De compras con Adrián Rodrí­guez

Más de una década después de su desembarco en televisión, este actor catalán vuelve al medio que le dio la fama para acertar, una vez más, con nuevo proyecto. Tras su trabajo en ‘Los Serrano’ y ‘Fí­sica o Quí­mica’, Adrián Rodrí­guez es uno de los protagonistas de ‘El Chiringuito de Pepe’, el gran éxito del verano de Telecinco.

Tras la emisión de los cuatro primeros episodios, el balance que el intérprete hace de lo cosechado con la serie es mejor que bueno: «Hemos llegado a hacer un 27% de cuota de pantalla. Ha sido una sorpresa y todos estamos muy contentos», dice. Consciente del valor de estas cifras, Adrián continúa: «Lo hemos vivido incluso con un poco de incredulidad. Siempre hay que tener los pies en la tierra. Desde la humildad se puede hacer todo».


[youtube id=»Kb0lIoWfOcU» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


El buen ambiente que el producto respira va más allá de la ficción: «Durante todo el rodaje ha habido muy buen rollo. Todos somos muy bromistas entre nosotros y eso ha ayudado mucho. Además de lo mucho que nos han cuidado la productora y la cadena», explica. Para el catalán ha sido toda una satisfacción haber conseguido el papel de Dani. «Tengo muchos tatuajes y que haya un personaje que encaje con mi perfil es una alegrí­a», dice. Tiene claro cuál ha sido una de las claves que ha seducido a la audiencia: «Aborda un tema que está muy de moda como es la gastronomí­a. También está el mezclar el mundo refinado de Sergi Roca con el mondongo de Pepe», explica. ¿Y cómo se maneja Adrián Rodrí­guez con los fogones? «Mi padre siempre se ha dedicado a la hostelerí­a y es algo que me interesa. Hago de todo un poco: desde una paella a un estofado», confiesa. Entre su lista de recetas, no duda en elegir el plato estrella: alitas de pollo a la barbacoa y con salsa Jack Daniel’s.

10686976_312340805635437_6697600339721054526_nAdemás de su trabajo en la serie, que vuelve a las pantallas el próximo lunes 8 de septiembre, el joven hará doblete en Telecinco al participar en el talent show ‘Pequeños Gigantes’, para el que se prepara entusiasmado: «Será un programa para que los niños demuestren lo que valen. Nos van a dejar flipados. ¡Cómo bailan y cómo cantan! Yo capitanearé un grupo de cinco niños. Habrá más equipos y tendrán que competir entre ellos», explica.

Allí­ compartirá plató con una vieja compañera, Angy. Ambos protagonizaron la serie adolescente ‘Fí­sica o Quí­mica’, de la que Adrián guarda excelentes recuerdos: «Fueron unos años magní­ficos y también locos, porque éramos muy jóvenes. Es bonito haber podido vivir grandes estrenos como los que hací­amos en Callao. Estoy muy contento de esa época», comenta. Admite que, pese al paso del tiempo, procura mantener el contacto con los otros actores: «Intento verme con algunos de ellos. Como soy de Barcelona, en los periodos en los que no trabajo, me voy allí­ para estar con mi familia. Madrid lo tengo un poco como ciudad de trabajo», cuenta.

En paralelo a su carrera como actor, lucha por hacerse un hueco en la música: «Siempre me ha gustado cantar. Ya ni me acuerdo qué me pasaba por la cabeza para decirle a mi madre que querí­a ir a Menudas Estrellas», (sí­, imitó a Chayanne en el programa). Ahora, y tras haber teloneado en España a artistas como Daddy Yankee, tiene claro el estilo que quiere desarrollar: «Estoy haciendo mis propias producciones. Iré un poco por un estilo de música comercial. Un poco como el rollo como el que ha hecho Juan Magán».

10153628_312340675635450_8466667304483792530_nEl joven habla de sus proyectos sentado en las nuevas oficinas del showroom SIXmadrid, donde ha acudido a vestirse para esta sesión de fotos. Cautivado por los diseños para hombre de las firmas Buddha to Buddha y RumJungle, el actor se declara amigo de la moda: «Me llevo muy bien con la ropa», dice antes de confesar sus rutas favoritas para ampliar su armario: «Por Madrid, lo primero es el Mercado de Fuencarral. Aunque por donde más salgo de compras es por el centro de Barcelona y también voy a tiendas en las que compra todo el mundo como H&M o Zara».

«Ahora estoy un poco traumado porque no encuentro nada de mi marca favorita», dice. ¿Y cuál es la afortunada? Ed Hardy, la marca favorita de los fieles de los tatuajes, como  es el caso de Adrián. «Me encantan las camisetas con tatuajes y estampados agresivos. Me gusta el color, pero también el negro, que lo uso mucho para vestirme», dice dando pistas sobre su inconfundible estilo urbano.

 

[vc_row][vc_column][thb_border][vc_column_text]

CRÉDITOS

Redacción: Carlos G. López
Fotografí­as: Ouris Madrid
Making Of: Latina54
Agradecimientos: Suspiria Producciones, Innercia EntertainmentSpainSIXmadrid (c/ Marqués de Santa Ana 18, Bajo)

[/vc_column_text][/thb_border][/vc_column][/vc_row]

De compras con Nerea Camacho

Entra en la sala y se hace el silencio. Parece tí­mida y frágil, pero tiene algo que inevitablemente genera que todas las miradas se posen en ella. Llega con retraso, pero está justificado. Nerea Camacho hace su aparición en el showroom de Denny Rose directa de un casting. Sí­, está atravesando una etapa muy dulce. Es una de las protagonistas de «Bienvenidos al Lolita», la serie del momento de Antena 3. No oculta su entusiasmo y rápidamente se le dibuja una sonrisa cuando se le pregunta por este trabajo: «No puedo estar más feliz. Al principio tení­a muchos nervios y no sabí­a si iba a gustar. Ha tenido buenas crí­ticas y la gente me para por la calle para decirme que se lo está pasando muy bien. Tal y como está hoy la cosa, es muy importante hacer reir», termina.

1660704_223558071180378_1655806333_nNerea interpreta a Greta, uno de los personajes más jóvenes de la serie. La actriz, aún menor de edad, asegura no encontrar complicado el adentrarse en las tramas amorosas que el guión exige pese a su corta edad: «No me es difí­cil trabajar sobre amor. Tuvimos unas semanas de ensayos antes de empezar el rodaje con todos los actores y directores y preparamos nuestras escenas. Eso me ayudó mucho de cara al rodaje», explica. Comparte muchas de sus secuencias con el actor argentino Rodrigo Guirao, con quien asegura haber establecido buen ví­nculo: «Cuando tienes escenas de amor es muy importante la complicidad y la confianza entre los actores. Con él me ha pasado desde el minuto uno. Tenemos una relación muy buena. Es muy simpático y me hace reí­r mucho», dice. Rodrigo no es el único compañero para el que tiene halagos. Al preguntarle quién le ha sorprendido de entre todo el reparto, Nerea lo tiene claro: «Luis Varela ha sido un gran descubrimiento. Es una persona cercana y cariñosa y tiene un espí­ritu muy joven. Es divertido y me lo paso muy bien con él».

Mientras hablamos de su paso por la serie, es inevitable intentar profundizar en qué le espera a Greta en los próximos capí­tulos. Nerea es generosa y sin querer desvelar los grandes avances de su personaje, adelanta: «Va a luchar por conquistar a Jota. Espabilará y no va a ser la chica buena que se está viendo. Va a cambiar incluso de look y se va a hacer un poco  más mujer». Según cuenta, «Bienvenidos al Lolita» también le ha servido para hacer un descubrimiento en el campo de sus capacidades artí­sticas. Sí­, a su talento como actriz, ahora también hay que sumarle su habilidad para cantar: «Siempre me habí­a gustado, pero me daba vergüenza hacerlo delante de la gente. Ya habí­a dicho que sí­ al proyecto y un dí­a me volvieron a llamar para verme antes de los ensayos y querí­an saber cómo cantaba», explica. La historia tuvo un final feliz y ahora Nerea dice orgullosa: «Tuve una prueba con la profesora, un músico y un director. Me dijeron que lo hací­a bien y podí­a cantar. Para mí­ fue una sorpresa de cara a la serie, pero también personalmente».


[youtube id=»N4k5Ub6iZKw» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Al margen de su trabajo en la ficción de Antena 3, Nerea también está de actualidad por haber protagonizado el videoclip de Megaphone, el último single de Xuso Jones. En cada palabra que pronuncia, Nerea deja entrever que el balance no ha podido ser mejor: «í‰l es un amor, es muy simpático y gracioso. Todo el rato nos estábamos riendo. Me lo ha pasado muy bien y he hecho amigos», cuenta. ¿Y cómo llega a producirse la conjunción entre Nerea Camacho y Xuso Jones? «Yo ya habí­a hecho otro videoclip anteriormente con Mario Jefferson. En este caso llamaron a mi representante porque querí­an que hiciera el papel protagonista del ví­deo junto a Xuso. Mandaron el guión y me gustó cuando lo leí­», explica.

1620988_223558137847038_2137507018_nPese a su juventud, tiene 17 años, Nerea Camacho es uno de los rostros con mayor proyección de nuestro paí­s. En 2009 ganó un Goya a Mejor Actriz Revelación por su trabajo en «Camino» y desde entonces no ha hecho sino solapar proyectos. Este agitado ritmo de trabajo ha causado que, a menudo, pase temporadas lejos de su tierra, Almerí­a. De su situación actual dice: «Estoy entre Almerí­a y Madrid. Voy de aquí­ para allá, pero eso me gusta. Vengo a Madrid por trabajo y cuando puedo me escapo a mi ciudad a ver a mi gente». ¿Y qué queda de la inocencia de esa niña que lloraba emocionada el recoger su primer Goya? «Todo. He cambiado y me hecho mayor, pero no noto una gran diferencia. Simplemente he madurado. Sigo con las mismas metas y la misma ilusión que tení­a entonces», sentencia.

Nuestra conversación tiene lugar en el céntrico espacio que la marca Denny Rose tiene en la madrileña calle de Piamonte, el showroom de succodimore. Minutos después de nuestra charla, Nerea posará con sus looks favoritos de esta firma de mujer. En este contexto, es inevitable hacer referencia a su relación con el mundo de la moda y las tendencias. «Soy muy básica y me pongo lo que me apetece sin pensar en lo que dirá la gente. Intento ir cómoda conmigo misma y que me guste lo que llevo puesto«, dice con humildad. Confiesa no ser de grandes marcas, aunque sí­ hay etiquetas que se repiten en su armario cuando se trata de vestir más informal: «Soy de centros comerciales. Me divierten más. En cuanto a marcas, Holy Preppy me gusta mucho porque es cañero y a la vez dulce y también Bershka», dice. Aunque habla de la moda con cierta distancia, Nerea también tiene referentes en este mundo: «Me encanta Rihanna. Es muy atrevida. Creo que es como yo. Se viste sin miedo al qué pensará la gente», afirma.

De compras con Rubén Ochandiano

Ha pasado la mitad de su vida delante de una cámara. El hecho se convierte en proeza, cuando el personaje apenas pasa de la treintena. Pues bien, la hazaña es de Rubén Ochandiano, quien se sumergió en el mundo de la interpretación con apenas 17 años. Desde entonces no ha hecho más que solapar éxitos y añadir créditos a un variado currículum que incluye hasta la autorí­a de una novela (el pasado año publicó su primer libro ‘Historia de amor sin tí­tulo’). En cine ha recibido las órdenes de Almodóvar o Icí­ar Bollaí­n, en televisión ha sido alumno de la escuela de ‘Al Salir de Clase’ y también el temido arzobispo de ‘Toledo’ y en los últimos meses ha dirigido y actuado sobre las tablas gracias al espectáculo que llevó a cabo sobre el mito de ‘Antí­gona’ en las Naves del Matadero de Madrid.

1507834_204848453051340_1465324818_nComo actor, Rubén Ochandiano tiene claro el género que despierta su predilección. El mayor volumen de su actividad profesional de este 2013 se la ha quedado el teatro: «Es un medio que nunca me sabe del todo bien. Deja algo agridulce. Me encantarí­a poder decir, como otros actores, que el teatro es ese lugar donde volver», confiesa. Al repasar su experiencia sobre el escenario, rápidamente se decanta por otros soportes: «Mi relación más placentera laboralmente es el cine y ahí­ es donde yo siempre quiero volver», sentencia. Pues está de enhorabuena. Su año termina con un proyecto para la gran pantalla en el que ya trabaja con ilusión. Es «˜Incidencias’, la próxima pelí­cula de José Corbacho y Juan Cruz, directores con los que ya trabajó en «˜Tapas’ en 2005. «Empezamos a rodar en marzo y ya estoy preparando el personaje», adelanta. Sin querer dar demasiadas pistas sobre la historia, cuenta: «Es una comedia con tintes de thriller. La premisa es un tren que se detiene en mitad de la nada el dí­a de Nochevieja horas antes de las 12 de la noche».

Los fans de Ochandiano pueden estar tranquilos, porque no tendrán que esperar hasta el estreno de ‘Incidencias’ para ver al actor. El madrileño será uno de los personajes invitados en la nueva temporada de ‘Los Misterios de Laura’, que ya anuncia su próximo estreno. Con un toque de humor, reflexiona sobre esta colaboración episódica: «Me lo pasé muy bien, pero ser el invitado de una serie siempre es un poco coñazo, porque el equipo ya está formado. Tú tienes que llegar y resolver como si fuera una pelí­cula, pero sin disponer del timing del cine». Al pedirle un pequeño adelanto sobre su papel, el actor corresponde generoso: «Suelo hacer personajes al margen de la ley. En ‘Los Misterios de Laura’ cada capí­tulo tiene un actor invitado que interpreta al asesino. Ata cabos».

1545889_204848639717988_439680932_n

Mi encuentro con Ochandiano se produce horas antes de Nochebuena. En este contexto es inevitable hacer balance sobre lo que deja el año que acaba. «2013 ha sido bastante convulso para mí­, pero he tenido la suerte de enamorarme recientemente. Hasta que ha ocurrido, creí­a que este año tení­a que haber sido declarado eternamente maldito«, confiesa. Echada la vista atrás, le pido que me desvele sus deseos para el año que entra: «Fundamentalmente seguir disfrutando esta relación que me ha regalado la vida, que es excelencia pura. Además, salud, un par de buenas pelí­culas y hacerme millonario», dice sin titubear. Y si pudiera elegir, ¿cuál serí­a una de esas dos pelí­culas? «Tengo la fantasí­a de hacer un musical francés y me encantarí­a que por fin ocurriera. Aun así­, confí­o mucho en que la vida te trae el personaje que te toca», confiesa.

Estamos en Mini, una de las paradas imprescindibles de Ochandiano cuando sale de tiendas. «Es donde siempre compro mis vaqueros. Cuando busco camisetas, voy a American Vintage, del callejón de Jorge Juan, y en cuanto a marca de camisas me quedo con Oliver Spencer», dice. Pese a lo claro que suena su itinerario de shopping en la capital, admite que suele variar en cuanto a las firmas de moda que consume. «A lo único que soy fiel es al perfume, que es de Paul Smith. Lo tengo que encargar y me lo mandan por correo de Londres», confiesa.

555638_204848553051330_216598992_nEn los últimos meses ha sido fácil encontrarse a Rubén posando en las fiestas más exclusivas celebradas en Madrid (noviembre y diciembre son los meses por excelencia de eventos en la capital). Acostumbrado a leer y escuchar comentarios muy favorables con respecto a sus estilismos, él quita hierro al asunto: «A veces tiro de showroom y otras, de mi propio fondo de armario. Depende un poco de la solemnidad del evento. Cada vez es un juego que me divierte más», termina con una sonrisa. El abanico de marcas a las que recurre para posar ante la prensa es amplio: «Como te he comentado antes, no soy muy fiel en ese aspecto, pero en los últimos meses he tenido muy buena relación con Armani y Dior», admite.

En un momento en el que los llamados iconos de estilo, it-boys o los nombres mil que reciben los hombres que inundan las revistas de moda, sorprende la contundencia de Ochandiano cuando se le pregunta por sus referentes: «No hay ningún chico al que yo vea vestido y piense que quiero parecerme a él. No tengo ningún referente claro de estilo», sentencia. «Hay cosas que me gustan, pero no recurro a nadie para ver qué se ha puesto y me pudiera poner yo», matiza. Y quedándonos en su estilo personal a la hora de vestir, ¿es un esclavo de las tendencias que cada temporada marca?: «Lo que le queda bien a cada uno, no tiene que ver con las tendencias. Si tienes un cuerpo perfecto, a lo mejor te puedes permitir ser esclavo de lo que se lleva cada temporada», responde.

Tiene claro lo que funciona en su cuerpo y lo potencia. Así­ ocurre con el último capricho de moda que se ha dado: dos pares de sus vaqueros favoritos, los de la marca Acne: «Los conocí­ en la tienda Mini. Me compré la talla 30 y como se dieron un poco de sí­, también me compré la 29, pero les pasó lo mismo. A los dí­as volví­ para comprarme la 28, pero solo se comercializan en Asia. Ahora uso los dos indistintamente», admite con humor. Sigue queriendo añadir más pantalones de esta marca a su armario y hace un llamamiento a sus conocidos para que los jeans lleguen en un paquete a su árbol de Navidad. Si le conocen, dense por aludidos.

944306_204848499718002_1493753281_n

[vc_row][vc_column][thb_border][vc_column_text]

CRÉDITOS

Redacción: Carlos G. López
Vídeo: Latina 54
Fotografía: Berta Sacristán
Agradecimientos: Mini (C/ Limón 24, Madrid)

[/vc_column_text][/thb_border][/vc_column][/vc_row]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies