inspiración, tranquilidad y sin lavadoras por poner). También organizan talleres y clubs de lectura. Si necesitas desarrollar tu inspiración y creatividad sin duda este es tu sitio.

Dónde: c/ Villarroel 27, 08011 Barcelona


Ya no tienes excusa para seguir agobiándote con tu bucle de trabajo sin fin, así que a partir de ahora espero que decidas salir, recuperes tu espacio y vayas a trabajar así de feliz:

Hello Summer

Siempre es verano con el pepino en la mano.

Bueno, ya es verano, con o sin pepino. Y yo, que soy una persona muy literal y con todo el TOC, me gusta hacer las cosas típicas del tiempo y del lugar (e.g.: voy a Barcelona y lo primero que hago es comprarme un Cacaolat porque es lo autóctono y eso, precisamente, hace que sepa mejor en ese justo momento). Os traigo a Wanda Café, en la c/ de María de Molina 1. ¿Por qué? Pues porque no hay verano más verano que el que nos pone los dientes largos en las películas o series que transcurren en California. Qué islas tropicales ni qué niño muerto. Estuve allí el verano pasado y sé de qué hablo.

02

Da gusto, de vez en cuando, entrar en un café QUE SE NOTA que toda la decoración ha sido escogida minuciosamente para que haga juego entre sí, y no esa falsa ilusión de que cada silla es adoptada de a saber dónde porque qué casuales y qué retromodernos somos.

0103

Sácate el cojín del bolso, que te he visto.

04

La comida es ligera, refrescante, y muy… ¿energizante? Sí, energizante. Smoothies, bagels, distintos tipos de huevos,… Muy brunch para chicas, la verité, con todos esos colores fosforitos y dorados en la decoración.

.

Desde Wanda Café, en el tiempo que dura una canción, llegas al Museo Nacional de Ciencias Naturales (c/ de José Gutiérrez Abascal 2). Creo que aquí, o venís solos, o venís con una persona que os coja de la mano, sea tan curiosa como vosotros y a la salida os compre un helado de cono. Más no, que no os concentráis, y hay demasiadas cosas bonitas que te incitan todo el rato a UUUUH y OOOOH y AAAAH.

05(A los niños que me hicieron photobombing les he puesto una carita mineral porque tengo mucho miedo a todo ese asunto de los derechos de imagen. También sería raro que sus padres leyeran esto pero idk whatever.)

06 07Demasiadas cosas que me hacen pensar en Pokémon.

08
Mi tataratatara os saluda.

09
– Bueno, tendrá todo el dinero del mundo, pero hay una cosa que nunca podrá comprar, Marge…
– ¿El qué?
– …Un dinosaurio.

10
Aquí es donde me vuelvo yo muy loca, en la sección de Mineralogía. Demasiado brillante y bello todo.

10a
11
11a
Donde un montón de abuelos sacan fotos de sus nietos al lado de la jirafa, debajo de la ballena, delante del elefante, y los niños no hacen más que preguntas adorables.

12
13
14
15
En Die Verwandlung no se especifica en qué tipo de Käfer despierta convertido el protagonista, así que estuve un rato especulando sobre cuál de ellos podría ser Gregor Samsa.

.

En una sección del museo se encuentra otra de las expos de Photoespaña. No quiero decir lo de que matamos dos pájaros de un tiro estando en un museo de ciencias naturales, peeero.

16

Janek Zamoyski centra la vista en la ruta marítima que emprendió Colón hacia las Américas, y fotografía el ánimo del agua a medida que avanza en su viaje. Un poco Hiroshi Sujimoto desde otro punto de vista.


17
18

Y ya para plan de noche, que nunca os propongo nada: Cibeles Midnight Movies.

Me voy que tengo prisa y claro que he dejado este post para última hora.

Cuquisitios (II): la Alta Pastelerí­a de Mama Framboise

Charlaba yo tranquilamente hace algún tiempo sobre los planes de un fin de semana random con el guapérrimo de Jorge Cayero, cuando me dijo que él irí­a a visitar Mama Framboise para tomar algo.

 – ¿Mama Framboise? -pregunté yo-.

 – Es una pastelerí­a rollo francés en la calle Fernando VI. Yo te la recomiendo, está bastante bien -respondió él-.

Mama Framboise (Fernando VI, 23 – Recoletos/Alonso Martí­nez) es una tienda con monerí­as de Alta Pastelerí­a como mini tartaletas, croissants, galletas y macarons de colores (uno de los dulces más complicados de hacer en reposterí­a, que a algunos os sonarán por Blair Waldorf y su vicio por estos pastelitos). Incluso, algunos comentarios de la red decí­an que es una de las mejores pastelerí­as de Madrid. A mí­ me parecí­a ya mucho suponer, y como no es lo mismo contarlo que vivirlo -que dirí­a la buena de Samanta Villar-, yo fui a comprobarlo.

 IMG_20140528_034305

Para que lo pilléis así­ rápido: ¿verdad que no es lo mismo una blusa de Bershka que una de Valentino? Pues bien, esto es igual: quizá tartaletas de chocolate las haya a patadas, pero desde luego no hay parangón entre una hecha en serie y otra hecha a mano con ingredientes de alta calidad. Y aquí­ el diseñador no es Valentino, sino Alejandro Montes: este asturiano se ha convertido en uno de los chefs pasteleros más aclamados, que tiene en su haber premios como «Mejor Pastelero Joven de España en 2006, Mejor Chocolatero de España 2007 y la Medalla de Oro del Open de France de Desserts en 2010″ entre otros, tal y como reza su carta de presentación en mamaframboise.com.

IMG_20140528_034503

It’s all about the detail

Tras cruzar las puertas de Mama Framboise (siempre después de haber mirado embelesado el escaparate) te das cuenta de que has abandonado Madrid para introducirte en un petit café parisien donde se mezclan «trabajo duro, gastronomí­a dulce y arte« (A. Montes dixit). Cada silla y cada mesa de madera envejecida son distintas a la de al lado, que unido a la delicadeza de sus dulces, el suave papel pintado de las paredes y las tazas de porcelana como las de nuestras abuelas, es lo que le da ese halo de vintage francés tan cautivador.

IMG_20140528_035348

IMG_20140528_035506

La cafeterí­a es siempre acogedora llena o vací­a de gente, si bien por lo general el bullicio de entradas y salidas es constante, y a pesar de haber esperado 15 minutos hasta conseguir una mesa (porque flipé en macarons de colores cuando me dijeron que habí­a lista de espera), el sitio merece realmente la pena para organizar un pequeño brunch con tus amigos o para relajarte después de una larga tarde de compras por la capital.

IMG_20140528_040014

Lo cierto es que, aunque sea algo caro para un bolsillo medio (y aunque probablemente lo haya mucho más caro), tomaréis uno de los mejores bocados dulces de Madrid acompañado de una copa de Veuve Clicquot o de un maravilloso cappuccino. Probado y certificado por Check&Get.

PS: Recientemente han inaugurado otro establecimiento en la calle Goya, 5-7 (en PLATEA), aunque también podéis comprar a través de su tienda online.

[followbutton username=’danisindahaus’]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies