Analizamos ‘Duele el Corazón’, de Enrique Iglesias

O lo que es lo mismo, te decimos qué frases pueden causar controversia si te las pones de estado de WhatsApp. De sobra es conocido que las canciones del verano no tienen una lírica, retórica y métrica excesivamente cuidada. Ahí está Yo Quiero Bailar, de Sonia y Selena.

duele1
Eso le dijeron a Enrique para que creara sus canciones

Y tampoco es que Enrique Iglesias haya seguido los pasos de su padre y se jacte de ser un truhán y un señor. Más bien tiene un nivel linguocultural más cercano al de su hermana Tamara Falcó. Tiene el temazo Héroe, que podríamos aceptar pulpo como animal de compañía, pero de resto, regular.

Y si a esto le sumamos que un año más se da la coyuntura de que Enrique Iglesias es el autor de la canción del verano –o, más bien, el intérprete– peligran los estados de WhatsApp, plagados de sutiles metáforas, epandiplosis y polisíndeton. O lo que es lo mismo, comparaciones reguleras y usar las mismas palabras siempre.

Tras un par de escuchas hemos descubierto que hay ciertas frases que si se descontextualizan o se desgranan pueden causar confusión en el receptor del mensaje. Por eso, hemos decidido analizar los enunciados más destacados de este temazo que escuchas tanto en las mejores discotecas como en la verbena de tu pueblo. Omitiremos la dudosa y forzada pronunciación de Enrique Iglesias de falso latino que no le hace justicia a sus orígenes de niño bien.

duele3
Enrique alicaído por lo que acabamos de decir sobre él

Sólo en tu boca yo quiero acabar todos esos besos que te quiero dar…

Es que acabarlos en la frente o en la sien queda muy de padre. Pero es apta para título de foto de Instagram, ya que se acompaña de un elemento gráfico.

duele4
Ojo, que también te puede pasar esto

Decídete pa’ ver si te quedas o te vas; si no, no me busques más…

Gramaticalmente esta frase está bien (más o menos), pero no tiene coherencia con lo que viene a continuación. Aunque te arriesgas a que te diga que se va, que no te va a buscar más.

duele6
Y que también te suelte esto, por si no quedaba claro

Si te vas, yo también me voy…

Antes decía que si se iba que no le buscara más, pero se lo ha pensado un poquito mejor y prefiere seguirla y mira, aclárate. Además, si te vas… ¿a dónde? Porque si te vas a la mierda, yo no voy contigo. Esta frase no es la mejor para tenerla como estado porque puede dar a entender que estáis los dos pasando el uno del otro.

duele7
Y te quedas así porque no sabes si ir, venir o si igual si te vas, se va y pasa de ti

Bailamos hasta las diez, hasta que duelan los pies…

Es obvio que puso diez porque es lo único que rimaba con pies. Porque o es muy temprano o te has ido de after, en cuyo caso lo de bailar no se contempla.

duele8
Más de esto no te vas a mover en un after

Con él te duele el corazón y conmigo te duelen los pies…

Si tu pretendiente tiene esta frase de estado y conoces la canción, bien. Ahora, si no la conoces, puedes pensar que es runner y, buff, qué pereza. Podría ser un poco espantaligues.

duele9
Porque esto es lo más cerca que estás tú de correr

Estrofas…

Solo en tu boca, yo quiero acabar
Todos esos besos que te quiero dar
A mí no me importa que duermas con él
Porque sé que sueñas con poderme ver

(…)

Solo con un beso yo te haría acabar
Ese sufrimiento que te hace llorar
A mí no me importa que vivas con él
Porque sé que mueres con poderme ver

Aunque estas frase de por sí no está mal y puede conformar un estado de Facebook perfectamente por sí misma, podemos observar cómo la imaginación de Enrique se vio gravemente mermada e hizo lo que todos cuando utilizábamos Wikipedia para los trabajos del instituto. Cambiar algunas palabras sueltas que así seguro que no se nota.

duele10
Tú y todos Vicenta

Pero no te llena tu corazón sigue vacío…

Aparte de que desconozco la existencia de comas en esta frase por su ausencia en el videoclip de la letra, es obvio que, si no lo llena, está vacío, pero gracias por la aclaración.

duele11


Conmigo rompe la carretera…

Nada que comentar porque no entendemos esta frase. Nivel de aceptación como estado de WhatsApp: bajo.

duele12
Anonadadas como Tamara/Ámbar/Yurena

Aunque no podemos evitar gritar cada vez que suenan los primeros acordes de esta canción que…

duele13

Bonus track: si clickas aquí, puedes escuchar y leer la versión en inglés, que tampoco tiene desperdicio.

TEST | ¿Qué canción del verano te representa?

Yo ya no me creo mucho eso de que existen las estaciones, porque hace calor todo el año, pero cuando empiezas a sudar más que un cerdo por las noches y las sábanas se te pegan más que un baboso en un botellón, es que el verano ya ha llegado.

Esta maravillosa época del año no viene sola. Festivales, playas, piscinas, ferias y verbenas; cualquiera de estos lugares es bueno para escuchar esas canciones que empezamos odiando y que para cosa de agosto ya terminamos cantando por aburrimiento. Sí, eso son las canciones del verano.

BFace es consciente de que las ansiadas vacaciones están a la vuelta de la esquina y quiere que hagas memoria de todos esos temas que al final terminaste borrando de tu móvil o MP3. No eran tan malos, ¿verdad? Descubre qué canción del verano te ha marcado y aún no puedes superar.

Cómo perrear siendo de Cuenca

El perreo nos invade, nos penetra, nos folla a diario sin piedad. Y nos encanta. El dale don dale, el “a mí me gusta la gasolina”. El reggaetón llegó a nuestras vidas y se quedó. Todos hemos frotado nuestros cuerpos al son de Daddy Yankee, Don Omar o Nicky Jam. ¡Y dale, papito!

Pero en nuestro país ha ocurrido un hecho que nos ha dejado asombrados, pasmados, conmocionados, estupefactos, desconcertados, conmocionados. Un hecho que ni el propio Iker Jiménez sería capaz de explicar: el perreo español. Sí, amigos, España ha dejado de bailar jotas, sevillanas o sardanas para dar paso al “pégate a mi cuerpo, sentirás la cosa buena”. Españoles, el perreo patrio ha nacido. ¡Amén! Por todo eso, voy a explicar 5 puntos esenciales para magrearnos bailar de la forma correcta, porque ya que perreamos, perreamos bien, ¿verdad?


Letras muy profundas

Y cuando digo “profundas”, me refiero a letras que hablen de sexo, del duro, sin piedad, con dolor, del que se te mete hasta el fondo (de la garganta). En eso, Ylenia es experta, y sólo tenemos que escuchar su Pégate para ver que la de Gandía cumple este requisito a la perfección: “cuando tú me rozas, me pones como una fiera” o “pégate a mi cuerpo, sentirás la cosa buena”. Letras profundas, directas a nuestra entrepierna.


Vídeos

Hay vídeos y vídeos, y los del perreo no son famosos por su buen gusto. Pero tampoco buscamos eso, buscamos carne, magreos y caras viciosas mirando a cámara y sacando la lengua. Y en eso, Enrique Iglesias es el amo y señor, y sólo tenemos que ver los 48374 vídeos donde sale perreando con otros cantantes latinos. Él ya no quiere experiencias religiosas, quiere perreos religiosos.


Excitación

No hablo de la excitación que sientes cuando apruebas Derecho Romano, sino de la excitación sexual, esa que sientes cuando ves a Matt Bomer o Quim Gutierrez. Y es que el perreo es eso, estar cachondos y dejar salir el calentón a través del baile. Vamos, el magreo de toda la vida en la esquina más oscura de la discoteca, pero aquí a la vista de todos. ¡Y dame más gasolina!


Vestuario

Que sí, que un vestido largo, con sus buenos taconazos queda muy bien, pero en el perreo es necesario enseñar carne, y cuanta más, mejor. Aquí no vale con dejar nada a la imaginación, aquí tienes que enseñar hasta el carnet de identidad. ¿El mejor truco? Usar un top como falda y una camiseta sin sujetador, si eres chica. ¿Y si eres chico? Pues camisa abierta o, directamente, el pecho al descubierto. ¡Queremos carne!


Seseo

El seseo implica no pronunciar ni las “c” ni las “z”, sino todo con “s” *clases gratuitas con Bface, ¿dígame?*. Podríamos decir que este punto es el más importante, el que nos hace más latinos, o de Canarias, que lo tenemos más cerca. Por eso, si quieres ser una buen ejemplo de perreo patrio, no hagas como la Pelopony en su Tremenda, no puedes pronunciar “gozar”, sino “gosar”, y si le añades un “papito”, perreo máximo del bueno. “Déjame gosar, papito, y dámelo todo”.


La Pelotera: el hit veraniego de Los Morancos

Verano por la tarde, tarde-noche. Unas sillas de espadaña, una mesa con faldillas y una muñeca wendolin de legionaria y un toro encima de la televisión. Desde la ventana de la cocina de tu vecina, llena de geranios, se desprende ese aroma a San Jacobos, croquetas y palitos de merluza. Sí, porque en este país somos muy de rebozaos. Pero más aún de Los Morancos.

Los hermanos Cadaval (César, el mayor menor, y Jorge) comenzaron su andadura allá por los 80. A finales de los 90, en El Retorno de Los Morancos (La 1), se convirtieron en un arma de crítica social de la España profunda con personajes célebres de cuño propio como el Gabrié, la Devo, la Jenni, la Vane y, Antonia y Omaíta, y por supuesto, el Joshua.

Pero es el tándem madre-hija (Antonia y Omaíta) las que a día de hoy han conseguido ser un azote político y musical de la actualidad, siempre en términos de humor. Y en BFace, que somos muy de hacer tops, nos metemos en el papel de Wilson y Linda en el top manta, y os traemos el top 5 de las mejores versiones de Los Morancos.


La Pelotera — La Gozadera (Gente de Zona ft. Marc Anthony)

Con 325.000 visitas en menos de una semana,  sin necesidad de grandes producciones, se han postulado como la canción del verano. Ya les gustaría a muchos periódicos ser así de claritos.


Mangando — Bailando (Enrique Iglesias ft. Gente de Zona & Descemer)

Fue la semilla de La Pelotera. No había madre de España que no recibiera este WhatsApp y lo mandara en cadena. Con 2.300.000 visitas muchos cantantes empiezan ya a desear ser parodiados por ellos.


Ni Juana ni Juan — You’re The One That I Want (Grease)

Otra de sus grandes versiones. Más antigua (allá por 2005, en Moranquissimo, Canal Sur) y menos política, sí, pero muy grande. Y la hace grande el hecho de saber expresar tan bien lo que a tantos españoles que no tienen ni idea de inglés y lo dan todo en la discoteca les pasa: que se inventan la letra.


Venga, Lorena — Baila, morena (Héctor y Tito)

En este caso parodian a esas princesas de calle y, de paso, tocan al intocable reggaeton. Lo mejor de esta versión es ver a César hacer de Lorena, ya que, dentro del dúo artístico, suele hacer los papeles masculinos.


Marica tú — Dragostea Din Tei (O-Zone)

Y, por último, la versión de las versiones. La ponemos la última, pero por ser, para nosotros, la mejor. Porque nosotros, en BFace, al igual que la Jurado, somos pro-LGTBI. Superó a la original y se convirtió en himno gay internacional. Ellos hablan de torsos, de purpurina y de armarios. Todos sabemos que Jorge Cadaval es uno de los rostros famosos que más visibilidad ha dado al colectivo al casarse en 2007 con su marido Ken Appledorn.


El Ying y el Yang, la azúcar y la sal, el día y la noche, el arte y el arte.  Tan hermanos y tan diferentes. Y a lo mejor ahí radica su éxito profesional. Porque a nivel personal, no habrá dúo artístico que, entre ellos, se quieran tanto. Por muchos años más de sus vídeos en YouTube azotando a los de arriba. Lo bueno, si Morancos, dos veces bueno.


Henry Méndez: «Lo único que sé es hacer música»

Llevas 3 años aproximadamente prodigando la música electrónica tropical, la “música flow”, ¿cómo definirías tú ese cambio, esa evolución, desde el principio hasta ahora?

La misma dinámica de trabajo te ha llevado a hacer esos cambios, la demanda del público, la renovación que ha habido a nivel musical te lleva a esas tendencias. Te tienes que renovar o mueres. Siempre intentando mantener la esencia del estilo con el que empezamos a trabajar. La verdad que el cambio no ha sido difícil, porque si te sabes amoldar a eso… Lo que sí es sorprendente es que la gente le haya dado tanta acogida ahora, supongo que la gente pedía ese cambio. Y, bueno, eso fue lo que hicimos innovar un poquito. Ya desde la época que comenzamos a trabajar junto con Guajiro (Veo, veo) empezamos a cambiar un poquito la dinámica y, gracias a Dios estamos aquí, repartiendo fuego electrónico-tropical.

“Fuego electrónico tropical”, “yeah” o “dale mambo”, ¡eso es casi una cuña tuya!

Sí, sí (risas). No, de hecho, es un término registrado, evidentemente. Lo tengo ahí porque los dominios del “electrónico tropical” es una cosa que se me ocurrió, es como una marca. La gente lo ha aceptado bien y eso es lo bonito.

La gente, en general está contenta, pero es verdad que hay quienes echan de menos ese reggaeton “purista” de hace tiempo. ¿Tú cómo lo ves? ¿Te gustaría volver o eso ya es algo que pasó y pasó?

Bueno, de hecho, está volviendo. Fíjate en las radios, el número 1 El Perdón, de Nicky Jam con Enrique Iglesias, es reggaeton, Travesuras es reggaeton, etc. Todos son reggaeton puro y duro. Luego ahí está la fusión del reggaeton con la electrónica, pero más tirando al reggaeton. Mucha gente lo daba por muerto, era una moda y desapareció, porque la electrónica en España se hizo muy fuerte. Pero en Latinoamérica y Sudamérica no ha muerto, siempre se ha mantenido vivo, con artistas como Daddy Yankee, Don Omar… Allí sí que le han dado un toque más tropical, que han fusionado con más trompeta, más metal.

Tú has experimentado el cambio entero, que has estado desde un lado hasta otro. Por tener, tienes hasta dance.

Es que yo creo que un artista tiene que ser versátil y saberle dar a cada público algo, sin salirte de tus parámetros. Dentro de este marco puede haber diferentes estilos de música pero aportando calidad. Lo que no puede ser es practicar el intrusismo, de ponerte a hacer dance si no lo controlas. Entonces, fusionas dance con tu música latina y ya con eso puedes salvar la situación, no te queda tan desactualizado si el dance se pone de moda. Pero, bueno, yo lo que creo es que me limito a hacer producciones de calidad, a mirar mucho el contexto de la letra, para que la puedan cantar los niños, los abuelos, etc, y eso te da un plus de confianza. ¿Por qué? Porque la gente puede disfrutar de la música de manera sana, no hay una frase que pueda hacer daño al oído al niño o al abuelo.

Tu disco “Dale Mambo” (2014) tenía de todo. Puede que sea tu disco cumbre, ¿no?

Sí, desde luego ahí, quizá, la gente me catalogó un poco de “blando”, en el sentido de que me decían: “¿Pero por qué haces tanto romantiqueo?” (risas). Pero, a ver, llega un punto que cuando uno va a elaborar el disco, estaban todas las canciones que fueron éxito y, luego, canciones nuevas que yo quería llevarlas en ese estilo, porque aunque aquí gustaba otra cosa -aquí siempre me tienen, ustedes me conocen-, en latinoamérica funciona lo que a ustedes no les gusta. Entonces, claro, yo tenía enfocado el disco hacia todos los públicos y hacia todos los países. Tenía que dar variedad de diversificar entre mundos. Pero, bueno, ha dado bastante resultado, gracias a Dios. Mira, más de una canción se ha postulado en puestos buenos de lista, como con No Regresa Más con Dulce María en países como Venezuela y Ecuador.

No Regresa Más fue un hit. Más de una vez has dicho que Dulce María ha llenado Maracaná. ¿Cómo fue la experiencia con ella?

Sí, la verdad es que una artista de una talla tan internacional y tan grande siempre es placentero y, aparte, es favorable para la carrera del que no es tan conocido -en este caso, era yo fuera de España-, pero trabajar con una artista de esa talla te da un prestigio, te da caché, te da también la credibilidad como artista. Teniendo en cuenta que toda la obra es íntegra mía; hice la canción, hicimos toda la producción y se la mandamos a ella, incluso con lo que ella tenía que cantar, y le dimos la oportunidad de que ella cambiara lo que quisiera. Y la verdad es que se lo agradezco mucho a Dulce María. La tendremos pronto por aquí, una pena que no pueda estar con ella porque yo tengo mis compromisos de trabajo también. Bueno, desearle toda la suerte del mundo, sé que le está yendo bien, por donde quiera que va. No descartamos que podamos hacer otra colaboración más adelante, porque tanto ella como yo estamos súper a gusto con el resultado de No Regresa Más.

Siguiendo con las colaboraciones, otro que fue hit es tu colaboración con Dasoul. Y aquí queríamos hacerte una pregunta más delicada. Siempre se ha criticado al electrolatino y al reggaetón de que son machista. ¿Tú cómo lo ves? Con esta colaboración se rompía un poco con el tópico, ¿no?

Bueno, normalmente yo llevo varias entrevistas diciendo que el reggaeton machista siempre ha existido. Y gracias a Dios esa tendencia ha ido cambiando, ese estereotipo, lo mismo, lo hemos ido encaminando a otro lado; tienes que ser consecuente con lo que escribes. No puedes decir cosas como “te pego contra la pared, te tiro del piso…”, siempre tiene que ser la misma dinámica de trabajo. Hay gente que tiene la capacidad de saber que esa frase puede herir la sensibilidad de muchas personas y que te cataloguen en un estereotipo de música machista. Menos hoy en día, que están las plataformas de defensa a la mujer, en las que participamos tanto Dasoul como yo. Pero, bueno, hay de todo en la viña del Señor, y tienes que saber respetar. Gracias a Dios, esa dinámica ha ido cambiando. Los mismos exponentes del reggaeton se han ido dado cuenta de que es más bonito decirle a una mujer “mi niña bella, cosita loca” que “te pego contra la pared, te arrastro por el suelo”. Hoy en día, muchos de los que se hacen los “machotes” están más dominados por sus mujeres en la casa.

Respecto a tu último hit, Tan bonita, que vio la luz en mayo de este año, al que en España le han dado el calificativo de “toque flamenco” al oírse un poco de acordeón, ¿lo ves como canción del verano?

Bueno, evidentemente es una producción que hicimos salir de lo habitual, quisimos buscar nuevos sonidos. Lo rodamos en Torrevieja (Alicante), en las arenas, que son preciosas. Nos hizo un día estupendo con sol, justo cuando baja, para que el agua parezca un espejo. Fue una experiencia muy bonita.

Nos metimos al estudio a trabajar y al escuchar el instrumental dije: “Esto pide fiesta”, y dije: «Bueno, vamos a meterle cosas”. Colaboramos también con otros exponentes de música por primera vez, porque no suelo contar con la colaboración de otros artistas para componer mis canciones, pero quería que fuese un «himno abierto».

Y fluyó la canción, llevamos más de cuatro millones de visionados en YouTube, más de cuatro millones y medio de escuchas en Spotify, y no sé cuántas llevará en las demás plataformas. Pero yo te puedo asegurar que los diez millones de reproducciones entre todas las redes ya las tiene, y estamos hablando de que lleva sólo tres meses de su lanzamiento.

Hay que tener en cuenta que aunque hoy día es todo más complicado, la discográfica a la que pertenezco, Roster Music, también es una plataforma fuerte, porque tiene muchos suscriptores a nivel de canal, y eso le da un plus, porque normalmente cuando tú ves un video, lo ves tres o cuatro veces para quedarte con todos los detalles. Yo estoy muy contento con el resultado y espero que la gente la siga disfrutando.

Otro de tus vídeos, Como lluvia, podría considerarse uno de los mejores de tu carrera gracias a su versatilidad. Lo puedes ver muchas veces y sacarle cada vez más detalles. Y, además, se podría decir que tú serías el hipster del electro-latino, con tus gafas, tu máquina de escribir Olivetti, ¿estamos en lo cierto?

Mis cambios de personalidad en los diferentes videos (risas). Bueno mira, yo me considero un currante de la música. A mí me gusta aportar calidad y hacer cosas diferentes. Todas mis canciones llevan un mensaje, y si tú te paras a escuchar el mensaje, lo vas a descifrar. Escucha la parte que no es estribillo y ya verás lo que dice la historia. Como lluvia es una de las canciones que ha superado también los cuatro millones de reproducciones, a pesar de llevar un año en el mercado.

En definitiva, estoy muy feliz con el resultado de mis canciones, porque veo que poco a poco se convierte en una carrera de fondo. A mí, como me importa mucho la calidad y veo que la canción va avanzando en el tiempo, creciendo y creciendo, me llena y me satisface. Hay artistas de la talla de nacionales e internacionales, que tú les miras las reproducciones en diferentes plataformas, y teniendo toda la promo que tienen a nivel de radio y televisión, no tienen ni la mitad. Pero, bueno, yo vengo de la calle, y la calle me apoya.

Centrándonos en esa promoción que mencionas, ¿prefieres la promoción en radio, en los medios habituales o las redes y plataformas? Es casi como elegir entre papá y mamá.

Bueno, todo tipo de promoción es importante, porque todo tiene su repercusión. Pero sí que es verdad que a las redes sociales les agradezco mucho, porque la música siguió gracias a que aparecieron las redes sociales y entraron en acción. Aquí, lamentablemente en España, el apoyo a la música y al artista latino no es muy frecuente, no se suele dar mucho. Cuando una canción despunta, como despuntó Rayos de Sol o El Perdón, de Nicki Jam, muchas veces es porque si no, sería de ser tontos, “vamos a ser tontos si no la ponemos”. Tendría que haber un poco más de apoyo a los artistas nacionales. Yo me quedo con las redes sociales, porque tú mismo las puedes manejar, puedes dar la noticia cada día o mismamente, si tienes amigos famosos o futbolistas, a los que les gusta tu música, sin que tú les digas nada, y ellos mismos publican “Me gusta la canción de Henry Méndez” y ya lo están viendo sus seguidores. Es una difusión más cercana y más rápida. Sí que es cierto que también es más fugaz, porque hay muchas publicaciones seguidas, pero en su perfil, si lo visitas, lo tiene ahí, y eso perdura. Por lo tanto, las redes sociales son la bendición que nos ha caído del cielo. Agradeciendo siempre también a todos los medios de comunicación, la radio, televisión, blogs, prensa, que siempre están ahí apoyando, y en este caso, pues mira, BFace Magazine, ayudando a que la gente conozca un poco más del artista, que es sumamente importante

Si no te vemos en las pistas de baile, ¿dónde te podemos ver? ¿Qué aficiones tienes?

Bueno, ahora mismo, aficiones, aficiones… pocas. Me gusta disfrutar de mi familia, de mis hijos, me gusta hacer mucho deporte (cosa que ahora no tengo tiempo tampoco, por la gira y la promoción). También estoy metido en mi proyecto personal, Flow Records, mi propio sello discográfico, mi propia editorial, que, próximamente, a partir de septiembre de este año, ya lo veréis.

¿Esto es, entonces, una exclusiva para BFace Magazine?

Sí, justamente este es el primer medio de comunicación donde hablo de esto, porque todavía no está hecho. Pero quedan cuatro flecos para que Henry Méndez pase a formar parte de Flow Records, mi propio sello, agradeciendo siempre a Roster Music todo el apoyo que me brindó todos estos años. Paso a ser un artista independiente, contando siempre con el apoyo de todos los medios de comunicación.

Yo lo único que sé es hacer música, y buena música, música de calidad, intentar aportar calidad, dentro del estilo que practico y he querido desmarcarme un poco de la dinámica de trabajo de Roster Music, que es un trabajo bien  hecho, un excelente trabajo el que han hecho conmigo estos años. Pero llega un punto en el que tú quieres ir por un camino y ellos, por ética o política profesional, por sus creencias o sus métodos de trabajo, quieren ir por otro, y ante ese bipartidismo tienes que tomar la decisión. Le estoy muy agradecido a Ricardo Campoy, a su equipo de promoción, todo el trato que me han dado durante todos estos años y no descarto que pueda volver, pruebo suerte. Ellos mismos me han dicho que es lógico que quiera probar suerte por mi cuenta y me han dado la oportunidad, a pesar de tener aún contrato, de que pueda trabajar por mi cuenta. Porque al final es una iniciativa, y cuando tienes iniciativa, no se te puede cortar. Les estoy muy agradecido.

Entrevista: Nacho Fárez

Vídeo: Paloma de la Fuente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies