Las portadas de discos más polémicas de la Historia

Las portadas de los discos, en muchas ocasiones, buscan llamar la atención. Es por eso que los músicos a lo largo de los años han tenido problemas, provocados intencionadamente o no, con las carátulas de sus discos. La sociedad ha ido cambiando con los años. Lo que antes un hecho concreto habría provocado todo un escándalo, a día de hoy, ese mismo hecho puede pasar incluso desapercibido entre nosotros. Si nos centramos exclusivamente en las portadas de discos, en otros tiempos, algunos álbumes ni siquiera habrían sido publicados.

Es por esto que, a continuación, tendremos algunas carátulas que hoy nos pueden parecer inocentes pero que en su momento no pasaron para nada desapercibidas. Aquí va nuestra pequeña lista bañada en polémica:


Yesterday And Today – The Beatles

Todo surgió cuando los componentes del grupo decidieron utilizar esta fotografía para la portada de su recopilatorio «Yesterday And Today«. En la imagen, los podemos ver disfrazados de médicos, cubiertos de sangre y rodeados de muñecos despedazados que simulaban ser niños muertos. El variopinto montaje gustó a los cuatro músicos que estaban hartos de las típicas portadas “happy forever”. Pero a las tiendas no les hizo mucha gracia y se negaron a poner esa portada en sus cristales. La discográfica modificó la portada, simplemente pegaron una nueva fotografía sobre los discos que no habían vendido aún.

 

Two Virgins – John Lennnon

John Lennon hizo un #PacoLeón antes de que Paco León hiciera un #PacoLeón. El cantante publicó un disco en el que aparecían completamente desnudos él y su novia Yoko Ono. ¿Por qué lo hizo? No se sabe. ¿Era realmente necesario? Sí/No. Juzguen ustedes mismos.

 

Diamond Dod – David Bowie

Si hablamos de escándalo de principios de los setenta, tenemos que hablar de Bowie. El artista  eligió una cubierta que levantó bastante polémica. Se trataba de un dibujo que lo presentaba convertido en una especie de centauro muy perruno. Una vez más, la discográfica se vio obligada a retocar la portada, eliminando las partes íntimas, convirtiéndolo en asexuado.

 

Lovesexy – Prince

Cuando la venganza se sirve en un plato frío. La polémica surgió, en esta ocasión, cuando una mujer descubrió que su hija de once años estaba escuchando un disco de Prince que contenía un tema en el que se que mencionaba la masturbación. En vez de afrontar el asunto desde una perspectiva educativa, la mujer recurrió a la influencia de su maridito político y decidió convertirse en salvadora de la nación, convirtiéndose en la antagonista. Eso sí, el príncipe púrpura tampoco renunció al tema sexual de su música. Por eso, decidió posar en pelotas en la portada de su disco «Lovesexy».


Existen muchos más casos donde el sentido de la provocación ha servido para crear portadas míticas en la historia de la música como es el caso de los Rolling Stones o los Red Hot Chili Peppers. Seguro que nos hemos dejado muchísimos sin mencionar, pero para eso tenemos los comentarios. ¿Qué disco te falta en esta lista?

¿Por qué es necesario escuchar a David Bowie?

Sí, es necesario. Incluso podríamos decir vital. Bowie nos dejó hace poco más de un año y su música se ha vuelto imprescindible, sobre todo con los últimos acontecimientos que ha habido en todo el mundo. Estas tres canciones del cantautor se pueden convertir en himnos reivindicativos muy actuales:


Heroes

La letra trata de dos amantes separados por el Muro de Berlín. ¿Qué diría el cantante británico si viese a Donald Trump como presidente y sus intenciones de crear un nuevo muro? Heroes habla de amor, de anhelos y de esperanza en un tiempo en que las dificultades eran mayores, donde cada vez estaba más restringido la libertad de amar y la rabia que esto producía. Se ha convertido con el tiempo en un himno esperanzador que grita fuerte contra la represión y el anonimato y a favor del amor y la valentía, por medio de un acertado y emotivo coro que sigue inspirando a muchos: “We can be heroes, just for one day”.

https://www.youtube.com/watch?v=Tgcc5V9Hu3g




Rebel Rebel

Es una excelente canción glam, de esas que se nos pueden quedar pegadas durante días. En cuatro minutos y medio, Bowie produce una de las pistas más rockeras de su carrera. Esta canción juega con la idea de identidad de genero, sí ese concepto que algunas asociaciones le tienen tanto miedo y que se dedican a sacar autobuses en contra de su significado: libertad.

Tu mamá tiene un torbellino. No está segura de si eres niño o niña. Hey, nena, tu pelo está bien. Tú me gustas. Eres un éxito juvenil.




Life on Mars

En esta pieza Bowie da pinceladas en forma de versos para dar a conocer  unos peculiares personajes que van desde Mickey Mouse y John Lennon hasta marineros dándose una paliza en una pista de baile, de cavernícolas y abogados que pegan a la gente equivocada. Con esta pieza, no solo pretendía hacer una crítica social, sino que también reflexionaba sobre la necesidad continua que tiene el ser humano de escapar de su realidad.

https://www.youtube.com/watch?v=v–IqqusnNQ


Sin duda, Bowie nos deja una herencia de lucha constante que no deberíamos olvidar. Y sí, por supuesto que nos dejamos muchos, muchísimos temas icónicos e increíbles de David Bowie, pero para eso están los comentarios. ¿Qué canción del artista es tu favorita?

giphy (5)-iloveimg-compressed

Alguien tenía que decirlo… ¡Que le fuck al Blue Monday!

Aunque pensemos lo contrario, no está todo inventando. Hace unos años surgió aquello del Blue Monday y a mí, personalmente, me la colaron. El día más triste del año, sin más. Cliff Arnall, profesor en el Centre for Lifelong Learnin de la Universidad de Cardiff quiso poner marca al lunes más triste ever. El estudio que debió de quedarse en un artículo de El Mundo Today se extendió. El invento se ha convertido en un nuevo movimiento en el que acabar gastándonos las perras y el aguinaldo navideño (si es que lo tenéis).

Para combatir esta patraña consumista, estoy aquí. He querido traer algunos momentos del mundo indie que fueron mucho más tristes. Pero, tranquilos, que además del drama que me caracteriza, también traigo armas musicales para combatir los llantos y las penas. 


Separaciones, c´est fini

Seguro que recordáis la separación o disolución (como se le llama ahora) de alguno de vuestros grupos prefes. ¿Hay mayor tristeza que el fin de Standstill? Ya os lo digo yo: NO. Por si fuera poco, algunos de sus fans fans suelen destacar por ser blanditos e intensos; sí, como yo. Pero a la pena imborrable de que el camino de Standstill termine, podemos darle la medicina que ellos mismos nos regalaron en su despedida. Estaría Muy Bien es, para los que amamos a la banda, el regalo perfecto para decir adiós, o hasta luego, que soñar sigue siendo gratis.



CANCELADO

Después, de manera más superficial, están las típicas cancelaciones de gira, de concierto, de cabeza de cartel en un festival. A veces por motivos de respeto, como Foo Fighters. Tras el atentado de Bataclán cancelaron sus conciertos en París y Barcelona. Otros por enfermedad de algún miembro de la banda o por falta de entradas vendidas (sí, es así). Algunos son menos sonados, pasan más desapercibidos, pero, claro, si el Primavera Sound descuelga de su cartel a Band of Horses puede darte un parraque más que momentáneo. La verdad es que no recuerdo ni el motivo… Sólo que, desde entonces, todavía no he podido verlos. Siempre me quedarán los vinilos, YouTube, incluso Spotify. 



Pérdidas, de las reales

Después está cuando se van de verdad. Cuando nos dejan con o sin previo aviso. Después de un 2016 que se ha llevado a tantas voces y genios, esperamos que 2017 no sea tan trágico este sentido. Nos queda el consuelo de que no se irán para siempre. Por muchos Blue Mondays que se nos acumulen, ellos no fallarán. Y si alguna de estas pérdidas me encogerá el pecho, aunque pase el tiempo, son las de Amy Winehouse y David Bowie. Memorables lágrimas en el closing del PS16 con Dj Coco en el escenario Rayban, y lágrimas futuras en el concierto que este 2017 dará Seu Jorge en el festival barcelonés. La banda sonora de «The Life Aquatic», en la cual se incluye Life on Mars

https://www.youtube.com/watch?v=N4d7Wp9kKjA



Ya no son lo que eran

Otra de esas que te duelen, aunque no tanto como las anteriores, es cuando tu banda favorita se vende, cuando simplemente cambio o cuando «ya no es lo que era«. Obviamente, el derecho a su transformación o no es de ellos mismos, eso faltaba. Pero seguro que alguna vez habéis sentido esa traición. Pongo la mano en el fuego a que no os ha molado nada. Como el eterno deseo con que The Killers vuelvan a tener un disco como «Hot Fuss», pero ni tú ni Brandon Flowers vais a volver a 2005, por ahora. Después está lo de Polock, y tus ganas porque no intenten sonar como Phoenix. Pero tú no vas a tomar sus decisiones, aunque ellos a veces pongan el ritmo a las tuyas.


Por estas y otras cosas más yo grito un QUE LE FUCK AL BLUE MONDAY. Demasiadas hecatombes protagonizamos a lo largo del año, para que a otra más le pongan fecha. NO olvides tu manual del buen indie pegado al pecho. En él, tan sólo puede existir un Blue Monday, y obviamente, sabéis de que hablo. Que seáis muy felices, lunes, martes o domingo de resaca.

10 covers para olvidar su canción original

Soy adicta a los covers, me encantan las cosas mejoradas, la fusión de galletas y cereales y me compraré el iPhone 7 cuando exista. Soy de las que se niegan a admitir eso de que «segundas partes nunca fueron buenas«. La música nos regala maravillas, una de ellas los covers, si bueno, las versiones de otros temas, pero es que decir las cosas en inglés queda mucho mejor, no finjáis.

Aunque muchos penséis que el mundo de los covers es un rollo modernillo que nos hemos sacado de la manga, estáis muy equivocados. Para hablar de los covers hay que remontarse a tiempos lejanos, antes incluso del nacimiento de Jordi Hurtado, palabrita de indie.


Come Together – Joe Cocker (The Beatles)

Esta versión vio la luz con la película Across the Universe, que, con el permiso de mis compis de cine, recomiendo. Joe Cocker va de vagabundo, pero está claro que siempre fue y será un sir musical. Hay tantas canciones versionadas de The Beatles que era complicado elegir una, pero, claro, que haya un montón no significa que todas sean buenas.

beatles

Escúchala en YouTube 


Como yo te amo – Niños Mutantes (Raphael)

Esta canción la cantaban nuestras abuelas, algunas madres que otras y hace unos años la empezamos a cantar algunos de nosotros gracias a Niños Mutantes. Que nosotros somos igual de intensitos que la más grande, y amamos con la fuerza de los mares, el ímpetu del viento y todos los gigas de nuestra tarifa de datos. ¡Ah! Que este temazo también lo canta Rocío Jurado. Eso sí, que nadie se olvide de Raphael, ese tremendo show-man.

Escúchala en YouTube


Shake It Off – Us the Duo (Taylor Swift)

Qué grande fue el cierre del Primavera Sound 2015 cuando Dj Coco pinchó a Taylor y todos los que estábamos encima del escenario nos volvimos locos a los High School Musical (no, no me sentí Vanessa Hudgens). Y es que este tema ha acabado por gustarle a muchos contra su voluntad. El cover en concreto lo descubrí una mañana de resaca, es de Us the Duo, un chico y una chica que hacen versiones muy sweeties de todo lo que les apetece.

Taylor Swift

Escúchala en YouTube


Toxic – Those Dancing Days (Britney Spears)

Si sois fanses de Brit, tenéis que escuchar este cover, es una obligación, y si no os gusta la Spears, pues también. Descubrí el cover en una época donde el indie no estaba en todos sitios, la bailamos como locos en la segunda edición del SOS 4.8 y poco más sabemos ahora de Those Dancing Days. Eran suecas, mamarrachas, pero molaban, quien no fuera un poquito mamarracho en esa época, que se baje de este barco.

Escúchala en Spotify


Shadowplay – The Killers (Joy Division)

La primera vez que escuché esta versión tuve un dejà vú de los fuertotes, yo ya había escuchado esta canción. Pero, claro, estaba en esa época que Brandon Flowers protagonizaba mi sexo idílico e imaginario. Cuando se lanzó este tema, The Killers todavía estaban ahí arriba, después se vino todo abajo. La canción original de Joy Division es maravilla, eso que quede claro. P.D.: Recomiendo Control, película sobre la vida y muerte de Ian Curtis.

brandon flowers

Escúchala en YouTube


Girls Just Wanna Have Fun – Russian Red (Robert Hazard)

Primero, que no haya confusiones, esta canción no es de Cindy Lauper, por ello podemos considerarlo “metacover”. No es un secreto, no me gusta mucho Russian Red, no me gusta su rollo, no me gusta que pose choni-poligonera en coches… pero es que esta versión es café para los muy cafeteros. Me encantaría ver a Russian de la guisa de Cindy, con su ropa ochentera y bailando con los Goonies, aunque solo sea en mi mente bizarra.

Escúchala en YouTube


Skinny Love – Birdy (Bon Iver)

Si eres ñoño, blandi o intensito, tiene que gustarte Bon Iver, sucede así, es matemático, es como sentirse atraído por Jon Kortajarena, instintivo. ¿La canción de Justin Vernon te pone ojitos? Pues la de Birdy te va a encantar. La inglesa ganó un concurso de talentos con 12 años y, desde entonces, BOOM. A ver si los show talents de España suben un poquito la calidad, please.

Escúchala en YouTube


Astrud – Bailando (Paradisio)

Maravilla hecha canción, son las seis de la mañana, vas por tu quinto chupito de Jäger y la vida te parece fabulosa mientras suena esta canción. He de admitir que hasta no hace demasiado pensaba que este tema era de Astrud… Y, ahora, claro, será la costumbre, pero la versión me gusta que la original, que es un poquito más de la ruta del bakalao. Eso sí, poned cualquiera de las dos en una fiesta, quien no baile, se merece una muerte lenta y dolorosa.

Jack Dance

Escúchala en YouTube


The Man Who Sold The World – Nirvana (David Bowie)

Ahora más que nunca todo el mundo se empeña en recordar todas las cosas geniales que hizo Bowie, una de ellas, The Man Who Sold The World. Este tema fue versionado por Nirvana muy acertadamente. Seguramente ahora, en el cielo de los genios, Kurt y David estén tocando la guitarra y cantánose unos temas como éste. Bueno, confiamos que nos estén preparando una buena fiesta para cuando subamos ahí arriba.

Escúchala en Youtube


Te debo un baile – The New Raemon (Nueva Vulcano)

Matadme por romantica, pero es que está canción sonará en mi boda indie. Y con todo mi respeto musical a Nueva Vulcano, la versión que se marcó The New Raemon es puro amor. Lo que hace Ramón Rodríguez suele ser tierno y lleno de mensajes, y escoger Te debo un baile fue una buenísima elección. En ocasiones, el músico ha bromeado en sus conciertos sobre que le pidan tanto una canción que no es suya. Ésta la he dejado para el final porque sin duda creo que es el final perfecto.

Escúchala en Youtube


 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies