Leticia Sabater busca el amor en First Dates

No nos cansamos de hablar de Leticia Sabater. O sea, nunca. Ídola. Y si encima nos deleita yendo a First Dates –el Tinder de la tele–, es que no podemos sino quererla. Gracias por tanto Leti.

Hemos vuelto a ver su aparición en el programa -que, por cierto, podéis ahorraros los primeros 50 minutos, no hagáis como yo, que para ver irrelevantes teniendo conversaciones de básicas os vais a la calle y ya- y hemos repasado todo lo que ha hecho nuestra popstar favorita y solo podemos decir que es súper necesario ver el programa. Es que encima la tía es sincera y lo dice todo sin tapujos, como que quiere salir casada del programa. Pues obvio que quiere, y si lo único que quisiera fuera encontrar un tío al que pincharse, también lo diría y estaría bien. ¿Cómo no vamos a quererla? ¡Basta ya de ir a First Dates hablando de antiguas parejas que no se han superado, hombre! ¿Así cómo vas a encontrar el amor o un pinchito? Pues eso.

Antes que nada hay que decir que iba guapísima. Gua-pí-si-ma. Llevaba un vestido nude –un color con el solo Kim Kardashian se atreve– con strass plateado y gafas de sol modelo aviador. Eso sí que es signature style y no la coleta de Ariana Grande.

leticia-sabater-first-dates-642
Fiel a su estilo

La pareja que le tocó a nuestra Leti (un fan) da para un análisis aparte, pero podemos resumirlo todo diciendo: «¿Lleva la corbata de su comunión?». Lo peor es que probablemente sea así. Nuestra reina de la sinceridad lo definió como un chico guapo y atractivo, así que vamos a hacerle caso y digamos lo mismo.

captura-de-pantalla-2016-12-05-a-las-21-44-42
El sujeto

Sin embargo, la diferencia de edad se notaba, y bastante. ¡Leticia Sabater era mayor que la madre de este chico irrelevante de cuyo nombre no nos acordamos nunca! Y, aunque la cita fue bien y Sabater hizo lo posible por que fuera bien, no cuajó. Y, cuando no cuaja, no cuaja. Pero qué podemos esperar de un hombre que tiene una cita con su ídola y lo primero que hace es preguntarle cómo se llama. Pues nada.

La cosa acabó con un par de besitos lanzados por Leti, porque el chico no se movía ni para mirarla, pero no habrá segunda cita. «¿Pero tú en las primeras citas qué haces, juegas a las canicas?» dixit.

Entre esos motivos por los que no volverán a quedar no estaba algo que le preocupaba mucho a la cantante, el tamaño del pene de su pretendiente. De sobra es conocido su trauma con los penes grandes, y afortunadamente el de este chico entraba dentro de la media. Cosa que pudo comprobar cuando él le dijo que se le estaba clavando el móvil.

tumblr_npildpilyp1r1ibqdo1_500
Never forget

Leticia Sabater no es una chica de rollos, de líos de una noche ni enamoramientos furtivos Quiere un novio limpio y comprometido, que no se vaya a por tabaco y la deje tirada, que le dé sexo cuatro o cinco veces por semana, y sobre todo que tenga el pene de un tamaño normal.

Este programa nos ha mostrado a una Leticia natural que dice que ella se quedó en los cuarenta y ya no envejece más, que asume que le ha ido mal en el amor y no pasa nada, que es tan natural que, si hace falta, le enseña a su pretendiente a comer espaguetis. Y, sobre todo, que es una persona magnífica que no se va con cualquiera que muestre interés si a ella no le gusta porque sabe que no tiene por qué hacerle daño, y le dice que no pasa nada, que algún día encontrará a alguna mujer y la hará muy afortunada.

En definitiva, que es el mejor capítulo de First Dates con diferencia. Bueno, empata con el de Platania Aeternum. Pero esos dos están muy por encima del resto del contenido televisivo de la programación actual y eso es lo que importa. Grande, Leticia.

5 cosas que no hacer en una primera cita

cosas que no hacer en una primera cita, San Valaentín, cita San Valentín, primera cita

No soy el rey de corazones, mi vida amorosa es absolutamente un fracaso. Odio San Valentín, una cita y las parejas que viven en un cuento Disney. No hay cosa más hortera que un ángel con alas llamado Cupido. En Tinder no hay príncipes ni princesas, ni en Tinder ni en todo el mundo. Me ponen nervioso las comedias románticas, las baladas, los libros que te aconsejan como ha de ser tu pareja perfecta.

Eso sí, me parece más patético aquellos, que para hacerse los graciosos, hablan de «San Solterín». Estos últimos sí que dan pena. Aunque no soy el tipo perfecto para daros lecciones amorosas, hoy os daré cinco claves que bajo ningún concepto tenéis que hacer en vuestra primera cita.

NO HABLES DE TU EX

Dices que has superado que te dejara tu ex y aunque anheles ser Isabel Preysler, sabes que tu vida seguirá siendo como la de Bridget Jones. De las veinticuatro horas que tiene tu día, dieciséis las dedicas a idealizar a tu ex y a repasar tu escasa vida amorosa. No seas dramático. Si quieres conquistar a alguien, en una cita no le numeres tus parejas porque parecerás un paciente que acaba de fugarse de la López Ibor.

cita

NO SERÁ LA MADRE DE TUS HIJOS

Déjale las cosas claras en la cita, pero no fuerces un compromiso inexistente. Te gusta, crees que puede ser la pareja perfecta, estás a punto de pedirle matrimonio, de contarle que quieres dos hijos, Mateo y Carla. Un piso en el centro de la Gran Vía estaría bien pero mejor sería si los niños corren por el chalé con jardín. Así ellos podrán jugar con Bobby, el perro que adoptaréis en la perrera. Ella trabajará solo media jornada y cuando llegues de trabajar te recibirá con unas galletas de mantequilla, recién horneadas. Los fines de semana os iréis a la montañ… ¡Os acabáis de conocer!

cita

NADA DE AMIGOS

Es una cita. Eso significa que solo podéis ser dos. ¿Lo has conocido por Internet y te da reparo de que sea una psicópata? Yo siempre lo pienso. No lleves a tu mejor amiga porque será la última vez que veas a la que puede ser tu futura pareja o puede ocurrir algo peor: Que tu futura pareja se enamore de tu mejor amiga. ¡Bendito culebrón!

cita

HABLA CON LA BOCA

Querido lector. Todos estamos enganchados a Whatsapp -aunque te cueste aceptarlo- pero espero que en tu primera cita lo dejes un poco aparcado. Necesitas hacerle reír, ser tú mismo, contarle qué te gusta y qué no. Eso sí, ten cuidado. Siempre puedes admirar y venerar a Marilyn Manson y que tu pretendiente (qué bien suena eso) sea una fanática empedernida de Aless Gibaja. ¡O sea, hello!

cita

PIENSA CON LA CABEZA

Si para la cita habéis quedado para cenar, no tosas con la boca abierta como si estuvieras poseído, no le cuentes tus fantasías sexuales, ni te emborraches (sabes de sobras que la fastidiarás), no le cantes ninguna canción, ni te dejes algún ‘paluego’ en los dientes, no bailes como un cincuentón que no tuviera mañana, ni envenenes a tu futura pareja.

cita

Ahora que ya te he dado los consejos básicos, céntrate, busca a tu queridísimo o queridísima y no la fastidies. Cuéntame, ¿cómo es tu chico/a perfecto/a? Eso sí, si no, siempre puedes hacer como yo: ver en bucle una comedia romántica, mientras tomas helados y escuchas baladas. ¡Ah, no que yo eso yo, en teoría, lo odiaba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies