Vuelta al cole con Eurojunior

Llega septiembre y, con él, la vuelta al cole. Quien dice cole dice insituto, universidad o incluso trabajo. Muchos de vosotros empezaréis en un lugar totalmente nuevo y queréis causar buena impresión. Otros simplemente habréis sufrido una revelación interna en verano que os hará querer dejar claras vuestra posición respecto a la vida.

Por eso queremos ayudar a todos los 90’s kids (pero a los nacidos en los 90 de verdad) influenciados por grandes artistas como los de Eurojunior o SJK a dejar claro que el mamarracheo no ha muerto con estos looks para el inicio del nuevo curso.

Si no quieres cambiar tu forma de vestir porque eres un poquito influencer, siempre puedes entrar a la clase/oficina entonando estos temazos para deprimir a todo el mundo porque se ha acabado el verano (porque las canciones van de las vacaciones, no por que cantes mal, eso nunca).


[youtube id=»st6LvM8OOyM» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Pero si lo que te fascina realmente es la estética tan transgresora de la época, no te preocupes, que te traemos las claves de sus looks inspiradores para que sientas que estás en la academia de Sant Just Desvern en lugar de tu odiada mesa y silla de clase/trabajo, y te marques un 2000’s revival.


Los crop tops con estampado metalizado con pantalones campana o cargo

Esto es muy Avril Lavigne pero a lo español, lo que quiere decir un poco: cutre. Enseñar ombligo era lo más en los 2000, y mejoraba si tenías un piercing de colores flúor o con un un conejito de Playboy colgando. Y para acentuar lo de lucir barriga y compensar el estilo sexy de los crop tops, ¿qué mejor que combinarlo con pantalones cargo o campana de pana? Daba ese toque desenfadado y juvenil que a todos nos gusta, a la par que aportaba comodidad.

12eurojunior6


Pantalones pirata

Si no llevabas un pantalón ancho o falda de volantes la opción que te quedaba era un pantalón pirata. Si te quedaba justo por debajo de la rodilla y lo llevabas con un blusón o falda encima, te coronabas como la reina del estilo. Y si encima añades moñetes como la de Ayamonte, tienes el look completo.

fotoshoot-na-eurojunior


Botas blancas de punta y tacón bajo

Daba igual lo que tuvieras que hacer, ir a clase, de fiesta, al súper, a la playa, a un concierto de Fran Dieli… Las botas blancas iban con todo. Y no te hacía falta ningún otro zapato para poder vivir. ¿Desde hace cuánto no ocurre eso con unos zapatos? ¡Qué prácticos eran los 2000!

30d1ee6a8d0a9cdbfd5296dcfa47910c


Pañuelos o cintas anchas para el pelo

Eran cómodos, si tenías el pelo sucio lo disimulaban, quedaba bien con cualquier largo y tipo de pelo –sobre todo con los ultrapicados que se llevaban que ni favorecían a todas ni eran fáciles de peinar–. Menos mal que ahora la gente está entrando en razón y están volviendo a aceptar socialmente las bandanas, porque esta tendencia era de lo mejorcito de la época.

c11g


Y para los chicos…

Simple: si te quedaba grande, te quedaba bien. Mucho más práctico que las camisas vintage de botones, no hay color. Bueno, color sí había, y entre más y más dispares, mejor.32-grupo


Pero si aún así crees que estos estilismos no reflejan tu verdadera personalidad, siempre puedes marcarte un María Isabel, que los lunares nunca pasan de moda, e ir de todo menos sencilla.

2004-11-21-a

5 canciones de anuncios que superaron al anuncio (Vol. II)

Los 4 pasos básicos para que una campaña publicitaria alcance el éxito pueden resumirse en: primero, llamar la atención, después despertar el interés, seguidamente el deseo de adquisición y, finalmente, la posibilidad de compra. Básicamente lo que todos hemos hecho alguna vez todos los sábados en la vida arrastrándonos por Badoo.

Y si después de que se produce ese feed-back pensabas que lo difí­cil era marcharse, prueba a quedarte. He ahí­ el arte publicitario. Por ello, en BFace, te traemos la segunda tanda de anuncios que gracias a sus canciones pasaron a la Historia. Querido lunes: háznoslo suavecito.

Las Tapitas (ONCE)

Verano de 2003. En concreto, agosto. Era la época en la que sólo existí­an cinco cadenas de televisión (ni siquiera Cuatro). Entre que nos tomábamos de postre el melón para refrescarnos un poquito mientras veí­amos a Anne Igartiburu en Corazón de verano y esperábamos a que empezara la Gata salvaje, la ONCE nos amenizaba con su musiquita el rato. No sólo estaban Las tapitas, hubo otros 2 spots hermanos: Medusa del amor y Cremita. Yo siempre he sido muy de la ONCE, especialmente cuando son las 5 de la mañana en una discoteca. Fueron sin duda hit del verano.

Despedido (Coca-cola)

Uno de tantos mí­ticos anuncios que nos ha regalado Coca-cola. Tres formas distintas de afrontar la vida: alegrí­a, tristeza e ira, con su equivalente musical en góspel, ópera y rap. Y una sola persona: Jim Carrey. El hombre de las mil caras (a BFace le gusta esto –ahora es cuando me despiden a mí­-). Aparte, esta compañí­a nos ha dado otros hits musicales como el Pita del o el mí­tico del obrero de Coca-cola light en los 90 con I just want to make love to you de Etta James.

Forever young (Seat Ibiza)

Y si por algo se caracterizan las empresas automovilí­sticas es por su buen gusto musical. Seat Ibiza lanzó este spot en 2010 con una versión del mí­tico Forever young de Alphaville, una de las joyas de los 80. Perfecta para cuando estás un poco decaí­do y quieres retomar con fuerza tus metas como cada domingo. Aunque la banda sigue existiendo, sus miembros han ido cambiando y en la actualidad sólo editan temas. Lo malo de lo bueno es saber que existe.

En el salón no se juega (IKEA)

Spot dirigido por Nicolás Caicoya (Lee Films) y canción compuesta por Toni M. Mir y Joaquim Molins de Trafalgar 13 consiguió alcanzar el éxito en 2007. El objetivo era hacer llegar la idea de cercaní­a: el salón de la casa es el nuevo centro de ocio familiar, de juegos, de reunión, en contra de lo que habí­a sido tradicionalmente. El éxito, seguramente, en hacernos recordar esa dichosa, pero entrañable, tradición.

La gazza ladra (SONY Bravia)

Y es que no toda la música utilizada en los anuncios iba a tener que ser pop o mamarracheo. Jonathan Glazer (agencia Fallon) para SONY, rompió moldes apostando por la clásica, en concreto la obertura de esta ópera de Rossini, conocida por sus redobles. Con esta obra de arte, sólo necesitas intimidad, un limpia-muebles y un trapo, y conviertes tu casa en La Scala de Milán.

La canción del Cola Cao (Cola Cao)

Y aunque ya llevamos 5 anuncios, este va de regalo. Porque es el anuncio por antonomasia. Es el alfa de la historia publicitaria en cuanto a spots musicales. Compuesta en los años 50 para retransmitirla por la radio, con ella, Cola cao pasó de un diecisiete a centenares de empleados. Fue versionada por el grupo de Eurojunior 3+2 y por mí­ cada vez que me trago una cucharada de Cola Cao a palo seco.

Se nos queda muchas otras en el tintero, pero es que no nos dejaban pasarlas del walkman al ordenador. Al menos, esperamos haberte dejado un bonito recuerdo y lleno de grumitos.

[socialpoll id=»2254157″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies