Los 10 capítulos más lacrimógenos de Anatomía de Grey

En unas horas llega a Divinity la duodécima temporada de ‘Anatomía de Grey’, esa serie que todos creíamos muerta pero que cual Ave Fénix ha resucitado de sus cenizas introduciendo sangre fresca en forma de personajes maravillosos (Amelia Sheperd, por ejemplo) y reciclando tramas que no tenían demasiado fuste para dar mayor espacio a otras que sí tienen fuerza. De este modo, la creación de Shonda Rhimes ha vuelto a conquistarnos pero nosotros no podemos dejar de echar la vista atrás y recordar por qué nos enganchamos a ella: sin lugar a dudas, por esos momentos emotivos que sólo en ‘Anatomía de Grey’ puedes vivir hasta deshidratarte, gastando todas las provisiones de pañuelos de tu casa, de la del vecino y del bloque entero si me apuras.

Por ello, y para celebrar el estreno de la nueva temporada en abierto, hemos seleccionado los mejores momentos lacrimógenos de la serie en un TOP nada sencillo. ¿Cuál es tu momento favorito?


10. Temporada 10, capítulo 24: ‘Fear (of the Unknown)’

Se estuvo cebando con su marcha durante mucho tiempo y, en la finale de la temporada 10, finalmente, ocurrió. Cristina, uno de los personajes más queridos por todos, abandonaba la serie y no fue tan triste como esperábamos pero, aún así, decirle adiós a ese personaje, acabó por arrancarnos las lágrimas.


9. Temporada 10, capítulo 12: ‘Get up, stand up’

April y Jackson no terminaban de decidirse: te quiero, no te quiero, pues me caso (básicamente, fue así); sin embargo, cuando ella llegó al altar con otro, a él se le iluminó la bombilla y… bueno, pasó esto, con ‘Total eclipse of the heart’ de fondo. El último gran momento que nos ha brindado la serie.


8. Temporada 8, capítulo 9: ‘Dark was the night’

No tuvo una gran repercusión pero sí que fue muy trágico: en él, Henry era operado por Cristina, quien no sabía que era él quien estaba en la mesa de operaciones. Cuando éste muere, el mundo se le viene encima. Además, en este mismo capítulo, Meredith y Álex tienen un accidente con la ambulancia.


7. Temporada 7, capítulo 18: ‘Song beneath the song’

El famoso capítulo musical no fue todo lo bueno que esperábamos pero recordemos que tenía a Callie moribunda mientras todos cantaban ‘Chasing cars’ y, claro, cualquiera no llora. ¡Es que saben qué fibra tocar, oye!


6. Temporada 3, episodio 17: ‘Some kind of miracle’

Tras morir ahogada, Meredith visita a los fantasmas de su pasado, entre ellos, su madre en un emotivo sueño. Finalmente, los médicos consiguen devolverla a la vida (evidentemente, es la protagonista) ante la mirada de Cristina.


5. Temporada 8, capítulo 24: ‘Flight’

En este hospital, todos sabemos que los dramas no vienen solos. Para la finale de esta temporada, Shonda decidió que no iba a matar a un personaje sino que iba a liarla parda e iba a matar a unos cuantos. La muerte de Lexxie se quedaría grabada en nuestra mente mientras que capítulos más tarde también moriría Mark.


4. Temporada 5, capítulo 24: Now or never

Este capítulo es uno de mis favoritos de la serie. Un hombre sufre un accidente y llega irreconocible al hospital. Finalmente, se descubre que es O’Malley. La escena final, con éste reencontrándose con Izzy en el ascensor, es mítica.


3. Temporada 11, episodio 21: ‘How to save a life’

Antes decía que la boda de April fue el último gran momento de la serie y lo mantengo. Esto fue una auténtica tontería, una mala jugada por parte de Shonda pero no podemos decir que no lloramos. Y mucho. Derek moría mientras Meredith no podía hacer nada. Never forget, Shonda. Never.


2. Temporada 2, capítulo 27: ‘Losing my religion’

El primer gran drama de la serie. Izzy vestida de gala llega a la habitación pero Denny ya está muerto. Se agarra a él y llora lo que no está escrito hasta que llega Álex y la retira. Suena ‘Chasing cars’ y aquí se deshidrata hasta el apuntador.


1. Temporada 5, capítulo 22: ‘What a difference a day makes’

No sé vosotros pero yo tengo el momento en el que vi este capítulo grabado en la mente por lo mal que lo pasé. Izzy se está muriendo de cáncer y Meredith decide darle su boda para que se case con Álex. Qué llorera, por Dios.

5 razones para amar ‘Cámbiame’

Qué triste fue la despedida repentina de Cambio Radical, ese programa de Antena 3 que convertía a patitos feos en grandes cisnes. Muchos lloraron desconsoladamente hasta que Divinity comenzó a emitir How Do I Look? y dieron saltos de alegría cuando Telecinco anunció un nuevo programa que cambiaría cada día a una persona para explotar al máximo su potencial: Cámbiame.

Hoy, en BFace Magazine, traemos 5 razones para amar un programa surrealista, de autoayuda, tróspido, flamenco y rayado. Porque, aunque no lo parezca, Cámbiame es, posiblemente, de lo mejor que hemos podido vivir en los últimos años televisivos. ¡Viva Cámbiame!


1Una pintura surrealista

Cámbiame es el surrealismo hecho programa. Cuando creías que ya lo habías visto todo en esta vida, cuando creías que no podía haber nada más allá, ¡sorpresa! Llegan momentos que superan todo lo experimentado anteriormente: pedidas de matrimonio, lágrimas de cocodrilo, María Patiño posa con un bolso, una concursante se marca un dueto con Ruth Lorenzo… Todo puede pasar en el programa dirigido por Marta Torné, siguiendo la estela de Hable con ellas.


2

Un libro de autoayuda

El cambio no siempre es físico, sino que, a veces, está en el interior. Es el mensaje principal de los estilistas cada vez que rechazan a alguien. «Eres guapísimo. ¡Tú no necesitas un cambio! ¡Mírate!». Y, así, auténticos crímenes contra la moda pasan sin más por la pasarela. Y te quedas mirando fijamente la televisión, gritándoles que ser guapo no es sinónimo de tener buen gusto.


3

Un festival tróspido

La fauna que puebla España es extensa y variada y el 60% ha ido a parar al plató de Cámbiame. Pocos programas bastan para que te des cuenta de que, posiblemente, no verás nada igual en tu vida. Una señora loca das las gracias a Dios por quién sabe qué mientras grita y se ríe sin parar, la versión arruinada de Anastacia se convierte en una señora de Mujeres Ricas, un carnicero hippie se transforma en modelo de Hugo Boss…


4

Un cuadro flamenco

La blogger pija que es rockera (Natalia Ferviú), el blogger pérfido que resulta ser simpático (Pelayo Díaz) y la diseñadora loca que nos hace pensar en la caída de Amparo (Cristina Rodríguez) son los conductores y grandes protagonistas de Cámbiame -te queremos, Marta-. Los quieres y odias a partes iguales, sin distinción, y atiendes fijamente cada vez que hablan… porque nunca se sabe con qué pueden salir. Sin ellos, nada sería igual.


5

Un disco rayado

¿La clase de persona que sólo conoce cuatro canciones y no busca más allá porque cree que es suficiente? ¡Así es Cámbiame! Alguien pensó que bastaría con utilizar Wings (Birdy), Firework (Katy Perry), Rolling In The Deep (Adele), Human (Christina Perri) y poco más. ¿Para qué molestarse en usar otras? ¡Mejor repetir una y otra vez hasta que el público abandone las canciones españolas y se aventure a aprender algo de inglés! ¡Viva, una vez más, Cámbiame!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies