6 razones para amar y odiar «La Bella y la Bestia»

El evento cinematográfico del año ha llegado. Es el quinto remake de Disney con actores reales de sus queridos clásicos animados. Y, sin duda, estamos ante la prueba de fuego definitiva para saber si nos llega una interesante revisión de la historia (como ya pasó con El libro de la selva), o si estamos ante una gran decepción.

Precisamente, se cumplen 25 años desde el estreno en salas de La Bella y La Bestia, probablemente una de la películas más queridas por el público, por contar con unos personajes, una banda sonora y una historia que marcaron nuestra infancia.

El debate está servido. Como hemos sido afortunados y ya hemos visto la película, os dejamos 6 razones para amar y odiar la nueva versión y que podáis argumentar vuestra decisión.


6 RAZONES PARA AMAR LA BELLA Y LA BESTIA (2017)

1. MANTIENE LA ESTRUCTURA ORIGINAL:

Bellaybestia

Quizás es el punto que hace que nos cueste ser más imparciales a la hora de ser críticos. El factor de la nostalgia. Prácticamente es casi un calco de la película del 91. Planos, canciones, incluso diálogos, beben del material original, consiguiendo lo más difícil: mantener sus valores intactos. Cierto es que hay espacio para nuevos momentos (dura 50 minutos más que la original), pero, en general, se integra perfectamente con la historia que ya conocíamos, abriendo la puerta al pasado de Bella e intentado conseguir una relación más estrecha entre Bella y Bestia.

 

2. REPARTO:

Bellaybestia

Un mastodonte cinematográfico como este no debía escatimar en un reparto lleno de estrellas, con Emma Watson como cara de cartel, enamorando al personal como una de las heroínas de Disney más queridas por el público. Se le suman Dans Stevens, Emma Thompson, Ian McKellen, Ewan McGregor, Kevin Kline, Josh Gad, Audra McDonald o Stanley Tucci. Todos demuestran sus dotes vocales y humanizan a sus personajes, de los que es fácil volver a enamorarse.

 

3. BANDA SONORA:

Bellaybestia

Es una auténtica gozada volver a contar con la mano de Alan Menken para dar vida musicalmente a la película, con las melodías clásicas rediseñadas, pero que se adaptan a la perfección con el relato. 28 temas instrumentales y 15 canciones que podrían ser dignas de un musical. Además, escenas tan esperadas como ¡Qué festín! dan el do de pecho y son una auténtica delicia visual. En definitiva, es un regalo que el compositor haya hecho renacer al clásico.

 

4. EL DOBLAJE DE BELLA:

N4

En la versión española es un detalle que se haya contado con Bely Basarte (para las canciones) y Michelle Jenner para ponerle voz a Bella. La primera es una conocida youtuber española que ha triunfado en Internet gracias a sus vídeos, donde versiona conocidas canciones con su deliciosa voz. La segunda vuelve a ser la voz de Emma Watson tras cinco películas de Harry Potter, donde ya pudo doblarla. Juntas consiguen darle ese tono de dulce y enternecedor, que recuerda tanto al del primer doblaje que se hizo en España.  Además, Miguel Ángel Jenner, padre de la actriz, es el encargado de ponerle la voz a Din Don.

 

5. LUKE EVANS:

bella y bestia

A pesar de contar con tantos nombres relevantes en su reparto, sorprende encontrar a alguien que sobresale del resto. Como Gastón, Evans encaja perfectamente, dejando encandilado a cualquiera. Tiene porte, sabe cantar, vestir, moverse… todo un rompecorazones, aportando esa esencia irresistible que tal vez le faltaba al personaje original. Ambos son igual de inútiles y arrogantes. Sin embargo, en esta versión entendemos mucho mejor por qué las chicas iban siempre tras él. Además, pone en el firmamento las cualidades de Luke Evans para el musical, una razón más para enamorarnos del actor.

 

6. ESCENA FINAL:

Bellaybestia

Salvando las distancias, uno de los momentos que más fuerza tienen de la cinta es la invasión del castillo. La canción del Gastón, el pueblo enfurecido con antorchas y lanzas, cómo destruyen el castillo, cómo se defienden los objetos… llegando al gran desenlace, el enfrentamiento entre Gastón y Bestia y su posterior transformación en príncipe.

Es inevitable que se te salten las lágrimas, porque toda la tensión y la fuerza que le da la música siguen intactas. Quizás hay pequeños detalles que cambian para bien y para mal, pero toda esa magia que envolvía a esa parte de la historia sigue viva.


6 RAZONES PARA ODIAR LA BELLA Y LA BESTIA (2017):

1. ADIÓS A LAS VIDRIERAS:

Bellaybestia

No entendemos cómo uno de los inicios más emblemáticos de la compañía ha caído en el olvido en esta adaptación. La sencillez y la belleza visual que nos situaba ante lo que estábamos a punto de ver era pura narración que conseguía atraparte e introducirte de lleno en la historia.

En esta ocasión, optan por enseñarnos qué fue lo que ocurrió mediante imágenes reales, rodeados por un tono más recargado y clásico típico de la época en la que se basa en la película. ¿De qué sirve calcar la película original si olvidamos recuperar uno de sus momentos más imprescindibles?

 

2. LA BESTIA:

Bellaybestia

No tenemos nada en contra de la elección de Dans Stevens para el papel, él es perfecto. Pero realmente han destruido la esencia del personaje para humanizarlo. La nueva Bestia está más cerca de un peluche gigante (que incluso me recuerda a Sully de Monstruos S.A.) que del personaje en que se basa. No hay rastro de la brutalidad que desprendía; ya no da miedo y destruye el alma del personaje, quitándole fuerza y personalidad, además de que su animación puede pecar de mediocre.

Para colmo, su relación con Bella deja un poco que desear, quedándose en un conjunto bonito; sólo eso. No tiene la chispa de su predecesora (en este aspecto, Lumiere también sale perjudicado). En general, todos los personajes pierden su personalidad. Es increíble cómo estos en su versión original, sin apenas decir palabra, pueden expresar más que los seres humanos.

 

3. LAS NUEVAS CANCIONES:

Bellaybestia

Tal vez pasen más desapercibidas en la versión original, pero no pueden evitar «chirriarme» bastante las canciones que no conocemos. No tienen ese ritmo ni ese mensaje que tenía cada uno de los temas con los que hemos crecido. Eran momentos que servían para llenar de energía al espectador y hacer que evolucionara más rápidamente la historia. La única canción que ha conseguido emocionar es Evermore, (de la que el cantante Josh Groban ha realizado una preciosa versión), usada para uno de los momentos más emocionantes de la película y que está interpretada por la Bestia. La combinación de las nuevas propuestas deja que desear, teniendo en cuenta las grandes expectativas que teníamos, aunque quizás sea cuestión de que hay que acostumbrarse a ellas.

 

4. EL CASTILLO:

Bellaybestia

La película del 91 se esforzó por hacer que los colores predominantes de cada escena fueran acordes con los sentimientos que experimentaban los protagonistas. Fue un personaje con vida propia, un lugar que estaba relacionado con la propia personalidad de la Bestia. Oscuro, gótico, tenebroso… prácticamente dando la apariencia que debería tener un lugar que muestra el dolor en lugar desolado donde anteriormente hubo vida. Es genial que para la nueva versión hayan intentado apostar por algo nuevo, pero irse al estilo rococó de la época en la que transcurre y llevarlo al extremo deja de ser atractivo. Más, si partíamos de una base tan interesante. Eliminando un elemento distintivo tan importante para la historia, como lo era la oscuridad.

 

5. DISNEY SIGUE SIN SER TOLERANTE:

Bellaybestia

Hace unas semanas se sembró la estúpida polémica de que ésta sería la primera película de Disney que incluyese a un personaje gay. De hecho, Rusia ha calificado la película como no recomendada para menores de 16 años. Lefou, la fiel mano derecha de Gastón, se ha hecho con tal ostentoso honor, pero ¿qué tratamiento le dan? Pues prácticamente cero. La escena dura prácticamente 2 segundos y, a mi forma de ver, creo que no se percibe dicha acusación. Es triste que tengamos que hablar de este tema, cuando realmente no se han molestado por crear un personaje verdaderamente redondo y que rompa tabúes (y más triste la reacción mundial que ha tenido).

Sin embargo, me llama la atención que nadie se haya dado cuenta de que el único personaje de color de la aldea de Bella es el párroco, dando visibilidad al colectivo negro, con dos únicas frases. Personaje que también les sirve para destrozar la imagen de la biblioteca y aquel anciano vendedor de la película de dibujos animados, dejando paso a una pequeña capilla en la que casi no hay libros. Además, hay pequeños detalles recalcados en el comportamiento de Bella que llaman al feminismo, pero que caen en un saco roto. Una vez más, la sutileza y el respeto se quedan bastante cortos a la hora de ser retratados por la compañía.

 

6. ES INNECESARIA:

Bellaybestia

Realmente es algo que no se puede discutir. Aunque nos encante la idea de revisionar la historia desde un nuevo punto de vista, no aporta nada. Copia a la original y nunca consigue mejorar el material visto; además de que cuando hace cambios no tienen ningún tipo de sentido y probablemente moleste mucho a los fans (poner a las tres hermanas trillizas rubias de morenas, que el padre de Bella sea artista en lugar de inventor…). Realmente creo que si pretendían realizar una película así, no debería haber fallo posible, y aquí uno se queda casi sin dedos para enumerar los defectos. No es una mala película, pero tras dejarla reposar, no puedes evitar sentirte decepcionado, perdiendo muchos de los momentos cómicos de la original. Porque salir de ver la película deseando ver la original no es un buen síntoma.


En conjunto, da la triste sensación de que simplemente esta película se ha realizado para poder lucrase económicamente. Se puede disfrutar y no dudo de que se han esforzado por ofrecer en esta nueva versión, más y mejor, pero la revolución técnica que pretende exponer contrasta con la sencillez del modesto clásico original; un arriesgado movimiento del que seguramente Disney salga airosa, pero que deja a los fans de la compañía desamparados viendo cómo ya no se esfuerzan igual que en aquella maravillosa era de los 90 por sorprender al público. Miedo nos da la nueva versión de El Rey León… Ahora es tu turno, ¿irás al cine o te quedarás en casa revisionando la película animada?

Call Of Duty: Infinite Warfare. Un paso más en la saga.

Call-of-duty

¡Call of Duty: uno de los juegos más aclamados de la historia de los videojuegos, regresa remasterizado con increíbles gráficos de alta definición para PS4, Xbox One y PC! La fecha de lanzamiento estimado por la compañía Activision es el 4 de noviembre, aunque la reserva se puede hacer ya online.

Este nuevo episodio, denominado como Call Of Duty: Infinity Warfare, se acerca (en contra de algunos de sus seguidores) a la ciencia ficción, transportando a sus protagonistas más allá del planeta Tierra con combates en gravedad cero y a bordo de vehículos espaciales. El argumento da sentido a este viaje intergaláctico en la lucha contra la SetDef, una potencia fascista, compuesta por brutales y violentos radicales. Pretenden tomar el control de todos los recursos y riquezas de los puestos remotos del sistema solar para someter a los países de la Tierra.

Call of Duty: Infinite Warfare presenta escenas alucinantes e increíbles momentos cinemáticos, enmarcados dentro de una apasionante representación de la guerra que rememora las raíces de la franquicia.

También se confirma que el clásico Modern Warfare llegará remasterizado de la mano de esta cuarta entrega en la «legacy edition», en formato sólo digital con 10 mapas nuevos para el modo multijugador. Un regalo para los fanáticos y nostálgicos de la primera entrega.

 

Los 16 estrenos clave para los premios Oscar del 2016

Comenzamos el 2016 haciendo un flashforward a los estrenos más importantes de cara a la próxima entrega de los premios Oscar que, como ya sabréis, presentará Chris Rock. Prácticamente todas las que coparán las ternas de nominados aún no han llegado a nuestro país, así que, muy atentos porque estas son las películas que no te puedes perder en los próximos meses si quieres hacer quiniela en los Oscars.


El hijo de Saúl

La ópera prima del húngaro László Nemes es la favorita indiscutible para llevarse el Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa. El film sigue a un judío húngaro en un campo de concentración nazi, que tiene como labor conducir a otros judíos a las cámaras de gas y luego recoger sus cuerpos. Una premisa muy dura para una película terrible. Gracias a la dirección de Nemes, El hijo de Saúl se acerca al Holocausto desde una óptica diferente e impactante. La película, que ganó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes, da tanto miedo por lo que muestra, como por lo que no nos enseña, lo que nos oculta en el fuera de campo. Estamos ante una obra visual y sonoramente impresionante.

Estreno en España: 15 de enero.


Anomalisa

La segunda película como director del brillante guionista Charlie Kauffman, es una comedia dramática rodada en stop-motion, co-dirigida con el animador Duke Johnson. Anomalisa se centra en la anodina vida de un motivador profesional, que un buen día se enamora de la voz de una chica, saliendo de su aletargamiento vital. Allí por dónde ha pasado, ha cosechado críticas excelentes, destacando la sensibilidad con la que está escrita y el humanismo que desprende. Kauffman, autor de guiones como Eternal Sunshine of Spotless Mind o Adaptation, se confirma así, como uno de los grandes autores estadounidenses del cine actual.

Estreno en España: 19 de febrero.


La juventud

Paolo Sorrentino regresa este año pisando fuerte con La juventud. Tras haber arrasado, entre otros, en los Premios de cine europeo con tres galardones a mejor película, mejor director y mejor actor (Michael Caine), se postula como una posible favorita para los Oscar 2016. Por el momento, esta película, que reflexiona sobre la madurez y la amistad, ha sido doblemente nominada en los Globos de Oro, antesala de los Oscar, en las categorías de “mejor actriz de reparto” (Jane Fonda) y “mejor canción”.

Estreno en España: 22 de enero.


Brooklyn

Un prometedor romance en el que todos los focos apuntan hacia su actriz protagonista. Saoirse Ronan suena como clara favorita en la próxima edición de los Oscar tras haber sido nominada a mejor actriz en los Globos de Oro, aún pendientes de resolución, en un papel en el que parece brillar con luz propia. La película narra la historia de Ellis Lacey, una joven emigrante irlandesa que, tras llegar a Nueva York, consigue encontrar el amor. Sin embargo, un importante suceso familiar hará que deba tomar importantes decisiones por sí misma. Brooklyn supone el regreso al cine para el director irlandés John Crowley, tras haber cogido las riendas de la segunda parte de True Detective.


Los odiosos ocho

En Estados Unidos se estrenó el día de Navidad para celebrar las fiestas con sangre y brutalidad en las Américas del final de la Guerra de Secesión. En España estamos esperando la octava película de Quentin Tarantino como agua de mayo. Maldad, violencia y el mejor Tarantino en estado puro con un reparto inolvidable que, según apuntas las primeras críticas, no tendrá ninguna absoluta piedad por sus víctimas. Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Jennifer Jason Leigh o Tim Roth protagonizan este espectáculo cinematográfico que estará nominado a varios Oscar y espero que se lleve alguno.

Estreno en España: 15 de enero.


La habitación

Triunfó en el Festival Internacional de Cine de Toronto, está nominada a los Globos de Oro y tiene pinta de que, su cruda y verídica historia, va a arrasar en los Oscar que se celebrarán este año. Este drama está basado en una novela de Emma Donogue sobre la historia de Ma, secuestrada a los 19 años, que protege a su hijo en una habitación hasta que considera la opción de huir y escapar al exterior. La crítica coincide en que Brie Larson debe llevarse todos los premios posibles por el papelón que hace como madre y protagonista. La disputa va a estar interesante de ver.

Estreno en España: 4 de marzo.


Steve Jobs

Michael Fessbender se mete en la piel de Steve Jobs, el responsable de que hoy en día el iPhone sea una extensión de nuestra mano. El largometraje cuenta la historia del genio en los tres lanzamientos más importantes de Apple: el Macintosh el NeXT computer y el primer iMac. Una película que no tiene nada que ver con la anterior que narraba la vida de Jobs y que, sin duda, tiene papeletas para triunfar en la próxima entrega de los Oscar, ya que cuenta con un gran reparto y dirección.

Estreno en España: 1 de enero.


Trumbo

Bryan Cranston -más conocido como Walter White en Breaking Bad- interpreta a Trumbo, el guionista mejor pagado de de Hollywood en los años 40. Sin embargo, la historia se trunca y el escritor es condenado a un año de cárcel por sus creencias políticas. El reparto formado por Cranston, Helen Mirren y Diane Lane hace que la película sea una clara candidata a los Oscar de 2016. Tendremos que esperar para poder verla en España y darle nuestro visto bueno, aunque tiene muy buena pinta.

Estreno en España: 4 de marzo.


La gran apuesta

Christian Bale, Ryan Gosling, Steve Carell y Brad Pitt. Cuatro pesos pesados lideran esta banda de criminales que, sin embargo, se ganarán toda nuestra simpatía al tener como objetivo a los grandes bancos, esos que nos llevaron a la enorme crisis financiera que todavía padecemos. Se trata de la primera pequeña incursión en el drama de Adam McKay, hasta ahora únicamente conocido por ‘Anchorman’ y su secuela y, de momento, ya se ha asegurado un puesto en la carrera hacia el Oscar con cuatro nominaciones a los Globos de Oro, incluida la de mejor película de comedia o musical, y siete nominaciones en los Critics Choice Awards. Una mordaz crítica a Wall Street que algunos ya han comparado con el mejor Martin Scorsese.

Estreno en España: 22 de enero.


Spotlight

Es de las pocas películas que aparece en todas las quinielas, seguramente porque reúne todos los requisitos para merecer un alud de premios. Es valiente (narra la investigación de los periodistas del Boston Globe que destapó los casos de pederastia en el seno de la Iglesia Católica en Massachussets), está basada en hechos reales y cuenta con un reparto impecable, que incluye a Mark Ruffalo, Michael Keaton y Rachel McAdams. Cuenta ya con el aval de la crítica de Los Ángeles, que la ha considerado la mejor película del año y fue segunda finalista en el festival de Toronto. Puede que no alcance el premio gordo, pero será sin duda una de las imprescindibles del 2016.

Estreno en España: 29 de enero.


Creed

El Spin off de rocky ha sorprendido positivamente en su estreno en EEUU (quién iba a esperar algo bueno de ello) y se ha subido al carro de los Oscar con la baza racial aún oculta bajo la manga. En cualquier caso, que salga una película de boxeo que promete ser digna sucesora de la mítica saga de Stallone siempre es una gran noticia.

Estreno en España: 29 de enero.


La verdad duele (Concussion)

Will Smith es protagonista, como siempre, de un drama basado en hechos reales sobre el síndrome post conmoción cerebral que afectó a numerosos exjugadores de la NFL. En principio parece complicado que consiga rascar alguna nominación, pues las categorías interpretativas (donde parece que Smith ha hecho un buen trabajo son las más reñidas en esta edición.

Estreno en España: 12 de febrero.


Joy

Tras colocar tres de sus películas de manera consecutiva en los Oscars (The Fighter, El lado bueno de las cosas y La gran estafa americana), el director David O. Russell vuelve a la carga y repite con Jennifer Lawrence, Bradley Cooper y Robert de Niro en una historia centrada en Joy Mangano, una joven madre soltera que se vuelve rica al inventar la fregona milagro, el producto más vendido de la teletienda. Junto al trío protagonista, destacan Virginia Madsen, Dianne Ladd, Édgar Ramírez, e Isabella Rossellini. ‘Joy’ podria convertirse en el gran rival a batir en la próxima edición de los Oscars en las categorías de mejor película, mejor dirección, actriz principal, actor y actriz de reparto, montaje y guión.

Estreno en España: 8 de enero.


Carol

Esperadísima película dirigida por el británico Todd Haynes, tras «I’m not there» y «Far from Heaven». Con un reparto de lujo con Cate Blanchett y Rooney Mara a la cabeza, el film es una adaptación de la novela de Patricia Highsmith, ambientada en el Nueva York de los años 50, y cuenta la historia de una joven dependienta de una tienda de Manhattan que sueña con una vida mejor. Un buen día conoce a Carol, una mujer elegante y sofisticada atrapada en un matrimonio infeliz. Inmediatamente surge entre ellas una conexión especial que irá haciéndose intensa y profunda, cambiando sus vidas para siempre. Haynes, Blanchett y Mara ya están en todas las quinielas como firmes candidatos a optar a una estatuilla dorada.

Estreno en España: 5 de febrero.


La chica danesa

Eddie Redmayne se pone en la piel de Einar Wegener, un artista de los años 20 que toma una apariencia femenina para posar en un cuadro pintado por su mujer pero que, de repente, siente una necesidad de adoptar esa identidad de manera indefinida para poder sentirse bien consigo mismo. Basado en hechos reales, Tom Hooper vuelve a dirigir a Redmayne tras ‘Les Miserables’ y la nominación al Oscar parece indudable; sin embargo, quien la ha visto elogía la interpretación de Vikander por encima de la suya como la mujer de Einar, Gerda.

Estreno en España: 15 de enero.


El renacido

Iñárritu aún no debe haberse recuperado de su reciente Oscar por ‘Birdman’ pero aquí está de nuevo y con una cinta que tiene aún mejor pinta que la anterior. En ‘El renacido’, DiCaprio es un hombre abandonado a su suerte por su expedición, quien le da por muerto tras ser atacado por un oso. Una vez recuperado de sus heridas, decide encontrar a sus compañeros para vengarse de la traición. Ni que decir cabe que todos estamos deseando que DiCaprio se haga con el Oscar en dos meses, ¿verdad?

Estreno en España: 5 de febrero.

Entrevista ‘Novatos’ | «Sacar a la luz este tipo de actos violentos es útil»

Son las cuatro de la tarde y deambulo curioso entre las estanterías de la librería Ocho y Medio de Madrid. Cientos de miles de hojas escritas y decenas de miles de minutos grabados componen una Historia del Cine interminable que se construye día a día y que disfrutamos semana tras semana. Hoy añadimos un capítulo más a esta particular historia en la que el cine se transforma en una herramienta reivindicativa, crítica y de denuncia.

Con el valor social como uno de sus pilares fundamentales, hoy se estrena Novatos, una película light aunque de obligatorio visionado que se atreve a retratar la realidad de las novatadas desde el punto de vista de Álex, otra víctima más de este círculo vicioso aceptado socialmente que provoca la vejación y humillación de cientos de jóvenes cada año. Algunos se obcecan en llamarlo «tradición». Espero impaciente a Pablo Aragüés, director de la película, y a Lucía Ramos, Javier Butler y Nicolás Coronado, parte del reparto de esta obra en la que también se habla de amor, de libertad, de la vida universitaria y de independizarse. Llevan todo el día de entrevistas y parecen cansados, pero todavía guardan en la recámara un buen puñado de respuestas para ofrecerme.

Entrevista al director y reparto de Novatos

¿Qué os llamó la atención para querer ser parte de Novatos o, en el caso de Pablo, para llevarla a cabo?

Pablo: Era una cosa que había vivido cuando vine a estudiar a Madrid. Mi productora, Marta Cabrera, me convenció de que era una historia que aunque había vivido hace 15 años, los chavales la siguen viviendo todos los años cuando van a la universidad. Entonces, era una buena manera de poner esta vivencia en la pantalla para que la gente viese que era un problema social que pasa año a año.

Nicolás: Vi en el guión que era muy suculento encarnar la parte oscura de la película. De hecho, he descubierto que es más divertido hacer de malo que de bueno. No sé, quizás el interpretar a un personaje que está más alejado de ti permite una creación más potente y lo disfrutas más en el rodaje. Salí con mucho crecimiento como actor y muchísimo amor a la profesión.

Javier: Bueno, a mí me llamaron un día diciéndome que querían contar conmigo para una película sobre novatadas. Claro, yo oí “novatadas” y no supe lo que eran. Entonces me contaron la historia, leí el guión, quedamos, hablamos y me interesé por ello. Me pareció una buena oportunidad hacer una película desde esta perspectiva, porque realmente no se había hecho algo así de profundo. Solo teníamos la imagen de Estados Unidos y las novatadas como parte de una fiesta.

Lucía: Yo leí primero el guión y me enamoré de Carla. Pero me llamó mucho la atención que Pablo hubiera vivido esto. Nosotros durante el rodaje teníamos mucha información por parte de él. Todas las dudas nos las respondía.

¿Dónde pensáis que se encuentra el germen o el espíritu de las novatadas?

J: El germen está en la repetición. Tú este año eres novato y al año siguiente vas a ser veterano. La “integración” no es solo cuando eres novato, sino que también es cuando estás en segundo y formas parte de ese movimiento cíclico que funciona así. Como es algo previamente aceptado por las personas que lo hacen, entras en ese bucle de novatadas.

N: Además hay una cosa por debajo de todo este mundo que es el poder: están los débiles y los que tienen el poder. Y yo creo que el poder mal utilizado se vuelve muy destructivo y es lo que ocurre en las novatadas, que todos se apoyan en que “esto es tradición y está establecido. Yo puedo ejercer este poder y estoy haciendo además una buena labor”.

P: Las novatadas además tienen como unos tentáculos que se extienden. Hay temas psicológicos, sociológicos y educativos, pero la clave está en que las novatadas las hacen chavales de 20 años a gente de su edad. Y los adultos, o el propio Gobierno, son los que dan permisividad a esto. Cuando terminen la universidad y se formen para salir a la sociedad, ¿cuál va a ser el aprendizaje? Que humillar está bien. Si en tu educación aprendes que machacar a los demás es parte de la movida y de la sociedad, eso va a perdurar. De todas maneras, una ley no va a acabar con las novatadas; va a ayudar, pero esto es algo a años vista y depende de la educación.

Fotografía de Pablo Aragues y Lucía Ramos

«Hay mucha gente que ni sabe que las novatadas existen»

Aparte de Pablo, ¿habéis sufrido novatadas alguna vez?

L: Yo no

J: Yo sí, pero fue un trámite, nada comparado como otras cosas que se ven en la película.

N: Al final es un divertirse a costa de otros y eso, a pequeña o gran escala, no está bien.

L: Y a veces es también problema de vengarse, porque el veterano ha sido novato. Y quizás, aunque no lo he vivido, si te las hicieron el año pasado, te vengas aunque los nuevos no tengan la culpa. Es como lo que se dice, que yo no lo entiendo, de que “es una tradición”.

N: Te quedas resentido, sí. La tradición es apoyarte en algo antiguo, pero es que no son conscientes de que esto llega hasta unos límites en los que muere gente.

¿Creéis que el cine o esta película son una buena solución para evitar las novatadas?

P: No sé si la palabra es solucionar, pero sí que arroja luz sobre el problema. Hay mucha gente que ni sabe que existen o que piensa que existían hace muchos años. Creo que lo que tiene de bueno una película así es que la gente no se enteraría de otra manera. En el momento en el que las novatadas están encima de la mesa, el tema está sujeto a debate y es un problema que sale a la luz. Las novatadas son un tipo de violencia como puede ser la violencia machista, la racista o la que existe contra los animales. Sacar a la luz este tipo de actos violentos es útil, porque la gente los suele malinterpretar o desconocer.

Fotografía de Pablo Aragues, Lucia Ramos, Javier Butler y Nicolas Coronado, equipo de 'Novatos'

«Las novatadas son una realidad muy extendida y aceptada…  A ver si despertamos un poquito.»

Lucía, Javier, vosotros sois los enamorados de la película, ¿qué papel juega el amor en Novatos

J: Es un mecanismo de ayuda al problema.

L: Los dos encontramos en ambos un apoyo que viene bien, pero que no soluciona nada.

J: El hecho de que haya una historia de amor paralela significa que los protagonistas pueden escapar cada cierto tiempo del día a día de sufrir novatadas. Álex, en vez de soportar todo eso, puede estar con la chica que le gusta. Esto le da oxígeno. Y al público también, si no estaría estresado.

Después de ver la película, ¿cuál es la sensación que os queda?

L: Estoy encantada. La vi y escribí a Pablo en seguida porque no me lo esperaba. Es difícil que algunas escenas sean creíbles o que el espectador se crea que esto que contamos ha pasado de verdad en la vida de Pablo. Él ha tenido que quitar muchas cosas porque parecía que era mentira, pero es que le han ocurrido de verdad. Ha quedado muy bien y muy realista. Se reflejaba todo.

N: Como público no relacionado con la película, puede generarte mucha angustia, mucha rabia. Pero es eso lo que busca, porque el punto de vista es diferente para que empatices con la víctima, al que seguimos desde el principio hasta el final. Entonces, creo que abordar esta realidad desde esta visión es mejor que desde otros puntos de vista como el de las películas que se quedan en lo liviano o en la broma. Pero detrás de esto hay muchos afectados con agresiones físicas, psicológicas y emocionales. Me da igual que sea 1 de cada 100 o 5 de cada 100; es una realidad muy extendida y aceptada, que es lo negativo. A ver si despertamos un poquito.

Terminemos igual que hemos empezado, por orden. ¿Qué proyectos futuros vamos a ver de cada uno de vosotros?

N: Yo acabo de terminar Demonios tus ojos con Pedro Aguilera y Ana Vaquero, que está en montaje. También participo en una serie de TVE, La sonata del silencio, con un personaje alemán muy interesante.

J: Tengo cosas en el aire, pero ya sabemos cómo va esto. Mi proyecto más grande es la carrera, así que mientras tanto si trabajo, bienvenido sea.

L: Yo sigo en el teatro hasta diciembre con Porno Star, involucrada al 100% porque también la producimos.

P: Yo estoy preparando un largometraje que se titula 1200 almas, un thriller sobrenatural que esperamos rodar en Galicia y… Hasta ahí puedo leer.

Entrevista: Germán de Heras
Fotografías: Paloma de la Fuente

Te invitamos al estreno de ‘Los Suicidas’

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Rubén, Laia y Sara no se conocen de nada. Álvaro cree conocerse a sí mismo. Y en este juego de quién conoce a quién van a acabar descubriendo no todo es lo que parece y, además, es difícil de ver. Más aún con una venda negra en los ojos.

Salva Suay, Violeta Orgaz, Héctor Tomás y Mireia Murguiondo protagonizan este cortometraje escrito y dirigido por Juanmi Díez. El Viaducto de Segovia recoge esta historia de cuatro personas como tú y como yo; cuatro amantes dispuestos a dejarse llevar por la situación y por el corazón. Un relato real, empático y moral que demuestra cuán vulnerables podemos llegar a ser.


¿Queréis asistir al estreno?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

¡Tenemos dos invitaciones dobles para vosotros!

Seguid a @bfacemag y compartid este post en Twitter con el hashtag #LosSuicidas contando por qué queréis ver el corto.

Los dos tuits que mas retuits consigan se llevarán las invitaciones.

Además de la proyección, también disfrutaremos de la actuación en acústico de Emma Tejeda, que cantará dos de los temas principales del cortometraje. ¿Te lo vas a perder?

[red_alert style=»grey»]

DÍA: jueves 11 de junio
 

LUGAR: La Escalera de Jacob [Calle Mancebos, 5. Madrid.]
 

HORA: 19,30H
[/red_alert][/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]CARTEL_LOS_SUICIDAS_ALTA[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

¿Quieres saber más?

¡Aquí te dejamos con algunas imágenes del rodaje![/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_masonry_media_grid style=»all» items_per_page=»10″ element_width=»4″ gap=»5″ button_style=»rounded» button_color=»blue» button_size=»md» arrows_design=»none» arrows_position=»inside» arrows_color=»blue» paging_design=»radio_dots» paging_color=»grey» loop=»» autoplay=»-1″ item=»masonryMedia_Default» grid_id=»vc_gid:1433247434364-1296176f-70cf-0″ include=»38280,38279,38278,38277,38276,38275,38274,38273,38272,38271,38270,38269″][/vc_column][/vc_row]

‘Magical Girl’: «Cine negro entre Carabanchel y Japón»

Alicia está enferma y sueña con el vestido de la serie japonesa «Magical Girl Yukiko»

Hoy puedes ir a ver en los cines de toda España el segundo largometraje de Carlos Vermut. Después de su predecesora Diamond Flash (2011), la joven Magical Girl sorprendió al público en tierras donostiarras y se hizo el pasado septiembre con la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián. No sólo eso, sino que el propio Carlos recibió la Concha de Plata al Mejor Director. Aún no se habí­a estrenado en las salas de la gran pantalla y la pelí­cula protagonizada por Bárbara Lennie, José Sacristán y Luis Bermejo ya despegaba con dos exuberantes premios a sus espaldas y la admiración del propio Pedro Almodóvar: «la gran revelación del cine español en lo que va de siglo». BFace Magazine ha podido contar con su director Carlos Vermut y la actriz Bárbara Lennie en una entrevista sobre esta obra cinematográfica que parece que ha armado bastante revuelo entre la crí­tica más especializada de España; por suerte, para bien. Vamos a descubrir qué detalles se esconden detrás no sólo de Magical Girl, sino también de su director y una de sus actrices principales. Prometemos evitar todos los spoilers posibles.

Germán: Concha de oro, concha de plata y la admiración de Pedro Almodóvar. ¿Qué os recorre por el cuerpo cuando pensáis en estos logros que habéis alcanzado en tan solo un mes de vida?

Bárbara: Bueno, estoy muy feliz. Estoy muy excitada con todo esto porque también es una manera de corroborar la intuición de que este proyecto, en el que nos entregamos todo el equipo con cuerpo y alma, estaba bien. Ya veremos después lo que opina la gente en las salas, pero estoy feliz porque pocas veces una tiene la oportunidad de hacer un personaje femenino potente, en una pelí­cula que te gusta y, además, que gana en el Festival de San Sebastián, tiene estas crí­ticas y se puede estrenar con este respaldo. «Magical Girl» es una pelí­cula humilde en cuanto a presupuesto y un espaldarazo así­ es importante.

Carlos: Es una satisfacción muy grande. También me entra responsabilidad, pero sobre todo intento disfrutar de la pelí­cula y punto. Es muy bonito estar viviendo todo esto, el haber currado tanto y de repente ser reconocido así­. También me gustarí­a señalar que Geraldine Chaplin, de la que yo soy muy fan, vio la pelí­cula en Toronto y dijo que es una de las mejores pelí­culas que habí­a visto en años. Y eso me pareció muy bonito y no me voy a paralizar para hacer la siguiente pelí­cula.

nt_14_Carlos-Vermut-recogiendo-el-premio-interior1
Carlos Vermut con la Concha de oro del pasado Festival de San Sebastián

G: Vamos a jugar a un juego con la intención de que los lectores no nos linchen. Intentemos hablar de Magical Girl sin hacer demasiados spoilers. Si se escapa alguno tampoco pasa nada, esta vida está para sufrirla. Han descrito la pelí­cula como desconcertante, como una comedia negra, como un juego, tú Carlos incluso la comparaste con el sexo… ¿Cómo describí­s vosotros Magical Girl? ¿Es apta para todos los públicos?

B: A mí­ me parece que es como un juego perturbador, es excitante por lo desconcertante que es. Es una mezcla de laberintos, puzles, grietas y agujeros negros. Creo que es una pelí­cula que le pide al espectador que sea activo, que opine, rellene y se involucre. En ese sentido, habrá gente que esté dispuesta y gente que no. Considero que cuando haces una pelí­cula y no haces concesiones para que le guste a todo el mundo, sino que haces la obra que tú has querido hacer, ganas espectadores y otros los pierdes, como en la vida.

C: Es una pelí­cula sobre ví­ctimas que se convierten en verdugos. Es ahí­ donde recae la esencia de la pelí­cula: cómo unos personajes, que en principio parecen buenas personas, pueden llegar a convertirse en auténticos monstruos dentro de esa cadena de chantajes, que permite que haya una dimensión humana y no solo sea un artefacto narrativo, sino que se integre en la trama y los personajes. No es para todos los públicos, pero no depende de la edad, sino de la sensibilidad. Conectas o no conectas con la gente dependiendo de tu capacidad de entrar o no en el juego que te propone la pelí­cula, y eso está al margen de tu condición social o de la edad… Tiene que ver con tu condición como ser humano. Es una pelí­cula pensada para disfrutar a un nivel muy empático y sensitivo.

G: ¿En qué género o géneros se le podrí­a categorizar entonces?

B: Es como una pelí­cula de cine negro metida entre Carabanchel y Japón. Es una mezcla extraña y es complicado ubicarla. Es cine de autor porque tiene una mirada muy clara detrás. Hay un creador que está muy presente y que ha hecho lo que él querí­a y ha retratado el mundo que a él le gustaba.

C: Tiendo a no encasillar la pelí­cula, luego eso lo hace la productora. Cuando empiezo a escribir, yo no pienso en qué va a ser la pelí­cula, pienso en hacer la pelí­cula que a mí­ me gustarí­a ver y eso tiene elementos de todo lo que a mí­ me gusta: animación, cine negro, terror, misterio, suspense, drama, comedia… Me gusta mucho mezclarlo todo y ver lo que sale. Me gusta mucho jugármela a nivel «loco».

Sailor Moon, una Magical Girl del anime japonés

G: ¿Qué es una Magical Girl? ¿Todos podemos ser una?

B: Cada espectador decide cuál es su Magical Girl. Yo creo que tiene algo de heroí­na de cómic, de cuento y de pelí­cula. Tiene un halo de misterio y de energí­a que te atrapa y es mágico. Todos podemos ser una Magical Girl, ¿por qué no? Luis (Bermejo) se preguntaba por qué su personaje no iba a poder ser Magical Girl (risas). No creo que tenga que haber solo una.

C: Es un género de anime y manga japonés que trata sobre las aventuras de una niña que se transforma en una especie de hada guerrera con un arma, un cetro mágico, que le otorga poderes y le permite luchar contra monstruos malvados para salvar al mundo. Para ser una Magical Girl primero tendrí­as que ser una chica, sino serí­as un Goku, pero pueden existir Magical Girls travestis sin ningún problema. De hecho, en Japón hay hombres que se disfrazan de Magical Girl, pero todos en nuestro interior yo creo que sí­ podemos ser una Magical Girl.

G: Carlos, te declaras «otaku», eres escritor de cómics y en tu primer largometraje, Diamond Flash, también hay una fuerte influencia del tebeo. ¿Magical Girl recoge también esta influencia del anime y el manga o solo se queda con el tí­tulo?

C: En todas mis pelí­culas hay influencia del manga y del anime. En todos mis trabajos, de hecho. Todo esto desde que dibujé mi primer cómic a los 14 años y lo vendí­ en el Salón del Cómic de Barcelona. De uno u otro modo, todo lo que he hecho tiene referencias a la cultura japonesa, literatura nipona de misterio, Godzilla y otras series de televisión de la década de los  80 y 90, cuando empezó el boom del manga en España. De hecho, yo me he ido a Japón a vivir para escribir la pelí­cula, por lo que siempre está presente en la manera de narrar, ya que la información se dosifica mejor.

G: Bárbara, si hay una imagen que ha estado presente en la publicidad de la pelí­cula es la de tu personaje, que también se llama Bárbara, con una brecha en la cabeza y el goterón de sangre recorriéndote el rostro. ¿Quién es la Bárbara de Magical Girl?

B: Es una mujer que vive con su marido psiquiatra que tiene controlada a Bárbara, porque necesita estarlo, con unas pastillas diarias. Ella aparentemente tiene una vida ordenada, aislada del mundo y tiene una forma de mirar y de relacionarse muy particular, que viene sesgada por toda esta extrañeza que la rodea. A mí­ me resultó un reto importante afrontar este personaje porque no lo entendí­a, no sabí­a de dónde vení­a, qué le pasaba o por qué estaba ahí­. Ha sido a partir de hacer un trabajo de imaginación, y de completar la historia anterior a la pelí­cula, donde he podido empezar a situarme. Bárbara es como un animal salvaje que está metido en un zoo y ese zoo la contiene, pero a ella lo que le gusta es la selva y el rock&roll.

G: Carlos, esta pregunta es muy fácil porque solo tienes dos largometrajes en tu historial. ¿Cuáles han sido las principales diferencias entre Diamond Flash y Magical Girl? A parte de las evidentes.

C: Diamond Flash son tres pelí­culas distintas que tienen un hilo conductor que es una subtrama de la que se habla a veces, pero que nunca llega a ser la trama principal. Son como tres pelí­culas dentro de una. Sin embargo, Magical Girl sí­ que es una pelí­cula lineal en cuanto a que es la misma historia, solo que en lugar de estar dividida en tres historias, está dividida en tres personajes. Después otros elementos como la realización, la fotografí­a, la manera de trabajar… Diamond Flash quizás es mucho más confusa, mientras que Magical Girl es más misteriosa.

G: ¿Es complicado producir y hacer realidad un largometraje en España?

B: Es complicado, muy complicado. Seguramente hay gente para la que no lo es, que son bastante afortunados, pero es difí­cil levantar una pelí­cula, que no se caiga, no se mueva, no te cambien a ti… Como dice José Sacristán, ser actor en España es como ser torero en Islandia (risas). No tenemos una industria tan grande ni tan heterogénea como para que haya un poco de todo y que haya diferentes proyectos a los que puedes optar. Es verdad que últimamente se están moviendo cosas y parece que hay una actividad más potente, pero yo soy de una generación de actrices que es justo la primera que dejó de poder vivir del cine, ya que la televisión se convirtió en el primer lugar en el que se trabaja. En el cine hay algo que es bastante brutal y desesperante para un actor, un director o un guionista, que son los tiempos difí­ciles, el conseguir una financiación, el que haya gente que se interese por ella, que después se estrene bien… Es como una jungla.

C: Yo no vengo del mundo del cine, no he convivido con el cine porque vengo de otro lado, que son los cómics, y yo cuando los dibujaba no tení­a ningún tipo de ayuda. Entonces, nunca me he planteado que nadie tuviese que pagarme o conseguir una subvención aunque sea complicado. Simplemente pensé lo mismo que cuando hací­a cómics, no le pedí­ permiso a nadie: cojo, me siento y la hago. Me quedo con una frase de Tarantino que contó en una entrevista: «yo hago las cosas cuando he querido hacerlas y no he pedido permiso para hacerlas». En mi caso es parecido y cuando escribí­ Magical Girl no tení­a un duro, pero la gente empezó a añadirse al proyecto: Canal+, Avalon, TVE… Cuando me hablan del problema del cine yo digo: de acuerdo, pero yo no he tenido esos problemas, no es mi problema, no es mi vida. Yo he hecho lo que he querido cuando he querido y si los demás tienen problemas para financiarse sus pelí­culas pues que las hagan más baratas o se apañen. No quiero ser un hijo de puta, pero es que no he sufrido esos problemas de la falta de subvenciones porque yo nunca las he tenido. Y aun así­, he hecho pelí­culas.

G: El otro dí­a se confirmó que Dani Rovira va a presentar la Gala de los Goya. Así­ que ya hay cierto aroma a Goya en el ambiente. Modestia aparte, ¿creéis que vais a conseguir premios en la próxima gala?

B: Sí­, aunque no sé en qué categorí­a. Por lo menos la pelí­cula va a estar ahí­ y en las quinielas. Si a mí­ me toca yo no voy a negar que me harí­a muchí­sima ilusión. Además, es como una palmada en la espalda que indica que las cosas van bien. Es un reconocimiento muy bonito. Yo estoy segura que la pelí­cula estará.

C: Sí­, va a optar a todos los Goya y va a optar al de Mejor Pelí­cula seguro. Y espero ganar. Cuando hice Diamond Flash no pensé que fuese la mejor pelí­cula del año, pero con Magical Girl sí­ lo creo y deberí­a ganar. Y si no gana, pues será por otros motivos o la decisión de los académicos que me parece muy respetable. Para mí­ es la mejor.

G: Creo que el estreno de hoy nos sabe a poco. Carlos, ¿en qué proyecto estás trabajando ahora mismo?

C: No lo tengo claro, tengo un par de proyectos pero no tengo nombres y quiero decidirme todaví­a. Es posible que empiece en diciembre a escribir a ver cuál de las dos pelí­culas me animo a hacer antes.

G: Bárbara, te vamos a ver próximamente en «El Incidente», serie de Antena 3. ¿Cómo es compaginar estos dos medios tan diferentes e iguales al mismo tiempo? ¿Te decantas por alguno de ellos?

B: Lo que tienen de diferente es que en la televisión grabas cosas muy rápido, con más de una cámara, por lo que tienes que estar muy atenta a lo que estás haciendo. Es un mecanismo que va muy deprisa. En el cine son otros tiempos y hay una cercaní­a mayor con el director, con el cineasta. Yo prefiero trabajar con tiempo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=5llH12D6m0c[/youtube]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies